EEUU: De la mentira al mito: corrupción política, racismo y apatía cívica

¿Importancia de los hispanos en las elecciones presidenciales en los EEUU?

Por Pedro González Munné *  

Las elecciones presenciales, como todo el proceso político en los EEUU es un oneroso circo. Los candidatos se pasean por el inodoro multicolor de la televisión norteamericana, esparciendo discursos mendaces elaborados por puntillosos artífices de la publicidad, diseñando desde el color del maquillaje del personaje, hasta los biotipos y atuendos de las personas utilizadas en el trasfondo para el encuadre perfecto de la cámara.

Lo revelador es que el norteamericano promedio espera esto de sus candidatos y al mientras la alta definición de la televisión permite disfrutar en detalle de los macabros espectáculo de programas de violencia y crimen morbosamente elaborados, las pantallas se llenan de estas presentaciones con los cotidianos tratantes de ilusiones y sus morrales de promesas incumplidas.

Los números de las encuestas muestran hoy a los hispanos votando o prometiendo apoyar a un candidato y a otro, mientras en la realidad que de los más de 52 millones de hispanoparlantes en los EEUU contados por el Censo (1) –si contar otro 10% extra al menos de indocumentados-, menos de la mitad podemos votar, o sea 23.7 millones (2).

Lo grave no es eso, sino que solamente el 21%, o 10.9 millones, están inscritos para votar.
  En el 2010 apenas 6.6 millones votamos, lo cual implica solamente un 12.7% de la población de hispano parlantes que pudieran participar en el sufragio, o sea muchísimo menos que los negros y por supuesto, los blancos norteamericanos.
Otra parte de la tajada radica en que la inmensa mayoría de esos posibles votantes (75%) nacieron aquí, en los Estados Unidos, sobre todo en familias de origen mexicano, lo cual nos hace caer en otro aspecto del mito del votante hispano.
  Esta mayoría silenciosa (3) tan traída y llevada en las noticias, comentarios y barrajo de falacias de la prensa norteamericana se caracteriza por la indiferencia ante el proceso político, sobre todo tomando en cuenta de que la prioridad para un hispano en los EEUU es encontrar trabajo y mantener a su familia, uno de los retos mas importantes en estos momentos de crisis económica.
Encontrar un trabajo, poder estudiar, no ya al nivel universitario, sino un oficio bien pagado, se convierte en doblemente difícil cuando te apellidas González o Martínez. El racismo existe y es mucho más radical contra nosotros, las personas pardas (4), como nos calificara el viejo Bush, aquel Presidente que fuera de la CIA y trabajara con Richard Nixon –otro Presidente mentiroso que echaran de la Casa Blanca-, hablando de su propio nieto, hijo de mexicana.
Cifras recientes del Gobierno federal norteamericano declaran que el desempleo en este mes de Octubre supera el 12% entre los jovenes entre 18 a 29 años de edad y en los hispanos alcanza el 13.4%. Aparte de ello 1.7 millones de jóvenes adultos no se cuentan como desempleados por el Departamento de Trabajo federal, porque, sencillamente desistieron en su búsqueda de un empleo (5).
  Por lo tanto ¿qué interés puede nuestra gente en participar en un proceso político al cual no le ven beneficio inmediato para sus vidas?
Y esas las preocupaciones reales de la gente, lo cual ninguno de los candidatos ha respondido a satisfacción, apenas a unos días de las elecciones y luego de maratónicos espectáculos, en once meses de intenso proselitismo entre comunidades blancas y urbanas, media docena de debates republicanos, entre enero y junio, las dos grandes convenciones partidistas -demócrata y republicana-, y finalmente, los tres debates presidenciales entre Obama y Romney.
 En el caso de los cubanos es totalmente diferente, pues se declaran masivamente republicanos (70% de los votantes están registrados así en el municipio Miami-Dade, donde radica la mayoría, un 73%, o sea, 392,799 votantes), sobre todo las personas mayores, las cuales son el ganado electoral (6) del sur de la Florida.
Este grupo, controlado por una generación perversa, amputada por el bisturí del poder revolucionario cubano en los 60, implantada como cáncer malvado, con sus acólitos, gurús y putas en una ciénaga insalubre, con toda malicia bien lejos de las ciudades blancas de los Estados Unidos, en lo cual se conoció desde entonces como Mayami (7), implica gran parte de los 1,207,020 votantes inscritos, de los cuales son de origen latino el 52 por ciento.
  La mayoría cubanoamericanos y un gran pedazo de ellos el ganado electoral, integrado por pobres viejitos retirados nacidos en la isla, adoctrinados cotidianamente por la radio latina con el tema de Castro y Cuba, temerosos de perder su magra ayuda de Gobierno si no siguen las instrucciones de los sargentos políticos(8) que medran en sus barrios (9).
Un punto importante en este tema ha sido el crecimiento considerable de las llamadas boletas ausentes(10) en los últimos diez años, las cuales hoy suman 173,211. Diseñadas para las personas que por serios problemas personales o de enfermedad no podían acudir a las urnas el día de las elecciones, se han convertido en clave de la maquinaria política local, la cual las vende a los políticos a $50 por cabeza.
  Otro grupo importante de votos controlados son los viejos latinos, sobre todo cubanoamericanos que sobreviven en los comedores y centros de ancianos pobres, ubicados en su mayoría en las zonas depauperadas Pequeña Habana y Allapatah en la ciudad de Miami. Como dato significativo la hermana del actual alcalde del Condado [municipio] Miami-Dade, la señora María Cristina Penedo, controla 11 de estos centros de ancianos y su socia es Josefina Carbonell, quien fuera asistente del congresista federal Lincoln Díaz Balart, el cual renunciara recientemente, vinculado a un proceso de lavado de dinero de la droga (11).
  Solamente en Miami se dan estas componendas y todavía hay quien se asombra que salgan electos los mismos políticos corruptos que han destruido esta comunidad y cuyo caballo de batalla es mantener el embargo a Cuba para luego exprimir los fondos federales destinados a las llamadas organizaciones exiliadas por la libertad (12), las mismas que chantajean, aterrorizan y mantienen subyugado a esteganado electoral.
  A estos viejitos los transportan, si no votan con boletas ausentes por quien les dicen los sargentos políticos de barrio, en los ómnibus del sistema escolar local, les dan un refresco y un pan con algo, con una tarjeta con los números que tienen que ponchar en su boleta para elegir a quienes determina la maquinaria política local.
  Señores, esto es pura democracia representativa al estilo norteamericano, quien lo dude, que venga y lo vea (13).
 
 
Periodista cubano emigrado. Cuatro Premios Nacionales de Periodismo en Cuba, Vanguardia Nacional del Sindicato de los Trabajadores de la Cultura de Cuba. Seis libros publicados, uno en preparación.
Bibliografía utilizada:
 
1- Census Bureau Homepage, Varios en http://www.census.gov
2- Pew Hispanic Center, Varios, en http://www.pewhispanic.org
3- Gratius, Susana (2005). El factor hispano: los efectos de la inmigración latinoamericana a EEUU y España. En http://www.nuevamayoria.com
4- Groer, Anne (1988). Bush of His Grandkids: ‘The Little Brown Ones’ [Bush sobre sus nietos: Los pequeños pardos, (Trad. Del Autor)]. Agosto 17, 1988. En: Orlando Sentinel, Orlando FL. http://articles.orlandosentinel.com/1988-08-17/news/0060200254_1_jeb-bush-grandchildren-president-george-bush
5- PR Newswire. 12.0 Percent unemployment for young americans as presidential election nears [12.0% de Desempleo entre los Jóvenes norteamericanos mientras se acercan las elecciones presidenciales (Trad. Del Autor)]. http://money.msn.com/business-news/article.aspx?feed=PR&Date=20121102&ID=15748610&topic =TOPIC_ECONOMIC_INDICATORS&isub=3
6- González Munné, Pedro (2012). Ganado Electoral. en El Color de la Mentira. pp. 129-131. Ed. Letra Viva, Coral Gables, FL
7- González Munné, Pedro (2012). Los Sísifos de Miami en El Color de la Mentira. pp. 97-98. Ed. Letra Viva, Coral Gables, FL
8- Sargentos políticos es un concepto de personas que a nivel de barrio o comunidad se dedicaban en la época de la Cuba republicana (1902-1959), como parte de la corrupción política existente en el país a obtener votos sobre la base de coacción, promesas de favores o dinero [Nota del Autor].
9- Obra citada, ver 6.
10- Boletas ausentes [Absentee Ballots], son las boletas entregadas por correo o personalmente a los votantes que no pueden acudir a las urnas los días de votación, por estar ausentes de su residencia o tengan otra razón para no presentarse a la elección.  [Nota del Autor].
11- Obra citada, ver 6.
12- González Munné, Pedro (2004). Las 30 monedas del exilio en Rehenes del Odio. pp. 18-19. Ed. Letra Viva, Coral Gables, FL
13- Obra citada, ver 6.

Romney pondrá en marcha una nueva Guerra Mundial

Mientras que la relación de Obama con Netanyahu, ha sido tensa, Romney conoce al líder israelí desde 1970. La campaña de Romney ha dicho que va a ser un firme partidario de Israel si es elegido.

Sullivan, quien escribe para el diaroDaily Beast afirmó en el show de Chris Matthews que “la diferencia fundamental entre los dos candidatos es que uno va a hacer todo lo posible para evitar una nueva guerra en el Oriente Medio y el otro va a entregar la política de EEUU a Bibi Netanyahu -primer ministro israelí-, lanzándonos a una Guerra Mundial”.

El periodista británico, de 49 años de edad, ha reconocido ser conservador, férreo defensor de Obama, y haber apoyado en varias ocasiones las medidas de George W. Bush. Siempre ha sido muy crítico con Israel, y en 2010 defendió abiertamente la intervención militar de EEUU para imponer una solución al conflicto entre Israel y Palestina.

Después de que la popularidad de Obama bajase tras su debate con Romney, Sullivan se puso manos a la obra para defender a su candidato.

“Yo estoy tratando de reunir un poco de moral, pero nunca he visto a un candidato a estas alturas del juego, así que a lo lejos, acaba de tirar la toalla en la forma en que Obama hizo la semana pasada” escribió Sullivan en su blog dentro del Daily Beast.

Mientras que la relación de Obama con Netanyahu, ha sido tensa, Romney conoce al líder israelí desde 1970. La campaña de Romney ha dicho que va a ser un firme partidario de Israel si es elegido.

http://ecodiario.eleconomista.es/

Avalancha de sondeos y análisis precede debate presidencial en EE.UU.

(PL) Una profusión de resultados de encuestas de opinión y valoraciones de analistas políticos anteceden hoy el primer debate electoral entre el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su adversario republicano, Mitt Romney.
Pesquisas recientes señalan que el mandatario tiene ventaja sobre su rival en la mayoría de los estados decisivos.

Según diversos sondeos, Obama supera por ocho puntos porcentuales (51-43) a su contrincante en Odio, territorio clave y esa ventaja continúa estimulada por un amplio respaldo del sector femenino.

Una situación tensa se mantiene en Florida y Virginia, porque allí existe un virtual empate técnico con una diferencia de un punto en las intenciones de votos.

El mandatario aventaja a su contrincante por un punto en Florida (47-46) y dos puntos en Virginia (48-46), según encuestas de hoy. A nivel nacional el jefe de la Casa Blanca lo supera por tres puntos (49-46).

El tema del voto hispano es probable que también salga a relucir en el debate de esta noche. Más del 70 por ciento de los electores latinos apoyan al gobernante, pero solo la mitad de los 24 millones de hispanos con derecho al sufragio en Estados Unidos votará en las elecciones de noviembre, situación preocupante para los demócratas.

La Comisión de Debates Presidenciales determinó que en este primer intercambio los asuntos para tratar serán la economía, la salud pública y las posiciones de ambos aspirantes sobre el papel del gobierno en la dirección del país.

Según expertos, el primer punto se torna difícil para el mandatario en momentos en que en Estados Unidos existe una tasa de desempleo superior al ocho por ciento y una deuda pública por encima de los 16 millones de millones de dólares.

A ello se suma un comentario desacertado del propio vicepresidente Joseph Biden, quien aseguró ayer que la clase media estadounidense estuvo enterrada en los últimos cuatro años, afirmación que por supuesto fue aprovechada de inmediato por sus rivales del partido rojo.

Algunas televisoras sacan a colación este y otros fragmentos de videos de pifias de los candidatos, y declaraciones de representantes de los dos partidos que monopolizan la contienda electoral, como parte del ambiente que precede al debate.

Pese a la problemática del mandatario en el tema de política interna, no menos difícil resulta la situación de su rival, pues directivos de la campaña republicana expresaron en los últimos días su preocupación por la marcha de la contienda para esa agrupación política.

En cuanto a política exterior y seguridad nacional el aspirante presidencial del partido rojo y sus asesores se consideran fuertes en sus argumentos.

Estos asuntos también neurálgicos quedaron para los dos encuentros posteriores, pero algunos medios de prensa coinciden en señalar que es poco probable que Romney espere hasta entonces para abordarlos.

El ex gobernador de Massachussets está ansioso por repetir sus conocidas críticas a la administración demócrata por su respuesta al ataque contra el consulado en Bengasi, Libia, que ocasionó la muerte al embajador Christopher Stevens y a otros tres funcionarios.

Como parte del ambiente que existe en la jornada de hoy, ninguno de los dos candidatos realizó eventos públicos, dejaron a sus segundos esa tarea.

Obama está inmerso en sus últimas sesiones de entrenamiento con el senador demócrata John Kerry en el papel de Romney, mientras el exgobernador de Massachussets es asistido por el senador republicano por Ohio, Rob Portman, quien personifica a Obama. Medios de prensa aseguran que los asesores de Romney lo equiparon con una serie de frases impactantes que memorizó y repite a diario con sus ayudantes, mientras el presidente tendrá que superar algunas deficiencias que enfrenta, como su tono profesoral y la extensión de sus declaraciones.

A juicio de algunos especialistas, la primera de las pruebas para ambos políticos en su debate de hoy es tener en cuenta que para los posibles votantes de noviembre lo más importante es determinar quién reúne los requisitos mínimos para ocupar el asiento de la oficina oval.

Aunque se calcula una teleaudiencia de al menos 70 millones de personas, expertos auguran que esta discusión entre ambos aspirantes no significará un giro decisivo para el resultado de los comicios.

Opinión: Ileana Ros-Lethinen: doctora en oportunismo

La santa alianza entre Romney e Ileana provocó que el grupo Somos Republicanos, una de las mayores agrupaciones de latinos de esa tendencia, pidiese a sus seguidores que llamaran a Ileana, y a Mayito Díaz-Balart, para expresarles su descontento por unirse a esa figura.

Desde que en 1989, cuando aspiró por primera vez a un asiento en la Cámara de Representantes, la señora Lehtinen respaldó fieramente al terrorista Orlando Bosch Avila para ganar el apoyo de la ultraderecha de origen cubano de Miami, hasta el presente, ella ha hecho gala de un oportunismo tan vulgar como sostenido.

Sus largos antecedentes al respecto son sintetizados ahora cuando, a contrapelo hasta de colegas del Partido Republicano, ella se suma a uno de sus aspirantes a la candidatura de esa organización que alardea con ser un anti-inmigrante: el multimillonario Mitt Romney.

No en balde uno de sus hombres de mayor confianza es Kris Kobach, integrante del equipo de autores de las leyes neofascistas contra la inmigración ilegal de Alabama y Arizona.

La santa alianza entre Romney e Ileana provocó que el grupo Somos Republicanos, una de las mayores agrupaciones de latinos de esa tendencia, pidiese a sus seguidores que llamaran a Ileana, y a Mayito Díaz-Balart, para expresarles su descontento por unirse a esa figura.

Tan pronto Ileana conoció esa reacción matizó su ardor por la candidatura del ex-gobernador de Massachussets y agregó que lo respaldaba en todo “menos en su criterio” hacia la inmigración.

Durante una entrevista telefónica con la Associated Press desde Washington, Ros-Lehtinen alabó una vez más la visión de Romney sobre la economía, que es lo crucial –dijo- para su estado de la Florida.

El antes mencionado grupo hispano Somos Republicanos caracterizó al preferido de Ileana como el aspirante a la candidatura presidencial de su partido  “más antiinmigrante”.

Mitt Romney se ha dirigido a jefes de la ultraderecha de origen cubano asentada en Miami para que le ayuden con su dinero e influencia a obtener votos hispanos en la Florida, donde el próximo día 31 tendrán lugar elecciones internas del Partido Republicano.

Mientras, la actitud de la congresista norteamericana Ros-Lehtinen vuelve a recordar su idiosincrasia oportunista desde que hace más de 20 años llegó al Congreso haciendo suya la causa del terrorista Bosch Avila y asegurando que un voto a favor de su contrincante de entonces equivalía a “un voto a favor de Fidel Castro”.

He ahí el fondo de su apasionada adhesión a la campaña de Romney, así como su real oficio de maestra en dar grandes y pequeños golpes de timón para disfrazar sus acostumbradas maquinaciones.

Ahogar a Cuba por hambre: la promesa electoral que Newt Gingrich hace a los exiliados de Miami

Newt Gingrich, uno de los aspirantes a la nominación por el Partido Republicano en las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos, envió al exilio histórico cubano una amenazante carta contra las autoridades y el pueblo de la isla, con el fin de ganar votos entre la comunidad cubanoamericana de Miami, en la puja que sostiene con su más poderoso contendor Mitt Romney.
La carta, publicada este viernes en el sitio digital Newt.org, y difundida en español por las principales radioemisoras anticubanas del sur de La Florida, está dirigida a Unidad Cubana, una “sombrilla” de organizaciones contrarrevolucionarias de declarado corte extremista, está llena de promesas contra la Isla, en caso de que Gingrich alcance llegar a La Casa Blanca.
Sin tapujos, el pre-candidato presidencial republicano reconoció en su misiva que es un ferviente partidario de conseguir el aislamiento y la desestabilización de Cuba, acciones que apoyó desde su posición de Presidente del Congreso norteamericano, junto a figuras de corte fascista como la congresista Ileana Ros-Lehtinen y el exlegislador Lincoln Díaz-Balart, de quien dice “sentirse orgullosos”.
Todo parece indicar que no hay reciprocidad con él, pues Ros-Lethinen y Díaz-Balart, ya ofrecieron su apoyo político al rival de Gingrich, Mitt Romney.
El exlíder del Congreso de Estados Unidos, ahora aspirante a la presidencia, se comprometió con los exiliados radicales cubanoamericanos a aplicar una agenda política pro-activa para acelerar, según sus pronósticos, “la transición a la democracia en Cuba”.
Prometió, además, la plena aplicación de la criminal ley Helms-Burton, incluyendo el Título III, -aplazado por tres presidentes estadounidenses- y un recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero que desde hace más de 50 años, aplica el gobierno norteamericano contra el pueblo de Cuba.
Otra de las promesas de Gingrich a sus virtuales votantes cubanos en Miami, fue emprender acción legal contra el presidente cubano Raúl Castro y el líder histórico de la Revolución, Fidel Castro, por los incidentes de 1996 en que dos aeronaves del grupo contrarrevolucionario Hermanos al Rescate fueron derribadas después de violar el espacio aéreo de la isla.
En su larga lista de compromisos pre-electorales, Gingrich aseguró que si alcanza la presidencia, restablecerá las medidas restrictivas contra los viajes y las remesas familiares de los emigrados cubanos, aplicadas por el expresidente George W. Bush, así como revisará y reevaluará todas las órdenes ejecutivas de la administración Obama en relación con viajes a Cuba, el comercio y la inmigración, incluyendo el tratado migratorio entre Cuba y Estados Unidos de 1994, firmado por el gobierno de Bill Clinton.
Y como para no dejarlos fuera de pastel de promesas, Gingrich anunció además que apoyará fervientemente a los grupos internos de la contrarrevolución, manejados política y financieramente desde los Estados Unidos.
El tema Cuba, nuevamente, se convierte en slogan de campaña presidencial, aunque en estos tiempos, ya los emigrados cubanos, -incluso los “cabeza-caliente” del exilio radical- están hastiados de promesas que no se cumplen.
Cada cuatro años, llegan los candidatos a La Casa Blanca a Miami, se disfrazan con guayabera, tabaco en mano y una taza de café a decir en los portales del Versailles: ¡Viva Cuba Libre!, a pesar de no tener idea que ese grito tiene la paternidad de 11 millones de cubanos atrincherados en su isla, que no creen en promesas electorales.

Publicado por

A %d blogueros les gusta esto: