Senadores EE.UU. piden en La Habana cese de bloqueo contra Cuba

Foto: Roberto Suárez/ Juventud Rebelde

Foto: Roberto Suárez/ Juventud Rebelde

La mayoría de los congresistas y los ciudadanos estadounidenses apoyan el restablecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba y el levantamiento del bloqueo económico contra la isla, dijo hoy aquí el senador demócrata norteamericano Patrick Leahy.

Leahy, presidente pro témpore emérito de la Cámara alta, encabeza una delegación que visita la nación caribeña desde el jueves pasado, integrada por su correligionario Benjamin Cardin, de Maryland, la figura de más alto rango de su partido en el Comité de Relaciones Exteriores de dicho hemiciclo, así como el republicano por Nevada, Dean Heller.

El legislador agregó que existe un fuerte debate en el Capitolio sobre las sanciones anticubanas, pero expresó su certeza de que triunfarán quienes favorecen los vínculos normales con la mayor de las Antillas, pues solo una minoría se opone a la eliminación de las medidas punitivas.

El senador por Vermont añadió que “estamos en el camino correcto iniciado por el presidente cubano, Raúl Castro, y el mandatario Barack Obama el 17 de diciembre pasado”, cuando anunciaron su deseo de restablecer relaciones e iniciar un proceso hacia la normalización de los nexos bilaterales.

FOTO: Roberto Suárez / Juventud Rebelde

FOTO: Roberto Suárez / Juventud Rebelde

Desde entonces hasta hoy visité tres veces a Cuba, conversé con los cubanos a todos los niveles y soy testigo de que en ese tiempo hubo cambios muy positivos acá, agregó Leahy, quien está seguro que la apertura de las embajadas respectivas en Washington y La Habana tendrá lugar “muy pronto”.

Este es un proceso que debimos iniciar hace mucho tiempo, porque fue un error la política de bloqueo mantenida contra el Gobierno de La Habana durante más de medio siglo, una medida que fracasó y fue contraproducente para los intereses norteamericanos, añadió.

Por su parte Heller, el único republicano del grupo, resaltó que esta es su primera visita a Cuba y la estancia aquí lo ayudó sobremanera a entender la realidad de la isla y la necesidad de renovar los vínculos bilaterales. “Vine sin ninguna claridad en el tema y es ahora que veo la luz sobre lo que realmente sucede”, añadió.

FOTO: Roberto Suárez/ Juventud Rebelde

FOTO: Roberto Suárez/ Juventud Rebelde

Cardin se sumó a sus colegas en cuanto a la necesidad de que el Congreso norteamericano levante el bloqueo contra Cuba, en particular las prohibiciones de viajes de los estadounidenses a la isla, aunque reconoció que existen discrepancias entre ambos Gobiernos que serán abordadas principalmente tras la apertura de las embajadas.

Los visitantes se entrevistaron el viernes con el primer vicepresidente cubano, Miguel Díaz-Canel, con quien hablaron sobre las relaciones entre Cuba y Estados Unidos y el debate que tiene lugar actualmente en el Congreso de ese país sobre la eliminación de las restricciones a los viajes y al comercio con la isla caribeña.

También fueron recibidos la víspera en la sede de la Cancillería por el canciller cubano, Bruno Rodríguez, con quien abordaron asuntos de interés sobre la política exterior cubana, el contexto actual de los vínculos entre Cuba y Estados Unidos y el proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas.

FOTO: Roberto Suárez/ Juventud Rebelde

FOTO: Roberto Suárez/ Juventud Rebelde

Durante su estancia en la mayor de las Antillas, Leahy y sus colegas sostuvieron encuentros con cuentapropistas, líderes religiosos locales y embajadores de otras naciones, además de que visitarán hoy la ciudad de Santiago de Cuba, segunda en importancia del país.

De acuerdo con las autoridades cubanas, el principal escollo hacia la normalización plena de los nexos entre ambas naciones es el bloqueo económico impuesto por Washington contra la isla desde hace más de medio siglo y que costó más de un billón 112 mil 534 millones de dólares a los cubanos.

Desde enero de 2015 Cuba y Estados Unidos sostuvieron tres rondas de conversaciones en La Habana y Washington, en las que se abordó como asunto central la reanudación de los vínculos diplomáticos, aunque de forma paralela hubo contactos técnicos sobre temas de interés común.

FOTO: Roberto Suárez / Juventud Rebelde

FOTO: Roberto Suárez / Juventud Rebelde

( Tomado de Prensa Latina )

Senadores estadounidenses califican de muy positiva su estancia en Cuba

Coalición bipartidista introdujo en el Congreso de EEUU un proyecto de ley para eliminar el bloqueo de EEUU contra Cuba.

Nota de prensa de la Sección de Intereses de Cuba en Washington

Nota de prensa de la Sección de Intereses de Cuba en Washington

Una coalición bipartidista de legisladores norteamericanos introdujo hoy en el Congreso de ese país un proyecto de ley que busca eliminar el bloqueo de EE.UU. contra Cuba. La propuesta legislativa titulada The Freedom to Export to Cuba Act fue presentada por los senadores Amy Klobuchar (D-MN), Mike Enzi (R-WY), Debbie Stabenow (D-MI), Jeff Flake (R-AZ), Patrick Leahy (D-VT), y Dick Durbin (D-IL). Su propósito declarado es eliminar las barreras legales que impiden a los estadounidenses hacer negocios con Cuba e intenta abrir camino a nuevas oportunidades económicas para los empresarios y negocios agrícolas de ese país.

“Es tiempo de voltear página en nuestra política hacia Cuba ” dijo la Senadora Klobuchar “Cincuenta años de embargo (bloqueo) no ha asegurado nuestros intereses en Cuba y han puesto en desventaja a los negocios norteamericanos por restringir el comercio con un mercado de 11 millones de personas a solo 90 millas de nuestras costas. Hay muchos asuntos en nuestras relaciones con Cuba que deben ser analizadas, pero esta legislación para eliminar el bloqueo comenzará a abrir nuevas opportunidades para las compañías norteamericanas, impulsará la creación de puestos de trabajo y las exportaciones, y auydará a mejorar la calidad de vida del pueblo cubano”.

El proyecto de ley ha sido respaldado por la U.S. Agriculture Coalition for Cuba.

The Freedom to Export to Cuba Act rechaza todas las restricciones legales para hacer negocios con Cuba establecidas por Estados Unidos desde 1961. El proyecto incluye menciones a los temas de derechos humanos y los reclamos de compensación de propiedades norteamericanas nacionalizadas en Cuba.

(Resumen de Cubadebate de Comunicado de Prensa de la Oficina de la Senadora Amy Klobuchar)

Senadores estadounidenses presentan proyecto de ley para eliminar la prohibición a los viajes a Cuba

cuba_senate_0Un grupo bipartidista de senadores estadounidenses presentó este jueves ante el Senado un proyecto de ley que busca eliminar la prohibición de los viajes a Cuba, un mes después de que el Presidente Barack Obama anunciara cambios en la política de su administración hacia la Habana, informa un despacho de prensa de The Hill.

“Algunos dirán que debemos recibir algo a cambio, que si ofrecemos algo,  debemos recibir alguna concesión del gobierno cubano. Todos necesitamos recordar que esta es una sanción o prohibición a los estadounidenses, no a los cubanos”, cita el reporte al senador republicano Jeff Flake de Arizona durante la presentación del proyecto de ley.

Los senadores demócratas Patrick Leahy, Vermont; Dick Durbin, Illinois, y Tom Udall, Nuevo México; y republicanos John Boozman, Arkansas; Jerry Moran, Kansas, y Mike Enzi, Wyoming, copatrocinan el proyecto de ley Libertad para Viajar a Cuba 2015.

Cuba: Recibe Raúl a los Senadores norteamericanos Leahy y Shelby

El General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, recibió en la noche de este jueves a los honorables Senadores Patrick Leahy, Demócrata del estado de Vermont y presidente del Comité Judicial del Senado, y Richard Shelby, Republicano del estado de Alabama y líder de la minoría del Comité de Banca, Vivienda y Asuntos Urbanos, quienes visitan nuestro país como parte de una delegación de Senadores y Representantes del Congreso de los Estados Unidos.

Durante el encuentro se abordaron temas de interés para Cuba y los Estados Unidos.

Estuvo presente Bruno Rodríguez Parrilla, ministro de Relaciones Exteriores.

(Tomado de http://www.granma.cubaweb.cu/)

Oscar Elías Biscet: Un esquizofrénico ante el Congreso de EE.UU.

Edmundo García

El pasado jueves 16 de febrero y a nombre de la Fundación Lawton, una llamada organización de Derechos Humanos que casi nadie conoce, Oscar Elías Biscet testificó telefónicamente, desde Cuba y bajo juramento, nada menos que ante el Congreso de los Estados Unidos de América; concretamente ante el Subcomité de África, Salud General y Derechos Humanos del Comité de Relaciones Exteriores, cuya presidente es Ileana Ros-Lehtinen. La alocución fue desde el mismo comienzo un acto de servilismo y adulación a toda la plana cubanoamericana en el legislativo de Washington; Biscet llamó a la Congresista Ileana Ros-Lehtinen “mi compatriota y gran defensora de la libertad del pueblo cubano”, y halagó la supuesta “labor altruista en la causa de la libertad de Cuba” de los senadores Bob Menéndez y Marco Rubio, y de los Congresistas Albio Sires, Mario Díaz-Balart y David Rivera.

No creo que este hecho tenga parangón en la historia cubana. No conozco ningún plattista o anexionista que haya solicitado favores al Congreso de EEUU con el descaro que lo ha hecho Oscar Elías Biscet. Hasta los politiqueros más entreguistas de la era republicana cubana, cuando planearon o pidieron una intervención, buscaron siempre pretextos e hicieron paripés porque al parecer les daba al menos un poco de vergüenza ante su pueblo y su conciencia. Hasta los propios norteamericanos se tomaron el trabajo de montar una campaña de prensa antiespañola y anticubana alrededor del hundimiento del Maine, para que unos congresistas como estos votaran una declaración de guerra formal. Pero con gente como Biscet ya no tienen ese problema, él mismo les hace la propaganda y él mismo les presenta un proyecto de intervención.

Porque de hecho Oscar Elías Biscet ha pedido una intervención militar en Cuba como la realizada en Kosovo. ¿Sabe acaso este esquizofrénico en política lo que sucedió en el conflicto kosovar? ¿Sabe Oscar Elías Biscet algo del dolor y la muerte que causaron en esa guerra los bombardeos de la OTAN; esos bombardeos que, con muy disimulado lenguaje, le está pidiendo al Congreso de los EEUU para Cuba?

No invento palabras y voy a citar las de Biscet, transcritas por el propio Comité de Relaciones Exteriores ante el que testificó. Dijo Oscar Elías Biscet: “Mañana celebraremos con orgullo el cuarto aniversario de la independencia de Kosovo. Hace cinco años ustedes los americanos le prometieron a los albanokosovares su decido apoyo a la independencia. Lo hicieron con tanta firmeza, honor y amor que sumaron a muchos países en esta justa causa y triunfaron. Este es el apoyo que yo pido de ustedes para que mi pueblo sea libre y soberano”. Le pregunto a la congresista Ileana Ros-Lehtinen y a los demás legisladores: ¿es para este hombre que pide una intervención multinacional como la de Kosovo en Cuba, para el que ustedes están pidiendo un Premio Nobel de la Paz?

Biscet, abandonado por la razón, solicitó además al Congreso norteamericano la aplicación sin moderación ni límites de la Ley Helms-Burton. Y sabiendo que uno de los autores de esa oprobiosa ley, el Representante por Indiana Dan Burton, había testificado también en esa misma comisión, le saludó personalmente calificándolo como “patriota” y “amante de la libertad de la humanidad”.

Ya que Oscar Elías Biscet se encontraba bajo juramento, ya que prometió en nombre del Dios Bíblico no mentir al Congreso de los Estados Unidos, debe suponerse que el fiscal de su propio país tiene pruebas de todas sus afirmaciones. Por eso quiero preguntar: ¿Puede demostrar Biscet, como ha dicho al Congreso, que el gobierno cubano chantajeó a su esposa para que le abandonara? ¿Puede mostrar fuera del teléfono la desfiguración de rostro que asegura le provocó la golpiza de la policía política? ¿Puede dar Biscet el nombre de los dos reos que fueron contratados por militares cubanos para asesinarle? ¿Puede facilitar Biscet al Congreso datos sobre dichos contratos? ¿Desearía Biscet mostrar públicamente pruebas del uso en su contra de pistolas eléctricas, alguna documentación sobre los muchos casos de negación de atención médica que denuncia, y sobre las torturas que según dice padeció? ¿Tiene Biscet mapas, listas de reclutamientos o fotos de campamentos para mostrarle al Congreso de los Estados Unidos dónde están las bases de entrenamiento de grupos “anti norteamericanos” o “anti judíos” en Cuba? Insisto en que todas estas pruebas serían necesarias porque no se trata de un simple comentario de pasillo, es una testificación bajo juramento ante el Congreso de los Estados Unidos, donde Biscet denunció: “Entrenamiento militar y logístico a las narco guerrillas de Colombia y la presencia de bases de operaciones de los extremistas musulmanes de Hezbollah y Hamas en Cuba.”.

Oscar Elías Biscet ha delirado ante el Congreso de los Estados Unidos; habló de la posibilidad de una nueva crisis de misiles y armas nucleares similar a la de 1962, donde esta vez Cuba tendría como aliados a Irán y Venezuela. Cometió errores históricos, demostró ignorancia a la hora de valorar acontecimientos políticos mundiales de las últimas décadas,  mostró desconocimiento de su propio país, de sus dirigentes y de las realidades del resto del mundo. Por supuesto, la prensa ha evitado informar sobre sus disparates, apenas dio la noticia añadiendo que Biscet habló de paz para la isla. Pero Biscet y la paz no hacen buena pareja. No solo no merece el Premio Nobel, tampoco merece el aprecio de un pueblo soberano y honesto como el pueblo de Cuba.

Senadores de EE.UU. llaman a matar a #Gaddafi

Tres senadores estadounidenses llamaron hoy a que Washington aumente la presión militar contra Muammar al Gaddafi para que renuncie, e incluso a que la OTAN finalice el conflicto con rapidez con un ataque destinado a ultimar al líder libio y su círculo en Trípoli, informó Reuters.

“Mi recomendación a la OTAN y la administración es cortar la cabeza de la serpiente, ir a Trípoli, comenzar a bombardear el círculo íntimo de Gaddafi, sus complejos, sus cuarteles militares”, dijo el senador republicano Lindsey Graham, en el programa State of the Union, de CNN.

Por su parte, el ex candidato presidencial John McCain, quien estuvo en Bengasi la semana pasada para mostrar apoyo a los rebeldes, dijo que Gaddafi debe ser “consciente de que su vida está en peligro”.

También el legislador independiente Joseph Lieberman señaló que era “muy importante que Gaddafi y su familia y todos los demás cerca de él se despierten a diario pensando que es su último día” para evitar un “punto muerto muy costoso y destructivo”.

Además, al referirse a Siria, los senadores instaron a la Casa Blanca a mostrar más apoyo para los manifestantes contra el presidente sirio, Bashar al Assad.

Lieberman fue aún más allá, con una solicitud de embargo de armas a Siria y sanciones contra Al Assad y su familia, pues opinó que Estados Unidos “no está haciendo lo suficiente”.

En tanto, los bombardeos dirigidos por la Organización del Atlántico Norte (OTAN) continuaron este domingo en Trípoli, capital de Libia, y en otras cuatro ciudades: Sirte (este), Al-Jams, Al-Assa y Gharyen, dejando numerosos heridos, reportó Telesur.

La agencia oficial de noticias HASA dijo que los blancos de los ataques fueron objetivos militares y civiles, y los bombardeos son de aviones no tripulados del tipo Depredador, tal y como lo confirmó el Departamento de Defensa norteamericano.

Según voceros del autoproclamado Consejo Nacional de Transición rebelde, con sede en Bengasi, la ofensiva de la OTAN parece haber frenado el avance del Ejército libio en inmediaciones de Brega y Ajdabiya, en el oriente, lo que presupone una nueva ofensiva insurgente.

La ciudad de Misratah se afianzó hoy como escenario neurálgico de enfrentamientos armados entre partidarios y detractores de Gaddafi, luego de que el Gobierno libio confirmó haber detenido allí las operaciones militares, aunque sin abandonar el enclave.

El viceministro de Relaciones Exteriores, Khaled Kaim, aseguró que el Ejército regular suspendió las operaciones armadas, pero negó que esa decisión implicara que las tropas de Gaddafi se hayan retirado de la ciudad, según PL. “Si los rebeldes no se rinden en los próximos dos días, las tribus armadas pelearán contra ellos en lugar del Ejército”, puntualizó.

Mientras, el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov, y el Secretario General del Comité del pueblo libio, Al-Baghdadi Ali al-Mahmudi, sostuvieron una conversación vía telefónica, donde Rusia confirmó su disposición de mediar en el conflicto si hay un cese del fuego.

Lavrov destacó la creciente inclinación a buscar una salida política por parte de Trípoli, que propuso a Rusia ejercer sus buenos oficios como mediadora para una solución pacífica al diferendo.

(Tomado de Granma)

A %d blogueros les gusta esto: