El líder cubano Fidel Castro asistió a un acto de homenaje a Vilma Espín

Fidel-Castro

Foto de Archivo (AP Photo/Javier Galeano)

El líder cubano Fidel Castro asistió a un acto de homenaje a Vilma Espín,   heroína de la Revolución, según informó el Noticiero de la Televisión Cubana.

Fidel visitó el complejo educacional Vilma Espín de La Habana donde, junto a alumnos y maestros de círculo infantil y enseñanza primaria, participó en un homenaje a la fundadora de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) en la jornada en que se celebra el 86 aniversario de su nacimiento.

“Yo estoy seguro que un día como hoy Vilma estaría muy contenta”, dijo el líder histórico de la Revolución cubana. “Estaría viendo por qué sacrificó su vida. Todo el que muere luchando por la Revolución va dejando energías en el camino”, añadió.

En la emisión televisiva se pudo ver a Fidel, quien en agosto cumple 90 años, conversando animadamente y saludando a los niños y maestros de la escuela sobre temas relacionados con la educación, la salud y la alimentación.

“Para los que estamos acá consideramos un privilegio estar en esta escuela hoy, porque este tipo de escuela se va acercando a una especie de sueño. Trataba de recordar si conocía algún lugar donde existiera una escuela como esta. No aparece ese lugar”, dijo Fidel.

Boris Fuentes, periodista de la Televisión cubana, que reportó el encuentro, aseguró que Fidel destacó la experiencia de esta escuela y su utilidad para las zonas rurales.

En la Escuela Vilma Espín se cursa el círculo infantil y la enseñanza primaria, y a partir del próximo septiembre se iniciará la enseñanza secundaria.

El Complejo Educacional fue inaugurado el 9 de abril de 2013 y cuenta con bloques docentes, que incluyen biblioteca y laboratorios de computación, y es atendido por 43 trabajadores, entre maestros, auxiliares y personal de servicios.

 

Anuncios

Cuba: Carta abierta a Fernando Ravsberg

Ser o no ser, esa es la cuestión

Por: Justo Cruz

Vamos a ver cómo te lo explico, Fernando Ravsberg.

Quién aquí te escribe es ese cubano residente en Alemania al que tú acusas de haber acusado a  jóvenes periodistas cubanos de haber sido financiados por el “enemigo”.

Según tu opinión, yo soy un cubano “aparentemente revolucionario” que vive hace más de 20 años en Alemania, que “abandonó Cuba en medio de la peor crisis económica que vivió la revolución cubana, cuando muchos creían que naufragaría”.

Tú, Fernando, al parecer eres un uruguayo que en el momento más difícil de la revolución cubana decidió vivir en Cuba para documentar el “naufragio”. Por eso llevas tanto tiempo mandándonos “Carticas desde Cuba”

Como te gusta tanto mi país, decidiste utilizar tus “ahorros” para seguir “des-informándonos”, después que la BBC se dio cuenta de que ya no le servías.

¡Cómo has cambiado Fernando!

Ya se te olvidó el tiempo en el que estabas al servicio de la BBC cuando tenías la tarea de dar cobertura a los “disidentes” cubanos escribiendo notas de prensa y artículos rimbombantes que solo tenían como objetivo darle publicidad a una turba de vividores en las que ni tú, ni tus jefes creían.

Pero esa era la orden. Así funcionan y eso tú también lo sabes. Tú sabes bien cómo funciona, tú fuiste (o eres, ¿quién sabe?) parte del sistema.

Me ofende que un periodista como tú, que en su carrera profesional ha cambiado tantas veces de color, se otorgue el derecho, no solo de acusarme de haber acusado a los míos, sino también de haberlos abandonado cuando el barco parecía naufragar.

Me ofendes, Fernando, y es en este punto donde está el problema. Si tú y tus pagadores de Londres alguna vez creyeron que el barco iba a naufragar, yo no, yo nunca creí en naufragios.

Tú al parecer sí, decidiste vivir en Cuba, en la “primera línea del combate” como corresponsal, al servicio de los mismos medios leguleyos de siempre, para hacer lo que hacen la mayoría de los periodistas acreditados en La Habana, tergiversar la realidad cubana dándole cobertura a huelgas de hambre y disidentes inventados, aún a sabiendas de que todo es un montaje propagandístico para desacreditar a mi país.

En el caso tuyo hay que reconocer que lo hacías con un poco más de inteligencia que los otros, des-informándonos a tu forma. Tu mezcla fue siempre “una de cal y cuatro de arena”, una mezcla disonante que algunas veces confunde, pero no engaña.

A diferencia de los otros, eras un poco más cuidadoso, por eso desayunabas con Dios y comías con el diablo.

A decir de Enrique Ubieta, tú juegas a “estar y a no estar”. Pero la cuestión Fernando “es ser o no ser”.

Fernando, yo no abandoné a los míos, yo salí de Cuba porque decidí vivir con mi esposa alemana a la que había conocido tres años antes durante mis estudios en la universidad. La misma esposa con la que hoy tengo dos hijos maravillosos. Una familia cubana-alemana de la que me siento orgulloso en extremo.

Esto demuestra que la decisión que tomamos hace más de 20 años fue bien tomada. Así que nada de barco, ni de naufragio y mucho menos de abandono de los míos.

Yo no sé cuánto tiempo tú llevas de casado pero yo ya llevo 26 años, así que lo mío no fue solo amor verdadero, sino también amor del bueno.

Mientras te escribo estas líneas, mi esposa y nuestra hija se encuentran en Cuba trabajando en los campos cubanos, formando parte de una brigada de trabajo solidario en los proyectos de la organización de solidaridad con Cuba “Cuba Sí”, de la cual soy coordinador en Alemania.

Aunque tú no lo creas hay alemanes que sacrifican sus vacaciones y se compran un pasaje de avión para ir a Cuba a guataquear con los cubanos en sus campos, entre ellos mi familia.

De eso también me siento orgulloso.

Me siento también orgulloso de formar parte de una organización que el próximo año tendrá el gusto de celebrar sus 25 años de fundada.

Una organización compuesta por compañeros que han hecho de la solidaridad con Cuba el sentido de sus vidas. Más de cuarenta grupos regionales diseminados por toda Alemania, compuestos por personas que no reciben un centavo por lo que hacen, todo lo contrario, dedican su tiempo libre a ser de sueños realidades.

No tienes ni una la más remota idea de las cosas que “Cuba Sí” ha logrado en Cuba, Fernando.

Si no me crees date una vuelta por Yateras en Guantánamo, Managuaco en Sancti Spiritus, Baró en Pinar del Rio o en San José de las Lajas en Mayabeque. Anda, date una vuelta por allá, pregunta por los proyectos de “Cuba Sí”.

Como ves, como cubano residente en el exterior tengo muchísimas razones para sentirme orgulloso de ayudar a mi país desde el primer día que puse un pie fuera de él.

Yo no estoy en la bobería, ni perdiendo mi tiempo disfrutando las “virtudes” del capitalismo alemán, yo estoy trabajando para que las cosas en mi país mejoren porque creo que un mundo mejor es posible.

Si me conocieras no estuvieras hablando las sandeces que has hablado.

Así fui, así soy y así seré y no le permito a nadie que me diga lo que puedo o no decir cuando se trata de mi país, mucho menos a quien como tú cambias de color según la mano de la que comes.

Yo jamás he acusado a nadie de ser financiado por el “enemigo”, eso es una calumnia, tampoco fue mi intención poner en entredicho las cualidades de revolucionarios de esos jóvenes cubanos que estuvieron en Berlín.

Solo quise llamar la atención de algo que nos toca como cubanos, porque tú y yo sabemos Fernando, que los mismos de siempre no han desistido de la idea de convertir a Cuba en su traspatio.

Te hablo de aquellos, a los que durante mucho tiempo, desde tu escritorio, serviste como un siervo.

Yo estuve en la actividad pública donde esos jóvenes participaron y como soy un hombre libre, que puede estar o no de acuerdo con una situación determinada, decidí dar mi opinión al respecto. Es mi derecho y personalmente lo consideré una obligación.

Si esa noche no hubiera dado mi opinión me hubiera reventado de pena.

La forma en la que en esa actividad se enfocó la realidad en Cuba la consideré contraproducente porque pienso que no se puede hablar en un escenario hostil sobre la situación del periodismo en Cuba, hablar sobre falta de libertad de expresión y de prensa, de sequías, de huracanes, de desahucios, y no mencionar ni tan siquiera una vez el injusto e inhumano Bloqueo, la Posición Común de la Unión Europea y las campañas mediáticas que tanto daño le hacen a nuestro pueblo.

Por eso pedí la palabra y di mi opinión al respecto y tú no tienes por ello derecho a ofenderme, ni mucho menos acusarme de inquisidor.

Lo dije allí mismo y nadie se paró a refutarme.

Pero hay una razón mucho más grande por la que decidí dar mi punto de vista al respecto.

Ahora te vas a enterar quién soy y quién me paga Fernando, te lo voy a contar:

Te voy a decir por qué no me canso de hablar de Bloqueos y de Posiciones Comunes.

Soy coordinador de “Cuba Sí”, una organización que desde hace más de 20 años financia proyectos de ayuda al desarrollo para contribuir a que la producción de leche en Cuba aumente, a que se proteja el medio ambiente y a que mejoren las condiciones de vida y de trabajo en los campos cubanos, entre otras cosas.

Somos una organización que desde hace décadas invierte grandes sumas de dinero en proyectos culturales y sociales.

Nos financiamos en un 100 % de donaciones de los contribuyentes alemanes. Yo soy uno de sus coordinadores y además de ser mi trabajo profesional, soy empleado del departamento de relaciones internacionales del Partido La Izquierda (Die Linke), al que “Cuba Sí” pertenece como Grupo de Trabajo. El Partido es el que me paga, no en Cuba, sino en Alemania.

Son incontables las veces que las administraciones estadounidenses nos han confiscado (robado) el dinero que hemos enviado a nuestras contrapartes a través de transacciones bancarias. Hace algunos años nos robaron una parte del dinero destinado a la compra de un bulldócer cuyo destino sería combatir el Marabú en los campos de Mayabeque. A la empresa que nos vendió el equipo le hicieron la vida tan imposible que tuvieron que cambiarle hasta el nombre.

Y ahora, casi al mismo tiempo en el que transcurría el Kuba Workshop en Berlín, la administración de Obama volvió a robarnos una parte del dinero que estaba destinado para la compra de alambre de púas y otros aditamentos que debían ser destinado al acuartonamiento de las áreas que habían sido limpiadas de Marabú por el buldócer que enviamos a Cuba.

Son estas las razones por la cuales se me ponen los pelos de punta cuando veo a un cubano paseándose por La Habana con la bandera de Estados Unidos de América en el pecho, o alabando las aparentes buenas intenciones de un gobierno que no persigue otro objetivo que destruir lo que le pueblo cubano con tanto sacrificio ha construido.

Se me ponen los pelos de punta también cuando veo a un quinta columnista como tú encendiendo hogueras y alimentando la discordia entre los cubanos y dando lecciones de moral y altruismo.

Así que no me hables de sacrificio, pudor o moral que ese discurso a ti no te pega.

Tú no me conoces Fernando, así que déjame tranquilo, a otra parte con tus lecciones.

Ya casi nadie cree en ti, ni aquellos a lo que una vez serviste, ni mucho menos esos a los que hoy pretendes azuzar contra mí.

No sé si me entendiste. Si te place puedo profundizar un poco más para que me entiendas mejor, la Internet está llena de tus artículos.

Coincido con los jóvenes que han manifestado en este debate “Replegarse, esconderse, atrincherarse no puede ser la solución”.

Pero no me pongo ese camisón porque a mí, ni me pega, ni me sirve. Yo fui a ese espacio a debatir y continuaré yendo a cuantos pueda.

No concuerdo con la idea de que “Si mañana la CIA, la NSA o la mismísima FNCA nos invitara a un evento donde pudiéramos hablarle a un grupo de personas sobre la realidad cubana, no dudaríamos un momento en asistir” que tú, Fernando, intentaste utilizar para dividirnos y sus propios autores se han encargado de esclarecer, dejándote colgado de la brocha.

Para nuestros jóvenes revolucionarios que se han expresado con honestidad, mi respeto.

Para ti y tus malas intenciones, Fernando Ravsberg, calabazas.

Justo Cruz.

Un cubano orgulloso de serlo y que aunque reside en Alemania, sigue estando ahí, entre los suyos.

(Tomado del blog L Pupula Insomne)

Por qué las celebridades ya no se esconden cuando visitan La Habana

151015110440_rihanna_cuba_624x415_ap_nocredit

Por: Yuris Nórido

En las últimas semanas han llegado a La Habana más celebridades, más estrellas de la farándula internacional, más artistas de primerísimo nivel que en años completos de Revolución.

Hace algún tiempo la visita de un famoso del mundo del espectáculo era un acontecimiento inusual. Y las pocas figuras que venían a este país lo hacían en viajes privados y de máxima discreción, alejados de cualquier cobertura mediática.

Hasta el punto de que cuando alguien se encontraba, por ejemplo, con Leonardo di Caprio en una esquina habanera, la reacción no era pedirle un autógrafo o hacerse una foto con él, sino decir: “mira como ese hombre se parece a Leonardo di Caprio”.

Antes no los notaban, hoy los cubanos se agolpan para ver a las celebridades.

Antes no los notaban, hoy los cubanos se agolpan para ver a las celebridades.

Nadie concebía que Leonardo di Caprio ni ninguna de las estrellas de Hollywood pudiera pasearse por estas calles.

Pero los tiempos han cambiado, y en algunos casos de manera radical. Cuba ya no es un destino prohibido, censurado por la política y el enfrentamiento con los centros neurálgicos del poder económico en el mundo. Cuba es ahora mismo un destino de moda para las celebridades de todo el mundo.

Todo el mundo quiere su foto con el Malecón de fondo, en un automóvil estadounidense de los años cincuenta (uno de los símbolos indiscutibles de La Habana), cenando en los numerosos restaurantes privados (algunos de ellos, como la célebre Guarida, nada tienen que envidiar a establecimientos de Nueva York o París por la calidad de la carta y el alto estándar de la concurrencia), asistiendo a centros nocturnos, rodeados de fanáticos.

151015110600_beyonce_624x415_ap_nocredit

Nadie concebía que Leonardo di Caprio ni ninguna de las estrellas de Hollywood pudiera pasearse por estas calles.

Pero los tiempos han cambiado, y en algunos casos de manera radical. Cuba ya no es un destino prohibido, censurado por la política y el enfrentamiento con los centros neurálgicos del poder económico en el mundo. Cuba es ahora mismo un destino de moda para las celebridades de todo el mundo.

Todo el mundo quiere su foto con el Malecón de fondo, en un automóvil estadounidense de los años cincuenta (uno de los símbolos indiscutibles de La Habana), cenando en los numerosos restaurantes privados (algunos de ellos, como la célebre Guarida, nada tienen que envidiar a establecimientos de Nueva York o París por la calidad de la carta y el alto estándar de la concurrencia), asistiendo a centros nocturnos, rodeados de fanáticos.

Paris Hilton junto a Fidel Castro Diaz-Balart, en la gala del festival internacional del tabaco de La Habana

Paris Hilton junto a Fidel Castro Diaz-Balart, en la gala del festival internacional del tabaco de La Habana

El restablecimiento de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos ha sido un pistoletazo, aunque los artistas estadunidenses todavía tienen que pedir licencias especiales para venir a la isla.

Pero mucha gente quiere ser testigo del “deshielo” de un enfrentamiento de décadas. Y se han encontrado con un pueblo perfectamente informado, al tanto de la farándula internacional.

Parece mentira, pero alguna gente en el mundo todavía cree que los cubanos están aislados de la “farándula” internacional, como si se tratara de los habitantes de Corea del Norte. En Cuba, toda la vida, se han visto las películas estadounidenses —las buenas, las malas y las regulares—, se ha escuchado la música de ese país.

Lang Lang junto a Chucho Valdés.

Lang Lang junto a Chucho Valdés.

El restablecimiento de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos ha sido un pistoletazo, aunque los artistas estadunidenses todavía tienen que pedir licencias especiales para venir a la isla.

Pero mucha gente quiere ser testigo del “deshielo” de un enfrentamiento de décadas. Y se han encontrado con un pueblo perfectamente informado, al tanto de la farándula internacional.

Parece mentira, pero alguna gente en el mundo todavía cree que los cubanos están aislados de la “farándula” internacional, como si se tratara de los habitantes de Corea del Norte. En Cuba, toda la vida, se han visto las películas estadounidenses —las buenas, las malas y las regulares—, se ha escuchado la música de ese país.

La revista Vanity Fair ha divulgado algunas de las fotografías que la gran Annie Leibovist le hiciera a Rihanna hace algunos meses en las calles de La Habana. En una de ellas se muestra a la cantante rodeada de una multitud curiosa y entusiasta: no todos los días uno puede codearse con una estrella internacional.

Pero no solo están viniendo las figuras más rutilantes de la constelación de la industria cultural. El pasado fin de semana, por ejemplo, se celebraron dos conciertos de artistas consagrados, entre los mejores del mundo: el pianista chino Lang Lang y la cantante portuguesa Dulce Pontes.

La calurosa acogida del público es testimonio de que no solo se aplauden a las estrellas del cine y la industria de la música, portadas habituales de revistas glamorosas, sino también a artistas de auditorios más selectos.

A lo mejor es solo una “furia” pasajera, fruto de las circunstancias, pero todo parece indicar que cada vez vendrán más famosos a Cuba, atraídos por lo novedoso de un destino, pero también por el riquísimo y complejo acervo cultural e histórico de un país que se abre al mundo.

(Tomado de http://www.bbc.com/)

Oliver Stone: “La Revolución Cubana, una historia asombrosa de independencia”

La revolución cubana es, según Stone, “una historia asombrosa de independencia”

La revolución cubana es, según Stone, “una historia asombrosa de independencia”

EFE / La revolución cubana es, según Stone, “una historia asombrosa de independencia” que ha desafiado a EE.UU. durante casi sesenta años, declaró en una entrevista con la agencia EFE el director de cine estadounidense Oliver Stone.

Según declaró el director de Platoon algo similar ocurrió en Venezuela con la llegada de Chávez, de quien destaca su popularidad y su elección democrática.

En opinión de Stone, Chávez hizo “mucho bien” a su país y peleó contra años “de opresión e ignorancia”. A pesar de ello, los medios americanos le “han destruido”, según el director de “Nixon”.

Espera que el acercamiento entre Estados Unidos y Cuba se concrete en una mejora real de la relación entre ambos países lo que ocurrirá, en su opinión, cuando exista una mayor apertura económica.

0629-OSOUTH-VENEZUELA-Oliver-Stone-chavez_full_600

El director de “Wall Street” y “The Doors” habla con dominio y soltura sobre la historia y la política contemporánea y sobre América Latina, una región por la que expresa constante interés.

“Porque somos vecinos, porque me gusta la gente y creo que es un lugar interesante del mundo”, confiesa.

En la misma entrevista el también documentalista cuestionó que Estados Unidos no sea más crítico con sus aliados o con países como Arabia Saudí, “el centro del terrorismo del mundo”, donde existe una mayor violación de los Derechos Humanos que en otros, mientras sí lo es con el resto de naciones.

Stone (Nueva York, 1946), ganador de tres Óscar y cinco Globos de Oro, apuntó que “Bush durante sus ocho años en el gobierno hizo mucho para desestabilizar el mundo, incrementando el terrorismo, polarizando y militarizando América hasta decirle a sus aliados: ‘estáis con nosotros o en contra’”.

“Bush, de hecho, se puede decir, en términos históricos y a largo plazo, bien pudo haber creado la verdadera yihad”.

“Dividió el mundo”, insiste Stone sobre el ex mandatario estadounidense, al que acusa de haberse involucrado en toda esta situación de una forma “simple e ingenua”, cuando “ni siquiera sabía de las religiones separadas históricamente, los chiíes y suníes”.

Según el laureado cineasta Obama continúa con una política similar a la de la administración anterior, que el productor califica de “odiosa”, mientras se muestra esperanzado de que el mandatario “no vuelva a cometer el mismo error de bombardear”.

Cuba: ¿Por qué La Habana es una de las ciudades más seguras de América Latina?

FOTO: Roberto Suárez / Juventud Rebelde

FOTO: Roberto Suárez / Juventud Rebelde

Según el columnista Yuris Nórido, en Cuba el nivel de delincuencia con armas de fuego es tan bajo, que “la mayoría de los cubanos han sido testigos de tiroteos solo en la televisión”. Además, agrega que “comparada con otras capitales latinoamericanas, La Habana es una ciudad segura”.

El autor alega en su artículo en BBC que “el índice de homicidios por armas de fuego [en Cuba] (…) está entre los más bajos del continente” debido, según Nórido “al hecho de que Cuba cuenta con una estricta legislación sobre la tenencia de armas”.

El periodista afirma que los únicos que pueden llevar armas son “efectivos de las fuerzas policiales, agentes de seguridad” y personas de otras profesiones que requieren la posesión de armas para cumplir con sus funciones. En cuanto a los militares, el autor aclara que ellos usan armas “solo en zonas militares y en ejercicios de entrenamiento”.

Por lo tanto las balaceras son un hecho poco común para La Habana. Así como agresiones contra zonas comerciales y domicilios a mano armada. Vale destacar que los secuestros, que son una plaga grave en México, “son prácticamente inexistentes” en el país isleño.

El autor llama la atención a un hecho interesante: antes de la Revolución de 1959 la capital cubana era conocida en el mundo como uno de los centros internacionales de la mafia. No obstante, tras la Revolución, el Gobierno le plantó cara al crimen organizado hasta extirparlo por completo.

(Tomado de http://www.contrainjerencia.com/)

Ecuador: Correa llama a sus seguidores a movilizarse para defender al Gobierno ante protestas opositoras

ecuador_seguidores

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, instó a sus simpatizantes a movilizarse para defender la Revolución Ciudadana frente a las recientas protestas opositoras.

“Con las movilizaciones, debemos demostrar que somos más, muchísimos más”, precisó el sábado el mandatario ecuatoriano en su informe semanal de labores, que se desarrolló en la ciudad portuaria de Guayaquil (suroeste).

Recordando la violenta protesta de un grupo de manifestantes que intentó llegar el pasado jueves a la sede gubernamental en el Palacio de Carondelet en Quito, la capital, Correa alertó que los militantes del gobernante partido Alianza País deben actuar más rápido ante las marchas opositoras.

Tras criticar implícitamente el retraso de los seguidores del Gobierno en llegar a la Plaza Grande en Quito para respaldar al proyecto social conocido como Revolución Ciudadana, el jefe de Estado ecuatoriano tachó de fracaso las marchas opositoras del jueves en varias ciudades del país.

Asimismo, el dignatario puso de relieve que el rechazo de sus opositores a los proyectos de ley de herencia y plusvalía es solo un pretexto, ya que, prosiguió, los detractores buscan en estas marchas “un golpe de Estado”.

En este sentido, mostró un vídeo que circula a través de las redes sociales donde se exhorta a los agentes policiales a unirse a las violentas marchas antigubernamentales.

Al insistir una vez más en el hecho de que un aumento del impuesto a las herencias y a la plusvalía afectaría solo al sector más rico, y a los especuladores, el mandatario volvió a expresar su disposición de retirar las iniciativas, si se confirman que azotarán a los pobres o la clase media.

“Si me demuestran que las leyes de herencia y plusvalía afectan a los pobres y a la clase media, las retiro definitivamente”, puntualizó.

Desde el 5 de junio, fecha en la que el Gobierno ecuatoriano presentó un proyecto de ley ante la Asamblea Nacional, diferentes ciudades del país han sido testigo de movilizaciones, tanto a favor como en contra del gobierno.

Según el Ejecutivo ecuatoriano, los proyectos de ley que sirven para cargar las riquezas (herencias) y las ganancias extraordinarias (plusvalía) con nuevos impuestos, ayudarán en un futuro próximo a combatir los niveles de pobreza extrema.

El presidente, quien asegura haber sacado de la pobreza a 1,3 millones de personas desde que asumió el poder en 2007, defiende la iniciativa como parte de su lucha para “redistribuir la riqueza” y “democratizar la propiedad”.

(Tomado de aporrea)

Cuba-USA: ¿Relaciones o aberraciones diplomáticas?

Por: Por Arthur González

A Cuban flag and an American flag stand in the press room during the second day of talks between U.S. and Cuban officials, in Havana, Cuba, Thursday, Jan. 22, 2015. The United States and Cuba are trying to eliminate obstacles to normalized ties as the highest-level U.S. delegation to the communist island in more than three decades holds a second day of talks with Cuban officials. (AP Photo/Ramon Espinosa)

A Cuban flag and an American flag stand in the press room during the second day of talks between U.S. and Cuban officials, in Havana, Cuba, Thursday, Jan. 22, 2015. The United States and Cuba are trying to eliminate obstacles to normalized ties as the highest-level U.S. delegation to the communist island in more than three decades holds a second day of talks with Cuban officials. (AP Photo/Ramon Espinosa)

El 17 de diciembre del 2014 entró en la historia como el día en que Estados Unidos reconoció el fracaso de su política contra la Revolución cubana.

Barack Obama fue preciso al explicar su decisión de restablecer las relaciones diplomáticas, porque se requería cambiar la táctica para lograr los objetivos de destruir el socialismo cubano, denominándola como “un enfoque anticuado”.Para no dejar dudas de que las campañas mediáticas de tergiversación sobre el proceso revolucionario cubano y las acciones de subversión continuaban, subrayó:
“…podemos hacer más para apoyar al pueblo cubano y promover nuestros valores a través del compromiso”.

“…ningún cubano debe ser víctima de acoso, arresto o golpizas, solo por ejercer el derecho universal de hacer que su voz se escuche, y continuaremos apoyando la sociedad civil”.
“…los trabajadores cubanos deben tener la libertad de crear sus sindicatos”.
“Exhortamos a Cuba a desencadenar el potencial de 11 millones de cubanos poniendo fin a restricciones innecesarias en sus actividades políticas, sociales y económicas”.
“…insistiremos en que la sociedad civil se nos una, para que sean los ciudadanos y no solo los líderes, los que conformen nuestro futuro”.

¿Podrán dos países fomentar una relación armónica con esas proyecciones?

A pesar del “enfoque anticuado”, las medidas tomadas después de ese histórico discurso se mantienen.

El 25 de marzo 2015, la Subsecretaria Roberta Jacobson, dijo que el Presidente solicitó al Congreso 2 mil millones de dólares para Latinoamérica y de esa suma 53,5 millones se destinarán para la Iniciativa Regional de Seguridad (CBSI) y una buena cantidad será empleada en programas de promoción de “la libertad de prensa y los derechos humanos” en Cuba, Venezuela, Ecuador, Nicaragua.

En abril la organización World Learning Inc., con sede en Washington, abrió la convocatoria de un nuevo “Programa de Liderazgo de Verano” durante cuatro semanas en Estados Unidos, para jóvenes cubanos de 16 a 18 años.

En junio se anuncia que el presupuesto de 20 millones de dólares anuales para las acciones de subversión en la isla, se incrementará en 10 millones adicionales.

Radio y TV Martí recibieron 27 millones de dólares, a sabiendas de que no se escuchan ni ven en el archipiélago cubano.

La atención a la contrarrevolución, creada por la CIA desde 1961 según documentos secretos hoy desclasificados, es idéntica a la de de todos estos años. Los cursos para entrenarla y el abastecimiento no cambiarán, según aseguró Roberta Jacobson.

Las matrices de opinión contra la imagen de Cuba se refuerzan por el propio Presidente en su discurso del 17.12.2014, cuando expresó: “los cubanos no deben ser víctimas de acoso, arresto o golpizas, solo por ejercer el derecho universal de hacer que su voz se escuche”; matriz de opinión que persisten en mantener para que el mundo se crea la falacia de que existe un gobierno que coarta la libertad de pensamiento.

Lo mismo hace con el inventado “racismo” que sufren los negros y mestizos, en su fallido intento por dividir la sociedad cubana.

El pasado 21 de mayo, Josh Earnest, vocero de la Casa Blanca, declaró ante la prensa extranjera: “Estados Unidos cambiaba sus métodos pero no sus objetivos” y definió los tipos de cambio que les gustarían ver en Cuba.

Un elemento clave en la política de ahogamiento a la Revolución es su guerra económica, la cual sigue sin moverse hacia su plena eliminación, lo que hace recordar al Sub Secretario de Estado en 1964, George W. Ball, cuando expuso al embajador del Reino Unido, David Ormsby Gore: “…las sanciones económicas contra Cuba son la única arma […] para crear las condiciones de aprieto que finalmente puedan provocar la eliminación del régimen comunista”.

Esa reunión pretendía presionar al Gobierno Británico para que cortara todo comercio con Cuba, como ejecutaron antes con Canadá, Japón, Francia, Italia, España y Alemania.

Hoy la guerra sicológica es similar que cuando fue reforzada por la administración de Lyndon Johnson, recogido en el memorando secreto del Sub Secretario de Estado, G.W. Ball, al Presidente, el 6 de febrero de 1964.

En su propuesta número decimoquinta sugería: Continuar “el empleo discreto de la prensa”, con la publicación de trabajos donde se expongan los rigurosos controles de Washington sobre las compañías comerciales que se relacionen con la Isla, dejando entre ver que serían incluidas en la lista negra y fuertemente sancionadas.

Si se releen los acuerdos del acta final de la IX Reunión de Cancilleres de la OEA, celebrada el 26 de julio de 1964, se observa que las sanciones impuestas bajo presiones del Departamento de Estado, tenían el interés de que “…el pueblo cubano, pueda con su propio esfuerzo y en un futuro próximo, librarse de la tiranía del comunismo que lo oprime…”

La vida dice que pocas serán las transformaciones en la política yanqui y los cubanos demostrarán cuan preparados están para enfrentarlas y no dejarse engañar con el pretexto de que: “Estados Unidos no desea echar por tierra los logros de la Revolución y los apoyarán en un régimen post Castro”, como plasmaron en el documento presentado por el Consejo de Planificación Política del Departamento de Estado el 15 de julio de 1968, sobre la política nacional hacia Cuba.

No se pueden olvidar las ideas de José Martí cuando alertó:
“La libertad cuesta muy cara, y es necesario, o resignarse a vivir sin ella, o decidirse a comprarla por su precio”.

Tomado de El Heraldo Cubano

Cuba: Qué ha hecho la Revolución cubana en más de 50 años

Por: Raúl Antonio Capote

18-revolucic3b3n-cubanaCuando se mencionan los logros de la Revolución, siempre y no sin razón, se habla de la Salud Pública y de la Educación, éxitos emblemáticos del proceso revolucionario cubano, pero ¿Es eso lo único destacable en estos más de 50 años? Por supuesto que no. A esos resultados nos referiremos en esta serie de trabajos que comienzan hoy y digo serie porque sería imposible en un solo texto plasmar todo lo que se ha realizado.

Liberación, emancipación y democracia

Como en muchos de los países que fueron colonia, en Cuba la lucha por la libertad pasa por la lucha de liberación nacional. El movimiento que se levantó contra la dictadura de Batista se levantó además contra la dependencia del imperialismo estadounidense.

La democracia ejercida en Cuba tiene una fuerte configuración popular, en contraposición a la democracia electoral característica de occidente. Pero lo anterior no impide la realización de elecciones, las cuales refuerzan la legitimidad de esa democracia popular.

En Cuba todas las personas pueden votar y ser votadas cumpliendo los 16 años. La inscripción es universal, automática y gratuita. La base de nuestro sistema institucional son los delegados de circunscripción que se agrupan en consejos populares e integran las asambleas municipales. Los candidatos son propuestos y elegidos por el pueblo en reuniones públicas de las diversas zonas vecinales que componen cada circunscripción electoral, no por partidos de la politiquería. Para cada puesto se proponen como mínimo dos candidatos y ocho como máximo. Para ser electo hay que recibir más del 50% de los votos.

No existen campañas electorales.  Por que además no hay partidos electorales, el Partido Comunista de Cuba, no es electoral, es un partido de vanguardia, sus miembros son electos entre los mejores trabajadores cubanos. La labor de publicidad es realizada por las comisiones electorales. En sitios públicos es colocada la biografía de los candidatos propuestos por el pueblo en las asambleas de barrio, no hay promesas electoreras y la elección o no, se basa en los méritos personales de la persona. Se garantiza así la imparcialidad y el trato equitativo de todos los candidatos.

El voto es libre, secreto y directo. El colegio electoral se encarga de realizar el escrutinio y desde hace por lo menos tres décadas siempre hay un gran número de ciudadanos cubanos, diplomáticos, periodistas y observadores extranjeros. Aunque el voto es voluntario, desde 1970 a la fecha se ha registrado la participación de más del 90% de la población en edad de votar. Ningún representante, diputado o delegado recibe un beneficio por desempeñar su cargo; el Estado les paga un salario exactamente igual al que tenían en sus trabajos antes de desempeñar su cargo, empleo al que regresaran una vez finalizado su mandato. La rendición de cuentas y el mandato revocatorio son un componente importante del sistema electoral.

Aún así este sistema electoral no agota el contenido democrático de la sociedad cubana, la activa participación ciudadana no se limita a escoger, postular, elegir, controlar y revocar a sus representantes, existe una cultura participativa que va mucho más allá de la participación de los ciudadanos en su sistema representativo, existe una vigorosa sociedad civil.

Una de las características de la sociedad cubana es su fuerte cultura del debate y el diálogo. Por las calles de la Habana, en las plazas públicas, en los parques, pueden encontrarse a grupos de cubanos y cubanas discutiendo sobre varios temas. En las “guaguas” el silencio no existe. La gente interactúa, opina, y si no está de acuerdo, discute, critica. Los tonos verbales llegan a ser muy altos.

Un número amplio de cubanos se agrupa en distintas organizaciones de la sociedad civil, como la Federación de Mujeres Cubanas, los Comités de Defensa de la Revolución, etc. Las distintas asociaciones como las de pedagogos, abogados, agricultores, economistas, artistas, minusválidos, y cientos de ellas más, las cuales tienen peso importante en las decisiones del Estado. Esas organizaciones y asociaciones abarcan prácticamente el universo de actividades, intereses y problemas que conciernen a todos los cubanos.

Además desde los primeros años de la Revolución el pueblo se organizó en milicias armadas para defender la patria, las armas las tiene el pueblo integrado hoy a las Unidades de Milicias de Tropas Territoriales, si la Revolución no contara con el apoyo de su pueblo, no duraría un segundo, (hablamos de millones de milicianos, armados y entrenados).

El programa ideológico que se impulsa y defiende desde la tierra de Martí y de Fidel ha integrado en su construcción elementos como la liberación, la democracia, la emancipación y el socialismo, pilares fundamentales en la construcción de un mundo más justo. Estos elementos, junto a la descentralización de la justicia y la administración, marcan una diferencia radical con el socialismo burocrático y los proyectos socialistas fracasados en Europa del Este el pasado siglo.

Haber derrotado al “fatalismo geográfico” que señalaba que en Cuba no podía sobrevivir un gobierno que no contara con el apoyo de los Estados Unidos. Es un logro importantísimo de la Revolución.

Haber derrotado la agresión militar, el terrorismo made in USA y la guerra económica impuesta por el imperio a todo lo largo y ancho del mundo y en todas las esferas de la economía y las finanzas es un logro.

La sobrevivencia ante el derrumbe económico de 1989-1993 cuando Cuba en medio de una feroz e intensificada guerra económica perdió sus principales mercados y fuentes de materias primas.

La dedicación al trabajo de los cubanos durante el catastrófico declive del salario real y los ingresos después de 1990. Impresiona el profesionalismo de muchos cubanos que durante año, desde 1990, ante el enorme deterioro del poder adquisitivo de sus ingresos, continuaron trabajando con seriedad y dedicación en la medicina, universidades, escuelas, el servicio público, u otros empleos. El trabajo abnegado de innumerables ciudadanos durante los años difíciles del Período Especial, 1990-2010, es en esencia lo que ha permitido la recuperación desde la profunda depresión de 1993.

Son importantes logros de la Revolución cubana, pero hay muchos más a los que nos referiremos en posteriores trabajos, pero:

Nuestro sistema democrático es el más importante logro de la Revolución, lo primero que habría que subrayar no fue copia de nadie, sino hubiera seguido el camino del modelo de Europa Oriental, pero el cubano perdura, vive y se desarrolla en un mundo sin campo socialista y bajo la hegemonía estadounidense. El modelo democrático cubano nace como evolución necesaria de su propia historia

Qué ha hecho la Revolución cubana en más de 50 años II

Logros de la Revolución: La Voluntad Hidráulica

La situación encontrada en 1959 era realmente desastrosa: de los 300 asentamientos con más de 1 000 habitantes existentes en el país, sólo 114 contaban con suministro de agua por acueducto y 12 con alcantarillado. Funcionaban 16 instalaciones de cloración y de 4 plantas potabilizadoras(Camagüey, Santa Clara, Palma Soriano y Cienfuegos) una no funcionaba hacía 3 años, por no disponer de productos químicos y otra requería ser reparada.

A su vez, el alcantarillado de la capital, La Habana, que contaba con casi 50 años de construido, resultaba insuficiente y necesitaba una urgente reconstrucción. La única planta de depuración de aguas residuales, enclavada en Santa Clara, se encontraba abandonada, y los alcantarillados de Holguín, Guantánamo y Pinar del Río, que llevaban varios años en construcción, no habían comenzado a dar servicio.

En cuanto a la capacidad de almacenamiento de agua, sólo existían 13 pequeños embalses, distribuidos en las provincias de Camagüey, Villa Clara, Holguín y Santiago de Cuba.

En las condiciones de subdesarrollo económico que confrontaba Cuba al triunfo de la Revolución en 1959, los recursos hidráulicos, a pesar de su innegable importancia para el progreso humano, no corrían mejor suerte que el resto de su riqueza natural, sometida al saqueo y la explotación rapaz neocolonialista de la economía cubana.

Así surge, impulsada por Fidel Castro, la voluntad de desarrollar los recursos hidráulicos y dar el lugar que le corresponde a la hidráulica en la vida social y económica de Cuba.

El Gobierno Revolucionario, en virtud de la promulgación de su Ley No. 1049 del 10 de agosto de 1962, crea el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos.

Las siguientes cifras demuestran lo alcanzado (datos 2006):

Infraestructura hidráulica

  • 239 embalses administrados por el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, que almacenan en su conjunto 8774,32 hm3. El mayor número de embalses se concentra en la provincia de Camagüey con 53, mientras Sancti Spíritus dispone de la mayor capacidad con 1273,18 hm3.
  • 61 derivadoras
  • 730 micropresas
  • 759 km de canales magistrales
  • 8 estaciones de bombeo de trasvase
  • 1401 km de diques de protección

Hidroenergía

  • 179 instalaciones (pequeñas, mini y micro centrales), ubicadas en 9 provincias y 38 municipios. Del total, 153 prestan servicio en zonas montañosas y de difícil acceso a más de 33 mil habitantes. La potencia instalada es de 17,78 MW y se producen anualmente alrededor de 30 000 MW/h, entregándose al Sistema Eléctrico Nacional el 90 %.

Abastecimiento de agua y saneamiento

  • 95 % de la población con cobertura de abasto de agua potable
  • 94 % de la población con cobertura de saneamiento por diferentes vías
  • 2737 lugares con acueductos (834 sector urbano y 1903 rural)
  • 562 lugares con alcantarillados
  • 59 plantas potabilizadoras
  • 8 plantas depuradoras
  • 302 sistemas de lagunas
  • 470 tanques sépticos
  • 862121 fosas sépticas
  • 19742 km de tuberías de acueductos
  • 4703 km de tuberías de alcantarillado

Toda esta infra estructura hidráulica ha permitido que de un potencial hidráulico total del país de 38,1 km3 anuales, 6,4 km3 de fuentes subterráneas y 31,7 km3 de fuentes superficiales, sean aprovechados 23,9 km3 anuales, de los cuales 16,4 km3 pertenecen a aguas reguladas, 1,5 km3 a aguas no reguladas y 6,0 km3 a aguas subterráneas.

En la actualidad se acometen obras de gran impacto en esta importante área de la vida y la economía cubana, como el acueducto de Santiago de Cuba, cientos de derivadoras y trasvases de agua, una cuantiosa inversión para solucionar el problemas de las pérdidas de agua en las conductoras y un basto programa educativo para intensificar el ahorro del preciado líquido, lo que permitirá al país enfrentar la terrible sequía que azota a la isla desde hace varios años y enfrentar las nuevas inversiones y proyecto de crecimiento económico planificado para los próximos años.

Qué ha hecho la Revolución cubana en más de 50 años III

La enseñanza artística, otro gran logro de la Revolución.

Centro Nacional de Escuelas de Arte

images-isaLa fundación de la Escuela Nacional de Arte en 1962 dio inicio a la extraordinaria expansión de la enseñanza artística, como una de las obras más trascendentales y hermosas de la Revolución Cubana expresada en el desarrollo y prestigio alcanzado por el arte en Cuba.

En marzo de 1962, a partir de un estudio general sobre la enseñanza artística, se ve la posibilidad de crear un centro multidisciplinario donde se encontraran las artes y donde hubiera una vinculación entre los alumnos de todas las ramas artísticas. Así se crea la Escuela Nacional de Arte (ENA). En la misma se constituirían cuatro especialidades: Ballet, Música, Arte Dramático y Artes Plásticas. Tres años después, en 1965 comenzaría la enseñanza de la Danza Moderna y Folclórica.

Se creó un complejo artístico docente, que se ramificó en 47 escuelas (24 de nivel elemental y 23 de nivel medio) a todo lo largo del país. Ello dio lugar a la construcción de un programa de Escuelas Vocacionales de Arte que dotaría a cada provincia, de una institución especializada para cursar estudios elementales de música, ballet, danza y artes plásticas; así como la definición de la ubicación de las Escuelas Profesionales de Arte, que debían construirse en el país.

Nivel Elemental

Pinar del Río: Escuela Vocacional de Arte Raúl Sánchez (Música-Ballet-Danza)

La Habana: Escuela Vocacional de Arte Juan P. Duarte (Música-Danza)

Ciudad de La Habana :Escuela Elemental de Arte Alejandro García Caturla (Música). Escuela Elemental de Arte Manuel Saumell (Música). Escuela Elemental de Arte Guillermo Tomás (Música). Escuela Elemental de Arte Paulita Concepción (Música-Danza) Escuela Elemental de Arte Alejo Carpentier (Ballet)

Matanzas Escuela Vocacional de Arte Alfonso Pérez (Música-Ballet-Danza)

Cienfuegos Escuela Elemental de Arte Manuel Saumell (Música-Danza),

Villa Clara Escuela Vocacional de Arte Olga Alonso (Música-Ballet-Danza),

Sancti Spíritus Escuela Elemental Música Ernesto Lecuona,

Ciego de Ávila Escuela Vocacional de Arte Ñola Sahig (Música-Danza),

Camagüey Escuela Vocacional de Arte Luis Casas Romero (Música-Ballet-Danza),

Las Tunas Escuela Vocacional de Arte El Cucalambé (Música-Danza),

Holguín Escuela Vocacional de Arte Raúl Gómez García (Música-Ballet-Danza),

Granma Escuela Elemental de Música y Danza Manuel Muñoz Escuela Elemental de Música Manuel Navarro Luna,

Santiago de Cuba Escuela Vocacional de Arte José María Heredia (Música-Ballet-Danza),

Guantánamo Escuela Vocacional de Arte Regino Botti Música-Danza, Isla de la Juventud Escuela Vocacional de Arte Leonardo Luberta Música-Danza

Nivel Medio

Escuelas Nacionales de Arte

  • Conservatorio Nacional de Música
  • Academia Nacional de Ballet
  • Academia Nacional de Danza
  • Academia Nacional de Teatro
  • Academia Nacional de Espectáculos Musicales
  • Academia Nacional de Circo y Variedades
  • Escuela Nacional de Bibliología y Técnicas Documentarias.

Escuelas profesionales de subordinación provincial

  • Academia de Artes Plásticas “Carlos Hidalgo”. Pinar del Río
  • Conservatorio Amadeo Roldán. Ciudad de La Habana
  • Academia de Artes Plásticas “Roberto Diago”. Matanzas
  • Conservatorio de Música y Academia de Danza y Artes Plásticas Samuel Feijoo. Villa Clara
  • Academia de Artes Plásticas “Oscar Fernández”. Sancti Spíritus
  • Conservatorio “José White”. Camagüey
  • Academia de Ballet y Artes Plásticas. Camagüey
  • Academia de Artes Plásticas. Las Tunas
  • Conservatorio “José M. Ochoa”. Holguín
  • Academia de Artes Plásticas “El Alba”. Holguín
  • Conservatorio “Esteban Salas”. Santiago de Cuba
  • Academia de Artes Plásticas “José J. Tejada”. Santiago de Cuba
  • Academia de Artes Plásticas ” Wifredo Lam”. Isla de la Juventud

Qué ha hecho la Revolución cubana en más de 50 años IV

Logros en materia de infraestructura de escolar

images-escuelaSi fuéramos a hablar de otro gran logro de la Revolución, la construcción de escuelas ocupa un lugar privilegiado. Una de las primeras medidas de la Revolución en el poder en el año 1959 fue convertir los cuarteles militares de la tiranía en centros escolares.

El esfuerzo dedicado por Cuba, los cuantiosos recursos empleados, dan la medida de la importancia que se le dio desde los primeros momentos a la educación, asombra ver la obra realizada, si se tratara de un país no sometido a una brutal guerra económica, y recalco, no bloqueo y mucho menos embargo, sino guerra económica porque de eso se trata, guerra que va desde el sabotaje interno, la persecución de cuanto negocio emprende la isla, la amenaza y castigo a proveedores y socios extranjeros, el  impedir en acceso a los créditos y el financiamiento externo, impedir la compra de productos necesarios, medicamentos, materias primas, maquinarias, imposibilitar la venta de producciones cubanas, robo de recursos, decomiso arbitrario de productos, robo de firmas y un largo etc.

Sería digno de reconocerse que Cuba lo ha logrado todos esos avances a pesar de esa guerra económica. ¿Cuánto más se podría haber logrado sin el cerco inhumano, sin la hostilidad sin cuartel a que nos ha sometido el imperio desde hace más de 50 años? Los logros de la educación, son prueba idiscutible de que el modelo cubano que hoy actualizamos, ha sido exitoso, sin ese modelo no haría sido posible.

Vamos a enumerar algunos ejemplos de las escuelas construidas a partir de 1970, ya antes se habían convertido los cuarteles militares en escuelas a todo lo largo y ancho del paí, 69 cuarteles de la tiranía fueron convertidos en escuelas, con una capacidad total de 40 000 alumnos.s,  y se habían construido cientos de instalaciones nuevas, estas cifras no necesitan comentarios, hablan por si solas.

En 1970 se entregaron dos Secundarias con una capacidad total de 1.000 alumnos. En 1971 fueron entregadas ocho instalaciones escolares con una capacidad total de 4.400 alumnos. En 1972 se pusieron en servicio 46 instalaciones escolares con una capacidad total de 23.800 alumnos. El plan para 1973 establecía la terminación de 99 instalaciones escolares con una capacidad total de 60.860 alumnos.

Al final del quinquenio 1971-75 se alcanzó una producción anual de edificaciones escolares prefabricadas de 150 módulos de Secundaria Básica en el Campo o su equivalente en otros tipos de escuelas, que permitió incrementar anualmente en 90.000 alumnos la capacidad de los internados de enseñanza secundaria y media.

Escuelas para la Formación de Maestros.
Se entregaron hasta 1978, 13 Escuelas Pedagógicas de un total de 18 a construir según el plan, con capacidades entre 2.000 y 4.500 estudiantes internos cada una. Estos centros están vinculados con escuelas donde los alumnos realizan sus prácticas docentes.

Escuelas Vocacionales.
El objetivo de las escuelas vocacionales consistía en la orientación de los mejores estudiantes hacia las carreras universitarias relacionadas con la tecnología y las ciencias que más necesarias se consideran para el desarrollo del país. Se habían programado 15 escuelas de este tipo, de las cuales 7 estaban funcionando o en construcción en 1979. Las capacidades de dichas escuelas son de 2.500 ó 5.000 alumnos según la población de la provincia en que se ubicaba.

Por sus dimensiones, funciones y servicios constituyeron verdaderos conjuntos urbanos que además de las aulas y dormitorios,disponían de cine, biblioteca, hemeroteca, laboratorios y círculos de interés científico técnico, museo de ciencias, salones exposiciones científico-técnicas, centro de cálculo, gimnasio, salas polivalentes, salones de danza, teatro, música y artes plásticas y extensos campos deportivos con piscina olímpica, instalaciones de campo y pista, etc. Las escuelas incluían además de terrenos para el trabajo y la experimentación agrícola. Todas estas instalaciones se enlazan mediante galerías, plazas y patios interiores de diversos tamaños.

La Escuela Lenin en La Habana, fue la pionera de estas escuelas con cerca de 5.000 becarios. Esta escuela fue inaugurada oficialmente a principios de 1974 La Escuela Vocacional de Holguín es semejante a la Lenin en sus dimensiones y criterios de diseño. En Camagüey la Escuela Máximo Gómez, con capacidad para 2.500 alumnos, formaba parte del anillo de instalaciones escolares que rodea la ciudad. De esa misma capacidad es la Vocacional Federico Engels que se vio enriquecida por las experiencias obtenidas en los proyectos anteriores. Las Vocacionales sirvieron como campo de experimentación para la integración de la obra de los artistas plásticos, con la serie de murales en la Escuela Lenin y las esculturas conmemorativas de Camagüey y Pinar del Río.

Escuelas Deportivas
Para la promoción del deporte se desarrollaron las Escuelas de Profesores de Educación Física (EPEF) y las Escuelas para la Iniciación Deportiva (EIDE). Se habían construido o estaban en terminación en 1979, 5 EPEF en centros urbanos principales como Santiago de Cuba, Holguín, Camagüey, Pinar del Río y Santa Clara, con capacidades entre 500 y 1.000 alumnos. Estas escuelas se situaron junto a las instalaciones deportivas a nivel de ciudad. Las mismas cuentan con laboratorios especializados. Las EIDE combinan el estudio normal con el trabajo y el deporte, incluyendo la preparación de 10 especialidades deportivas diferentes. Sus capacidades varían de 1.000 a 2.000 becarios. En 1979 ya se disponía de 8 escuelas de este tipo terminadas o en construcción, en diferentes ciudades.

Escuelas e Institutos Politécnicos

Los centros politécnicos constituían el porcentaje mayor de la educación media y se ubicaban junto a centros industriales, forestales, mineros, ganaderos, agrícolas, de la salud, etc. Los componentes de estos conjuntos son usualmente típicos en la parte docente y en los dormitorios, siendo solamente diferentes las naves para la especialización. Entre los numerosos centros tecnológicos construidos se pueden mencionar los de la Electrónica, del Astillero Naval y del Combinado Lácteo en La Habana, el Forestal y el de Salud en Pinar del Río, el Mecánico y el de Refrigeración en Santa Clara, el de la Construcción en Cienfuegos, el Ganadero en Camagüey, el de la Agricultura en Matanzas, los del Azúcar junto a los ingenios azucareros, etc.

Escuelas Secundarias Urbanas (ESBU)

En el quinquenio 1976-80 la demanda para las enseñanzas secundaria y media duplicó las cifras de 1975. La nueva demanda se fue resolviendo con escuelas en las ciudades, sin internado y con índices de construcción mucho más austeros. Las secundarias urbanas, se sitúan al nivel de los micro distritos de viviendas, con proyectos para 600 y 1.200 alumnos resueltos en 3 y 4 plantas respectivamente. Sólo constan de las instalaciones docentes indispensables tales como aulas, talleres, laboratorios y campos deportivos. El área de construcción de la secundaria urbana es tal que permitía una utilización 5 veces más intensa que la Secundaria Básica en el Campo. Para el curso 1977-78 ya estaban en funcionamiento 60 unidades del tipo descrito.

Escuelas Politécnicas Urbanas (EPTU)

Dentro del mismo criterio de multiplicar la efectividad de los recursos dedicados a las construcciones escolares se proyectaron las Escuelas Politécnicas Urbanas para la formación de obreros calificados. La capacidad programada para estas escuelas era de 1.000 alumnos en dos turnos de clases. Entre las especialidades que se estudian en esas escuelas están las de mecánica, soldadura, electricidad, carpintería y construcciones.

Círculos Infantiles

Otra instalación complementaria del sistema escolar es el círculo infantil, que atiende a los niños en edad preescolar cuyas madres trabajan. El círculo infantil recibe niños de edades comprendidas entre los 45 días de nacido y los 5 años. Se construyeron círculos de una planta para capacidades de 120 a 180 niños y en dos plantas para 180 niños. A manera experimental se edificaron algunos círculos para 180 niños en 3 plantas, ubicados en las zonas más congestionadas de la ciudad de La Habana. Uno de los actos de terrorismo vas deleznables cometidos por el gobierno de los EEUU contra Cuba,  fue el incendio del círculo infantil Le Van Tham, ubicado en la capital cubana, con sus más de quinientos niños pequeños en su interior.

Institutos Superiores y Universidades

El esfuerzo principal en el campo de las edificaciones escolares se dirigiría hacia los centros de enseñanza superior. En 1959 había en el país menos de 3 estudiantes de ese nivel por cada 1.000 habitantes. Este índice había aumentado en 5 veces hasta 1978, contándose en ese año con 14,5 estudiantes de nivel superior por cada 1.000 habitantes.

La enseñanza superior se había enriquecido también en términos de especialización. El número de carreras profesionales que se estudiaban en el país aumentó de 24 a 40 . Esta especialización determinó el surgimiento de una variada tipología entre los centros de nivel superior. En 1979 se proyectaron y construyeron nuevos centros universitarios, institutos superiores politécnicos, institutos superiores de ciencias agropecuarias, de ciencias médicas, minero-metalúrgicos, pedagógicos y de economía, distribuidos entre casi todas las provincias.

Esto es solo un recorrido por este tema durante los primeros años de la Revolución, hasta los años 80, después de esa década, disminuyó el ritmo de construcción de centros educacionales, al estar cubiertas las necesidades, aunque se abrieron escuelas de Instructores de Arte, Trabajadores Sociales, la Escuela Latinoamericana de Medicina, etc.

Lo logrado por Cuba en el campo de la educación es paradigmático y demuestra que con pocos recursos, cuando hay la voluntad política necesaria y se le une a esa voluntad el empeño de un pueblo trabajador se pueden hacer grandes cosas.

http://eladversariocubano.wordpress.com/2012/10/29/que-ha-hecho-la-revolucion-cubana-en-mas-de-50-anos-iv/trackback

http://eladversariocubano.wordpress.com/2012/10/22/que-ha-hecho-la-revolucion-cubana-en-mas-de-50-anos-iii/tracback

http://eladversariocubano.wordpress.com/2012/06/29/%C2%BFque-ha-hecho-la-revolucion-cubana-en-mas-de-50-anos-ii/trackback

http://eladversariocubano.wordpress.com/2012/06/22/que-ha-hecho-la-revolucion-cubana-en-mas-de-50-anos/trackback

Cuba: Hay quienes juegan a las máscaras o a tocarles los huevos al tigre

Hay quienes están dispuestos a decir con su nombre y sus dos apellidos, con su dirección y sus ojos, con su cara y su badajo en riesgo: yo apoyo a Fidel, a Raúl, a la Revolución socialista, soy antimperialista y que salga el sol por donde salga.

Hay otros que tapan sus infidelidades, mientras escriben crónicas a la libertad, gente que espera a ver que va a pasar, y se hacen con sus discursos bien intencionados, de una puerta trasera para cuando “la revolución se venga abajo”, mientras cobran sus críticas en una moneda tan dura como sus juicios.

Hay quien levanta el librito rojo con la misma dignidad que Maiakoski, sabe que por eso no le otorgarán visa, y hasta puede ser que lo anoten en las listas de los excluibles, Y si “esto se cae” lo pueden ir a sacar de su casa con los recién estrenados agentes policiales según el anuncio de “3 días de libertdad para matar”. Pero no le importa.

Hay otros que juegan a las máscaras o a tocarles los huevos al tigre sabiendo de antemano es fuerte pero no asesino.  No corren otro riesgo que la mirada torva de un paisano, al que se le puede acusar sin reparo de “burócrata, anclado en el pasado, que no quiere evolucionar” y muchos insultos de moda.

Hay quien se va a ir al desfile del primero de mayo con el corazón abierto, con el retrato de Fidel, con una bandera y no con dos. Ese regresará en la guagua de la calle, la de todos, tomará el ron que puede y terminará el día haciendo el amor con alguien que no le cobrará el sexo, ni sueña con “irse pal carajo de este país”.

Ese no tendrá un guion en el cine independiente, ni en el dependiente, porque su cotidiano heroísmo no parece tener telegenio, a ese no le harán crónicas en On Cuba, ni le pagarán viajecitos para que pruebe los urinarios electrónicos de Europa.

Todos los extremistas son oportunistas. Y todos los oportunistas ayudan al retorno del pasado, unos por apóstatas, otros por sectarios y muchos por ambas cualidades.  Son las puntas de una misma culebra. No importa si es uno que secuestró la Revolución para sí y reparte acusaciones de problemas ideológicos a todo lo que se mueva, o si es en cambio uno de esos que se da golpes en el pecho, desgarrando sus vestiduras como izquierdista y por igual, reparte acusaciones de oficialistas a todo el que no aplauda su brillante verbo.
Hay quien está dispuesto a seguir con la boina verde olivo, sin miedo al futuro, luchando por el futuro

Esos son los impresindibles

De los otros ¡Que Dios nos proteja!

(Tomado de http://turquinauta.blogspot.com/)

Ian Padrón, el cansancio ante los obstáculos, el supuesto maltrato o la incomprensión no son pretextos para cambiar una ideología

Por Ramón Bernal Godoy

“Las excusas pueden parecer explicaciones, pero en realidad son distorsiones de la verdad”.

emvideo-youtube-o-4UHjA0frs¿Hasta cuando? Sí, hasta cuando tendremos que aceptar que personas nacidas en Cuba ante supuestos “inconvenientes” crean que “mudarse” a Estados Unidos, hacer un par de declaraciones públicas y prestarse al jueguito de desacreditar todo lo que se hace en el país que le vio nacer es un modo de vengarse o dañar la autoridad moral de la Revolución cubana y sus líderes. ¿Creen realmente que a los que habitamos acá nos importa esa actitud tan arrogante, semejante a la conocida “pataleta infantil”? ¿Tan importantes se auto consideran?

Cuanto tiempo demorará para que esas personas, en lugar de ir a “llorar” y “dar las quejas” a casa del vecino –y de paso preguntarle si tiene algún empleo o posibilidad para fortalecer sus finanzas- entienda que el deber, ya no solo de un revolucionario sino de un ser humano trabajador es no cansarse, ser firme e ir en actitud quijotesca contra los molinos de viento que impone el porvenir, en lugar de andar esgrimiendo acusaciones y “sin pretextos”.

El cansancio ante los obstáculos, el supuesto maltrato o la incomprensión no son pretextos para cambiar una ideología, un modo de pensar y mucho menos un modo de vida. El más grande de los cantautores cubanos, Silvio Rodríguez, ya una vez alertaba sobre lo difícil que podrían resultar “las sillas en el camino”, nadie dijo que fuese fácil, incluso el propio presidente cubano Raúl Castro, cansado está de alertar sobre conductas impropias que hacen tanto daño o más que los enemigos declarados de la Revolución.

No son estos hechos y mucho menos el supuesto cansancio justificación alguna, menos aún en sujetos que gozan -por su función social u otras posibilidades, que no me cuestiono- de importantes remuneraciones y cómodas condiciones de vida. ¿Qué queda entonces para el modesto obrero? ¿Ó para el médico que enfrenta la adversidad del transporte para llegar a un puesto laboral donde gana más prestigio por salvar vidas que dinero por hacerlo? ¿Ó para el maestro que decide en las aulas el tipo de jóvenes que tendremos mañana? En fin, de que cansancio estamos hablando cuando es archiconocido que La persona que realmente quiere hacer algo, siempre encuentra la manera, mientras los que no, solo encuentran excusas”.

La actualización del modelo económico cubano es un proceso tan complejo como construir una sociedad socialista en un mundo unipolar y bajo un férreo bloqueo de la potencia hegemónica, la mentalidad y actitud de muchos funcionarios no siempre es la mejor ni la más honesta, tampoco la que favorece al principio de unidad y eficiencia, sin embargo, la voluntad política del país, de sus líderes históricos, del proceso que atravesamos y de nosotros, los cubanos que deseamos un mundo y una Cuba mejor, no puede ser desterrada a un saco y obligada a convivir con los ejemplos más retrógrados de la realidad cubana de hoy.

Cada cual es un ser distinto, cada cual tiene derecho a escoger la forma y modo en que desea vivir, pero nadie tiene el derecho a disfrazar sus intenciones y decisiones con la realidad y el sueño de otros. Nadie tiene derecho a generalizar presuntas actitudes de carácter negativo como un modo de hacer prevaleciente en la Cuba que a puro sudor trabaja por levantarse. Si UD desea radicarse en el país más desarrollado del mundo, si UD desea sacar provecho a su prestigio, a su curriculum laboral, si UD desea pasar de vivir bien a vivir mejor, pues felicidades! Las Leyes migratorias cubanas se lo permiten, pero por favor sea sincero, no requiere UD de pretextos para hacerlo, nadie se los ha pedido, al menos nadie de los que habitamos en este lado del mar, en esta modesta pero digna isla.

Benjamin Franklin decía “Aquél que es bueno para poner pretextos, rara vez es bueno para algo más” y lo lamentable está precisamente ahí, que la calidad profesional se pierda entre tanto pretexto y fanfarronería, y que de ser un productor notable acá –un poco arrogante pero realmente bueno- se convierta en un ser ignorado que solo obtiene la deseada notoriedad a través de incursiones políticas que son el camino seguro al futuro fracaso.

Así lo veo.

( Tomado de Mi Cuba por Siempre )

A %d blogueros les gusta esto: