Robot espacial completa su misión y cae en la Luna

1840057

El robot LADEE, enviado en septiembre de 2013 para estudiar la atmósfera lunar, completó su misión y una vez agotado su combustible se precipitó sobre la superficie selenita la noche pasada, según informó hoy la agencia espacial estadounidense.

La NASA indicó que el artefacto “impactó en la superficie de la Luna como estaba planeado”.

La cápsula no tenía combustible para mantener su órbita lunar por largo tiempo y los técnicos de la NASA creen que durante el impacto LADEE, del tamaño de un refrigerador, se desintegró y que la mayor parte del material se calentó a temperaturas de varios cientos de grados o se vaporizó en la superficie.

“Cualquier material que subsista probablemente quedó sepultado en cráteres poco profundos”, explicó la agencia, agregando que en su caída la cápsula se desplazaba a unos 5.800 kilómetros por hora.

LADEE -la sigla en inglés que corresponde a explorador de la atmósfera y el ambiente de polvo lunar- partió desde la instalación de vuelo de la NASA en la Isla Wallops, en Virginia, y comenzó a orbitar la Luna el 6 de octubre de 2013.

El 10 de noviembre pasado LADEE empezó su recolección de datos y el 20 de noviembre entró en órbita alrededor del ecuador lunar. Después de cien días de una fase científica que la NASA describió como “altamente exitosa”, el artefacto extendió su misión. 

LADEE sustentó el primer sistema dedicado de la NASA para la comunicación de ida y vuelta, usando láser en lugar de ondas de radio.

La demostración hizo historia al utilizar un haz pulsante de láser para transmitir datos a través de los 385.000 kilómetros que separan la Luna de la Tierra con una tasa récord de descarga de 622 megabits por segundo.

En cumplimiento de su misión principal, LADEE recogió información sobre la estructura y composición de la tenue atmósfera de la Luna, que los científicos esperan que pueda finalmente aclarar si fue polvo lunar, con carga eléctrica de la luz solar, lo que causó el resplandor crepuscular sobre el horizonte lunar durante varias misiones de Apollo.

Rex, el hombre biónico, llegó a museo de Londres

Este robot tiene órganos artificiales, sangre sintética y extremidades robóticas que han sido hechas con lo último de la tecnología

Rex, el primer hombre completamente biónico / EFE

Rex, el primer hombre completamente biónico / EFE

El Museo de la Ciencia de Londres exhibe desde mañana a Rex, el primer “hombre completamente biónico” con órganos artificiales, sangre sintética y extremidades robóticas que ha costado 640.000 libras (más de un millón de dólares).

Ideado, diseñado y montado por un grupo de expertos en robótica, Rex, de dos metros de altura, tiene bastante en común con Steve Austin, el hombre biónico que retrató la serie de televisión de los años 70 “El hombre de los seis millones de dólares”.

Con un rostro que le aporta humanidad, el hombre biónico incorpora algunos de los últimos avances de tecnología protésica, así como páncreas, riñón, bazo y tráquea artificiales, y un sistema circulatorio funcional.

Uno de los expertos que ha participado en su construcción, Richard Walker, señaló a la cadena BBC que el resultado del trabajo es “muy significativo”, pues ha permitido saber “lo cerca que las tecnologías protésicas están de reconstruir el cuerpo humano”.

LA TECNOLOGÍA BIÓNICA
Rex protagoniza mañana un documental de la cadena Channel 4, “Cómo construir un hombre biónico”, en el que también participa el psicólogo social suizo Bertolt Meyer, que nació sin mano derecha y lleva una prótesis biónica de 30.000 libras (casi 47 mil dólares).

“Algunas partes que hemos utilizado ya las llevan algunas personas que pueden vivir gracias a ellas. Las retinas artificiales permiten a la gente ver de nuevo. Hemos combinado estos avances con lo último en robótica”, agregó Walker.

En el documental se verá cómo Meyer prueba extremidades protésicas modulares mucho más avanzadas que la suya.

“He seguido las nuevas tecnologías biónicas durante mucho tiempo y creo que hasta hace cinco o seis años no pasaba gran cosa. Y ahora, de repente, estamos en un punto donde podemos construir un cuerpo que es magnífico y bonito de una manera propia y especial”, manifestó el psicólogo.

Robot Curiosity descubrió vestigios de un antiguo flujo de agua en Marte

Foto tomada el 14 de setiembre por el Curiosity y entregada por la NASA, donde se ve grava del lecho de un antiguo arroyo (Nasa/JPL-Caltech/MSSS/AFP)

WASHINGTON — El robot estadounidense Curiosity, que llegó a Marte el 6 de agosto, descubrió grava en el planeta rojo, al parecer proveniente del lecho de un antiguo arroyo que fluía en el pasado, anunciaron el jueves los responsables de la misión científica.

Ya se habían observado pruebas de la presencia de agua en Marte en el pasado, pero nunca se habían detectado sedimentos dejados por el agua, precisaron.

“Esta es la primera vez que vemos grava transportada por agua en Marte”, dijo William Dietrich, de la Universidad de California, uno de los científicos de la misión.

“Esta es una transición entre las hipótesis sobre el tamaño de los materiales transportados por el flujo de agua y la observación directa de éstos últimos”, agregó.

Las imágenes transmitidas por el laboratorio móvil Curiosity muestran grava incrustada en una capa de rocas conglomeradas.

Los tamaños y formas de estas piedras dan una idea de la velocidad y la distancia del flujo de esta corriente, de acuerdo con los científicos.

“A partir del tamaño de la grava, se puede inferir que el agua fluyó a unos 0,91 metros por segundo” a una profundidad de un metro, o sea la distancia “del tobillo a la cadera”.

La forma redondeada de algunas de estas rocas indica que fueron transportadas por largas distancias desde la parte superior de la cuenca, donde un “canal” llamado “Peace Vallis” se unía a la corriente aluvial.

“La forma de esta gravilla indica que fue transportada y el tamaño confirma que no fue arrastrada por el viento sino por el flujo de agua”, dijo Rebecca Williams, del Instituto de Ciencias Planetarias en Tucson (Arizona, sureste de EEUU), miembro del equipo científico del Curiosity.

La abundancia de canales en la cuenca aluvial sugiere que estos flujos de agua fueron continuos o repetidos durante un largo período de tiempo, y no ocasionales o de unos pocos años, explicaron los científicos.

Ciencia: China lanzará un robot español a la Luna

La empresa china Great Wall Industry Corporation (CGWIC) lanzará a la Luna, en junio de 2014, el Barcelona Moon Team, el robot español que compite en el Google Lunar X Price, dotado con 15 millones de euros, un concurso internacional en el que participan 19 países.

-Esta competición internacional reta a los participantes a crear un robot que se desplace sobre la luna y envíe imágenes en directo antes de diciembre de 2015.

El lanzamiento, que se ha formalizado en París entre Yin Liming, presidente de CGWIC, y Xavier Claramunt, presidente de Galactic Suite y líder del equipo Barcelona Moon Team, se realizará con un lanzador Long March 2C con una tercera etapa CTS2 para la inserción en órbita de transferencia lunar. El cohete llevará el módulo español que, una vez liberado, realizará las operaciones de corrección y frenado para la inserción en órbita lunar, antes de aterrizar en la superficie de la luna para empezar a efectuar las tareas de exploración y transmisión que se marcan en el concurso.

Xavier Claramunt ha señalado  que con este acuerdo de lanzamiento el Barcelona Moon Team se sitúa a la cabeza de los equipos participantes en la competición, ya que asegurar el lanzamiento de la nave es asegurar más de la mitad de la misión. Esta competición internacional reta a los participantes a crear un robot que se desplace sobre la luna y envíe imágenes en directo antes de diciembre de 2015.

También debe recorrer 500 metros por la luna en línea recta, ser capaz de enviar datos, imágenes y vídeos en alta resolución, sobrevivir a una noche lunar, que son 14 días y medio, localizar restos de misiones anteriores, como la Apolo o la Viking, y detectar agua.

Barcelona Moon Team es el único equipo con sede en España que participa en el Google Lunar X-PRIZE, al que concurren empresas privadas y centros tecnológicos. El proyecto está liderado por Galactic Suite, una compañía privada de turismo espacial, y por ALTRAN, una consultoría internacional experta en tecnológica e innovación.

También participan el Centro de Tecnología Aeroespacial (CTAE), la Universitat Politécnica de Catalunya (UPC), y la firma GMV, surgida como spin-off de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Aeronáuticos de Madrid, que trabaja para los grandes fabricantes del sector aeronáutico.

EADS CASA Espacio, que integra la corporación industrial europea más importante del sector de la aviación y el espacio, THALES ALENIA SPACE España, que forma parte del consorcio que es hoy el mayor fabricante de satélites europeo, y el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), componen el resto de los integrantes de este gran proyecto espacial español.

Debido al acuerdo con China, la misión española se ha diseñado para no tener componentes americanos que puedan interferir con la Regulación Internacional de Tráfico de Armas (ITAR), que impide a muchas compañías tecnológicas americanas llevar sus productos al mercado internacional.

Claramunt ha remarcado que el concurso es una oportunidad para el sector aeroespacial estatal, un sector emergente y de alto valor añadido que está en crecimiento, ya que la participación permitirá generar un centenar de puestos de trabajo directos.

Ha añadido que con este proyecto también se desarrolla conocimiento, know-how técnico y de gestión de proyectos complejos y equipos multidisciplinares que permitirán enfrentarse a retos cada vez mayores en el sector.

China Great Wall Industry Corporation se dedica al desarrollo internacional de la industria espacial china, mediante servicios de lanzamiento, exportación de satélites, seguimiento en tierra y construcción de estaciones de control, y aplicaciones de satélites.

http://www.teinteresa.es

El robot Curiosity realizará un breve paseo de prueba en menos de una semana

El robot Curiosity realizará un breve paseo de prueba en menos de una semana

Washington, 14 ago (EFE).- El robot explorador Curiosity comenzará sus pruebas de movimiento en menos de una semana, mientras se siguen analizando las imágenes de alta resolución que envía para determinar la ruta que seguirá cuando comience a rodar por Marte, informó hoy la NASA.

En una semana el rover marciano comenzará tímidamente a moverse sobre la superficie de manera de prueba, mientras que en un mes se espera que pueda probar los brazos mecánicos e instrumentos que lleva para analizar la composición del suelo de Marte.

Los científicos estiman que en alrededor de un año, el Curisosity llegará a las laderas del monte Sharp, después de que se haya comprobado que sus instrumentos están aparentemente listos para funcionar y de que hoy se completara una actualización de su software.

“Vamos a girar las ruedas un poco en Sol 13 y conducir unos metros hacia adelante, girar y volver hacia atrás en Sol 15”, indicó en una teleconferencia Michael Watkins, jefe de la misión MSL del Curiosity.

La palabra Sol y un número indican los días que lleva operativo el Curiosity desde su aterrizaje en Marte la semana pasada. La misión se encuentra que hoy el la misión se encuentra en Sol 9.

Según los responsables de la misión, se espera que el rover se desplace una vez preparado y tras los chequeos pertinentes una media aproximada de un campo de fútbol diario, por lo que necesitaría unos cien días para llegar al monte Sharp.

Una vez allí, el plan es alcanzar unos centenares de metros de elevación en el monte Sharp, al borde del cráter Gale.

En poco más de una semana en la superficie de Marte el explorador Curiosity no deja de sorprender con nuevas imágenes, como las que hoy publicó la NASA sobre el entorno que rodea al rover el alta resolución y nuevo balance de blancos, así como instantáneas desde la órbita marciana del satélite Mars Reconnaissance Orbiter que marcan con gran precisión el lugar donde se encuentra el rover.

Las imágenes muestran un nuevo panorama de las dunas, el terreno de pequeñas piedras y el horizonte de montes frente al que se halla el rover, lo que ayuda a los investigadores a planear desde ahora las rutas de aproximación al Monte Sharp, el principal objeto de estudio del Curiosity.

NASA: Es lanzado un Robot hacia Marte

El Laboratorio Científico de Marte, este sábado despegando de Cabo Cañaveral. (AFP, Bruce Weaver)

CABO CAÑAVERAL, EEUU — El explorador espacial estadounidense Curiosity despegó este sábado para realizar un viaje de casi nueve meses hacia Marte, en búsqueda de señales de vida en el planeta rojo.

El vehículo robotizado, el mayor que se ha construido nunca con un costo de 2.500 millones de dólares, despegó con éxito de Cabo Cañaveral (Florida, sureste) a las 10H02 locales (15H02 GMT) impulsado por un cohete Atlas V.

“Despegue del Atlas V con Curiosity, buscando señales del rompecabezas planetario sobre la vida en Marte”, dijo el comentarista de la NASA, George Diller, cuando el cohete blanco se elevaba en el cielo de Florida hacia el espacio.

Si el proyecto avanza como está planeado, el Curiosity, también denominado Laboratorio Científico de Marte (MSL por sus siglas en inglés), aterrizará dentro de nueve meses, el 5 de agosto de 2012, y será capaz de enviar informes a los científicos sobre sus hallazgos sin traer físicamente las muestras de roca a la Tierra.

“Es el vehículo soñado por un científico que estudia Marte”, declaró antes del lanzamiento Ashwin Vasavada, encargada científica adjunta del proyecto MSL del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA. “Equivale a tener virtualmente más de 200 investigadores explorando este planeta”, añadió.

Curiosity es un aparato de elite de seis ruedas y una tonelada de peso propulsado por combustible nuclear, -el más grande y sofisticado vehículo robotizado que se haya construido para explorar Marte-, y tiene como misión identificar los lugares donde pudo existir, o todavía existe, vida en el planeta rojo.

Para hacer esto, el dispositivo del tamaño de un vehículo utilitario, equipado con un brazo robótico, cuenta con un perforador y una serie de 10 instrumentos científicos que incluyen dos videocámaras de color, un rayo láser capaz de destruir rocas, y una caja de herramientas para analizar su formación.

Muchos de estos instrumentos escrutarán el entorno marciano para detectar, sobre todo, la existencia de moléculas de metano, un gas a menudo asociado a la presencia de vida en la Tierra y ya detectado en Marte por anteriores sondas estadounidenses.

La NASA ve a Curiosity como un punto medio en el largo camino de descubrimiento del planeta, que podría culminar con una misión de exploración humana en 2030.

La exploración de Marte por parte de la NASA comenzó en 1976 con el aterrizaje del vehículo espacial Viking y ha continuado, más recientemente, con los vehículos robotizados Spirit y Opportunity que comenzaron a recorrer la superficie marciana en 2004.

Cualquier pista que Curiosity pueda enviar sobre la habitabilidad del planeta situado en cuarto lugar de distancia del Sol, y sobre los niveles de radiación que existen allí, será de vital importancia para la NASA y las futuras misiones de exploración.

El lugar donde aterrizará el vehículo será el cráter de Gale, cerca del ecuador marciano donde las temperaturas oscilan entre menos 90 y 0 grados, elegido porque contiene cinco kilómetros de altas montañas y porque se cree que alberga bajas capas de sedimentos y de arcillas que podrían haber contenido agua, y por tanto, vida.

“Estamos, básicamente, leyendo la historia de la evolución ambiental en Marte”, señaló previo al lanzamiento John Grotzinger, encargado de proyecto del Laboratorio Científico de Marte en el Instituto de Tecnología de California (suroeste).

En la Tierra, la vida microbial existe en todos los lugares donde hay agua, así que los científicos esperan que lo mismo suceda en Marte y que puedan hallar, más que pistas de que la vida existió, signos de que la vida microbial todavía existe.

“Va a buscar sitios habitables ya sea en el pasado o potencialmente en el futuro o presente”, dijo Mary Voytek, directora del programa de Astrobiología de la NASA.

 

A %d blogueros les gusta esto: