“Chávez fue el primero que quiso un socialismo con libertad”

Ignacio Ramonet acaba de presentar en Madrid su último libro, "Hugo Chávez. Mi primera vida". FERNANDO SÁNCHEZ

Ignacio Ramonet acaba de presentar en Madrid su último libro, “Hugo Chávez. Mi primera vida”. FERNANDO SÁNCHEZ

MADRID // El retrato del que fuera presidente de Venezuela que emerge de las páginas de Hugo Chávez. Mi primera vida (Editorial Debate), del periodista Ignacio Ramonet (Redondela, 1943), es el de un hombre brillante, de cultura vasta y autodidacta, una cultura impregnada de un refinamiento hijo de su primera vocación, la pintura, de sus raíces populares y del bagaje de un lector voraz. El hombre cuya voz recogió Ramonet en entrevistas que se extendieron durante varios años citaba de memoria a Gramsci, a Teócrito, a Ortega y Gasset y a Marx. Ese militar que-según describe Ramonet- recorría con sus manos los mapas de América Latina; esa persona que tenía a Simón Bolívar como faro, no se parece casi nada a la caricatura de golpista zafio que tantas veces han pergeñado sobre él algunos medios de comunicación. Ramonet, director de Le Monde Diplomatique en español y presidente de honor de ATTAC, se propuso luchar contra esa imagen de Chávez retratando al ser humano que precedió al líder. En estaprimera vida, el lector no hallará el relato del desempeño como presidente de Hugo Chávez, sino “el territorio de su infancia y las raíces de su destino”.

¿Cómo se explica el abismo entre la persona refinada que usted describe y la imagen que de él han dado muchos medios?

Ese contraste da la medida de la enorme manipulación, de la diabolización que ha sufrido Chávez. Yo tuve la ocasión de hacerle una entrevista larga cuando sólo llevaba varios meses como presidente y pude constatar que ese hombre, que aún no era objeto de tantos ataques pues acababa de llegar al poder, era un hombre culto, que citaba a Nietzsche, a Kant, a pensadores latinoamericanos, algo que me parecía excepcional para un militar. Entonces, cuando a partir del 2001 o 2002, empezaron las campañas tan violentas, tan caricaturales, en las que se le trataba de dictador, de caudillo, de golpista, ya desde entonces, me pareció que había una exageración hasta alcanzar los niveles que hemos visto estos años. Hemos visto aquí a un periódico importante celebrar el golpe de Estado contra Chávez [en 2002], titulando “La caída de un caudillo”. Caudillo en España es una palabra que tiene un sentido ¿no? Es una palabra que define a una persona responsable de centenares de miles de muertos. Un periódico que aquí pretende defender la democracia estaba alabando un golpe de Estado contra un régimen constitucional, resultado de elecciones legítimas. Y esto pasaba tranquilamente, era algo que se festejaba.

El origen de este libro está ahí: en la idea de que de que la gente conociera a la persona Chávez, más allá del dirigente. Chávez era un intelectual, un hombre que tenía una sensibilidad artística muy importante, de poeta, y que era muy sentimental. Si no hubiera sido tan artista, no estaríamos hablando de un creador político como ha sido, porque él ha sido un creador de conceptos políticos, como el socialismo del siglo XXI, la revolución bolivariana, o el ALBA (Alianza Bolivariana de las Américas), una palabra tan bonita, elegida por él y Fidel Castro. El alba, donde todo comienza.

La cultura de Chávez tenía una importante raíz popular…

Sí. Esa es una de las dimensiones que explican su enorme popularidad. Él se nutre esencialmente de lo que podríamos llamar la cultura popular: de las canciones populares de su región, Los Llanos, que es la matriz de Venezuela, del cine y del deporte nacional, el béisbol. Cuando hace un discurso y habla de todo esto, comunica con la gente. Le ocurre también hablar de filósofos, pero esta dimensión de cultura popular hace de él una persona que está a la altura del venezolano medio. También hay algo muy importante: su físico. Date cuenta de que en Venezuela, desde su independencia, jamás había habido un presidente con cara de venezolano; todos eran de tipo europeo. Chávez es el primer presidente en la historia de Venezuela que se parece a un venezolano medio.

En las críticas hacia él, ¿había una dimensión racista?

Por supuesto, la dimensión racista es capital. La prensa de oposición incluso lo llamaba mono. Muchos intelectuales y periodistas no concebían que este mestizo fuese un hombre fino, sutil, sofisticado. En el libro cuenta que en su propio ascenso político en el país le ocurrió con sus compañeros, que partían del principio de que los jefes de la conjura [de 1992] eran ellos. Y si tú ves la foto de los insurrectos del golpe de Estado de 2002, en el que el presidente de la patronal se autonombró jefe del Estado [duró sólo dos días en el cargo, tras lo cual Chávez recuperó la Presidencia], no hay ni un…

¿Mestizo?
Digamos ni un bronceado. Todos los golpistas eran blancos

¿Y las acusaciones de populismo?

El término populista es algo que el neoliberalismo ha encontrado como excusa. Cuando un sistema no es democrático, se dice que es una dictadura y, si el sistema es democrático y critica el neoliberalismo, entonces resulta que es populista. Es un argumento del lenguaje, una acusación que se lanza contra el presidente Correa, Lula o Cristina Fernández. Curiosamente, todos los regímenes que han detenido al neoliberalismo en la región son populistas. También los llaman populistas porque satisfacen al pueblo y eso quiere decir, por ejemplo, que el dinero del petróleo se destina a hospitales y escuelas. El petróleo hay que colocarlo en un banco suizo o en Goldman Sachs; eso es lo que hace a un gestor ser serio. Y si tú el dinero del país se lo das al pueblo, entonces es que estás haciendo populismo. La palabra populista es muy difícil de definir, si tú no puedes tildar a alguien de dictador-aunque con Chávez, el hombre que más elecciones ha hecho en Venezuela, 17 en 14 años, no se han privado de ello- se dice que es populista.

¿Chávez recoge el testigo de Salvador Allende?
En cierta medida, sí. Lo que yo observo es que entre Allende y Chávez no hay ningún dirigente progresista en América Latina. Todos los dirigentes progresistas que pudieron aparecer entre 1973 y 1999, fueron derrocados. Y Chávez es el primero que dice ‘Sí, yo quiero el socialismo pero lo quiero con elecciones, y lo quiero con libertad’. Esta es la característica principal de lo que llamamos el socialismo del siglo XXI. No quiere construir ni un socialismo a la cubana ni a la china ni a la vietnamita; quiere que haya elecciones y que cada avance en términos en progreso social se vea refrendado en elecciones libres por el pueblo. Esto es muy importante.

¿Una democracia que pasa de representativa a participativa?
Claro. Chávez hace 17 elecciones y sólo pierde una, y admite su derrota. Y muere ganando las elecciones en octubre, con diez puntos de diferencia con respecto al segundo candidato. Por consiguiente la constante democrática es una característica fuerte de su liderazgo.

¿En Venezuela se ha desmontado el argumento de que el socialismo tiene que ser totalitario?

Absolutamente. El apogeo ideológico del neoliberalismo se produce después de 1980, cuando llegan al poder la señora Thatcher y Reagan. A partir de ahí esta teoría empieza a ganar los espíritus y las conciencias de todo el mundo. Después de 1982, la socialdemocracia, en la figura de Felipe González, introduce en España la idea de que una buena gestión de izquierdas debe ser neoliberal. Lo mismo ocurre en el 83 con Francia con el gobierno Fabius de Miterrand, y no hablemos de la derecha. Eso se extiende a través del mundo y toda América Latina, que está saliendo de las dictaduras, se convierte a la fe neoliberal, la privatización absoluta y el desmantelamiento del Estado de bienestar, exactamente lo que está sucediendo ahora en España, un programa de ajuste estructural que llega aquí 15 años después pero que se aplicó en América Latina en los años 90. La consecuencias de esto es que el propiosocialismo real se hunde. Pero, en el mismo año que cae el Muro de Berlín, en 1989, el pueblo venezolano es el primero que se levanta contra una política neoliberal con lo que se llamó el Caracazo. En Venezuela, tenían a un gobernante socialdemócrata, Carlos Andrés Pérez, que, imitando a González o a Miterrand, llega al poder mediante una campaña en la que no ha dicho lo que va a hacer y, cuando llega, lo primero que hace es anunciar una terapia de choque: se van a aumentar los precios, van a rebajarse los sueldos y las pensiones, lo que se está aplicando ahora mismo aquí. El pueblo se subleva y esa sublevación inspira a Chávez la rebelión de 1992. Chávez es el resultado de un país que es el primero que se opone a un programa neoliberal, cuando el propio socialismo de Europa del Este se ha hundido.

¿Chávez fue la consecuencia y no la causa, como él mismo señala?
Él fue la consecuencia de la degeneración moral de la IV República, de la corrupción absoluta, del pacto de Punto fijo, en el que dos partidos se repartían el poder, además de las recetas neoliberales. Él va a tener una enorme influencia cuando llega al poder gracias a las urnas, después de haber estado tentado durante mucho tiempo de tomar el poder con las armas. Es cuando dice ‘No, vamos a ganar [en las urnas] porque tenemos argumentos para convencer a la sociedad’. Desde Allende hasta Chávez ningún dirigente socialista llegó al poder, pero después llegaron muchos; llega Lula, Correa, Tabaré Vázquez; llega Kirchner, Lugo, Zelaya…

La aspiración de lograr una unidad latinoamericana es otros de los ejes de su pensamiento.
Para EEUU, que pensaba que, tras caer la URSS, Cuba se había quedado sin cordón umbilical, Chávez era el blanco que había que atacar, pues el presidente, al considerarse heredero de Bolivar, tenía como proyecto la unidad latinoamericana. Y consiguió logros como el ALBA, Petrocaribe y la CELAC, que representa la primera vez que se unen todos los países de América Latina sin EEUU y Canadá; es decir, la anti OIEA.

Chávez creía en una unión entre el ejército y el pueblo

Ésta es una característica de la revolución bolivariana. Él admira a los militares de izquierda porque piensa que el ejército tiene, de forma ontológica, vocación de responsabilizarse de lo que ocurre en el país, Entiende la defensa del país como la defensa de los intereses del pueblo. Entonces, en la medida en que el ejército tiene que defender al pueblo, no puede consentir que éste sea destruido por las tesis neoliberales. Chávez tenía muchos modelos, sobre todo [Juan Francisco] Velasco Alvarado, en Perú, pero él se dice que este militar fracasó porque sólo se apoyó en los militares. Y concluye que los militares no están hechos para acaparar el poder porque se corrompen. También porque derivan inevitablemente al autoritarismo. De ahí que descarte el poder sólo para los militares y formule la idea de la unión cívico-militar, que se basa en que los militares sólo tienen legitimidad para tomar el poder si se apoyan en partidos políticos de izquierdas que defienden los intereses del pueblo. Esto es muy innovador y muy singular.

Usted sostiene que América Latina es el continente más progresista del mundo
No hay otro en el mundo. Tienes seis o siete países, Venezuela, Nicaragua, Brasil, Ecuador, Bolivia, Uruguay, Argentina, donde hay experiencias de socialismo democrático con programas de redistribución de la riqueza nacional, de aplicación de justicia social, de educación y salud gratuitos, de pleno empleo si es posible y de vivienda. Todo lo que está en contradicción con las políticas neoliberales que estamos viendo aplicadas hoy en Europa. Y el pueblo ve los beneficios. Desde que empezaron estas experiencias-la venezolana lleva 15 años- siempre han ganado las elecciones. Correa, por ejemplo, ganó con 30 puntos de diferencia, y Dilma [Roussef] va hacia su segundo mandato. Estas son políticas de devolución de deuda social, por las que el Estado le devuelve al pueblo lo que el pueblo ha hecho en sacrificios, cuando antes la riqueza estaba acaparada por una élite.

En el libro se destaca la importancia del liderazgo de Chávez, ¿tiene futuro la revolución bolivariana en Venezuela con el presidente Maduro?
Es indiscutible que en la tradición de izquierdas la cuestión del líder plantea un problema porque se supone que son los pueblos los que hacen la historia. Chávez lo repite a lo largo de las entrevistas, pero la realidad nos muestra que hay un momento en la historia en que se dan todas las circunstancias objetivas de una gran protesta social, un gran disgusto, un sufrimiento, un malestar, una crisis de la democracia pero no hay nadie para cristalizar ese malestar, excepto si surge un líder o una líder. Mira la situación en España. Hoy en día hay una protesta social enorme y, sin embargo, no pasa nada. Porque esa protesta social está dispersa, porque no llega a articularse. No se traduce en términos electorales, políticos ni de conquista del poder y las cosas siguen igual. Si surgiese alguna organización aglutinante de ese malestar yo creo que tendría bastante éxito. Ese es el papel del líder. Ese fue el papel de Chávez. Se trata de un hombre que se hace popular en dos minutos; no lo conoce nadie, hace una intervención en televisión el día de la rebelión militar y, en esos dos minutos, se transforma en el hombre más popular de Venezuela. Su porvenir ya estaba garantizado porque supo asumir una circunstancia absolutamente dramática como fue la del golpe de Estado de 1992.

La situación ya no es la misma, Chávez ha fallecido demasiado pronto, a los 58 años,  pero la revolución está encarrilada desde hace 15 años. La mayoría de la ciudadanía sabe muy bien lo que es. Maduro no es Chávez pero está muy bien formado y ha pasado 20 años aprendiendo junto a él. Tiene una experiencia internacional como nadie tras sus ocho años como canciller. El papel del líder no es el que era necesario en 1999, cuando había que cambiarlo todo, ir contra la oligarquía y contra Estados Unidos,  entonces se necesitaba un titán, ahora es un trabajo para un gran político, como es Maduro.

http://www.lamarea.com/

Chile: Exhumación de Neruda no esclarecerá muerte

Por: EVA VERGARA

En esta fotografía de archivo del 14 de febrero de 1952 el poeta chileno Pablo Neruda pasea por Capri, Italia.Lo más factible es que los esfuerzos del chofer y asistente del poeta, quien en los últimos 23 años ha venido hablando públicamente de la hipótesis del asesinato, no conduzcan a ningún lugar cuando se exhume su cuerpo para intentar determinar si el poeta murió en medio de un tratamiento contra un cáncer de próstata ofue asesinado por un médico que habría sido contratado por la dictadura para inyectarle un veneno. (AP foto/Archivo)

En esta fotografía de archivo del 14 de febrero de 1952 el poeta chileno Pablo Neruda pasea por Capri, Italia.Lo más factible es que los esfuerzos del chofer y asistente del poeta, quien en los últimos 23 años ha venido hablando públicamente de la hipótesis del asesinato, no conduzcan a ningún lugar cuando se exhume su cuerpo para intentar determinar si el poeta murió en medio de un tratamiento contra un cáncer de próstata ofue asesinado por un médico que habría sido contratado por la dictadura para inyectarle un veneno. (AP foto/Archivo)

(AP) Lo más probable es que de la exhumación de los restos de Pablo Neruda del domingo no aparezcan evidencias concluyentes que permitan decir si el poeta murió en medio de un tratamiento contra un cáncer de próstata o si fue asesinado por un médico, cuya existencia nadie ha podido comprobar, y que habría sido contratado por la dictadura recién instalada en el país para silenciarlo.

Lo más factible es que los esfuerzos y la perseverancia del chofer y asistente del poeta laureado con el Nobel de Literatura, quien en los últimos 23 años ha venido hablando públicamente de la hipótesis del asesinato, no conduzcan a ningún lugar distinto a la duda.

Y lo más posible es que, como sucedió con la autopsia del expresidente chileno Salvador Allende, nos encontremos en unos meses frente a un dictamen que no todos los interesados y la sociedad compartirán o considerarán válido.

“El error fue el 23 de septiembre cuando dejamos a Neruda solo”, dijo el conductor Manuel Araya a The Associated Press. “Si no hubiera quedado solo, no lo hubieran matado”.

El autor de los universales sonetos recogidos en “Veinte Poemas de Amor y una Canción Desesperada”, murió el 23 de septiembre de 1973 a escasas horas de partir al exilio en un avión enviado especialmente por el presidente mexicano de entonces, Luis Echeverría, y 12 días después del golpe de Estado liderado por el general Augusto Pinochet con el apoyo del gobierno de Estados Unidos.

La versión oficial, compartida por la Fundación Neruda y la entonces viuda, fue que Neruda murió de causas naturales tras el trauma padecido por ser testigo del golpe de Estado y por la inclemente persecución que padecieron muchos de sus amigos.

“Tengo rabia también porque estuve más de ocho veces en el comité central del Partido Comunista diciéndoles: `Neruda fue asesinado’, pero no me escucharon a tiempo”, dijo Araya. “Me escucharon sólo el 5 de mayo de 2011, cuando di una entrevista al semanario Proceso de México y ahí se armó un revuelo internacional”.

En un país que restauró su democracia hace más de dos décadas y que tuvo como presidente a una mujer divorciada y socialista, el gran obstáculo para conocer la causa de la muerte de Neruda no reside en algún soterrado mecanismo de encubrimiento sino en algo mucho más cotidiano: la carencia de tecnología que permita detectar si al poeta le inyectaron veneno, como dice Araya, poco antes de expirar.

“No hay que hacerse grandes expectativas o falsas expectativas pensando que a través de la exhumación y de los análisis de los restos de Neruda se va a poder establecer la causa y el mecanismo de muerte”, dijo el médico cirujano y forense Luis Ravanal. “El laboratorio del Servicio Médico Legal carece de equipamientos básicos en análisis de tóxicos y medicamentos que hasta los más modestos laboratorios tienen… de allí que técnicamente existe una importante limitación, menos aún equipos más sofisticados para detectar otros compuestos, de allí que invariablemente tendrán que recurrir a otros laboratorios”.

Sin contar con los obstáculos que podrían enfrentar los forenses el domingo: dar con la localización exacta de los restos sepultados a 65 centímetros de la superficie y la intensa humedad que caracteriza a Isla Negra que podría haber roto la losa de cemento de la tumba, corroído los ataúdes de Neruda y su esposa y haber juntado los restos de la pareja en uno solo.

Tanto el chofer Araya como el abogado Alfredo Reyes, uno de los cuatro sobrinos directos de Neruda, tienen dudas sobre los resultados del estudio de los restos porque el juez especializado en investigar violaciones a los derechos humanos, que ordenó la exhumación, no permitió la presencia de forenses independientes pese a que es un derecho establecido en la legislación penal.

“En Chile no existe la experticia en análisis de estudios toxicológicos para restos esqueletizados”, dijo Ravanal. “Sería muy riesgoso ponerse a confiar en un resultado de un análisis que por primera vez se hace. Obviamente requiere de laboratorios científicamente, internacionalmente, acreditados. El SML (Servicio Médico Legal) no cuenta con acreditación internacional”.

Ante la negativa del juez, el abogado Eduardo Contreras, querellante de la causa de la exhumación en representación del Partido Comunista chileno, apeló la decisión y amenazó con llevar el caso a la Corte Suprema pero al final aceptó cambiar los peritos extranjeros y chilenos propuestos por él, y que incluían a Ravanal, por una médica cirujana experta en laboratorio clínico.

“No hay mala fe, ardid, no hay engaño, pero si hay, me parece, falta de rigurosidad”, dijo Contreras.

El grupo forense que manejará el caso de Neruda es casi el mismo que hizo la investigación sobre los restos de Allende y que dictaminó que el ex mandatario se suicidó.

El médico Ravanal no cree en esa versión y dice que Allende recibió una bala extra y que aunque la bala no fue hallada, también se perdieron fragmentos del cráneo del presidente derrocado.

A sus 26 años, Araya no sólo fue el chofer y asistente de Neruda entre 1972 y 1973, sino que se convirtió en su confidente y cómplice en la tórrida relación que el enamoradizo poeta mantuvo con Alicia Urrutia, sobrina de su esposa Matilde. Araya sabía y llevaba a Neruda a la casa que el poeta mismo le arrendó en Isla negra, ubicada al lado de cuartel de bomberos.

El poeta incluso había sido nombrado embajador de Chile en París para alejarlo de su desventura amorosa. Pero eventualmente Neruda volvió a su país. Aída Figueroa, ex funcionaria del gobierno de Allende y amiga cercana del poeta, dijo a la televisión estatal chilena que “Pablo llegó a Chile destrozado (enfermo), si llegó a Chile a morirse”.

La vida de los Neruda y Araya en Isla Negra cambió radicalmente cuando ocurrió el golpe de Estado. Ese día, 11 de septiembre de 1973, el poeta se enteró que su cercano amigo, el presidente Salvador Allende, se había suicidado en el palacio de gobierno para no ser capturado por los militares luego de que los sobrevuelos de la fuerza aérea chilena bombardearan el Palacio de la Moneda.

La muerte del mandatario y de muchos otros amigos y conocidos lo llevaron a una inevitable tristeza.

Neruda entonces empezó a escuchar noticias día y noche, radioemisoras extranjeras especialmente, pues los militares derribaron la torre de la izquierdista radio Magallanes, que se atrevió a sacar al aire el último e histórico discurso de Allende.

Los militares se apropiaron de una cadena radial conservadora y obligaron a otras radios izquierdistas a enlazarse y transmitir las marchas militares y los sucesivos decretos militares que impusieron el toque de queda, el estado de sitio y un locutor que leía largas listas con nombres de autoridades del gobierno socialista, que debían entregarse al nuevo régimen.

Su casa fue allanada sin orden judicial y en poco tiempo, un buque de la armada chilena, según Araya, se estacionó frente a Isla Negra y apuntó sus cañones hacia la casa.

“Nos van a volar”, dijo Araya que Neruda le decía.

Urrutia y el chofer decidieron trasladarlo a la clínica privada Santa María en una ambulancia. Allí, según investigaciones judiciales, nueve años después murió envenenado el ex presidente chileno Eduardo Frei Montalva.

Contaron con el apoyo del embajador de México en Chile, Gonzalo Martínez Corbalá, quien hizo todos los preparativos para enviar a Neruda al exilio.

El día antes de partir, el poeta envío a Araya y a su esposa a Isla Negra a buscar unas maletas con ropa, 12 libros, algo de dinero y el original de sus memorias “Confieso que he vivido”.

“Neruda aprovechó a terminar sus memorias el 22 de septiembre con Homero Arce, su secretario”, dijo Araya.

El embajador Martínez dijo esta semana a la AP que vio por última vez a Neruda en la clínica el sábado 22, cuando lo fue a buscar para llevárselo al avión DC-8 que lo esperaba en el aeropuerto y que, además, llevaba más de un centenar de exiliados a bordo.

Pero dijo que el poeta decidió posponer su partida para el lunes 24 y los pasajeros quedaron encerrados en el avión porque sí bajaban los tomarían presos.

Martínez no se opuso al cambio de planes, “porque mi deseo era actuar como lo complaciera”, dijo.

“Yo lo vi normal, conversamos en tono serio y también en broma, con su sentido de humor característico”, dijo. “Tenía en su cama dos o tres juguetes de peluche que tanto le gustaban. Nada hacía presumir que se iba a morir”.

Pero esa decisión tal vez le costó la vida.

“Neruda nos llama a las cuatro de la tarde del día (domingo) 23 a la hostería Santa Elena (aledaña a la casa del poeta) y nos dice `¡Vénganse rápido porque yo estaba durmiendo y un doctor me puso una inyección en la guata (estómago), tengo mucho dolor y tengo calor, así que vénganse rápido!’. Cuando llegamos Neruda estaba demasiado afiebrado”, dijo Araya.

El chofer dice que una enfermera le contó que el médico Sergio Draper, llamado por una auxiliar porque supuestamente el poeta tenía mucho dolor, le ordenó que le pusieran una inyección de dipirona.

Sin embargo, el abogado Contreras dijo a la AP que Draper declaró en el proceso de exhumación y dijo que él abandonó la clínica antes y que “Neruda quedó en manos de un doctor de apellido Price, cuya existencia hasta hoy no ha sido acreditada por nadie”.

Contreras dijo que la policía de investigaciones “revisó los anuarios de las facultades de medicina, no hay ninguno, podría ser extranjero, pero es curioso que no se acuerde si era extranjero”.

Cuando el chofer Araya arribó a la clínica un médico le pidió ir a comprar un remedio para una flebitis que el poeta padecía. Pero en la calle fue interceptado por cuatro sujetos armados que lo golpearon, lo llevaron a una comisaría, le dispararon en una pierna y luego lo llevaron hasta el Estadio Nacional, un campo de prisioneros instalado por la dictadura.

Contreras dijo que en el proceso de la exhumación reposan pruebas de que el chofer fue golpeado, herido, llevado a la comisaría y al Estadio Nacional.

Araya relató que en el estadio fue reconocido y rescatado por el cardenal Raúl Silva Henríquez, amigo del poeta y quien lo visitaba en Isla Negra frecuentemente, y que poco después del golpe militar creó la Vicaría de la Solidaridad dedicada a defender a los perseguidos por el régimen militar, a presentar recursos por los apresados y desaparecidos y que incluso sacó a opositores fuera del país para salvar sus vidas.

Las memorias de Neruda fueron entregadas por Urrutia al embajador Martínez, quien las guardó un largo tiempo en su casa en México. Urrutia y la viuda del presidente Allende, Hortensia Bussi, y más de un centenar de exiliados salieron de Chile el lunes 24, a bordo del avión que debió haberse llevado al poeta.

Tras su muerte, Neruda fue velado en su casa La Chascona, en Santiago, a los pies de un cerro que se levanta en el medio de la ciudad y que había sido destruida por militares quienes, además, desviaron dos riachuelos que pasaban por los costados para inundar la vivienda, dijo Martínez.

Unos pocos autos, incluidos los de los embajadores de Suecia, India, Israel, la Unión Soviética y de México encabezaron el lánguido cortejo que salió de La Chascona hacia el cercano cementerio general.

“Todo el camino, desde que salimos de La Chascona, había a cada lado dos filas de soldados armados con metralletas… (pero igual) fue sumándose gente”, recuerda vívidamente el ex embajador. “La salida de tanta gente en el camino obligó a Matilde a bajarse del automóvil y a seguir a pie. Bajamos todos”.

“Alguien gritó `Viva Allende’, `Allende Vive’, respondieron. `Viva Neruda’, `Neruda vive’, y se escucharon aplausos”, añadió.

Luego “empezó un murmullo, 3, 4, 5, 10 personas entonaban la internacional y después la cantaba todo el mundo que se sabía la letra”, recordó.

Ordenan la exhumación de los restos de Neruda para determinar si fue asesinado por el régimen de Pinochet

080213neruda
Un juez chileno ha ordenado la exhumación de los restos de Pablo Neruda para determinar si el poeta murió asesinado por el régimen fascista de Augusto Pinochet o falleció víctima del cáncer, después de que en el último año y medio hayan surgido dudas por las declaraciones de un antiguo empleado.
Neruda, militante comunista, falleció en Santiago el 23 de septiembre de 1973 a los 69 años, apenas doce días después de que Pinochet diera el golpe de Estado a Salvador Allende.
La causa oficial de su muerte siempre ha sido cáncer de próstata, pero en mayo de 2011 el asistente personal y chófer del poeta, Manuel Araya, atribuyó la muerte de Neruda a una inyección letal suministrada por agentes al servicio del régimen. Según Araya, el Gobierno de Pinochet quería evitar que el escritor se exiliase y se convirtiese en un símbolo para la oposición.
La Justicia chilena admitió a trámite en junio de 2011 una denuncia del Partido Comunista para investigar los hechos. El juez Mario Carroza rechazó como primera medida la exhumación al entender que previamente debían analizarse los antecedentes y registros médicos del poeta para determinar el grado de avance de su cáncer.
Finalmente, la Fundación Pablo Neruda ha anunciado este viernes en un comunicado que “hace unos días” recibió una notificación de Carroza en la que se acordaba la exhumación de los restos de Neruda, sepultados junto a los de su mujer, Matilde Urrutia, en la casa museo de Isla Negra.
La Fundación, que nunca ha ocultado su rechazo a la versión dada por el chófer, ha aclarado que colaborará con las peticiones del juez Carroza, toda vez que “confía plenamente en que la pericia se llevará a cabo con el mayor respeto y cuidado posibles”. La institución espera que el examen de los restos “contribuya a aclarar las dudas que pudieran existir respecto de la muerte del poeta”.
La exhumación, que estará coordinada por el Servicio Médico Legal (SML), se producirá “en una fecha aún por determinar”, ha explicado la Fundación Pablo Neruda.

Chile: Justicia chilena dictamina que Allende se suicidó

Santiago de Chile, 11 sep (PL) A 39 años del golpe de Estado contra el presidente Salvador Allende, la justicia chilena cerró hoy la investigación sobre la muerte del estadista durante el ataque militar a La Moneda y dictaminó que fue a causa de suicidio.

Por unanimidad, la Corte de Apelaciones de Santiago decretó el cierre del sumario abierto a fines de 2011 por el juez instructor Mario Carroza, y rechazó la petición que hizo en enero último el Movimiento Socialistas Allendistas.

Según el veredicto de la corte, Allende se quitó la vida mientras el palacio de gobierno era bombardeado, para evitar así caer en manos de los militares amotinados, al mando del general Augusto Pinochet, a la sazón jefe del Estado Mayor del Ejército.

Diversos testimonios sobre el día del golpe militar dan cuenta que el mandatario combatió y resistió a pesar del desigual combate con los golpistas.

Este martes, representantes de varias organizaciones sociales acudieron al monumento a Allende, ubicado frente a La Moneda, para rendir tributo al estadista, electo presidente en 1970 y muerto el 11 de septiembre de 1973.

Los accesos a las inmediaciones del palacio presidencial amanecieron hoy bloqueados por barreras colocadas por la policía de Carabineros, que solo permitíó llegar a la figura de Allende a través de un punto de entrada en la calle Morandé y en intervalos entre un grupo y otro.

Chile: Protestan contra homenaje a ex dictador chileno Augusto Pinochet

Varios manifestantes encienden velas alrededor de los carteles con el retrato del exdictador chileno Augusto Pinochet (AFP, ariel marinkovic)

Centenares de personas se enfrentaban a la policía chilena este domingo en protestas contra un homenaje al ex dictador chileno Augusto Pinochet que realizaban sus partidarios en un teatro de Santiago, constató un periodista de la AFP.

“¡Asesino, Asesino!”, gritaban los manifestantes que se ubicaron en las cercanías del teatro Caupolicán, en el centro de Santiago, para manifestarse contra el homenaje que incluía la exhibición del documental “Pinochet”, sobre la obra del ex dictador (1973-1990).

La policía, que preparó un fuerte operativo para evitar disturbios, reprimió con gases lacrimógenos y carros lanza agua a los manifestantes y evitó el avance de la protesta hasta las cercanías del teatro, donde habían llegado más de 1.000 simpatizantes del ex dictador.

“La policía está limitando nuestro paso para que la actividad en homenaje al dictador se pueda realizar. Aquí se está rindiendo un homenaje a un criminal”, se quejó Mireya García, vicepresidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos y Desaparecidos, al canal de televisión CNN Chile.

El homenaje fue organizado por la Corporación 11 de septiembre, cuyo nombre recuerda el día del golpe de Estado en 1973 contra el gobierno del presidente socialista Salvador Allende.

“Creo que en democracia tenemos todo el derecho de presentar este documental”, dijo el ex militar Juan González, presidente de la Corporación 11 de septiembre.

La dictadura dejó un saldo de más de 3.000 víctimas, entre muertos y desaparecidos. En los días previos, el acto de este domingo generó un arduo debate sobre si se puede o no rendir homenaje a la figura del ex dictador.

El gobierno dijo que no compartía la iniciativa pero que respetaba el derecho a reunión. La Justicia, en tanto, rechazó un recurso judicial que intentaba evitar su realización, estimando que no tenía atribuciones para prohibir un acto que se realizaba en un recinto privado.

La Cumbre de las guayaberas #CumbreAméricas

Obama, el primer Presidente negro de Estados Unidos -sin dudas inteligente, bien instruido y buen comunicador-, hizo pensar a no poca gente que era un émulo de Abraham Lincoln y Martin Luther King.

Hace cinco siglos una Bula Papal, aplicando conceptos de la época, asignó alrededor de 40 millones de kilómetros cuadrados de tierra, aguas interiores y costas a dos pequeños y belicosos reinos de la península Ibérica.

Ingleses, franceses, holandeses y otros importantes Estados feudales fueron excluidos del reparto. Interminables guerras no tardaron en desatarse, millones de africanos fueron convertidos en esclavos a lo largo de cuatro siglos y las culturas autóctonas, algunas de ellas más avanzadas que las de la propia Europa, fueron deshechas.

Hace 64 años fue creada la repudiable OEA. No es posible pasar por alto el grotesco papel de esa institución. Un elevado número de personas, que tal vez sumen cientos de miles, fueron secuestradas, torturadas y desaparecidas como consecuencia de sus acuerdos para justificar el golpe contra las reformas de Jacobo Árbenz en Guatemala, organizado por la Agencia Central de Inteligencia yanki. Centroamérica y el Caribe, incluida la pequeña isla de Granada, fueron víctima de la furia intervencionista de Estados Unidos a través de la OEA.

Más grave todavía fue su nefasto papel en el ámbito de Suramérica.

El neoliberalismo, como doctrina oficial del imperialismo, cobró inusitada fuerza en la década del 70 cuando el Gobierno de Richard Nixon decidió frustrar el triunfo electoral de Salvador Allende en Chile. Una etapa verdaderamente siniestra en la historia de América Latina se iniciaba. Dos altos jefes de las Fuerzas Armadas chilenas, leales a la Constitución, fueron asesinados y Augusto Pinochet impuesto en la jefatura del Estado, tras una represión sin precedentes en la que numerosas personas seleccionadas fueron torturadas, asesinadas y desaparecidas.

La Constitución de Uruguay, un país que se había mantenido durante muchos años en el marco de la institucionalidad, fue barrida.

Los golpes militares y la represión se extendieron a casi todos los países vecinos. La línea de transporte aéreo cubana fue objeto de brutales sabotajes. Un avión fue destruido en pleno vuelo con todos sus pasajeros. Reagan liberó al autor más importante del monstruoso crimen de una prisión en Venezuela, y lo envió a El Salvador a organizar el intercambio de drogas por dinero para la guerra sucia contra Nicaragua, que costó decenas de miles de muertos y mutilados.

Bush padre y Bush hijo, protegieron y exoneraron de culpa a los implicados en estos crímenes. Sería interminable la lista de fechorías y actos terroristas cometidos contra las actividades económicas de Cuba a lo largo de medio siglo.

Hoy, viernes 13, escuché valientes palabras pronunciadas por varios de los oradores que intervinieron en la reunión de cancilleres de la llamada Cumbre de Cartagena. El tema de los derechos soberanos de Argentina sobre las Malvinas -cuya economía es brutalmente golpeada al privarla de los valiosos recursos energéticos y marítimos de esas islas-, fue abordado con firmeza. El canciller venezolano Nicolás Maduro, al finalizar la reunión de hoy, declaró con profunda ironía que “del Consenso de Washington se pasó al Consenso sin Washington”.

Ahora tenemos la Cumbre de las guayaberas. El río Yayabo y su nombre indio, totalmente reivindicado, pasarán a la historia.

Fidel Castro Ruz

Abril 13 de 2012

9 y 40 p.m.

Chile: Entrevista Especial a Camila Vallejo: “Celebramos las Luchas de las Mujeres y las del Pueblo Chileno”

Chile, vive momentos de profundo descontento con el gobierno de Sebastián Piñera y es, ahora mismo, el movimiento estudiantil el abanderado de las luchas sociales en el pueblo de Salvador Allende. Las y los estudiantes se sumaron también a las manifestaciones populares en la Patagonia, en contra de los procesos de exclusión a los que son sometidos sus habitantes. Así las cosas, decidimos celebrar la batalla de la mujer y del pueblo chileno y en entrevista para el especial Día internacional de la mujer del programa radial La Brújula del Sur, conversamos con Camila Vallejo, lideresa de las luchas estudiantiles chilenas y militante del partido comunista en su país.

Esta semana reiniciaron las clases y con ellas la noticia de cinco mil estudiantes expulsados por haber participado en protestas estudiantiles durante 2011, demandando una educación gratuita al Estado.

Un grupo de estudiantes chilenas iniciaron la que debió haber sido su primera semana de estudios después de verano, encadenándose -literalmente- a las rejas del colegio del que fueron expulsadas, como medida de protesta.

La represión por parte del Estado no se ha hecho esperar. Durante la reciente concentración, en Santiago de Chile, de los estudiantes en solidaridad con el pueblo de Aysén, una niña de 3 años de edad resultó casi asfixiada por las bombas lacrimógenas arrojadas por los carabineros (1).

Vallejo, Vicepresidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, es un referente y representa la voz femenina de un movimiento que logra trascender las fronteras de la nación suramericana.

-Hola Camila, bienvenida a La Brújula del Sur

-Hola ¿cómo estás?

-Bien. Camila para empezar ¿Cuáles son los modelos ideológicos que consideras una guía para los movimientos revolucionarios femeninos?

-Yo, desde la perspectiva comunista creo que la lucha histórica que han desencadenado las mujeres tiene mucha relación con nuestros principios. Creo que convive la emancipación ante la explotación clasista con la lucha por la emancipación de la dominación patriarcal y jerarquizada, que ha inspirado a nuestras sociedades históricamente.

A eso queremos apuntar hoy día, en Chile. La verdad es que aquí no hay una única visión ideológica respecto a cómo desarrollar un modelo particular, que nos permita superar estas condiciones de desigualdad, de explotación y de subordinación.

Sin lugar a dudas, nos estamos planteando la perspectiva de una lucha unificada de las mujeres, pero también desde las plataformas en las que cada una lucha.

Hay mujeres que combaten por una educación pública y gratuita, también por la salud pública, por la sindicalización efectiva, por las negociaciones colectivas, por una vivienda digna, por la renacionalización de nuestros recursos.

Este 8 de marzo es uno especial, porque no solamente reivindicamos nuestras luchas históricas, sino que también ponemos en el tapete las demandas de toda una sociedad, de todo el pueblo de Chile, no solamente de las mujeres.

-¿Cuál ha sido el papel de las estudiantes chilenas en la lucha por una educación gratuita?

-Para la mujer estudiante siempre ha sido difícil participar en la política, en la organización y estar activamente en los procesos de movilización, por toda esta construcción machista, muy arraigada en nuestra cultura, según la cual la mujer y la niña deben acercarse, pero no salir a manifestar, ni a pelear.

La mujer en general y la estudiante han demostrado mucha valentía. Hemos estado siendo protagonistas en todos los procesos de movilización en 2011, lo vimos en las tomas, en los paros, las mujeres estaban allí día a día, en la lucha y creo que esa postura se mantiene hasta el día de hoy.

Por lo menos en el pueblo de Aysén hay mucha participación femenina, en el pueblo de Magallanes también. Entonces, la mujer se está abriendo espacio en la organización social y en la participación política, planteando sus reivindicaciones como mujer y desde la perspectiva de la desigualdad entre los géneros que existe en nuestro país, pero también siendo parte de la lucha social.

-En Venezuela, hay grupos estudiantiles opuestos a la Revolución Bolivariana, que han declarado que preferirían que se privatizara la educación universitaria ¿Qué le dirías a estos estudiantes, desde la lucha que ustedes han mantenido por la educación gratuita?

-Nosotros tenemos una visión desde la experiencia, no es una mera visión ideológica, aunque si tiene que ver con la ideología. Tenemos una historia de treinta años, que ha demostrado que la educación privada no ha traído buenas consecuencias.

Yo los llamaría a revisar el modelo chileno y sus consecuencias y la verdad es que son nefastas, en términos de implicancia social.

La privatización de nuestra educación lo único que ha fomentado es un mercado de intereses privados donde predomina el lucro, dada la aspiración de generar rentabilidad para el negocio de unos pocos, no se ha preocupado de la calidad, ni de la educación con fines de país a través de un proyecto nacional; ha fomentado la segregación a través de un apartheid -que le decimos acá- educacional, y obviamente ha instalado un lógica sumamente antidemocrática del funcionamiento de la institución en sí, sin generar o garantizar autonomía, porque aquí hay una dependencia muy fuerte del mercado y sus intereses, no predominando los intereses sociales.

Yo valoro las opiniones (de los estudiantes opositores venezolanos), pero creo que tienen que mirar un poco más al movimiento chileno y sus consecuencias, y creo que a partir de eso habría una reconfiguración de sus posturas.

-El Partido Comunista de Chile tuvo a una gran mujer como Secretaria General, a una gran luchadora contra la dictadura, nos referimos a Gladys Marín ¿Cuál ha sido su legado, no solamente para las mujeres chilenas, sino para las latinoamericanas?

-UF! Gladys Marín es un ejemplo de lucha: no es un “algo” del que solo recordamos su fecha de fallecimiento, sino que es una presencia activa en la lucha del pueblo de Chile y creo que de los pueblos, en general.

Gladys es una mujer que siempre mostró gran consecuencia, compromiso, representando fielmente los valores comunistas. Luchó codo a codo con los más pobres, lo más desposeídos, con los que viven día a día las desigualdades y la explotación tanto en el ámbito subjetivo, como en el plano objetivo, material.

Así que la presencia de Gladys está con nosotros. Yo creo que hay que recordarla, pero para pensar el presente y el futuro, para proyectar una sociedad mejor, distinta a la actual sociedad de mercado, al actual modelo neoliberal y los jóvenes en particular tenemos mucho que aprender de ella, mucho camino que abrir, mucha página en blanco que llenar de historia y creo que Gladys, así como todos los que no se han dejado doblegar, resulta nuestro motor.

Su felicidad, su alegría nos empuja a seguir avanzando hacia la democracia y desde mi punto de vista, hacia el socialismo.

-Muchas gracias Camila por acompañarnos y aprovechamos para enviarte un abrazo solidario en el Día Internacional de la Mujer Trabajadora

-Muchas gracias. Un saludos también al pueblo venezolano, que con su proyecto bolivariano estaremos siempre apoyándolos.

Fuente: Tribuna Popular

Escuche la entrevista a Camila Vallejo de Brújula del Sur

Chile: Informe del Servicio Médico Legal confirma la tesis del suicidio de ex Presidente Allende (+Video)

Visiblemente emocionada salió la senadora del Partido Socialista Isabel Allende del Servicio Médico Legal (SML) esta mañana.

La parlamentaria había estado presente en la reunión que sostuvo el juez Mario Carroza con los peritos del SML que realizaron los análisis de los restos del ex Presidente Salvador Allende, en el marco del proceso que lleva el magistrado, el cual busca establecer las causas de muerte del ex Mandatario.

En la cita, los personeros del SML hicieron entrega del informe con los resultados de los peritajes al juez Carroza, al cual tuvieron acceso también los familiares.

A la salida del encuentro, la parlamentaria aseguró que los resultados del informe indican que se confirmaría la tesis de que el ex Mandatario se suicidó, durante el golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.

“Tenemos una gran tranquilidad porque este informe concluye con algo que teníamos la convicción. Distinto es que sean las pruebas científicas que concluyeron, y la conclusión es la que la familia Allende tenía. El Presidente Allende, el día 11 de septiembre de 1973, ante las circunstancias extremas que vivió tomó la decisión de quitarse la vida, antes de ser humillado o vivir cualquier otra situación“, dijo la senadora.

La parlamentaria añadió que esto “ratifica, la dignidad, el gesto del presidente Allende. Espero que habrá un espacio en los medios, particularmente en nuestro canal público, que permita desarrollar ampliamente este informe, la explicación que los peritos puedan dar. Es la oportunidad para que este país demuestre cómo se ha trabajado, cómo se ha llegado a esta conclusión, que no tiene nada de improvisado”.

La alusión de la senadora al “canal público” se produce debido a que hace algunas semanas -y en paralelo a la investigación del juez Carroza- TVN emitió un reportaje del programa Informe Especial, en donde se dejaba abierta la posibilidad de que el ex Mandatario hubiera sido asesinado. El contenido del programa molestó a la senadora, quien se quejó públicamente.

Además, la legisladora agradeció agregó que “queremos decir como familia que agradecemos enormemente el trabajo profesional, científico, con las mejores tecnologías, que ha hecho este equipo encabezado nacionalmente por el doctor Bustos, por el médico jefe de la unidad forense y por cierto y al equipo internacional”.

EL INFORME DEL SML

El director del SML, Patricio Bustos, también ratificó el contenido del informe, e indicó que según los peritajes se logró determinar que la causa de muerte de Allende fue por suicidio, y no por homicidio.

El profesional explicó que el documento entregado por el SML consta de “cuatro aspectos que constituyen el informe pericial integrado forense”.

“En primer lugar, la verificación de identidad del presidente que se realizó a través de métodos de odontología forense y de genética, en segundo lugar, la causa de muerte, que es herida de proyectil, en tercer lugar, la forma de muerte, que corresponde a suicidio, y en cuarto lugar, se incorpora el tema de las circunstancias o contexto de la muerte, que corresponde al Golpe de Estado durante el bombardeo a La Moneda”, dijo.

Según los resultados de las pericias, el cuerpo del ex gobernante presenta dos heridas de bala, debido a que el fusil utilizado por Allende para suicidarse habría estado en la modalidad de ‘automático’, en la cual podía disparar una ráfaga de hasta 10 disparos por segundo.

Además, Bustos defendió la confiabilidad de las pericias realizadas por el SML, destacando el trabajo del equipo multidisciplinario de peritos chilenos y extranjeros, el comité internacional de la Cruz Roja, la Policía de Investigaciones y la “cooperación absoluta del ministro, y de la familia y testigos”. “Hemos trabajado con los máximos estándares del mundo”, agregó..

Hasta ahora la versión oficial, y la que hasta el momento ha sostenido la familia, era justamente la del suicidio. Sin embargo, nuevas pruebas habían dejado abierta la posibilidad de que se hubiese cometido un magnicidio contra el ex gobernante, lo que hoy finalmente fue descartado por el SML.

El juez Carroza ya ha realizado varias diligencias en el marco del proceso; entre las últimas, citó a declarar al ex comandante en jefe de la Fach, el general (R) Fernando Matthei, para intentar recabar nuevos antecedentes sobre quiénes fueron los pilotos que bombardearon el Palacio de La Moneda durante el golpe de Estado.

Fuente: La tercera
A %d blogueros les gusta esto: