EEUU intenta lograr acuerdo para que turistas de su país viajen a Cuba en vuelos comerciales

viajes-a-cuba2“El gobierno de Estados Unidos está trabajando con Cuba para alcanzar antes de fin de año un acuerdo que permita que los turistas viajen a la isla en vuelos comerciales programados”, según reportó en la noche de este lunes el diario Wall Street Journal en su sitio en Internet.

El acuerdo con Cuba permitiría que las aerolíneas establezcan servicios regulares entre Estados Unidos y la isla a partir de diciembre, informó el diario, citando a funcionarios estadunidenses.

Un proyecto de ley está pendiente en el Senado de Estados Unidos para eliminar la prohibición de viajar a los estadounidenses y una medida más ambiciosa intentaría rescindir las décadas de bloqueo económico de Estados Unidos. Pero estos pasos se enfrentan a una fuerte oposición de los líderes republicanos que controlan el Senado y la Cámara de Representantes.

Actualmente los estadounidenses que van a Cuba por razones autorizadas, tales como visitas familiares o de negocios, viajan allí generalmente en vuelos charter.

El Wall Street Journal dijo que la administración y la industria de las aerolíneas de Estados Unidos se han aliado en los esfuerzos para reanudar los servicios de líneas aéreas programadas a Cuba.

“Estamos comprometidos a ello, hay buena voluntad por ambas partes y estamos continuando al habla”, dijo un funcionario del Departamento de Estado al diario, y agregó que un acuerdo antes de fin de año “es ciertamente nuestra esperanza.”

(Versión de Cubadebate)

Obama nombra a Roberta Jacobson como nueva embajadora en México

El presidente  Barack Obama nombró este lunes a Roberta Jacobson, actual secretaria de Estado adjunta para Latinoamérica y jefa negociadora de Estados Unidos en la histórica reanudación de relaciones con Cuba, como nueva embajadora en México, informó la Casa Blanca a través de un comunicado.

roberta-jacobson_655x438

Jacobson sustituirá a Anthony Wayne, embajador desde 2011, en el que caso de que Jacobson sea finalmente confirmada por el Senado, que es responsable aprobar los nombramientos de embajadores del presidente.
Obama también nombró este lunes a otros tres altos funcionarios para cargos de agencias federales, y  señaló que los nominados “han demostrado conocimiento y dedicación a lo largo de sus carreras”.
Jacobson fue nombrada en 2012 al frente de los asuntos diplomáticos para Latinoamérica. En ese cargo, ha liderado el histórico acercamiento de Estados Unidos a Cuba, que fue anunciado en simultáneo el pasado 17 de diciembre de 2014 por Barack Obama y Raúl Castro y que fue negociado en secreto durante meses.
Desde entonces, Jacobson ha liderado la delegación estadounidense en las cuatro rondas de negociaciones que se han llevado en Washington y La Habana para avanzar en hacia la normalización de relaciones, un proceso que pasa por la reapertura de embajadas y el eventual  levantamiento de las sanciones económicas impuestas por EEUU contra Cuba.
Roberta Jacobson es una de las diplomáticas de más alto perfil del gobierno de Barack Obama y es una experta en las relaciones norteamericanas, algo que previsiblemente ayudará para que su confirmación avance sin grandes sobresaltos en el Senado.
Jacobson habla un español fluido y entre 2007 y 2010 trabajó como subsecretaria adjunta para Canadá, México y asuntos relacionados con el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN). Antes, entre 2003 y 2007, fue la directora de la Oficina de Relaciones con México.
Su extensa experiencia latinoamericana se ha completado con su paso como miembro del cuerpo diplomático de la Embajada estadounidense en Perú.
(Tomado de http://noticias.univision.com/ )

Marco Rubio: Un “Joven” con mente de viejo

Tomado de El Nuevo Herald

Marco Rubio

Marco Rubio

Nuestro senador Marco Rubio por el Sur de la Florida no hablaba desde hacía 19 días y lo extrañábamos; la última vez puso muy alto su listón. Emocionado ante la televisión, envuelto en la bandera cubana y a propósito del cambio de política hacia Cuba, inauguró otra cruzada contra el presidente Obama. Dijo que aunque el 99% de los norteamericanos apoyaran las relaciones diplomáticas con La Habana, él, como jefe del subcomité del Senado pertinente, no iba a dar el dinero para que se pusiera la embajada, ni tampoco iba a confirmar a ningún embajador americano. Así lo dijo, con dos riñones, y se quedó tan tranquilo.

Antes de ayer reapareció. Arremetió contra el presidente Obama con una petición imposible de aceptar. Rubio pide (la foto es preciosa, rodeado de políticos con rostros solemnes) que no se inicien las negociaciones con Cuba hasta que 53 presos políticos sean liberados y tengan internet; con lo difícil que es, senador, conseguir en Cuba el internet. Yo creía que Obama era el peor negociador que Rubio había conocido en toda su vida y que no había obtenido nada a cambio con La Habana; ahora parece que hay 53 presos que serán liberados, pero el senador quiere que sea ya. Si no, se pone bravo.

Hay que admirar la valentía personal de Marco Rubio y quedarse perplejo ante su habilidad política. Ya antes nos ha dado muestra de las dos, pero estas amenazas de no dar dinero para poner una embajada, de vetar eternamente a cualquier embajador para La Habana y de pedirle al presidente que eche abajo toda su política con peticiones incumplibles, son deliciosas. Conjuntamente con su aspiración presidencial.

Tradicionalmente, el tema de Cuba lo han utilizado los políticos norteamericanos para ganar votos en el sur de la Florida y ahora, con Rubio, todo sigue igual. El senador utiliza, sin recato ni sentido de la proporción, la normalización de relaciones con la isla como un arma arrojadiza para beneficiar a los republicanos. Y no le importa, dice él, la opinión de los norteamericanos que representa. Ni tampoco, digo yo, la de los cubanos en aquel país que dice defender. Yo no sé para usted, senador, pero para mí, es vergonzoso. Antes, cuando lo hacían los políticos en inglés, bajando a Miami para gritar “Viva Cuba Libre”; y ahora con lo que hace usted, en español.

Yo respeto mucho al senador por su juventud y su rápido ascenso, pero pienso que se cree de verdad que la presidencia de los Estados Unidos la deciden los cubanos. Es otra de las leyendas urbanas de nosotros, seres privilegiados con el don de proclamar y cortos en el de escuchar. Quiero decirle un secreto: eso no es verdad. Lo que sí parece ser verdad es que los cubanos están emigrando al partido demócrata. Charlie Crist, en contra del embargo, ganó el condado Miami-Dade(1), y los cubanos votaron mayoritariamente por él (2). Como ve, el voto cubano no decide la elección.

La valentía del senador, sin embargo, es remarcable. Defiende sus principios con pasión; el hecho que no le importe la opinión de otros no es necesariamente censurable, porque si hubiera que actuar siempre según piensan los demás muchos líderes desde la sala de la casa hasta las estepas siberianas jamás hubieran prevalecido. Pero todos esos líderes ponen, en su apuesta por los principios, su carne en el asador. Como Tania Bruguera, que fue a pedir también a La Habana cosas imposibles para que se las negaran, pero con su propia carne en juego.

Una nueva etapa se abre en la realidad cubana. En realidad las fuerzas tradicionales exiliadas tienen casi ninguna voz en ella, al menos ahora, porque se alinearon históricamente con uno solo de los grandes partidos norteamericanos, no entendiendo que los políticos norteamericanos, como Marco Rubio, se deben a los intereses de este país y a los de ningún otro. Todo lo demás es decorado. El dicho es conocido: la política es el arte de lo posible. También de lo imprevisto. Y uno nunca debiera ignorar que las campanas doblan en La Habana, porque al fin y al cabo, de una forma u otra, como dijo el poeta John Donne, también “están doblando por ti”.

Cuba: Recibe Raúl Castro a presidente pro témpore del Senado estadounidense

La Habana, 19 feb (PL) El presidente cubano, Raúl Castro, recibió hoy al senador demócrata Patrick Leahy, presidente pro témpore del Senado de Estados Unidos y de su Comité Judicial.

Leahy encabeza una delegación de senadores y representantes de varios Estados norteamericanos, que realizan una visita a Cuba, informó el noticiero de la televisión nacional.

Los visitantes dialogaron con el mandatario cubano sobre temas de interés para ambos países en presencia del canciller, Bruno Rodríguez Parrilla.

En esta jornada, los senadores también sostuvieron un encuentro con el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular (parlamento), Ricardo Alarcón.

México: Presidente mexicano realizará en abril visita oficial a Cuba (oficial)

El presidente de México, Felipe Calderón (D), charla con su par cubano, Raúl Castro, durante una cumbre regional en 2008. (AFP, evaristo sa)

El presidente de México, Felipe Calderón, informó este jueves al Senado que se ausentará del país entre el 11 y el 15 de abril para realizar una visita oficial a Cuba y Haití, y participar en la VI Cumbre de las Américas, en Cartagena de Indias, Colombia.

El objetivo de la visita a Cuba es “profundizar el diálogo sobre los intercambios comerciales y de inversión entre los países”, señaló la presidencia en la notificación enviada al Senado, un procedimiento necesario en México antes de un viaje presidencial.

El presidente de Cuba, Raúl Castro, y Calderón relanzaron la relación bilateral durante la Cumbre de América Latina en Brasil en diciembre de 2008, luego de un enfriamiento de ambas partes por seis años de conflictos bajo el gobierno de Vicente Fox.

EEUU: Newt Gingrich se va quedando solo

Washington, 27 ene (PL) Destacadas figuras conservadoras toman distancia hoy de Newt Gingrich, aspirante a la candidatura presidencial del Partido Republicano para las elecciones de noviembre próximo, indica hoy la publicación National Journal.

Algunos conservadores atacan hoy al expresidente de la Cámara de Representantes temerosos de perder la oportunidad de ganar la presidencia del país por su errático extremismo y lo describen como algo parecido a la peste política.

Si Gingrich es el aspirante, tendría un impacto adverso sobre los candidatos republicanos a ganar en los condados, estados y a nivel federal, dijo Robert Dole, candidato presidencial del Partido Republicano en 1996 y exlíder de la mayoría del Senado.

En términos parecido se expresó Tom DeLay, exlíder de la mayoría de la Cámara baja, quien dijo a la estación de televisión de Houston KTRH, que Gingrich “no era realmente un conservador.”

Otros como la comentarista conservadora, Ann Coulter, señalan que si el político obtiene la nominación ello garantizaría la reelección del presidente Barack Obama.

Nacional Journal recuerda que cuando Dole desafió al presidente William Clinton en 1996, Gingrich negoció el acuerdo con este sobre la reforma del bienestar, lo que restó posibilidades a un triunfo republicano.

Los ataques contra Gingrich incluyen cuestionamiento de su fidelidad al expresidente Ronald Reagan, una figura mística en las filas republicanas,

Según Nacional Journal hay varios ejemplos impresos y en vídeo que colocan al político en posiciones contra Reagan.

El exfuncionario del Departamento de Estado Elliot Abrams escribió en National Review esta semana que durante la administración Reagan, el actual aspirante a menudo lanzó retórica insultante contra el gobernante, sus principales colaboradores, y sus políticas, agregó la publicación.

Al parecer las campañas contra el contendiente lograron detener su avance en la actual liza, según evidencian las encuestas.

A solo cuatro días de las primarias en ese estado para elegir al nominado republicano a la Casa Blanca, un sondeo de la Universidad Quinnipiac mostró a Mit Romney al frente de las preferencias de los potenciales votantes republicanos, con 38 por ciento, contra 29 por ciento su contrario.

Solo el seis por ciento de los preguntados se mostró indeciso, aunque 32 por ciento aseguró que podría cambiar de opinión antes del martes próximo, cuando los candidatos se enfrenten para llevarse los 50 delegados del estado.

El impulso que le dio a Gingrich su triunfo en Carolina del Sur parece haberse estancado y el exgobernador Romney crece en Florida, comentó Peter Browm, subdirector del Polling Institute de la Universidad Quinnipiac.

Asesor del Senado de EEUU pide eliminar programas de subversión contra Cuba

Fulton Armstrong

Un artículo publicado por The Miami Herald con el título “Es hora de limpiar los programas que promueven un cambio de régimen en Cuba” y firmado por Fulton Armstrong, asesor de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de los Estados Unidos, reconoce que los programas del Departamento de Estado para un cambio de régimen en Cuba “tienen las señas de una operación encubierta de inteligencia.”

Añade que “como los otros millones de dólares que hemos gastado para derrocar al gobierno cubano, estos programas han fracasado”.

Es hora de limpiar los programas que promueven un cambio de régimen en Cuba

Por Fulton Armstrong
The Miami Herald
Traducción: Cubadebate

El subcontratista del USAID, Alan P. Gross, marcó su segundo año en una cárcel cubana por llevar a cabo en Cuba operaciones encubiertas de “promoción de la democracia”.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, exigió que Cuba lo libere inmediatamente y alardeó diciendo: “Las autoridades cubanas han fracasado en su esfuerzo de querer utilizarlo como un peón para sus propios fines”.

El mensaje está muy claro: Gross es nuestro peón, no el de los cubanos. Las señales enviadas por el gobierno estadounidense han sido muy evidentes. Para La Habana, el mensaje ha sido: “No negociaremos”. Para Gross, el mensaje es: “Mala suerte”. Y a los estadounidenses que piensan que nuestra política hacia Cuba, que tiene más de 50 años, debe someterse a una revisión, les dicen: “No esperen lo imposible.”

Cuando una operación encubierta de la CIA nos sale mal y cae preso un oficial clandestino, el gobierno de EE.UU. desempeña una estrategia para negociar su liberación. Pero cuando un contratista encubierto de la USAID es detenido, Washington aprieta su retórica política, le tira más dinero al programa comprometido, y se rehúsa a comentar sobre el asunto.

Durante tres años, yo fui el investigador principal de la Comisión de Relaciones Exteriores en relación con las operaciones políticas del Departamento de Estado y de USAID para Cuba y para América Latina.

Los programas de Cuba – diseñados para identificar, organizar, capacitar y movilizar a los cubanos para que exijan cambios políticos en su país – tienen un patrimonio especialmente problemático, incluyendo malversación, mala gestión, y la politización sistémica.

Algunos “exitazos” del programa, que nos costaron millones de dólares, como por ejemplo la creación de una red de “bibliotecas independientes”, fueron exagerados y hasta fabricados.

El mandato de nuestro Comité de Supervisión fue tratar de garantizar que los fondos – unos $ 20 millones al año, pero hasta $ 45 millones en 2009 – sean utilizados eficazmente y de manera consistente con la ley de EE.UU.

El Departamento de Estado y la USAID lucharon contra nosotros en todo momento, incluso negándose a entregarnos información básica sobre los programas, y divulgando solamente un documento que hacía referencia a los vagos “objetivos del programa”.

Estos programas no involucran a nuestra comunidad de inteligencia, pero el secretismo que los ronda, los oficios clandestinos -como el uso de las tecnologías de encriptación– y el ocultamiento deliberado del papel del gobierno de EEUU, sí tienen las señas de una operación encubierta de inteligencia.

Nunca le pedimos los nombres de sus agentes en la isla, pero los directores del programa nos dijeron que había “gente que morirá” si nos enteráramos de los nombres de los grupos asociados a ellos en los Estados Unidos. Los programas no eran un secreto para Cuba. El gobierno cubano los había penetrado profundamente.

No sabíamos quien era Alan P. Gross. De hecho, después de su encarcelamiento, el Departamento de Estado lo negó furiosamente, e incluso algunos de nuestros diplomáticos en La Habana, pensaron que Gross trabajaba para la CIA. Lo que sí era evidente que los cubanos estaban muy al tanto de él. La televisión cubana ha mostrado vídeos de otros contratistas en acción en la isla.

Solamente Gross puede decir lo que sabía acerca de la legislación cubana cuando él estaba cumpliendo con su contrato de $585.000 dólares, y realizando cinco visitas a Cuba. Él ha dicho que lo han “engañado”. Hemos confirmado que el Departamento de Estado y la USAID no tenían política alguna para informarles a estos individuos que esas operaciones clandestinas no son legales en Cuba, y que las leyes de EE.UU. prohíben que los agentes extranjeros que no se han inscrito como tal puedan viajar por el país distribuyendo equipos de satélite, puntos de acceso WiFi, equipos de encriptación y telefonía, además de otras asistencias de valor monetario.

La política del gobierno de Obama es no informarle a los destinatarios en Cuba del origen y del propósito de la ayuda – a menos que éstos pregunten directamente. Algunos cubanos pueden imaginársela, por supuesto, pero las implicaciones de no revelarlas, especialmente mientras los nuevos programas están dirigidos hacia niños tan jóvenes como de 12 de años, son significativas en un país que prohíbe expresamente recibir fondos de EEUU.

La USAID se ha convertido en un guerrero encubierto para socavar a los regímenes anti-estadounidense del mundo – sin la carga de responsabilidad que tiene la Comunidad de Inteligencia.

El objetivo del cambio de régimen de los programas es explícito: en lugar de financiarlos bajo las normativas de las autoridades educativas y culturales, los gobiernos de Bush y de Obama han insistido en simplemente citar a la ley Helms-Burton (”La Ley de la Libertad”) que prescribe un futuro post-Castro para Cuba.

En repetidas ocasiones se han propuesto varios cambios para aumentar la eficiencia y dirigir los fondos de modo que ayuden al pueblo cubano a mejorar sus vidas, como por ejemplo mediante el aprovechamiento de los ajustes económicos incipientes que Raúl Castro ha comenzado – para ayudar a la gente a valerse económicamente por sí mismos, y no sólo organizar y movilizar a la gente para protagonizar protestas .

La firme reacción de USAID ha sido que los programas no son para ayudar a los cubanos a vivir mejor en el presente, sino más bien estimularlos para que exijan un futuro mejor.

Como los otros millones de dólares que hemos gastado para derrocar al gobierno cubano, estos programas han fracasado, salvo para provocar el arresto de Gross e identificar a las personas que han aceptado asistencia de algunos otros funcionarios que envían a otros “operadores” en la isla.

Nuestra política debiese estar basada en lo que es efectivo para promover los intereses nacionales de EEUU -un cambio pacifico, democrático y evolucionario, y no en involucrarse en provocaciones gratuitas.

La retórica y las acciones que prolongan la estancia en prisión de un inocente americano, aparentemente engañado para servir como un peón dentro del contexto de 50 años de esfuerzos del gobierno de EE.UU. para lograr un cambio de régimen en Cuba, son contraproducentes.

Es hora de limpiar los programas para el cambio de régimen y negociar la liberación de Alan P. Gross.

Fulton Armstrong ha trabajado en el tema de Cuba en el Consejo de Seguridad Nacional durante la administración Clinton y luego como Oficial Nacional de Inteligencia para América Latina. Es asesor en el Senado de la Comisión de Relaciones Exteriores. Su correo electrónico es fultona1@yahoo.com

 

Desde Cuba y desde Miami

Los negociadores del Congreso de Estados Unidos firmaron un acuerdo sobre el gasto para las agencias federales de mil millones de dólares, a falta de 28 horas de que se cumpliera el plazo que hubiese provocado un cierre parcial del gobierno, reportó EFE. Tras abandonar las propuestas de restricción de los viajes a Cuba de los ciudadanos cubano-estadounidenses y una disposición de menor importancia relacionada con la supervisión de las operaciones financieras, los miembros de la Cámara de Representantes y los comités de Asignaciones del Senado dieron su aprobación final al plan. El acuerdo, al que se llegó tras cuatro días de negociación, estaba supeditado a la demanda del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a prorrogar los recortes de impuestos en nómina, que vencen a finales de este mes. El pasado noviembre el Congreso aprobó los presupuestos para las agencias encargadas de las áreas de agricultura, comercio, justicia y transporte, y vivienda, pero no lograron un consenso respecto a las prioridades presupuestarias y dejaron en el aire nueve proyectos de ley presupuestarios para las agencias federales. No es la primera vez que el Congreso ha tenido que recurrir a medidas temporales para mantener en funcionamiento el Gobierno. La última vez que el Congreso aprobó todos los 12 proyectos de ley presupuestarios sin parches de emergencia fue hace 15 años. Las conversaciones sobre el impuesto sobre la nómina, que pusieron en jaque el cierre parcial del gobierno, se iniciaron después que los demócratas no lograran su demanda de que el recorte impositivo se pagase con un recargo nuevo a aquellos que ganan más de un millón de dólares al año, condición a la que renunciaron en la noche de ayer. DESDE CUBA La periodista cubana Olga Thaureaux publicó en su blog un post relacionado con la noticia.

La familia y el diferendo Cuba Estados Unidos

Familia, según el concepto filosófico, es la célula fundamental de la sociedad, aunque me interesa llegar mucho más allá, al sentido humano, sentimental, solidario de esa palabra.

En la constante búsqueda informativa que entraña esta profesión, hace unas horas leí que el Congreso de Estados Unidos analiza un proyecto de ley que restringiría nuevamente los viajes de estadounidenses y cubanoamericanos, así como el envío de remesas a Cuba.

La idea es patrocinada por el representante republicano por el estado de Florida, Mario Díaz-Balart, y pretende reinstaurar las restricciones aprobadas durante el gobierno de George W. Bush, como un solo viaje cada tres años para los cubanoamericanos y un límite de mil 200 dólares anuales por concepto de remesas.

Como cubana, me es difícil abstraerme de la triste realidad que puede representar esto para las personas que tenemos familiares residiendo en Estados Unidos.

Lo cierto es que vivimos en un sobresalto: cuando viajan a Cuba, no sabemos si esa será la última vez que nos veremos, lo mismo ocurre ante una llamada telefónica o un correo. Y es que esa relación familiar, a pesar de las fronteras, está sujeta a lo que decida el gobierno de Estados Unidos.

Está sujeta a ideas maquiavélicas de personajes como el citado o a las de Iliana Ross, por ejemplo que cuando La Colmenita viajó a ese país dijo que había que negarle la estanca allí porque eran niños defensores del terrorismo. ¡Qué horror pensar de esa manera!

Por muchos malos momentos se ha transitado en todos estos años. Recuerdo aquel falso concepto de familia: mamá, papá, hijo…, los abuelos, los tíos o los primos no contaban en esa relación.

Es muy duro vivir en ese sobresalto, por eso es difícil obviar esas informaciones provenientes de Estados Unidos. Espero que algún día, no muy lejano, la situación cambie, para bien, por supuesto.

DESDE MIAMI

Por su parte, Rebelión se hace eco de un artículo publicado por Andrés Gómez, director de Areitodigital.

Maldita pesadilla: nuevo intento de prohibir los viajes a Cuba

Nuevamente, como pesadilla recurrente que causa gran angustia y desasosiego a la inmensa mayoría de la emigración cubana en Estados Unidos, otra acción legislativa, ésta una enmienda presentada por el congresista por Miami-Dade, Mario Díaz Balart, y aprobada por la mayoría republicana del Comité de Apropiaciones de la Cámara de Representantes, el pasado 23 de junio, y así añadida al proyecto de ley del presupuesto general de 2012, formó parte del proyecto de ley del presupuesto del 2012 aprobado el 13 de diciembre pasado por la mayoría republicana en la Cámara de Representantes.

Como se ha venido repitiendo desde el verano pasado la enmienda de Díaz Balart suprimiría las actuales regulaciones que reconocen el derecho humano y constitucional de los emigrados cubanos residentes en este país de viajar a Cuba, en vigor desde 2009, y reimpondría las inmorales medidas de viaje a Cuba impuestas por el presidente Bush, hijo, en el 2004.

En junio de 1958, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos, determinó que el derecho a viajar al extranjero de los ciudadanos de Estados Unidos es uno de carácter constitucional protegido por la Quinta Enmienda de la constitución federal.

Las medidas de Bush —las cuales siempre fueron la de los Díaz Balart, Iliana Ros y todos como ellos piensan y actúan—prohibirían nuevamente a todos los emigrados cubanos residentes en Estados Unidos poder viajar a Cuba libremente. Las medidas reimpuestas nos restringirían a viajar a Cuba solamente una vez cada tres años, no importando la emergencia familiar, sólo por 15 días, y únicamente para poder visitar a familiares en primer grado, que según esta gente son los únicos de nuestros familiares en Cuba que pueden ser considerados nuestra familia. Asimismo reducirían significativamente el importe de las remesas que se podrían enviar a nuestros familiares en Cuba.

Ésta es una medida infame y oprobiosa. Siempre ha sido rechazada como tal por la inmensa mayoría de nuestra comunidad emigrada.

Este rechazo se demuestra evidente con sólo citar el número de emigrados cubanos en Estados Unidos que viajaron a Cuba entre el 2009 y 2010: no menos de 323,000 de acuerdo a cifras confiables.

La Casa Blanca hizo saber el 13 de julio pasado que el presidente Obama vetaría el proyecto de ley sobre el presupuesto federal de 2012, si, entre otros importantes asuntos, éste intentara cambiar la política en relación a Cuba de su gobierno [“reverses current policies on Cuba”]. Posición que fue diáfanamente reafirmada el 14 de diciembre pasado por el propio presidente durante una ceremonia en la Casa Blanca, con motivo de su política con Cuba, quien se refirió específicamente a su compromiso con los viajes de los cubanos americanos y a las remesas a Cuba sin restricciones.

Es de conocimiento general que en el Congreso se estila, en las negociaciones de grandes proyectos de leyes como éste, mantener o desestimar diferentes proyectos auspiciados por las varias tendencias o intereses de cada uno de los partidos políticos, como también que a la larga se tiran por la borda aquellos que no sean de importante valor para los intereses partidistas mayoritarios.

Esperemos que la opinión que prevalezca en las negociaciones que conformen la ley de este presupuesto federal sea aquella que sustente nuestro derecho de viajar a Cuba libremente.

Para nosotros, los emigrados cubanos en Estados Unidos, nuestro derecho de viaje a Cuba, no es asunto de relativa importancia. Al contrario, por razones evidentes, es asunto de vital importancia. Se trata de algo fundamental: nosotros y los nuestros. Que es derecho inalienable. Sólo aquellos que desprecian los derechos fundamentales del individuo y la familia osan enajenarnos ese derecho. Y alto precio político tendrán que pagar por intentarlo o lograrlo.

Este es año de intensa lucha electoral. Las elecciones presidenciales serán el próximo mes de noviembre, dentro de solamente once meses. El presidente Obama ha demostrado ser un hábil manipulador político. Más allá de las intenciones estratégicas de sus políticas con respecto a Cuba, que son parte de su responsabilidad constitucional para dirigir la política exterior del Estado, que es derecho celosamente defendido por todo presidente, están los 29 críticos votos electorales del estado de la Florida en las próximas elecciones presidenciales.

Y este presidente sabe, lo que niega la extrema derecha cubano americana aferrada al pasado político de nuestra comunidad: que no habrán votos para Obama, por parte de decenas de miles de cubano americanos en las próximas elecciones presidenciales, si él no se opusiera tenazmente a la inclusión de la enmienda de ese Díaz Balart sobre los viajes a Cuba en la ley de presupuesto federal, aún teniéndola que vetar, como se ha comprometido a hacer. Será así de sencillo.

Aunque es nuestra la responsabilidad, sino la culpa, que sean Mario Díaz Balart, Ileana Ros y David Rivera los que ocupen esos escaños del condado en el que vivimos en la Cámara de Representantes. Es evidente que la inmensa mayoría, de los que viajamos a Cuba — los que nos preocupamos por nuestras familias en Cuba, viajando a Cuba o enviándoles remesas— no votamos, especialmente porque no nos hemos hecho ciudadanos de este país. La única manera de terminar con esta maldita recurrente pesadilla que hoy volvemos a confrontar es derrotando en las urnas a gente de esa calaña.

———————————————
Fuente: Redacción Cubahora,
16/12/11

Amplio rechazo chino a proyecto de ley en EE.UU.

Beijing, 12 oct (PL) China reiteró hoy su rechazo a un proyecto de ley aprobado en el senado de Estados Unidos que se propone declarar a este país manipulador de su divisa, y por ello aplicarle aranceles punitivos.

Las reacciones a la votación de 63-35 la víspera y sus posibles consecuencias fueron expresadas por la Cancillería, el Ministerio de Comercio y el Banco Central, a lo que se sumó un llamado al gobierno del presidente Barack Obama y el Congreso de aquella nación a oponerse a la iniciativa.

Ese último fue hecho por el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriroes Ma Zhaoxu, quien afirmó que el proyecto no tiene nada que ganar y atenta contra los interés de otros sin beneficio propio.

En el caso de la otra cartera, expresó su “firme rechazo” a ese paso al considerar que viola seriamente las normas internacionales en tanto envía una señal equivocada de un incremento en el proteccionismo comercial.

Shen Danyang, portavoz de ese ministerio, dijo que en este momento crítico el Senado interrumpe los esfuerzos para apuntalar la recuperación de la economía mundial mediante el uso de una legislación nacional para amenazar a China por una supuesta manipulación de su moneda.

Esperamos que Estados Unidos analice profundamente el tema y asuma una visión objetiva y racional sobre la tasa de cambio del yuan antes de tomar nuevas decisiones, añadió.

Mientras, el Banco Popular de China (Central) señaló en una declaración que la citada instancia parlamentaria busca causas externas para los problemas crónicos del país y politiza el tema económico al ignorar reiteradamente los hechos y caer en una disputa sobre la tasa de cambio.

Pero ello no puede resolver los problemas internos de Estados Unidos y afectará severamente los vínculos comerciales entre los dos países y será perjudicial para la economía global, advirtió.

Los patrocinadores del proyecto de ley plantean que la moneda china está subvaluada, lo cual, en su opinión, favorece las exportaciones del gigante asiático al abaratarlas.

Además presionan para su apreciación por considerar que ello reduciría el déficit comercial entre las dos principales economías del mundo y reduciría el desempleo en aquel país.

Frente a ello, Beijing mantiene su posición de que la tasa de cambio del yuan no es culpable de esos problemas, en tanto recuerda que esa moneda aumentó su valor frente al dólar en 23.3 por ciento desde julio de 2005.

Está por ver si el proyecto llega a convertirse en ley porque antes debe pasar por la Cámara de Representantes, a lo que seguiría la firma del presidente Obama, quien expresó reservas sobre la iniciativa, al igual que el líder de esa última instancia, John Boehner.

Por el momento este nuevo capítulo en las relaciones bilaterales asociado a un tema recurrente solo aumenta las tensiones entre los dos países.

Senado de EEUU votará sobre tope de endeudamiento

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, de Nevada hace una pausa durante una conferencia de prensa en el Capitolio de Washington, el lunes 1 de agosto del 2011, para hablar sobre el anteproyecto de límite de endeudamiento de EE.UU. La medida será sometida a un voto final en el Senado el martes antes de ser enviada para la firma del presidente Barack Obama, evitando una desastrosa situación de un impago estadounidense. (Foto AP/Jacquelyn Martin)

El anteproyecto de un compromiso de emergencia que le permitirá al gobierno aumentar pedir prestado más dinero será sometido a un voto final en el Senado el martes antes de ser enviado para la firma del presidente Barack Obama, evitando una desastrosa situación de un impago estadounidense.

La ley fue enviada al Senado después que fuera aprobada con facilidad en la Cámara de Representantes el lunes por la noche en una votación de 269 a 161. La Casa Blanca prometió que Obama convertirá la medida en ley.

En el Senado, el respaldo del líder de la mayoría demócrata Harry Reid y del líder republicano Mitch McConnell de Kentucky virtualmente garantiza la aprobación de la medida por 60 votos requeridos el martes. La votación ha sido prevista para el mediodía (1600 GMT), con suficiente tiempo para enviar el material a la Casa Blanca para que Obama la firme pocas horas antes del plazo de medianoche para aumentar el límite de endeudamiento de Estados Unidos a 14,3 billones de dólares .

La iniciativa aumentará el tope de la deuda en más de dos billones de dólares y recortará el gasto federal por una cantidad similar a lo largo de la próxima década. Se formaría también un comité legislativo especial para considerar cambios fiscales y a los programas de beneficios.

Según la medida, el límite de la deuda federal será aumentado en dos etapas en al menos 2,2 billones de dólares, suficientes para que el Tesoro salga de apuros entre ahora y hasta después de las elecciones del 2012.

Los recortes al gasto gubernamental serán graduales durante una década. Millares de programas podrían caer a su más bajo nivel de financiamiento en años.

No se prevén reducciones para el sistema de pensiones Seguridad Social ni para el programa federal Medicare de atención médica a los ancianos por el momento. Pero otros programas serán abatidos en aras de lograr los ahorros buscados por los republicanos. La posibilidad de aumentar los impuestos fue discutida acaloradamente, pero quedó fuera de negociación para el futuro cercano.

Antes de la votación, Obama envió un video al Congreso para promover el plan entre los demócratas indecisos. “Esto ha sido un largo y confuso proceso”, dijo. “Como sucede con cualquier solución negociada, el desenlace está lejos de ser satisfactorio”.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, se manifestó satisfecho con el acuerdo y la votación de la medida, de la cual fue el principal auspiciador con el apoyo del movimiento conservador tea party, un sector compuesto por 87 nuevos legisladores elegidos el año pasado.

El acuerdo “resolverá esta crisis de la deuda y ayudará a que los estadounidenses regresen al trabajo”, dijo Boehner en rueda de prensa.

La dirigente demócrata en la cámara baja, Nancy Pelosi, había pedido a su bancada que apoyase la aprobación de la medida, aunque personalmente prefirió abstenerse de expresar su posición.

El primer paso será dado de inmediato, con la elevación del techo de la deuda soberana en casi un billón de dólares y la reducción del gasto en un monto ligeramente mayor en el transcurso de una década.

Luego sería creado un comité legislativo que tendría hasta finales de noviembre para recomendar una reducción del déficit por al menos 1,8 billones de dólares con recortes en programas sociales como Medicare y Seguridad Social, o con una reforma en el sistema tributario. Esa disminución del déficit permitiría un segundo aumento en el límite de la deuda, que sería necesario para principios del año próximo.

( AP )

A %d blogueros les gusta esto: