Cuba: En busca de tumbas en las cunetas de España

Apuntes sobre un intento humanitario de rescate de la memoria histórica en tierras de España, para hacer justicia a los huesos de los abuelos

por LUIS HERNÁNDEZ SERRANO

Correo: luisoviejo2003@yahoo.es

FOTO: ENRIQUE CIRULES

Dos entusiastas tocayos y marxistas españoles, integran estos apuntes: Javier Moreno Díaz y Javier Ruiz Rico, nacidos el 13 de mayo y el 24 de junio, respectivamente, en 1972.

Ambos pertenecen ala Federación madrileña del Partido Comunista y nos hablan del trabajo común que realizan en lo que llaman la Recuperación de la Memoria Histórica.

Moreno Díaz nos dice que el Partido en España está multiplicado en 16 Federaciones y tiene representación en 51 provincias.

Y Ruiz Rico nos cuenta que en el campo de concentración de Mathausen murieron 7 000 republicanos españoles por el único delito de querer una vida libre y tranquila.

«La historia es un acicate. El exilio siempre es traumático. Los sobrevivientes de los campos de concentración en Europa nunca regresaron a España.La Alemania nazi capturó en tierra española a los republicanos y los mandó hacia los campos de exterminio», refiere Moreno Díaz.

«Franco murió en 1975, pero lo que hizo no se olvida: cuando él supo que los nazis habían capturado a nuestros hermanos, dijo que no eran españoles, no los reconoció. Y los alemanes los marcaban como a las reses, con un triángulo azul, que significaba que no tenían patria», explica Ruiz Rico.

Toma la palabra Moreno Díaz y argumenta: «Mi abuelo Joaquín Moreno Tormos, fue fusilado en Madrid el 31 de octubre de 1939. Se hicieron cosas terribles. Por ejemplo, hay una tapia en el Cementerio del Este, que así se llama, con más de 4 000 madrileños, entre ellos Las 13 Rosas, así recordadas por nuestro pueblo, una de ellas —¡la más vieja!—, tenía 29 años, ¿qué le parece?, fueron asesinadas por la tiranía franquista solo porque no supieron decir que sí a la traición».

Los dos Javieres explicaron que en los años 1970- 1980 se inició en España el intento de Rescate de la Memoria Histórica.

No obstante vino una etapa en que tal propósito decayó un poco, pero en 1990 surge un enorme impulso a este noble y humanitario empeño, por iniciativa de los nietos que quieren que se haga justicia con los huesos desaparecidos de sus abuelos.

«La Memoria Histórica—todo un programa de los comunistas y los revolucionarios españoles— se frenó en 1981 por un intento de Golpe de Estado que provocó el dolor de quince años inactivos», afirma Moreno Díaz.

«Las primeras fosas comunes se abren en los años 2000-2001 y es a partir de ahí que ya se puede hablar de un Movimiento integral de rescate. Este trabajo —hay que recalcarlo— lo emprenden los nietos y entidades privadas», apunta Ruiz Rico.

Por ellos sabemos que el Partido Comunista de España es el único que tiene una Secretaría de Memoria Histórica desde 2005 y Javier Ruiz Rico es el responsable, el Secretario de esa justiciera actividad partidista. El otro Javier es el responsable de ese frente en Madrid y trabaja en lo que se denomina El Foro por la Memoria, que no es otra cosa que «el brazo de lucha social del Partido».

Ambos comentan que el Partido no gobierna. No posee parlamentarios. Ahora es minoritario. No se presenta a elecciones y como en verdad no llega ni avanza, se buscaron otras vías de trabajo y crearon Fundaciones, una de ellas estatal: Fundación de Investigaciones Marxistas (FIM) y otras como Rey de Corral; la Fundación Pepe Díaz, de Andalucía; la Asociación Isidoro Acevedo, de Asturias, es decir, cuatro o cinco fundaciones y la Domingo Malagón, de Madrid, a la que pertenecen los dos Javieres.

«Somos capaces de ayudar a que de una vez por todas se demuestre que en el pasado franquista hubo un genocidio que golpeó a un amplio sector del pueblo español, o sea, los vencidos de la Guerra Civil Española que perseguía defender los valores universales de Libertad y Justicia», asegura Moreno Díaz.

«La represión franquista —cuenta Ruiz Rico— comenzó realmente en 1936. No se puede olvidar que, por ejemplo, en el pueblo Dos Hermanas, perteneciente a Sevilla, hay una ciudad-dormitorio donde fue tal la represión de la tiranía fascista en aquel año fatídico, que solo sobrevivió una persona. ¿Qué piensa usted de eso?».

Nuestros entrevistados argumentan que han aparecido más de 400 fosas, pero en total se calcula que desaparecieron más de 100 000 personas.

«Nosotros denunciamos con firmeza esas desapariciones. ¿Y sabe usted qué profesional fue el más perseguido por el fascismo en España? —El Maestro. Un montón de fosas se utilizaron para sepultar Maestros», acota Moreno Díaz.

Uno y otro confirman que buscan tumbas afanosamente, de día y de noche y encuentran tumbas sin nombres en las cunetas de España.

MUERTE DE MELGAR, EL PANADERO

En el poblado de Matallana de Torío, en la provincia de León, asesinaron a un republicano muy querido: el panadero del pueblo. Él le contó al amigo su lucha y el amigo lo delató. Se llamaba Melgar. Lo acusaron simplemente porque le puso a su hija el nombre de «República».

Una noche Melgar sintió un ruido y saltó por la ventana. Dijo que iba a orinar y le contestaron: «Ya tú no vas a orinar más» y lo asesinaron.

República era una niña. Logró irse con su mamá para la Argentina y se tuvo que cambiar el nombre, aunque con el tiempo recuperó el nombre original que le puso su padre.

El 18 de julio de 1936 fue el Golpe de Estado de Franco, la chispa dela Guerra Civil Española.

Al Secretario del Ayuntamiento de Valle de Manzanero, en Burgos, Rufino Balbás, lo hicieron sufrir amargamente unos tipos del Partido Falange. Lo metieron en la cárcel de Burgos, hasta el mes de agosto. Lo soltaron y enseguida se fue al pueblo. Tenía cierto poder adquisitivo. Al llegar no lo dejan bajar del ómnibus y lo retienen en la escuela de otro pueblo, donde lo fusilan al lado del Maestro de esa localidad.

«Estamos buscándolo en el paraje de El Crucero. Se supone que esté enterrado en una cueva y esperamos encontrar sus restos. Seguimos el testimonio de algunas personas y es posible que hallemos los restos de unos 20 republicanos», dice Moreno Díaz.

«Algo muy curioso: uno de los fusilados sobrevivió y pasó clandestinamente, en un viaje riesgoso, de León a la provincia de Asturias. Creemos que ya no vive. Él vio bien dónde fueron enterrados sus compañeros de lucha. Él tuvo una suerte enorme, lo hirieron a sedal en la cara. Todos estaban atados. Para robarle su chaquetón de cuero hubo que zafarle las manos y él, que se había hecho el muerto, se fugó enseguida que pudo», contó Ruiz Rico.

GUADALAJARA

En este lugar había un matrimonio. Ella estaba embarazada y acompañada también por su hermano. Los mataron a los cuatro, incluso a la criatura por venir. A la mujer la enterraron mal y estaba un hijo presente, Juan Pedro. En noviembre de 2007 allí en Guadalajara, exactamente en el poblado de Cinco Villas, el Juzgado se encargó de buscar esos restos, los encontraron, los reconocieron y el hecho macabro se publicó.

Reflexionan los Javieres que ya que el Gobierno de España en 2007 promulgó la Ley de Memoria, que se hubieran anulado aquellos juicios políticos del Franquismo, juicios y consejos de guerra donde se aplica la Ley Militar a los civiles desde 1936 y desde 1939 a 1960. Que por la Ley se inhabiliten tales juicios.

«Mi abuelo —dice Moreno Díaz— fue acusado de auxilio a la rebelión. Los llamados rebeldes eran entonces los militares franquistas. Acusaban de tal a los leales a la República.

RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA

Tras la muerte de Franco en 1975 surgió la idea de recuperar a los familiares perdidos y sus correspondientes memorias. 38 años duró la dictadura franquista que generó desolación.

Se entienden por desaparecidos a las personas no registradas como muertas en el Registro Civil: entre 30 y 40 000 personas, mucho más que los desaparecidos en la Argentina.Y no solo la represión provocó víctimas mortales. Hay que contar los condenados a muerte después de la guerra a través de juicios sumarísimos que consideramos ilegales. Esos también son muertos por la represión de la tiranía. Fueron condenados a muerte por tribunales fascistas.

La represión también significó la salida al exilio de muchos miles de españoles. Los que fueron hacia Suramérica tuvieron una situación mejor que los que partieron hacia Europa. Los españoles en Europa tuvieron un segundo proceso represivo: la II Guerra Mundial, pues fueron condenados a campos de concentración.

ARQUEOLOGÍA

Cuando ellos dicen que en tal localidad hubo un asesinato en 1936, entonces excavan. La prensa de derecha no los considera las fosas encontradas como víctimas del fascismo.

«Nosotros cambiamos la forma de trabajar y decidimos hacerlo con la participación de científicos para que quede la constancia, arqueólogos, antropólogos forenses que dicen que esa persona fue asesinada de forma violenta y se sigue un proceso judicial.

«Este trabajo que nosotros hacemos lo debía realizar el Estado, la administración pública, porque es una necesidad social. Lo normal sería que la gente fuera a un ventanillo o administración de un ministerio, y dijera: “Yo tengo desaparecidos a mi padre, a mi abuelo y quiero encontrar sus restos”, pero eso no existe. Es una labor científica y delicada que debía acometer el estado oficialmente. Pero como no se hace, lo realizamos nosotros como una tarea reivindicativa de justicia. Lo primero que denunciamos es que hay todavía muchas personas desparecidas. Iban por la noche, los sacaban de sus casas y los asesinaban.

Queremos que se revise la historia y se haga justicia, es algo sentimental, emocional, legal, justo, aunque queden hijos de los fascistas asesinos, no nos importa eso, nos importan los huesos desaparecidos de nuestros abuelos», dicen los dos Javieres.

A %d blogueros les gusta esto: