Un día en una escuela cubana ( + FOTOS )

55320-fotografia-g

FOTO: Roberto Suárez

El Sistema Educativo de Cuba ha sido reiteradamente distinguido en el ámbito internacional por su alta calidad, profesionalidad y espíritu de justicia social.

Un informe elaborado por el Consejo Económico y Social de la ONU resaltó en 2014 los éxitos del sistema educativo general cubano en concordancia con la constitución vigente, aprobada en 1976. El gobierno revolucionario considera el alcance y repercusión positiva de la instrucción pública como uno de los máximos logros de la sociedad socialista.

Permitir el acceso a la educación primaria de todos los menores fue una de las medidas a tal fin desde el triunfo de la Revolución y en ese sentido hacia diciembre de 1960 se construyeron aproximadamente diez mil nuevas aulas y la escolarización se elevó a cerca del 90 por ciento en las edades de 6 a 12 años.

55313-fotografia-g

Escuela Primaria Mario Muñoz, del municipio Centro Habana 

Igualmente, se convirtieron en centros de estudios generales docenas de instalaciones militares erigidas por anteriores gobiernos durante la seudorepública, con una capacidad de alrededor de 40 000 alumnos.

55314-fotografia-g

FOTO: Roberto Suárez 

En cuanto a la Educación Primaria, en particular, a los niños se le imparten desde primer grado a quinto grado: matemática, español, informática, el mundo en que vivimos, educación física, educación artística, e inglés. A partir de quinto grado y en sexto grado se le imparte a los estudiantes, además de las materias antes dictadas, las siguientes: educación cívica; historia de Cuba, geografía de Cuba, ciencias naturales y educación laboral.

La Reforma Integral de la Enseñanza se declaró también en 1959 y determinó que el objetivo primordial de la educación era el pleno desarrollo del ser humano. Se constituyó además el Contingente de Maestros Voluntarios con 3 000 personas que partieron educar a los campesinos que vivían en lugares remotos.

55315-fotografia-g

FOTO: Roberto Suárez 

Otras campañas notables englobadas en la Campaña Nacional de Alfabetización fueron: Brigada de Maestros de Vanguardia Frank País que trabajó en las provincias de Oriente, Las Villas y Pînar del Río, Plan de Educación para Campesinas Ana Betancourt, a principios de 1961 y que dictó clases de corte y costura en La Habana.

El 6 de junio de 1961 se dictó la Ley de Nacionalización de la Enseñanza que suprimió la educación privada y los viejos métodos de enseñanza y estableció una educación revolucionaria. Gracias a todas estas perspectivas dimensionadas por el estado socialista, organismos internacionales como la OCDE, la Unesco y el Banco Mundial se muestran complacidos con las estadísticas cubanas en el sector de la instrucción pública.

55319-fotografia-g

FOTO: Roberto Suárez 

Un hecho es que desde el primer minuto de vida de la Revolución Cubana, el nuevo gobierno toma la decisión de desmantelar el viejo el sistema educativo y construir uno nuevo. Todas las escuelas y universidades privadas quedan abolidas.

Por tanto, el Ministerio de Educación (Mined) asumió el control y la responsabilidad de todo tipo de escuelas en la Isla y el primer plan estratégico de gran envergadura consistió en eliminar el analfabetismo, además el Mined estableció la obligatoriedad de la educación primaria y secundaria. La propuesta educativa del gobierno tuvo consenso de  todo el pueblo cubano.

Según una investigación internacional realizada en 2013 por el Laboratorio de Evaluación de la Calidad de la Enseñanza de la Organización de las Naciones Unidad para la Ciencia, la Cultura y la Educación Unesco, los alumnos cubanos obtuvieron resultados positivos que casi duplican a sus condiscípulos de los países que más se les acercaron, en unas pruebas de Matemáticas y Lenguaje aplicadas por los expertos.

55321-fotografia-g

FOTO: Roberto Suárez 

De acuerdo con el coordinador de esa pesquisa, el desempeño de los niños cubanos de tercer y cuarto grado en matemáticas y lenguaje, fue tan dramáticamente superior, comparado con el resto de las demás naciones, que la agencia de las Naciones Unidas que administró ese examen, decidió investigar a fondo las conclusiones.

Lo cierto es que el sistema de educación cubano, como el sistema de salud, han sido prioritarios del gobierno nacional desde los más tempranos días de la Revolución y a través de cinco décadas. Los resultados son especialmente remarcables, pues la Isla ha vivido bajo un bloqueo económico implantado por Estados Unidos durante medio siglo.

Estudiosos afirman que la investigación de la Unesco debería de servir de acicate a otras naciones de la región y a gobiernos que se dedican a criticar a Cuba, sobre todo porque resulta significativo, igualmente, que la isla supere con creces los índices alcanzados por escuelas privadas en casi todas las naciones latinoamericanas.

55316-fotografia-g

FOTO: Roberto Suárez 

55317-fotografia-g

FOTO: Roberto Suárez 

55322-fotografia-g

FOTOS: Roberto Suárez 

55323-fotografia-g

FOTO: Roberto Suárez 

55324-fotografia-g

FOTO: Roberto Suárez 

(Tomado del Periódico Juventud Rebelde)

Cubanos entre Costa Rica y Nicaragua no emigran, “huyen de Cuba”

Por Marcos Torres / Las Torres de Marcos

Cubanos-Costa-Rica2

La emigración es tan antigua como la historia de la humanidad, gracias a ella hemos poblado todas las tierras inimaginables de nuestro planeta, pero cuando de Cuba se trata ya ustedes conocen el cintillo; los cubanos no emigran “huyen del Régimen”.

Somos hijos de una pequeña isla, formada por emigrantes desde los exterminados nativos, pasando por los colonizadores de la madre patria, africanos desarraigados y esclavizados, chinos y filipinos contratados como fuerza de trabajo barata, franceses y haitianos e inclusive norteños que poblaron esta tierra en los últimos 500 años.

Pero después de enero de 1959, con el triunfo de un proceso político diferente, el tema migratorio no ha dejado de politizarse por los detractores de la Revolución cubana. A los Estados Unidos “emigraron” los militares derrotados de la dictadura de Fulgencio Batista, seguida de una burguesía nacional que no se impuso como clase, pues vivió siempre mirando al norte; la campaña anticomunista desató la Operación “Peter Pan”, a la que siguió Camarioca, Puente Aéreo, Mariel y los Balseros de 1994.

Para proteger a estas oleadas de “cubanos desesperados” no faltó un cuerpo legal aprobado por el Congreso norteamericano en 1966, la flamante Ley de Ajuste Cubano, que aún vigente otorga privilegios especiales a los “perseguidos” isleños; contrario a lo que ocurre con los restantes latinoamericanos quienes reciben la negativa de los consulados gringos en sus respectivos países, se les persigue y reprime por toda la frontera que marca el río Bravo, se construyen muros infranqueables o son devueltos por el “eficiente” servicio de la Guardia Costera de los Estados Unidos de América.

Los cubanos que desean emigrar al Norte y “no clasifican” en el engorroso proceso de entrevistas, documentos y dinero de la actual Embajada norteamericana, a pesar del compromiso de otorgar 20 mil visas anuales después de los Acuerdos Migratorios de 1994, tienen ante sí, la zanahoria de un instrumento legal que le otorga la ciudadanía norteamericana a los 365 días de pisar territorio continental.

Después del 17 de diciembre 2014 lejos de disminuir las cifras de cubanos que se acogen a la susodicha “Ley”, ha ocurrido todo lo contrario y comienzan a dispararse las alarmas de los medios de prensa locales de la Florida léase “El Nuevo Herald” y “Sun Sentinel”, pues cuando de fondos monetarios se trata, los reyes del pragmatismo aprietan los cinturones y comienzan a calentar la pista del show anticubano.

La maquinaria propagandística contra Cuba, no ha dejado de amplificar casi a diariolas penurias de los coterráneos que buscan de las más diversas maneras llegar a la tierra de la primera potencia mundial, por el momento; sembrando, como es de esperar, la matriz de que huyen de la “dictadura” por falta de oportunidades, esperanzas, perspectivas y futuro, pues no pueden ocultar que en su inmensa mayoría son jóvenes saludables y preparados gracias a los “precarios servicios de salud y educación” de la Cuba revolucionaria. Aunque las causas que provoca estos éxodos, se toca solo de soslayo “se incrementan el número de emigrantes cubanos por el temor a que desaparezca la Ley de Ajuste”.

Ahora, se encuentran en la riesgosa encrucijada de mantener una “envejecida” Ley que constituye un seductor estímulo solo para cubanos, a merced de peligrosas rutas, lidiando con coyotes, traficantes de drogas y servicios migratorios de ocho países latinoamericanos.

Modificar la “Ley de Ajuste” conllevaría a estructurar un sistema de prohibición y persecución de los acogidos, para impedir que vengan a visitar familiares y amigos, o de vacaciones todos los años “al país que los persiguió”.

Derogarla, y enfrentar a la camada de congresistas anticubanos que lo tomarán como una gran derrota de la bien engrasada maquinaria de presión sobre, Cubita la Bella.

En lo que se ponen de acuerdo con la opinión pública de la no homogénea comunidad cubana del sur de la Florida y activan el entramado y burocrático Congreso, me despido como dicen en mi barrio “la pelota está de tu lado”.

Asamblea Nacional: Discurso del General de Ejército Raúl Castro Ruz

Discurso del General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en la clausura del IV Período Ordinario de Sesiones de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en el Palacio de Convenciones, el 20 diciembre de 2014, “Año 56 de la Revolución”.

(Versiones Taquigráficas – Consejo de Estado)

FOTO: Roberto Suárez/ Juventud Rebelde

FOTO: Roberto Suárez/ Juventud Rebelde

Compañeras y compañeros:

Hemos tenido intensas y emotivas jornadas en los últimos días.

Este propio mes de diciembre celebramos exitosamente la V Cumbre Caricom-Cuba y el pasado domingo la XIII Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, ocasión en que rendimos merecido homenaje a sus artífices: el entrañable presidente bolivariano Hugo Chávez Frías y el Comandante en Jefe de la Revolución Cubana,  compañero Fidel Castro Ruz (Aplausos).

Nos acompañan en esta sesión Gerardo, Ramón y Antonio, motivo de genuino regocijo y alegría para todo nuestro pueblo —sobre este importante asunto ampliaré en la parte final de mi intervención. Se encuentran también presentes los compañeros Fernando y René y los familiares de los Cinco Héroes, al igual que el joven Elián González, su padre Juan Miguel y el Coronel Orlando Cardoso Villavicencio, Héroe de la República de Cuba, quien sufrió severa prisión por más de 10 años en Somalia.

Como ha sido habitual en las sesiones de nuestro Parlamento, me corresponde pasar revista al desempeño de la economía en el año que concluye y el Plan y Presupuesto para el 2015, cuestiones que han sido profundamente debatidas por los diputados en las 10 comisiones y también en la sesión plenaria de ayer.

Al análisis de esos asuntos se dedicó igualmente el Noveno Pleno del Comité Central del Partido, efectuado el pasado jueves.  Por tanto, solo haré una breve referencia a estos temas.

Fue explicado que el Producto Interno Bruto, conocido como PIB, tuvo un crecimiento del 1,3%, inferior a lo planificado inicialmente, en lo que influyó el insuficiente desempeño en el primer semestre, durante el cual se afrontaron limitaciones financieras de envergadura a causa del incumplimiento de ingresos externos, condiciones climatológicas adversas e insuficiencias internas en la gestión económica. Realmente en la segunda mitad del año se logró revertir modestamente esa tendencia y se alcanzó un resultado superior.

El Plan del próximo año consolida y refuerza la dirección de un crecimiento más sólido de la economía cubana, basado en la potenciación de las reservas internas de eficiencia, reanimación de los sectores productivos, en particular de la industria manufacturera, utilización más eficiente de los portadores energéticos e inversiones superiores en infraestructuras y la producción material, a la vez que se preservan los servicios sociales como la salud pública y educación a nuestra población.

Para el año 2015 se proyecta un crecimiento del PIB de poco más del 4%, objetivo alcanzable teniendo en cuenta que se dispone con suficiente antelación de un mejor aseguramiento financiero en comparación con el inicio del 2014. Ello no quiere decir que resultará fácil ni mucho menos. Deberemos seguir enfrentando los efectos de la crisis económica global y del bloqueo norteamericano que se mantiene en pie, generando innegables obstáculos al desarrollo de nuestra economía.

Al mismo tiempo, continuaremos honrando estrictamente los compromisos asumidos en el reordenamiento de las deudas con nuestros principales acreedores y así contribuir a la paulatina recuperación de la credibilidad internacional de la economía cubana.

En la tarde de ayer la Asamblea Nacional aprobó la Ley del Presupuesto del Estado para el año 2015, el cual contempla un déficit del 6,2% del PIB, que se ha considerado aceptable en las actuales circunstancias. Se incorporan nuevos tributos y se reduce la carga impositiva al sistema empresarial en correspondencia con la aplicación gradual de la Ley Tributaria.

Al propio tiempo, se han adoptado diferentes medidas para reforzar el control fiscal ante indisciplinas y la evasión de impuestos por las personas jurídicas y naturales.

En esta materia no solo debe sancionarse a quienes incumplen, pues la impunidad equivaldría alentar a la transgresión de las normas legales vigentes, consideramos que también es necesario fomentar en las instituciones, empresas, cooperativas y trabajadores por cuenta propia una cultura de civismo fiscal y que se comprenda que los tributos constituyen la fórmula principal para redistribuir la renta nacional en interés de todos los ciudadanos.

Por otra parte, ha mantenido su avance el proceso de implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, aprobados por el 6to Congreso. Como se ha informado, nos encontramos en una etapa cualitativamente superior en esta materia, en la que se abordan tareas de extrema complejidad, cuya solución impactará todas las facetas del quehacer nacional.

Me refiero, en primer lugar, al proceso de unificación monetaria, donde se ha progresado sólidamente en la segunda mitad del presente año desde el punto de vista conceptual y se ha logrado delinear un abarcador programa de medidas en interés de evitar afectaciones a la economía y la población.

Favorable acogida entre los ciudadanos ha tenido la decisión de generalizar la venta en CUP en las tiendas recaudadoras de divisas, la  que continuará ampliándose gradualmente.

La ocasión es propicia para ratificar dos conceptos que no debemos soslayar.

El primero es que la Unificación Monetaria no es la solución universal o inmediata de todos los problemas que afronta nuestra economía.

Esta importante decisión deberá complementarse por un conjunto de medidas macroeconómicas que favorezcan el ordenamiento monetario del país mediante instrumentos que aseguren el equilibrio de las finanzas nacionales, lo cual contribuirá decisivamente a mejorar el funcionamiento de la economía y la construcción en Cuba de un socialismo próspero y sostenible.

El segundo concepto y no menos importante, es que se garantizarán los depósitos bancarios en divisas extranjeras, pesos cubanos convertibles (CUC) y pesos cubanos (CUP), así como el efectivo en manos de la población y las personas jurídicas nacionales y foráneas.

Conocemos que no han dejado de manifestarse dentro y fuera del país criterios, con sanas y no muy sanas intenciones, acerca del ritmo del proceso de actualización de nuestro modelo económico.

Tampoco han faltado desde el exterior exhortaciones abiertas a apresurar la privatización, incluso de los principales sectores productivos y de servicios, lo que equivaldría a deponer las banderas del socialismo en Cuba.

Tal parece que estos últimos no se han molestado en dar una lectura a los Lineamientos, donde con toda claridad se expresa, cito: “El sistema económico que prevalecerá en nuestro país continuará basándose en la propiedad socialista de todo el pueblo sobre los medios fundamentales de producción, donde deberá regir el principio socialista ‘de cada cual según su capacidad y a cada cual según su trabajo’, fin de la cita.

Proseguiremos haciendo realidad los acuerdos del 6to Congreso del Partido Comunista de Cuba con responsabilidad y firmeza, a la velocidad que soberanamente decidamos aquí, sin poner en riesgo la unidad de los cubanos, sin dejar a ninguno abandonado a su suerte, sin aplicar terapias de choque y sin renunciar jamás a los ideales de justicia social de esta Revolución de los humildes, por los humildes y para los humildes.

Ya el próximo año iniciaremos las actividades preparatorias para la celebración en abril del 2016 del 7mo. Congreso del Partido, previo al cual se desarrollará un amplio y democrático debate con la militancia comunista y todo el pueblo acerca de la marcha de la implementación de los Lineamientos.

Estrechamente asociado a la actualización del modelo se encuentra el proceso de paulatina, repito, paulatina descentralización de facultades desde los ministerios hacia el sistema empresarial.

No es algo que pueda hacerse de la noche a la mañana si queremos tener éxito. Se requiere un tiempo prudencial para preparar y capacitar, como lo venimos haciendo, a los cuadros a todos los niveles, modificar la mentalidad arcaica y desechar viejos hábitos, así como elaborar e instrumentar el marco jurídico y procedimientos precisos que permitan a unos y otros controlar que las decisiones se apliquen de manera adecuada, rectificar oportunamente los errores y de ese modo evitar retrocesos innecesarios.

A favor de una mayor autonomía de la empresa estatal socialista, entre otras medidas, se amplió y flexibilizó su objeto social, se definió el encargo estatal y se otorgaron facultades para la comercialización de los excedentes productivos. Asimismo, se dispuso la eliminación de límites administrativos para el pago de salarios vinculados a los resultados.

Estas transformaciones deberán ejecutarse de manera gradual, sin apresuramientos, con orden, disciplina y exigencia.

La justa aspiración a devengar mayores salarios es una cuestión muy sensible, en la cual no nos está permitido equivocarnos, ni dejarnos conducir por el deseo o la improvisación.

Nos alegra que aumenten de manera gradual los salarios de aquellos trabajadores que laboran en las actividades con resultados más eficientes y reportan beneficios de particular impacto económico y social.

Sin embargo, debe quedar bien claro que no se puede distribuir una riqueza que no hemos sido capaces de crear, hacerlo conllevaría serias consecuencias para la economía nacional y de cada ciudadano. Soltar dinero a las calles sin un incremento correspondiente de las ofertas de bienes y servicios generaría inflación, fenómeno que entre muchos otros efectos nocivos reduciría la capacidad adquisitiva de los salarios y de las pensiones, golpeando en primer lugar a los más humildes. Y eso no lo podemos permitir.

Durante el primer año de la aplicación de la nueva política salarial, en no pocas empresas se ha producido la violación del índice del gasto de salario por peso de valor agregado bruto, en otras palabras, se han pagado mayores salarios sin el correspondiente respaldo productivo. He alertado en varias ocasiones que esto hay que considerarlo como una indisciplina grave, muy grave y debe ser enfrentada resueltamente por los dirigentes administrativos y también por las organizaciones sindicales.

Para nadie es un secreto que en nuestro sistema social los sindicatos defienden los derechos de los trabajadores y para lograrlo efectivamente deben ser los primeros en velar no solo por el interés de un colectivo laboral determinado, sino por los intereses de toda la clase obrera, que son en esencia los mismos que sostiene la nación entera.

No podemos dejar espacio a que se desarrolle y fortalezca el egoísmo y la codicia entre nuestros trabajadores. Todos queremos y necesitamos mejores salarios, pero antes hay que crear la riqueza para luego distribuirla según el aporte de cada cual.

Por supuesto, existen otras muchas cuestiones vinculadas a la actualización del modelo económico que no he mencionado, en varias de las cuales se han presentado desviaciones que estamos en la obligación de rectificar a tiempo, en el ánimo de no tener que dar marcha atrás, pero para ello hay que trabajar con mucha seriedad y responsabilidad.

Nadie en el mundo puede negar la destacada ejecutoria internacional de Cuba en el año que culmina. El reto que tenemos por delante los cubanos es muy grande: Hay que situar la economía a la altura del prestigio político que esta pequeña isla del Caribe ha conquistado gracias a la Revolución, al heroísmo y a la capacidad de resistencia de nuestro pueblo. La economía es la principal asignatura pendiente y tenemos el deber de encarrilarla definitivamente hacia el desarrollo sostenible e irreversible del socialismo en Cuba.

Como dije al principio, los diputados y todo el pueblo sentimos la enorme emoción y alegría de compartir la presencia en la Patria de Gerardo, Ramón, Antonio, Fernando y René, convirtiendo en realidad la promesa del compañero Fidel hace trece años. El extraordinario ejemplo de firmeza, sacrificio y dignidad de los Cinco enorgullece a la Nación, que batalló incansablemente por su liberación y ahora los acoge como verdaderos héroes (Aplausos).

Debo reiterar la profunda y sincera gratitud a todos los movimientos y comités de solidaridad que lucharon para conseguir su libertad y a innumerables gobiernos, parlamentos, organizaciones, instituciones y personalidades que aportaron su valiosa contribución.

El pueblo cubano agradece esta justa decisión del Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama. Con ello se ha eliminado un obstáculo en las relaciones entre nuestros países.

El mundo entero ha reaccionado positivamente ante los anuncios que se hicieron el pasado miércoles, valorando su importancia en las relaciones internacionales y especialmente para los vínculos de Estados Unidos con la región, lo que ha suscitado declaraciones favorables de gobiernos, presidentes y reconocidas personalidades, las cuales agradecemos sinceramente.

Ha sido fruto de conversaciones al más alto nivel, sostenidas en estricta discreción y que contaron con la contribución del Papa Francisco y facilidades ofrecidas por el Gobierno de Canadá.

Este resultado ha sido posible, además, gracias a los profundos cambios ocurridos en América Latina y el Caribe cuyos gobiernos y pueblos comparten el reclamo de una nueva política de Estados Unidos hacia Cuba.

Saludamos el planteamiento del Presidente Obama de abrir un nuevo capítulo en los vínculos entre ambas naciones y de introducir los más significativos cambios en la política estadounidense de los últimos 50 años.

Igualmente, reconocemos la disposición expresada por él de sostener con el Congreso norteamericano un debate sobre el levantamiento del bloqueo, así como su anhelo de lograr un futuro mejor para ambos pueblos, nuestro hemisferio y el mundo.

Compartimos la idea de que puede abrirse una nueva etapa entre los Estados Unidos y Cuba, que se inicia con el restablecimiento de relaciones diplomáticas, las cuales deberán estar basadas en las Convenciones sobre Relaciones Diplomáticas y Consulares que regulan la conducta de las Misiones Diplomáticas y Consulares y de sus funcionarios.

A los contactos de alto nivel entre ambos gobiernos, acudiremos con espíritu constructivo, de respeto y reciprocidad, con el propósito de avanzar hacia la normalización de las relaciones bilaterales.

Como expresé el pasado 17 de diciembre, se ha dado un paso importante, pero queda por resolver lo esencial, que es el cese del bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba, recrudecido en los últimos años, en particular en el ámbito de las transacciones financieras, con la aplicación de enormes e ilegítimas multas contra bancos de diversos países.

Nuestro pueblo debe comprender que, en las condiciones anunciadas, esta será una lucha larga y difícil que requerirá que la movilización internacional y de la sociedad norteamericana continúe reclamando el levantamiento del bloqueo.

Todos los datos indican que una mayoría de los ciudadanos norteamericanos, y aun más amplia de la emigración cubana, favorece la normalización de las relaciones bilaterales. En el Congreso de los Estados Unidos, que convirtió en Ley las disposiciones del bloqueo, también crece la oposición a esta política.

Esperamos que el Presidente de los Estados Unidos utilice con determinación sus prerrogativas ejecutivas para modificar sustancialmente la aplicación del bloqueo, en aquellos aspectos que no requiera la aprobación del Congreso.

Al propio tiempo, estudiaremos el alcance y forma de aplicación de las positivas medidas ejecutivas anunciadas por el Presidente Obama.

Es alentadora su instrucción de revisar la injustificable  inclusión de Cuba en la Lista de Estados Patrocinadores del Terrorismo Internacional.  Los hechos demuestran que Cuba ha sido víctima de múltiples ataques terroristas, muchos de cuyos responsables gozan hoy de impunidad, como todos sabemos, nos han costado miles de muertos y mutilados.

Los pretextos esgrimidos con ese fin carecen absolutamente de base, como todo el planeta conoce. Solo sirven a intereses políticos como falso argumento para justificar el endurecimiento del bloqueo, especialmente en el sector financiero.

Desde Cuba jamás se ha organizado, financiado ni ejecutado un acto terrorista contra personas, intereses o territorio alguno de los Estados Unidos, ni se permitirá. Cada vez que hemos conocido cualquier información sobre planes terroristas contra Estados Unidos, se lo informamos a su Gobierno, al cual desde hace años hemos propuesto establecer un acuerdo de cooperación en esa materia.

Siempre estuvimos dispuestos al diálogo respetuoso, sobre la base de la igualdad para tratar los más diversos temas de forma recíproca, sin sombra a nuestra independencia nacional y autodeterminación y, como Fidel señalara, sin renunciar a uno solo de nuestros principios.

Reitero que solo es posible avanzar a partir del respeto mutuo, que implica la observancia de los principios del Derecho Internacional y de la Carta de las Naciones Unidas, entre ellos, la igualdad soberana de los Estados, la igualdad de derechos y la libre determinación de los pueblos, el arreglo de las controversias internacionales por medios pacíficos, abstenerse de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia de cualquier Estado, y la obligación de no intervenir en los asuntos que son de la jurisdicción interna de los Estados, lo que implica que cualquier forma de injerencia o de amenaza a los elementos políticos, económicos y culturales de un Estado constituye una violación del Derecho Internacional.

En consonancia con la Proclama de América Latina y el Caribe como Región de Paz, firmada por los Jefes de Estado y Gobierno el pasado 29 de enero, en La Habana, durante la Cumbre de la CELAC, todo Estado tiene el derecho inalienable a elegir su sistema político, económico, social y cultural, sin injerencia en ninguna forma por parte de otro Estado, lo que constituye un principio de Derecho Internacional.  Este documento fue firmado aquí en La Habana por todos los Jefes de Estado y de Gobierno de este continente, con excepción de los Estados Unidos y de Canadá, que no fueron invitados a la misma.

Entre los gobiernos de los Estados Unidos y Cuba hay profundas diferencias que incluyen, entre otras, distintas concepciones sobre el ejercicio de la soberanía nacional, la democracia, los modelos políticos y las relaciones internacionales.

Reiteramos la disposición al diálogo respetuoso y recíproco sobre las discrepancias. Tenemos firmes convicciones y muchas preocupaciones sobre lo que ocurre en los Estados Unidos en materia de democracia y derechos humanos y aceptamos conversar, sobre las bases enunciadas, acerca de cualquier tema, de todo lo que quieran discutir, de aquí, pero también de los Estados Unidos.

No debe pretenderse que para mejorar las relaciones con los Estados Unidos, Cuba renuncie a las ideas por las que ha luchado durante más de un siglo, por las que su pueblo ha derramado mucha sangre y ha corrido los mayores riesgos.

Es necesario comprender que Cuba es un Estado soberano cuyo pueblo, en libre referendo para aprobar la Constitución, decidió su rumbo socialista y sistema político, económico y social (Aplausos).

De la misma forma que nunca nos hemos propuesto  que los Estados Unidos cambien su sistema político, exigiremos respeto al nuestro (Aplausos).

Ambos gobiernos debemos adoptar medidas mutuas para prevenir y evitar hechos que puedan afectar los progresos en la relación bilateral, basados en el respeto a las leyes y el ordenamiento constitucional de las partes.

No ignoramos las virulentas críticas que ha debido soportar el Presidente Obama, a causa de los citados anuncios, por parte de fuerzas que se oponen a la normalización de las relaciones con Cuba, incluyendo legisladores de origen cubano y cabecillas de grupúsculos contrarrevolucionarios que se resisten a perder el sustento que les han proporcionado décadas de confrontación entre nuestros países. Harán todo lo posible por sabotear este proceso, sin descartar acciones provocativas de toda índole. Por nuestra parte primará una conducta prudente, moderada y reflexiva, pero firme (Aplausos).

En Cuba existen numerosas y diversas organizaciones de masas, sindicales, campesinas, femeninas, estudiantiles, de escritores y artistas, sociales, incluso representados en el Consejo de Estado, y no gubernamentales, muchas de ellas representadas por diputados a esta Asamblea, a las que ofendería que se les confundiera con unos pocos cientos de individuos que reciben dinero, instrucciones y oxígeno del exterior.

En los organismos multilaterales, como la Organización de Naciones Unidas continuaremos nuestra defensa de la paz, del Derecho Internacional y de las causas justas, así como la denuncia de las amenazas a la supervivencia de la especie humana que implican el cambio climático y los arsenales nucleares.

Continuaremos promoviendo el ejercicio de los derechos humanos, incluidos los derechos económicos, sociales y culturales, por parte de todas las personas y del derecho a la paz y al desarrollo de los pueblos.

La Revolución Cubana debe profunda gratitud a los pueblos, partidos y gobiernos de quienes ha recibido invariable y permanente solidaridad y seguirá orientando su política exterior sobre bases inamovibles de fidelidad a los principios (Aplausos).

Símbolo de lo anterior son las especiales relaciones que mantenemos con la República Bolivariana de Venezuela a la que seguiremos brindando apoyo frente a los intentos de desestabilizar al gobierno legítimo que encabeza el compañero presidente Nicolás Maduro Moros y rechazamos las pretensiones de imponer sanciones a esa hermana nación (Aplausos).

Como señalé días atrás tenemos la disposición a cooperar con Estados Unidos en el ámbito multi y bilateral ante peligros que requieren respuestas humanitarias colectivas y eficaces, que no debieran nunca politizarse.

Este es el caso del enfrentamiento al Ébola en África Occidental y la prevención en las Américas, tal como proclamó la reciente Cumbre Extraordinaria del ALBA que sostuvimos en La Habana sobre el tema el pasado mes de octubre.

Como he declarado en las recientes Cumbres de CARICOM y del ALBA, agradezco la invitación del presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, a participar en la VII Cumbre de las Américas y confirmo que asistiré para expresar nuestras posiciones, con sinceridad y respeto por todos los Jefes de Estado y Gobierno, sin excepción.

La participación de Cuba es resultado del sólido y unánime consenso de la América Latina y el Caribe, que vive una nueva época y se ha unido, dentro de su diversidad, en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) que Cuba se honró en presidir el pasado año.

No olvidamos que el ALBA, con su permanente reclamo y el apoyo de todos los países de la región, logró la eliminación de aquellas viejas y oprobiosas sanciones a Cuba establecidas en 1962 por la Organización de Estados Americanos, en la República de Honduras, donde apenas un mes después derrocaron, por un golpe de Estado, al presidente de dicho país, el compañero Zelaya.

Compañeras y compañeros:

Dentro de pocas jornadas estaremos celebrando el nuevo año y el aniversario 56 del Triunfo de la Revolución, y hace solo dos días, el 18 de diciembre, se cumplieron 58 años del reencuentro con Fidel en Cinco Palmas de Vicana en la Sierra Maestra (Aplausos), en el corazón de la Sierra Maestra, y de su histórica exclamación al conocer que en total contábamos con siete fusiles para reiniciar la lucha  ¡Ahora sí ganamos la guerra!(Aplausos).

La inquebrantable fe en la victoria que nos inculcó Fidel continuará conduciendo a todo nuestro pueblo en la defensa y perfeccionamiento de la obra de su Revolución.

¡Felicidades en el nuevo año!

¡Saludamos el nuevo Año 57 de la Revolución Cubana!

Muchas gracias (Ovación).

Cuba: Del liderazgo carismático al mandato institucional

Por: Ricardo Ronquillo 

Cuando tras una proclama al pueblo cubano Fidel renunció a sus responsabilidades políticas, gubernamentales, estatales y militares, y Raúl alertaba que el Comandante en Jefe de la Revolución era uno solo y que su prestigio y autoridad históricos podían ser reemplazados únicamente por el Partido Comunista, el proyecto socialista en el archipiélago se adentró en terreno desafiante.

La propuesta política que triunfó en enero de 1959 y que alcanzó su forma institucional con la Constitución de 1976, todavía tiene por delante la meta de sobreponerse a la dependencia histórica del liderazgo que caracterizó a modelos socialistas similares.

No puede desconocerse que el carisma y la empatía de Fidel fue determinante para que Cuba sorteara el colapso de los modelos socialistas europeo y soviético, como revelaron los resultados de una indagación de filósofos jóvenes tras ese derrumbe.

El Partido y sus nuevos conductores están apremiados a asumir, dentro del marco constitucional, los principios y prácticas políticas de empatía y cercanía con el pueblo legados por uno de los políticos humanistas más emblemáticos y sagaces del siglo XX.

No por casualidad algunos enemigos del proceso presentan a los cubanos como un pueblo «fanatizado». La manipulación incluso terminó por convertirse en táctica política de algún sector reaccionario dentro de Estados Unidos, para el cual la llamada «solución biológica» es la apuesta para el derrocamiento de la Revolución. Por esa razón la propaganda contrarrevolucionaria machaca sobre el supuesto carácter de «dictadura» del proceso político cubano.

Sin embargo, semejantes visiones colocan a los enemigos de la Revolución en un error de cálculo. Pese a las debilidades institucionales reconocidas que el sistema posee y que los reajustes estructurales actuales buscan corregir, incluida una posible reforma constitucional, la Revolución levantó un sólido sistema de instituciones, exitoso en no pocos aspectos —incluyendo el político—; de lo contrario no hubiera podido soportar el enfrentamiento a la mayor potencia mundial.

Por ello la presencia de Fidel en la sesión de clausura del VI Congreso del Partido alcanzó un simbolismo y connotación políticos que apuntan profundamente hacia el horizonte de la sociedad cubana. El 19 de abril de 2011 debe marcarse como el día cuando culminó el delicado interregno abierto tras la Proclama del líder revolucionario al pueblo de Cuba.

La decisión de los delegados al VI Congreso de elegir al frente del Partido a Raúl, y los pronunciamientos de este acerca de lo impostergable de iniciar la concienzuda preparación del relevo de la dirigencia política y estatal del país, situaron a Cuba y a su Revolución en un tiempo especial.

El pronunciamiento de Raúl sobre la pertinencia de limitar el tiempo de ejercicio en los cargos políticos y estatales a un período no mayor de dos mandatos —y su anuncio de que el presente es el último suyo— constituye uno de los más llamativos y de los que mayor influencia ejercerán en el devenir sociopolítico de este archipiélago en lo adelante.

Definitivamente, la Revolución Cubana está acercándose a uno de sus momentos más decisivos: demostrar que alcanzó madurez suficiente para sobrevivir a su liderazgo fundacional y que el orden constitucional que fundó —y que ahora actualiza— garantiza la irreversibilidad del socialismo como ideal resumen de los sueños de sucesivas generaciones de revolucionarios.

No fue casual que Raúl alertara, desde el balcón del Ayuntamiento santiaguero en el aniversario 55 de la Revolución, que las nuevas generaciones de dirigentes, que paulatina y ordenadamente van asumiendo las principales responsabilidades en la dirección de la nación, nunca podrán olvidar que esta es la Revolución Socialista de los humildes, por los humildes y para los humildes, premisa imprescindible y antídoto efectivo para no caer bajo el influjo de los cantos de sirena del enemigo, que no renunciará al objetivo de distanciarlas del pueblo, en el propósito de socavar su unidad con el Partido Comunista, «único heredero legítimo del legado y la autoridad del Comandante en Jefe de la Revolución Cubana».

Desde el VI Congreso se lanzaba el mensaje de que en Cuba no debe haber ruptura, sino continuidad; no habrá rompimiento, sino respeto por la historia; no habrá desmantelamiento, sino rearticulación, a partir de la rectificación de los errores cometidos en el largo trayecto por buscar la justicia.

Para el intenso clamor que antecedió al evento de rearmar la Patria aspirada en la Constitución: con todos y para el bien de todos, no debería ser otro el camino. En esos pronunciamientos no solo quedó plasmada la satisfacción por la obra forjada por el socialismo durante su existencia, sino también la inconformidad con sus defectos, que aquí buscan enmendarse con los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución aprobados en el VI Congreso.

Con independencia de sus debilidades, el socialismo cubano tiene que demostrar que está institucionalmente preparado para ser dialéctica y potencialmente capaz de enfrentar sus contradicciones sin renunciar o sacrificar sus fundamentos.

( Tomado de Juventud Rebelde ) 

Entrevista a Edmundo García

“A todos los emigrados cubanos, Cuba se lleva por dentro, no por fuera” Desde que surgió nuestro blog hemos insistido mucho en la importancia de “rescatar” la emigración cubana, de aceptarlos como cubanos que residen en otro país, de ser inclusivos y no exclusivos al respecto. Ya quedaron muy atrás los tiempos en que se les llamaban “traidores” o les arrojaban huevos indiscriminadamente. Los que en la actualidad no comprendan la importancia que tienen los emigrados cubanos para los cubanos que seguimos aquí, están ciegos ante el hecho de que todos hemos visto partir a un familiar o un amigo, que lo siguen siendo pese a la distancia. Por tanto nos hemos empeñado en acercar un poquito más a los cubanos de las dos orillas, los que se fueron y los que se quedaron, acercar a todo aquel que sabe respetar al prójimo y respetar tanto su decisión de marcharse como de quedarse. Los azares de la vida son muy complejos y sería una tontería no entender que si las variables que afectaron nuestras vidas hubieran operado de forma distinta, quizás fuéramos nosotros los que miráramos a Cuba nostálgicamente y nos interesaríamos por su destino. Le realizamos esta entrevista a Edmundo García, un cubano que vive en Miami como muchos tantos, pero pudo habérsele realizado a muchos más, de hecho, esa es nuestra intención. Esta es la mirada de Edmundo sobre temas nacionales de vital interés para todos, tanto dentro como fuera. Esperamos aporte al diálogo, tan necesario estos días. 1. La figura de Martí es muy usada por los enemigos de la Revolución Cubana, que lo utilizan como símbolo. ¿A tu juicio, cómo es posible que personas, que en la mayoría de los casos tienen ideas anexionistas, utilicen la figura de Martí siendo este un profundo antiimperialista? No solo mal interpretan a Martí y manipulan su imagen sin escrúpulo alguno, sino que son los mismos que lo habían menoscabado desde la República aceptando el tutelaje neocolonial, tanto que casi lo dejan morir en el año de su centenario. 2. A los más jóvenes los enemigos de la Revolución nos quieren convencer de que algún día, nosotros vamos a “conocer la verdad” sobre las cosas que han hecho Fidel y los demás líderes históricos, y nos ponen ejemplos de hechos ocurridos en países europeos, antiguamente capitalistas. ¿Cómo es posible que no entiendan que nosotros no seguimos a un hombre sino su obra? ¿Cómo es posible que no entiendan que las raíces del Socialismo en Cuba son diferentes a las de Europa? Fidel es la figura mas trascendental de la historia cubana, el continuador de Martí, aquí hablan de post-castrismo como si la historia se pudiera etiquetar igual que una marca de compotas, Fidel y la Revolución Cubana pusieron a Cuba en el Mundo, pero no solo a Cuba, a decena de hombres y mujeres en el mundo que creían y creen en la justicia social, Fidel es para siempre, para todos los tiempos y para miles de millones en el mundo. Fidel es el referente de la nación, es y será la pupila insomne de la soberanía de la patria y lo seguirá siendo aún cuando no esté en vida, es hacia donde las futuras generaciones de cubanos tendrán que mirar y buscar, su legado es lo que nos salva. La Revolución Cubana no fue impuesta desde fuera, no renunció jamás a su carácter nacionalista, no fue satélite de nadie, como se empeñan en decir quienes viven difamándola, ahí esta solita desde hace 20 años sin tanques en las calles, ni bayonetas, desaparecidos o desamparados. 3. Tú has dicho varias veces que tu formación ideológica la alcanzaste viviendo en los Estados Unidos, viendo cómo pensaban las personas que se oponen al proceso revolucionario, y la forma en que actúan. ¿Qué pensabas de la Revolución cuando vivías en Cuba? ¿Qué motivos te impulsaron a dejar tu país? Nunca fui un desafecto a la Revolución, nunca, más bien era alguien que no activaba un grupo de reflejos que se despiertan cuando chocas de cerca con los enemigos de la nación y los tienes tan cerca. ¿De Cuba? De Cuba nunca me he ido ni me iré, vivo fuera de Cuba por razones personales que respondieron a un momento determinado, pero nunca he dejado de sentir a Cuba en mi pecho, y nunca siento más rabia y orgullo que cuando modestamente me toca defenderla cuando la atacan, así que no siento que me he ido, simplemente vivo en otra parte. 4. ¿Cuál es tu opinión sobre el sistema democrático cubano, que ha sido muy atacado por Estados Unidos y Europa? El sistema electoral cubano, el parlamentarismo unicameral no es exclusivo de Cuba, algunas de las sociedades más desarrolladas de Europa lo tienen o han tenido, con respecto a las críticas que le hacen yo les diría a quienes lo hacen: ¿y qué? Es una voluntad que un pueblo respalda en una inmensa mayoría con una participación popular superior al 90% en urnas que escoltan los pioneros, que por demás lucha por ser cada día más plural y representativo; así que les repetiría a los injerencistas: ¿y qué? 5. Los enemigos del proceso revolucionario esperan porque las nuevas generaciones de cubanos, una vez que asuman la continuidad de la Revolución, entreguen el país y cedan ante el capitalismo. ¿Qué crees de eso? ¿No podríamos nosotros esperar que una nueva generación en la emigración, pueda ser la clave para el levantamiento del bloqueo y la normalización de las relaciones de los Estados Unidos con Cuba? Que sigan esperando, seguirán acumulando frustraciones y fracasos en su andar a ninguna parte. Creo que lo que sucederá es lo segundo, que nuevas generaciones de emigrados comenzarán a tomar conciencia y actuar en defensa de su Patria, cambiando el lugar donde viven. Las nuevas medidas anunciadas por Raúl deben convertirse en un estímulo mayor para esta toma de conciencia. 6. Tú sufres a diario en tu programa de radio la intolerancia de ese grupo de personas que son incapaces de respetar el criterio de los demás y no encuentran otra vía para expresar su opinión que ofendiendo y difamando sobre tu persona. ¿Cómo manejas esa situación? ¿No es irónico que las mismas personas que acusan a Cuba de intolerancia se comporten después de esa forma? Que me ataquen a mí no importa, yo puedo defenderme y lo hago, además las difamaciones personales me resbalan, uno toma las cosas según de quien o quienes vengan; lo que es bochornoso es que ataquen al pueblo cubano, a la nación, a la mujer cubana, a la soberanía nacional, a los 5 luchadores antiterroristas cubanos presos inmoralmente aquí. ¿A mí? A mí no importa. 7. En todas las comparecencias de Raúl, llama a la prensa a estar a la altura de los acontecimientos que se desarrollan en Cuba. Si mañana tuvieras la oportunidad de hacer un programa en la radio o en la televisión en Cuba: ¿cuáles serían los temas a tratar en tu programa? ¿Qué le falta a la prensa cubana actual? Si un día volviera a tener un espacio público en Cuba sería para lo mismo que hago aquí: defender por cualquier camino a Cuba. Si el espacio es político, cultural o de lo que sea, siempre será para dar mi corazón a Cuba. Te diría que veo a la prensa cubana sacudiendo la inercia y jugando un papel mucho más activo y evolutivo, está caminando bien, con un tiempito mas será muy superior, en Cuba hay excelentes profesionales en la prensa, de hecho hoy por hoy es mas crítica y combativa que la que se hace en Miami. 8. El uso de las nuevas tecnologías son el arma predilecta de la administración de Obama, sin embargo una gran parte de la población no tiene acceso a ella. ¿Qué le falta a nuestra televisión para preparar al pueblo contra este tipo de agresión? Darle información, reaccionar rápido y darle respuesta rápido a los temas, aceptar el reto, ir al debate público, a la batalla. 9. A partir de las declaraciones realizadas en una entrevista que le hicieras al pintor cubano Pedro Pablo Oliva sucedieron una serie de acontecimientos. Después de que ha pasado un tiempo de esos hechos ¿Cómo valoras lo ocurrido? Cuando fui a entrevistar a PPO no imagine que ese gran pintor al que no veía ni hablaba hacía más de 10 años se me bajaría con la “originalidad” del pluripartidismo en la situación actual de Cuba, realmente aquello, que yo no pregunté (pero él quiso expresar en la entrevista como pueden ver los lectores si van a ella) me tomó de sorpresa, no lo censuré pero tampoco me censuré yo mi opinión en el tema, como también pueden ver en la entrevista. Creo que las autoridades culturales manejaron el caso con gran madurez política en el asunto, ojala que PP lo aprecie, ojalá. 10. En el discurso a la Asamblea Nacional realizado por Raúl se refirió a las relaciones de la nación con la emigración, son conocidas tus relaciones con comunidades de emigrados de varios países. ¿Cuáles son sus principales reclamos respecto a sus relaciones con Cuba? ¿Cómo piensas tú que debieran ser las relaciones entre Cuba y sus emigrados? ¿Hasta qué punto la hostilidad del gobierno de los Estados Unidos frenará o retrasará el desarrollo de estas relaciones? Yo nada tengo que reclamarle a Cuba, yo siempre estaré para servirla en sus anhelos, para acompañarla en sus logros y frustraciones, pase lo que pase, esté donde esté, no para reclamarle sino para servirle. Si los EEUU se desmarca de su hostilidad en contra de Cuba, contará con un aliado invaluable en muchos problemas reales que tiene este país. Cuba nunca ha atentado contra los EEUU, que lo acaben de entender y actúen en consecuencia. 11. Como La Joven Cuba es un blog de jóvenes mayormente, quisiéramos saber su opinión sobre la juventud cubana actual y algún consejo que desees transmitirle. Que estudien, que estudien mucho, que lean buena literatura, que se aferren a los valores permanentes de la patria y que quieran a Fidel. Hasta aquí las preguntas más “formales”, pero quisiéramos terminar con el famoso cuestionario que elaborara Bernard Pívot, a ver si nos muestra algo de quién es Edmundo García como persona, y no el nombre que todos conocemos. Estas son las preguntas: ¿Cuál es tu palabra favorita? Solidaridad ¿Cuál es la palabra que menos te gusta? Egoísmo ¿Qué es lo que te enciende (espiritualmente-creativamente-emocionalmente)? Una mujer desnuda y en lo oscuro. ¿Qué es lo que te desanima? La hipocresía. ¿Cuál es el sonido o ruido que más placer te produce? Vivaldi y Silvio Rodríguez. ¿Cuál es el sonido o ruido que aborreces escuchar? El Reggaetón ¿Cuál es tu grosería favorita? Manda P…. esto. Aparte de tu profesión ¿qué otra profesión te hubiese gustado ejercer? Tercera base y primer bate de Los Industriales. ¿Qué profesión nunca ejercerías? La de Mercenario. Si el Cielo existe…y te encontraras a Dios en la puerta ¿Qué te gustaría que Dios te dijera al llegar? Hiciste lo que pudiste con lo que tenías…te puse la buena con San Pedro. Gracias Edmundo.

http://lajovencuba.wordpress.com/

Karol Cariola y Camila Vallejo: “Las reflexiones de Fidel son luz y esperanza para Chile”

Karol y Camila

El líder de la Revolución cubana Fidel Castro recibió en la tarde de este miércoles a la delegación de las Juventudes Comunistas de Chile (JJCC), que visita la Isla por cinco días invitada a las celebraciones por el 50 aniversario de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC).

Karol Cariola, secretaria general  de la JJCC;   Luis Lobos, miembro del Ejecutivo de esa organización, y Camila Vallejo, vicepresidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECh), conversaron por más de tres horas con Fidel, quien les dedicó su más reciente libro, Guerrillero del tiempo, dos volúmenes de las conversaciones con la periodista Katiuska Blanco.

CONTINUAR AQUÍ

Fidel Castro nunca fue excomulgado según ex secretario del Papa Juan XXIII

El líder de la revolución cubana Fidel Castro nunca fue excomulgado por el Papa Juan XXIII, contrariamente a lo que se afirma en la prensa, precisó el ex secretario de aquel Pontífice, monseñor Loris Capovilla, en declaraciones publicadas esta semana en el suplemento Vatican Insider del diario La Stampa.

Muy cordial encuentro del Papa y Fidel, confirma vocero del Vaticano (+ Fotos)

El Papa y Fidel Castro. Foto: Pool del Vaticano

En conferencia de prensa en La Habana, Federico Lombardi, aseguró que el evncuentro entre el líder de la Revolución cubana Fidel Castro y el Papa Benedicto XVI fue “muy cordial”.

Dijo que la reunión, pactada por una media hora en la sede de la Nunciatura Apostólica de La Habana, fue de “gran cordialidad, como se podrá apreciar en las imágenes que se divulgarán del encuentro”.

Acerca de una posible reunión entre el Sumo Pontífice y el Presidente Chávez, aseguró categórico: “No hubo tal encuentro, no se ha solicitado, aunque lo siga diciendo un blogguer en Caracas”.

El Papa y Fidel Castro. Junto al líder de la Revolución, su hijo Antonio. Foto: Pool del Vaticano

El Papa y Fidel Castro. Foto: Pool del Vaticano

El Papa y Fidel Castro. Foto: Pool del Vaticano

( Tomado de cubadebate.cu)

En video, el encuentro de Fidel y Chávez; este domingo programa especial desde La Habana

El Presidente de Venezuela Hugo Chávez intervendrá en un programa especial transmitido desde La Habana, que saldrá al aire este domingo a las 11 de la mañana (hora de Caracas, 10:30 am en Cuba).

La noticia la compartió el Ministro para la Comunicación y la Información de Venezuela, Andrés Izarra, a través de su cuenta de Twitter @IzarraDeVerdad.

El canal Venezolana de Televisión (VTV) transmitió este sábado en horas de la noche un video del encuentro entre el Presidente Chávez  y el líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, que ponemos a disposición de nuestros lectores.

(Tomado de cubadebate.cu)

A %d blogueros les gusta esto: