Obama avisó hoy al Congreso de su intención de retirar a Cuba de la lista de estados patrocinadores del terrorismo

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Reuters

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.
Reuters

El presidente de EEUU, Barack Obama, avisó hoy al Congreso de su intención de retirar a Cuba de la lista de estados patrocinadores del terrorismo, en la que ese país permanece desde 1982 y que supone la imposición de sanciones por parte de Washington.

“Hoy el presidente envió al Congreso el informe y las certificaciones requeridas que indican la intención de la Administración de cancelar la designación de Cuba como Estado patrocinador del terrorismo”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, en un comunicado.

Cuba reclama desde hace años su salida de esa lista que elabora anualmente el Departamento de Estado de EEUU, que supone la imposición de sanciones como la prohibición de la venta de armas y de ayuda económica, y en la que actualmente comparte espacio únicamente con Irán, Sudán y Siria, informa Efe

El Congreso cuenta ahora con 45 días para estudiar la decisión de Obama y, en caso de desacuerdo, puede presentar un proyecto de ley para tratar de revocar el dictamen presidencial.

La decisión de Obama se produce apenas tres días después de su histórica reunión con el presidente de Cuba, Raúl Castro, durante la VII Cumbre de las Américas celebrada en Panamá, en un nuevo paso hacia la normalización de las relaciones bilaterales anunciada el pasado 17 de diciembre.

En su mensaje al Congreso, Obama certifica que el Gobierno de Cuba “no ha proporcionado ningún apoyo al terrorismo internacional durante los últimos seis meses”, y que ha expresado “garantías de que no respaldará actos de terrorismo internacional en el futuro”.

Obama tomó la decisión tras recibir una recomendación de su secretario de Estado, John Kerry, quien celebró hoy la decisión del mandatario.

“Las circunstancias han cambiado desde 1982, cuando Cuba fue designada inicialmente como Estado patrocinador del terrorismo debido a sus esfuerzos por promover la revolución armada en Latinoamérica”, dijo Kerry en un comunicado.

Las razones de EEUU para mantener hasta ahora a Cuba en la lista eran su presunta acogida a miembros de la organización terrorista vasca ETA y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), además de a algunos fugitivos de la Justicia estadounidense.

“Aunque Estados Unidos ha tenido, y sigue teniendo, preocupaciones significativas y desacuerdos con una amplia variedad de políticas y acciones de Cuba, esas preocupaciones y desacuerdos no entran en los criterios para la designación como Estado patrocinador del terrorismo”, señaló Kerry.

La revisión que hizo Kerry incluyó aportes de la comunidad de inteligencia estadounidense sobre las actividades de Cuba y “garantías proporcionadas por el Gobierno cubano”, según Earnest. EFE

Raúl Castro: Los hechos demuestran que la historia no se puede ignorar (Discurso)

El General de Ejército Raúl Castro Ruz (I), Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, y Nicolás Maduro Moros (D), Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, durante la Cumbre Extraordinaria de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, convocada en solidaridad con el hermano pueblo suramericano, en el Palacio de Miraflores, en Caracas, el 17 de marzo de 2015. Foto: Omara GARCÍA MEDEROS/ AIN

El General de Ejército Raúl Castro Ruz (I), Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, y Nicolás Maduro Moros (D), Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, durante la Cumbre Extraordinaria de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, convocada en solidaridad con el hermano pueblo suramericano, en el Palacio de Miraflores, en Caracas, el 17 de marzo de 2015. Foto: Omara GARCÍA MEDEROS/ AIN

Discurso del General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en la IX Cumbre Extraordinaria del ALBA-TCP, convocada en solidaridad con el hermano pueblo de Venezuela, efectuada en Caracas, República Bolivariana de Venezuela, el 17 de marzo de 2015. (Versiones Taquigráficas-Consejo de Estado)

Estimados Jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América;

Estimados Jefes de delegaciones e invitados;

Compañeras y compañeros:

El ALBA nos convoca hoy para ratificar nuestro más firme respaldo al pueblo y gobierno bolivarianos ante las últimas acciones injerencistas y amenazas del gobierno norteamericano contra Venezuela.

Los hechos demuestran que la historia no se puede ignorar. Las relaciones de Estados Unidos con América Latina y el Caribe han estado marcadas por la “Doctrina Monroe” y el objetivo de ejercer dominación y hegemonía sobre nuestras naciones.

Bolívar había anticipado que los Estados Unidos “parecen destinados por la Providencia para plagar la América de miserias a nombre de la Libertad” y Martí había caído en combate sin concluir la carta en que explicaba el “deber de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América”.

Después vinieron las intervenciones militares, los golpes de Estado, las maniobras para derrocar gobiernos nacionalistas o progresistas, el respaldo a sangrientas dictaduras militares, las operaciones encubiertas, el amparo al terrorismo y la subversión, así como la apropiación y el saqueo de nuestros recursos para perpetuar la dependencia y el subdesarrollo.

La osadía victoriosa de llevar adelante una Revolución Socialista a solo 90 millas de Estados Unidos, ha supuesto inmensos sacrificios, sufrimientos, pérdidas humanas y privaciones materiales para el pueblo cubano, sometido desde el mismo triunfo revolucionario, hace 56 años, a todo tipo de hostilidad, incluyendo el apoyo y la organización de bandas armadas en las montañas desde finales del propio año 1959 —o sea, desde el mismo año del triunfo de la Revolución—, la invasión de Playa Girón en 1961 y la oficialización del bloqueo en 1962, todo ello con la intención declarada de derrotar la Revolución y cambiar el orden político, económico y social que decidimos libremente y luego confirmamos en referendo constitucional.

El resultado ha sido el rotundo fracaso, el daño a nuestro pueblo y el completo aislamiento de Estados Unidos en sus propósitos, como ha reconocido recientemente el Presidente Barack Obama al anunciar una nueva política y proponerse abrir otro capítulo. Sin embargo, los voceros de su gobierno se empeñan en aclarar que los objetivos persisten y solo cambian los métodos.

El triunfo de la Revolución Bolivariana fue un extraordinario hito en la historia de Venezuela y de toda la región, que comenzó a despertar de la larga noche neoliberal. Una época de cambios se inició en el continente y otras naciones decidieron emprender el camino de la plena independencia e integración y retomar las banderas de nuestros próceres.

Nacieron el ALBA, UNASUR, la CELAC, que se unieron, en su diversidad, a anteriores agrupaciones e iniciativas de genuina vocación latinoamericanista y caribeña, fundadas en principios de solidaridad, cooperación, justicia social y defensa de su soberanía.

PETROCARIBE fue una extraordinaria, generosa y humanista contribución del Presidente Hugo Chávez Frías. Ahora se pretende destruir a PETROCARIBE para amenazar a sus Estados miembros, someterlos a las trasnacionales petroleras y separarlos de Venezuela.No se percatan de que nuestros pueblos han decidido, de manera irrevocable, continuar su indetenible avance y batallar por un mundo multipolar y justo, donde tengan voz, esperanza y dignidad los que fueron históricamente excluidos.

El imperialismo estadounidense ha ensayado, sin éxito, prácticamente todas las fórmulas de desestabilización y subversión contra la revolución bolivariana y chavista, para recuperar el control de la mayor reserva petrolera del planeta y asestar un golpe al proceso integrador y emancipador que tiene lugar en Nuestra América.

La arbitraria, agresiva e infundada Orden Ejecutiva emitida por el Presidente de Estados Unidos contra el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, calificándolo como una amenaza a su seguridad nacional, demuestra que Estados Unidos puede sacrificar la paz y el rumbo de las relaciones hemisféricas y con nuestra región por razones de dominación y de política doméstica.

Resulta insostenible la idea de que un país solidario como Venezuela, que jamás ha invadido ni agredido a ningún otro y que contribuye de manera sustancial y altruista a la seguridad energética y a la estabilidad económica de un considerable número de naciones del continente, pueda representar una amenaza para la seguridad de la potencia más poderosa de la historia.

Respaldamos la posición digna, valiente y constructiva del Presidente Nicolás Maduro (Aplausos), quien no obstante la gravedad de la amenaza ha tendido la mano al Presidente de Estados Unidos para iniciar un diálogo basado en el derecho internacional y el respeto mutuo, que conduzca a la derogación incondicional de la Orden Ejecutiva del Presidente Obama y a la normalización de sus relaciones (Aplausos). El ALBA y la CELAC deberían acompañar esa propuesta.

Hoy Venezuela no está sola, ni nuestra región es la misma de hace 20 años. No toleraremos que se vulnere la soberanía o se quebrante impunemente la paz en la región.

Como hemos afirmado, las amenazas contra la paz y la estabilidad en Venezuela representan también amenazas contra la estabilidad y la paz regionales.

La paz que hoy reclama Venezuela y necesitamos todos, una “paz con justicia, con igualdad, la paz de pie, no la paz de rodillas, es la paz con dignidad y desarrollo”, como dijo Maduro, es a la que nos comprometimos en la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, adoptada en la II Cumbre de la CELAC en La Habana.

La posición de nuestro país en estas circunstancias permanece invariable. Reitero la firme solidaridad de la Revolución Cubana con la Revolución Bolivariana, con el Presidente constitucional Nicolás Maduro y con la unión cívico-militar que este encabeza (Aplausos). Reitero la absoluta lealtad a la memoria del Comandante Hugo Chávez Frías, el mejor amigo de la Revolución Cubana (Aplausos).

Como se ha declarado, ratificamos “una vez más, que los colaboradores cubanos presentes en la hermana Nación, continuarán cumpliendo con su deber bajo cualquier circunstancia, en beneficio del hermano, solidario y noble pueblo venezolano”.

Estados Unidos debería entender de una vez que es imposible seducir o comprar a Cuba ni intimidar a Venezuela. Nuestra unidad es indestructible (Aplausos).

Tampoco cederemos ni un ápice en la defensa de la soberanía e independencia, ni toleraremos ningún tipo de injerencia, ni condicionamiento en nuestros asuntos internos.

No cejaremos en la defensa de las causas justas en Nuestra América y en el mundo, ni dejaremos nunca solos a nuestros hermanos de lucha. Hemos venido aquí a cerrar filas con Venezuela y con el ALBA y a ratificar que los principios no son negociables (Aplausos).

Para defender estas convicciones, asistiremos a la VII Cumbre de las Américas. Expondremos nuestras posiciones, con firmeza, claridad y respeto. Rechazaremos con determinación toda tentativa de aislar y amenazar a Venezuela y reclamaremos el cese definitivo del bloqueo a Cuba.

La sociedad civil cubana será la voz de los sin voz y desenmascarará a los mercenarios que presentarán allí como sociedad civil de Cuba y a sus patrones.

Debemos convocar a todos los pueblos y gobiernos de Nuestra América a movilizarnos y estar alertas en defensa de Venezuela. La solidaridad es el cimiento de la unidad y la integración regional.

Muchas gracias (Aplausos).

Bloqueo: Multa de mil millones de dólares a banco alemán por operar con Cuba

commerzbank_alemaniaPor segunda vez en este año Estados Unidos sanciona con una multimillonaria multa a un banco europeo, esta vez al Commerzbank, de Alemania, que deberá pagar mil millones dólares por efectuar operaciones financieras con Cuba.

La medida, amparada en el bloqueo económico, comercial y financiero que Washington impone a la isla caribeña desde 1962, es consecuencia de una cacería emprendida por el Departamento del Tesoro norteamericano contra cualquier entidad bancaria que haga transacciones con dinero vinculado con Cuba, a través de sucursales estadounidenses.

Según un artículo publicado recientemente por el diario Financial Times, en septiembre pasado el banco alemán acordó pagar 650 millones de dólares después de enfrentar acusaciones “por llevar a cabo transacciones financieras con Cuba, Irán, Sudán y otros países sancionados por Estados Unidos”.

Tanto el Departamento de Justicia como la oficina del fiscal de Nueva York, ciudad donde opera la sucursal del ente financiero, decidieron incrementar la multa a mil millones de dólares.

Como parte del acuerdo, se espera que el banco germano acepte un acuerdo de enjuiciamiento diferido, en el que se retirarían los cargos penales después de un período determinado de tiempo sin romper las reglas que establece el Departamento de Justicia norteamericano.

El 30 de junio último, Estados Unidos impuso una multa récord de ocho mil 970 millones de dólares al banco francés BNP Paribas por no acatar los regímenes de sanciones unilaterales del gobierno norteamericano contra diversos países, en particular con Cuba.

En este caso por haber “procesado miles de transacciones con entidades cubanas, que totalizaron más de mil 700 millones de dólares”.

Según expertos, estas multimillonarias sanciones violan las normas del Derecho Internacional y califican como una aplicación extraterritorial e ilegal de la legislación norteamericana contra una entidad extranjera.

Otros bancos europeos, entre ellos el alemán Deutsche Bank, los franceses Société Générale y Crédit Agricole, y el italiano UniCredit SpA, están bajo la lupa de una investigación iniciada por las autoridades estadounidenses.

En diciembre de 2011, la sucursal del Commerzbank en Nueva York acordó pagar una multa de 175 mil 500 dólares por supuestas violaciones al bloqueo financiero contra Cuba, que implicaron a un banco extranjero radicado en Miami.

Fundado en 1870, Commerzbank tiene su sede principal en Frankfurt y es actualmente la segunda mayor institución bancaria de Alemania, solo superada en activos y operaciones por el Deutsche Bank, y está considerado como el quinto banco más poderoso del mundo, con sucursales en Londres, París, Madrid, Barcelona, Bruselas y Nueva York.

( Tomado de PL )

Legisladores cubanoamericanos atacan decisión del gobernador de la Florida

Legisladores cubanoamericanos del estado de la Florida reaccionaron agresivamente contra la decisión del gobernador Rick Scott de congelar un proyecto de ley que prohíbe hacer negocios o contratar empresas que tienen vínculos comerciales con Cuba y Siria.

Los representantes federales republicanos David Rivera, Mario Díaz-Balart e Ileana Ros-Lethinen, a quienes se unió el excongresista Lincoln Díaz-Balart, protestaron la decisión del gobernador estatal de no hacer efectiva la ley firmada hasta que sea avalada por el Congreso y la Casa Blanca.
La reacción de los representantes del ala más extremista del exilio cubano en Miami contra Scott se produjo después que la máxima autoridad del estado diera a conocer un comunicado anunciando la no aplicación de la ley recién firmada.

El documento indica que esas restricciones no entrarán en efecto a menos que el Congreso apruebe y que el presidente Barack Obama firme una ley que permita a los estados imponer independientemente ese tipo de sanciones contra Cuba y Siria.

Scott rubricó el proyecto de ley FHB-959, que limitaría los negocios y contratos con estos dos países, en una ceremonia celebrada en Miami, el pasado lunes, en presencia de líderes anticubanos y representantes de grupos extremistas contrarrevolucionarios asentados en esa ciudad, detalla Prensa Latina.

A %d blogueros les gusta esto: