Experta cubana replica a articulista de @BBCMundo

Reproduzco esta carta que me ha llegado vía email y ruego a todos los que la lean contribuir a su difusión, a ver si logramos que la cadena pública de noticias del Reino Unido de la Gran Bretaña se disculpe con la profesora o al menos reproduzca su punto de vista sobre este tema en el que parece está mejor informada que BBC. 

La Habana, 16 de enero del 2014

A Sr. Fernando Ravsberg

BBC Mundo

Estimado señor:

Profesora Teresa Orosa Fraíz. Foto: Radio Rebelde

Profesora Teresa Orosa Fraíz. Foto: Radio Rebelde

Quien le escribe es una de las fundadoras del Programa de Universidades de Adultos Mayores en Cuba, el cual ya tiene 14 años de creado, con 562 aulas o universidades de mayores, gratuitas y accesibles en cada comunidad.

Con interés he leído su artículo denominado ¨Cuba reconoce por primera vez que tiene un problema con sus ancianos¨.

Digo con interés, ya que efectivamente Usted ha publicado en forma de noticia preocupaciones y empeños priorizados a nivel de debate parlamentario, y del gobierno cubano.

Como soy una enamorada de la labor gerontológica me parece importante la existencia de noticias que aborden los esfuerzos en esta esfera, y más aún,  procedentes de un pequeño país con pocos recursos económicos,  pero con acciones que siempre alcancen cobertura nacional.

Lo que me llama la atención es su aseveración acerca de que es ¨ahora¨ que las autoridades empiezan a reconocerlo como importante.

Digo que me llama la atención pues desde hace décadas diversas instituciones nos hemos dedicado a la atención del tema acerca del proceso de envejecimiento poblacional, y fíjese que no digo problema,  porque no puede ser un ¨problema¨ el que uno viva más años y tampoco es un proceso cubano, sino un proceso de carácter mundial.

A mi modesto entender, aun cuando en el artículo Usted coloca informaciones nobles en cuanto al carácter gratuito de nuestra atención a las personas mayores relacionadas con su total cobertura en salud, círculos de abuelos, universidades de mayores, entre otras, siento que  el mensaje puede provocarle al lector una rara sensación de descredito cuando refiere que sus autoridades ahora es que empiezan a preocuparse. Y me pregunto: ¿Cuál es el objetivo de esa aseveración? ¿Bajo cuales intenciones y voluntad política entonces en Cuba se abrieron todos nuestros programas en el campo de la Geriatría y la Gerontología, desde hace varias décadas?

Por otra parte, es totalmente cierto que mucho nos falta para garantizar lo que entendemos como una vejez plena y con total bienestar. Por supuesto que requerimos de más instituciones, más programas y más posibilidades en la eliminación de barreras no solo arquitectónicas.

He podido admirar y conocer personalmente las acciones, que en esta área de trabajo, se vienen llevando a cabo también en países de Europa y en América Latina y el Caribe. Sin embargo, en muchas ocasiones he podido observar las preocupaciones de mis colegas de otros países cuando no logran posicionar sus programas desde una cobertura nacional, sino que quedan como proyectos que favorecen a grupos o pequeños sectores de la población adulta mayor, en sus respectivos países.

Si bien no soy asidua lectora de BBC Mundo he recibido mensajes de colegas extranjeros asombrados de la forma en que Usted expuso la noticia pues han estado aquí, compartido nuestras experiencias, logros, dificultades y retos.

 Atentamente,

Prof. Teresa Orosa Fraíz

Presidenta Cátedra del Adulto Mayor

Facultad de Psicología

Universidad de La Habana

Cuba

Cuba: La guerra de la CIA contra la juventud cubana II

 Por: Raúl Antonio Capote de los Estados Unidos dedica incalculables recursos a la guerra cultural. Sus especialistas, altamente calificados, provienen de las mejores universidades del país y son cuidadosamente seleccionados. El equipo que trabaja en la guerra contra Cuba cuenta además con una basta experiencia, muchos de ellos son veteranos de la Guerra Fría, la mayoría  participaron en operaciones contra los países ex socialistas de Europa del Este.

Cuba  enfrenta hoy a ese temible arsenal de recursos humanos y materiales, inmersa en una difícil lucha por renovar el modelo económico, en medio de una profunda crisis del capitalismo a escala global que afecta  a la ´economía cubana, agredida su población por una cruel guerra económica, que no respeta límites ni fronteras, guerra llevada a cabo por la potencia capitalista más poderosa de la tierra.

Los efectos de esa guerra sin cuartel contra la economía  causa escases y penurias, que no son mayores gracias a la voluntad política del gobierno cubano y a la efectividad de un modelo económico social basado en la planificación y no en las leyes ciegas e injustas del mercado,  en la distribución justa de las riquezas, en la igualdad, modelo que no deja desamparado a nadie y que garantiza niveles de atención de salud y educación comparables a los países más desarrollados del mundo.

Los efectos del bloqueo sobre el pueblo cubanos son presentados sin recato de ninguna clase, como errores del socialismo, como prueba del fracaso de la Revolución, nuestros enemigos no tienen escrúpulos de ninguna clase cuando mienten y manipulan la información.

La formidable maquinaria de propaganda de la CIA, que cuenta con centenares de  revistas, periódicos y canales de TV, que se presentan como completamente privadas y libres, más el dominio del ciber espacio controlado por las compañías a su servicio, más la acción de cientos de mercenarios de la información y sus lacayos dentro de la isla, es utilizada en la guerra contra Cuba, en especial, los mensajes manipulados, la información tergiversada debidamente presentada a partir de un cuidadoso estudio de márquetin, construida de modo que resulte atractiva y fácilmente asimilable es dirigida contra la juventud cubana.

La CIA trabaja fundamentalmente hacia los jóvenes, intentando penetrar los centros culturales, religiosos, estudiantiles o sociales y los grupos informales, su propaganda está dirigida, amparados en una imagen progresista, rebelde y externamente atractiva, al sobredimensionamiento de los “fracasos” económicos del socialismo, a divulgar la “poca actualidad” del pensamiento marxista, a desinformar, denigrar las ideas revolucionarias, mentir, popularizar “las ventajas” de las sociedades de consumo.

Organizan conferencias internacionales, brindan becas, premios y proyectan su influencia a través del cine, la TV, la prensa y la literatura. En películas, series televisivas, magazines, libros, se idealizan los mercenarios, se llama terroristas a los revolucionarios, se propagan criterios “novedosos” sobre la libertad sexual, los derechos humanos, el conflicto existencial, se distorsionan los conceptos de patria y nacionalidad.

Dentro del país intentan crear proyectos supuestamente alternativos, que son financiados y monitoreados a través de la Sección de  Intereses de los Estados Unidos o directamente desde organizaciones que sirven de fachada a la CIA como la USAID, el Instituto Republicano Internacional (IRI), la Fundación Panamericana para el Desarrollo (FUPAD) y otras.

El fracaso reiterativo de sus planes les ha llevado a perfeccionar su estrategia de guerra cultural, a desarrollar nuevas acciones, dirigidas a confundir, a engañar a los incautos.Nuevos personeros simulan pertenecer a una izquierda que odian en lo más intimo de sus almas, han cambiado el lenguaje, ahora dicen ser revolucionarios, dicen trabajar por el bien de Cuba, dicen estar interesados en el futuro del país.

Dentro de esta estrategia se encontraba Génesis un proyecto dirigido especialmente a los nietos de la Revolución, sobre este proyecto y su progresión actual hablaremos en próximos artículos.

(Tomado de: El Adversario Cubano)

Cuba: Universidades cubanas: ¿blogueando en contra de la ley?

Por Luis Ernesto Ruiz Martínez.

No es que exista hasta ahora, como tampoco creo que llegue a proponerse, una “normativa” o artilugio legal que declare dónde SÍ y dónde NO se debe escribir para la blogosfera sin importar bajo qué motivaciones se haga. El título establece una declaración fuerte, pero me dirán si tengo o no razón.

Decidirse a establecer un espacio para ofrecer puntos de vista y propiciar el debate entre internautas teniendo como escenario una universidad cubana es una verdadera proeza. A los conocidos problemas de conectividad  (con las reconocidas y bien marcadas diferencias alejadas de toda lógica elemental) se suman otros que generan contratiempos a veces insalvables.

El blog que mantengo desde mayo de 2011 pudiera aspirar a una marca en cuanto a este tipo de contratiempos. Los más allegados han podido comprobar que no han sido solamente las carencias tecnológicas las que ponen en aprieto en Cuba la estabilidad de toda bitácora. Dos conceptos están arraigados en peligrosa complicidad: “objeto social” y “cambio de mentalidad”.

No creo que en Cuba alguien pueda desconocer el infundado terror que provocan las redes sociales y la blogosfera en quienes tienen la responsabilidad de tomar las decisiones para el aprovechamiento de las tecnologías. Las universidades, que deberían ser espacios de avanzada, no siempre lo son. Las “regulaciones” establecidas por la seguridad informática tornan el tema en “mala palabra” para muchos que prefieren mantenerse alejados para no “meter la pata”.

Entre lentitud, denegaciones de acceso y alertas de superiores transcurre la actividad de cualquier bloguero cubano. Muchos no entienden qué hace un directivo de una universidad cubana “posteando” cuando se han formado tantos periodistas y realizan su labor desde cientos de medios de prensa en toda la isla. No siempre se mira con buenos ojos y algunos hasta “cuestionan” la forma en que publico mi opinión.

No olvidaré nunca un funcionario que fue capaz de decirme, ante reclamos para disponer de mayor compresión, que “debía coger calma, pues lo que hacía no formaba parte del objeto social de mi entidad”.  Las sabias palabras de Iroel Sánchez, a quien comenté el intercambio, fueron geniales: “¿Qué institución tiene como OBJETO SOCCIAL defender a Cuba?”. Y tenía toda la razón del mundo.

A fuerza de golpes se ha logrado que se comiencen a ver con mejores ojos las posibilidades que las redes sociales y los blogs pueden aportar al desarrollo de una cultura del debate desde posiciones revolucionarias. La barrera de la “vieja mentalidad” se aferra con firmeza ante el empuje de nuevas variantes. 

En mi universidad la experiencia es aún muy limitada. Apenas somos 5 los docentes que mantenemos una actividad más o menos estable en las redes sociales, de ellos 4 ocupamos cargos de dirección que hace más compleja la labor de mantener nuestras opiniones en un lugar decoroso. Hay que aprovechar el más mínimo espacio para “batirnos” contra el demonio de la conexión, que en nuestro caso está bastante desmejorada.

Estoy convencido que la educación cubana, más allá del Ministerio a que pertenezcan sus instituciones, tiene las condiciones necesarias para dar un salto en la conquista de la red de redes para posicionar el tema Cuba. El cambio lo debe propiciar la base pero llegar hasta los que tienen que tomar decisiones. 

Sobre este tema debatiremos en el BlogazoxCuba porque no es nada saludable para nuestro país que algunos sigamos “blogueando en contra de la ley”.

Hasta aquí el texto. Esperaré que ustedes lo publiquen en BlogazoxCuba para subirlo a mi blog.

Un abrazo

Lic. Luis Ernesto Ruiz Martínez

Especialista en Docencia en Psicopedagogía

Director de Relaciones Internacionles

A %d blogueros les gusta esto: