Miguel Díaz Canel: Sigue existiendo el autosecretismo y la autocensura

Con la participación de Miguel Díaz-Canel, miembro del Buró Político y primer vicepresidente de los Consejos de Estado y Ministros, se efectuó este sábado el III Pleno del Comité Nacional de la UPEC.

Amplio y transparente debate sobre los desafíos del periodismo de hoy. Presidió Díaz-Canel el Pleno, y llamó a fortalecer la calidad de nuestros medios.

Amplio y transparente debate sobre los desafíos del periodismo de hoy. Presidió Díaz-Canel el Pleno, y llamó a fortalecer la calidad de nuestros medios.

Al resumir el Pleno, caracterizado por una amplia discusión y debate sobre los problemas que enfrentan hoy los periodistas y la prensa, Díaz-Canel llamó a trabajar por una mayor calidad, pues es lo que va a resolver los desafíos que tiene el periodismo hoy.

En un primer momento, la Presidencia rindió cuentas del trabajo al Comité Nacional, pues “lo que es constante para nosotros es cumplir con los objetivos del IX Congreso y la Primera Conferencia del Partido”, aseguró Antonio Moltó, presidente de la UPEC.

Comentó que el análisis será útil, si luego del Pleno, al reencontrarnos con los afiliados, les traslademos las señales sobre lo más urgente que se defina en nuestro debate.

Recordó las palabras de Fidel Castro cuando dijo que “no saldríamos del Periodo Especial sin la prensa”. Hoy no podremos vencer esta nueva etapa sin la contribución activa de una prensa de alta competencia profesional, liderazgo y capaz de generar unidad y confianza en torno a las instituciones del Estado y del Partido.

“Nuestro gran reto como periodista y trabajadores de la comunicación es cumplir con ese principio y lograr que otros actores decisivos de la sociedad lo comprendan y lo asuman”. “Hay un contexto favorable”, aseguró.

En un segundo momento, Rosa Miriam Elizalde, miembro de la Presidencia de la UPEC y quien encabezó un grupo de trabajo de la organización, presentó los resultados de una Encuesta Nacional de Medios en la que participaron 140 publicaciones, y adelantó detalles de los debates que concluyeron con un grupo de principios para actualizar el modelo de la prensa en Cuba.

El estudio, que incluye al 97% de los medios tradicionales en el país -radio, televisión y prensa escrita- y se debatió por regiones con los afiliados, demostró que nuestros medios tienen graves problemas de gestión económica, de plantilla y de atención a las audiencias.

Además de identificar el presupuesto de los medios en el 2013, la Encuesta ofreció una panorámica sobre la correlación entre población y tenencia de medios (receptores) en el país, sobre la base de los resultados del Censo Nacional de Población y Viviendas del 2012.

Rosa Miriam Elizalde explicó que nuestro sistema de medios tiene limitaciones para intervenir con eficacia en el escenario de la convergencia de la cultura analógica y la digital, mientras se está produciendo un crecimiento exponencial de contenidos culturales e informativos generados por el sector emergente de la economía. Este comienza a gestionar un grupo de medios, que posee una notable presencia en el espacio público digital del país.

“Sin embargo, las potencialidades son enormes para el sistema institucional de medios públicos de la Revolución, que cuenta con infraestructura, estructuras organizativas y profesionales preparados para generar propuestas de calidad, diversas y más cercanas a las necesidades informativas de la población, que aquellas subordinadas exclusivamente al mercado”, aseguró.

Ariel Terrero, miembro de la Presidencia y también integrante del grupo de trabajo, presentó un informe con aspectos concretos sobre la propuesta de principios económicos para la gestión de la prensa, debatidos en encuentros previos efectuados en todo la Isla.

Terrero aseguró que en el sector existe la percepción de que resulta necesaria una transformación simultánea de la gestión mediática y de la gestión económica en el sistema de comunicación. “Parece muy difícil avanzar hacia una manera eficiente de concebir y ejecutar las políticas informativas en un medio, mientras la prensa siga atada a una administración presupuestaria ineficiente, rígida e incapaz de cumplir los objetivos económicos que se propone”, aseguró.

Diferenciar la gestión y la propiedad de los medios 

En el debate sobre este asunto, Isabel Moya subrayó que es preciso diferenciar la gestión y la tenencia de los medios. Además de los medios nacionales hay un sistema de publicaciones del Ministerio de Cultura, por ejemplo, que plantean debates políticos e ideológicos muy ricos que deberían tener resonancia en los medios de mayores tiradas, explicó.

Igualmente se refirió a la necesidad de pensar en las inversiones en la prensa y en ver tanto los asuntos globales, como locales para articular los discursos de tal manera que conduzcan al cambio que necesitamos para mejorar la eficacia informativa.

También trató el tema de los calificadores de cargos, que no reconocen las nuevas especialidades que han surgido en los últimos años y las gente termina ocupando plazas que no se corresponden con su verdadero trabajo.

Por otro lado, Adalys Ray, presidenta de la UPEC en Las Tunas, enfatizó en la importancia de que cada territorio tenga la información de la provincia y pueda discutir estos temas teniendo en cuanta las particularidades de cada región. Además, “tenemos que formar habilitadores de medios, porque estamos necesitando esas competencias”, dijo. Si queremos el cambio, tenemos que demostrar que podemos hacerlo. Tenemos que ser ingenieros de nuestro proceso, sentenció.

“La vida nos está pasando por el lado, mientras, y nosotros estamos estancados”, reflexionó Ricardo Ronquillo. Lo primero es asumir la urgencia del cambio de modelo de gestión para fortalecer la credibilidad de los medios y las instituciones que estos representan. Aseguró que tenemos una visión a veces estrecha del sistema de medios, que no está integrado exclusivamente por aquellos que representan las instituciones estatales y sociales del país.

Autonomía para el trabajo periodístico

Por ello, necesitamos principios comunes y una directiva sobre cómo actuar frente a cada tema, aseguró Maribel Acosta. Tenemos que tener autonomía para trabajar sobre la base de normas comunes, que se puedan ir reconstruyendo de acuerdo con las experiencias y necesidades que vayan surgiendo.

Explicó que hoy menos del 50 % de nuestros graduados de periodismo están en los medios. Los estudiantes llegan y al poco tiempo viene un proceso de desencanto con el modelo de producción y las rutinas que encuentran en las redacciones.

Aspiraciones de los jóvenes 

Por ello, hay que mirar de manera particular cuáles son las aspiraciones de los jóvenes, afirmó Yosley Carrero. Generalmente, y reconoció que estos no encuentran temas atractivos para ejecutar sus competencias en el sistema de medios. Por ello, a veces tienen un discurso en los medios tradicionales donde trabajo y otro distinto en espacios alternativos a estos, donde también participan o gestionan, como los blogs.

No se puede construir un cambio solo con el aporte de los jóvenes, ni sin ellos, y reclamó estrategias para atraer a los jóvenes que se han alejado de los medios tradicionales. “Para eso tenemos que ser competitivos en este escenario, intencionando nuestro discurso en otros canales y rescatar a las audiencias que hemos perdido”, añadió

“Yo creo que estamos cambiando en la prensa”, aseguró Raúl Garcés, miembro de la Presidencia y decano de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. Reconoció que los periodistas cubanos suelen ser disciplinados con respecto a la defensa de la Revolución, pero indisciplinados en el pensamiento; indisciplina que se expresa en la diversidad de ideas y propuestas para mejorar la prensa. Defendió la necesidad de que se genere el debate público y la posibilidad, incluso, que este se exprese la equivocación o el error. “En Cuba no podemos aspirar al discurso público perfecto, porque no existe. Eso sería simulación”.

“Los cambios en la gestión económica no debe seguir esperando; mientras no contemos con una política de comunicación del Estado y el gobierno, y sus correspondientes reglamentos, habría que implementar iniciativas que no deberían esperar”, afirmó.

Dijo que la prensa es imprescindible para que Cuba mantenga su autoestima y recordó que el discurso de Fidel Castro durante todos estos años de Revolución, ha sido el de convertir a una isla perdida en el mapa en un gran país.

Por eso, como dijo Arleen Rodríguez, miembro de la Presidencia, el brazo fundamental del Partido tiene que ser la prensa. Somos una potencia política que hay que salvar y a veces, por decisiones economicistas, aparecen ciertas confusiones y la prensa no ofrece la orientación que las audiencias reclaman.

Solo el deseo no va a cambiar la realidad, aseguró Randy Alonso, director de CubaDebate y de la Mesa Redonda. Podemos seguir trabajando en el ámbito de un cambio económico, pero si no va acompañado por acciones en el orden estratégico nuestros medios corren el riesgo de perder credibilidad.

En consonancia, Ariel Terrero retomó una frase que por manida no deja de ser cierta, “lo más difícil es el cambio de mentalidad”. Estamos hablando de hacer y no pedir, pero tenemos que pedir que nos dejen hacer, sentenció.

Por ello, dijo Gladys Egües, el momento no es de prohibir sino de conducir. “Un pueblo formidable necesita una prensa a la altura de la Revolución”.

Este debate demuestra que hoy no solo se genera un discurso desde lo profesional, sino que hay una vanguardia que nos acompaña y que mantiene la certeza de que es posible mejorar lo que tenemos, aseguró Rosa Miriam. Estamos parados sobre un polvorín, porque lo que discutimos no es solo la sobrevivencia del Sistema de Comunicación de la Revolución, sino de su Sistema Político, pero también estamos parados sobre una mina de oro. Hoy la producción de contenidos genera ingresos que impactan en el PIB de cualquier país, y Cuba, con profesionales altamente preparados, no tendría por qué ser la excepción.

Palabras de Díaz Canel

En las conclusiones del Pleno, Díaz-Canel convocó a generar de conjunto los cambios que necesita la prensa para mejorar sus propuestas informativas.

Aseguró que uno de los retos es lograr que nuestros medios sean los preferidos de las audiencias cubanas, por ser mejores y por brindar contenidos de mayor calidad, que aquellos que circulan por otros canales. ¿Qué hacer para que nuestros medios sean política y culturalmente más atractivo?, es una pregunta que debemos hacernos, enfatizó.

Más adelante, se refirió los cambios que percibe en el trabajo de la UPEC. Destacó la preocupación, la dinámica de trabajo, los vínculos con los medios provinciales y las delegaciones y las relaciones con la Academia.

Aseguró que “el secretismo ha disminuido”, pero sigue existiendo el autosecretismo y la autocensura, y aseguró que falta cultura comunicacional que hay que terminar de construir.

Particularmente me preocupa más la desprofesionalización que hay en el sector, pues si no tenemos la gente capacitada no logramos nada, dijo. “La premisa es la calidad”, que va a resolver los desafíos que tenemos por delante.

“No creamos que tenemos la peor prensa del mundo”, afirmó. No podemos vivir con clichés sobre la gran prensa extranjera. Esa no es la referencia, sino que tenemos que construir una propuesta nuestra sobre la base de nuestra cultura y nuestra historia, concluyó.

Despedida y bienvenida

Al comienzo del Pleno, el presidente de la UPEC, Antonio Moltó, rindió homenaje a Yudaisis Moreno designada recientemente directora del periódico El artemiseño, y dio la bienvenida de Odalys Acosta, quien recientemente fue electa presidenta de la delegación provincial de la Upec en Artemisa.

(Con información de Cubaperiodistas)

Sesiona Pleno del Comité Nacional de la UPEC

12ypc-upec-plenoEl Pleno Extraordinario del Comité Nacional de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) eligió hoy, en esta capital, a nuevos miembros y analizó los resultados de los talleres creativos en los medios.

Dada la importancia de mejorar la composición de género en el Comité y la alta representatividad de afiliados en Santiago de Cuba y La Habana, la Comisión de Candidatura del IX Congreso de la UPEC fue convocada por la Presidencia de la organización para desarrollar la cooptación de nuevos miembros al Comité Nacional.

Fueron elegidas Fabiola López, de la delegación de La Habana, y Yamilé Haber, de Santiago de Cuba.

Como un catalejo para mirar lo que nos frena afuera, pero también un microscopio potente para vernos por dentro, fueron calificados los talleres creativos en los medios de difusión masiva, de ahí la importancia de mantenerlos permanentemente.

Algunas opiniones giraron acerca de la necesidad de buscar soluciones concretas a las principales limitaciones, así como velar por el tratamiento de los jóvenes desde la organización.

Antonio Moltó, presidente de la Unión de Periodistas de Cuba, propuso crear un grupo asesor de la presidencia de la organización integrado por los Premios Nacionales de Periodismo José Martí, y resaltó la necesidad de fomentar una estrategia para que los jóvenes se sientan más representados.

Los integrantes del Comité Nacional de la UPEC continúan sus análisis acerca de temas de interés para el gremio, luego de la celebración de su IX Congreso en septiembre último, donde abogaron por fortalecer el quehacer periodístico y liberarlo de obstáculos, a tono con las transformaciones del modelo económico y social en Cuba.

Cuba: Nuevo encuentro de Díaz-Canel con la Presidencia de la UPEC

Empezar a implementar cosas, una prioridad


Se pasó revista al cumplimiento de los acuerdos del IX Congreso. Reuniones con consejos de dirección de 13 organismos centrales del Estado para chequear Orientaciones del Buró Político para mayor eficiencia de los medios de comunicación

Juan Marrero

diaz_canelAl efectuar un nuevo encuentro con la Presidencia de la UPEC, el primer vicepresidente de los consejos de Estado y de Ministros y miembro del Buró Político del Partido, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, recibió información sobre la agenda del Pleno Extraordinario del Comité Nacional de la UPEC convocado para el 12 de octubre, y en tal sentido señaló  “tenemos que proponernos la implementación de cosas; la credibilidad nos la va a dar lo que vamos cambiando”.

Anunció que por Mayabeque va a comenzar un recorrido por distintas provincias donde va a reunirse con los periodistas para analizar qué se ha hecho en la lucha contra el secretismo, la calidad de los trabajos periodísticos y la coincidencia de las agendas pública y mediática, entre otros temas.

También dijo que programa asistir, a partir del 5 de octubre, a consejos de dirección de 13 organismos centrales del Estado, en los que se verá el cumplimiento de las Orientaciones del Buró Político para una mayor eficacia de los medios de comunicación. Pidió a la Presidencia de la UPEC su participación en esos encuentros y también un breve informe sobre los resultados de los talleres creativos, a fin de trasladar lo que vienen haciendo los periodistas en cada uno de sus medios para cumplimentar lo acordado en el Congreso.

Se le comunicó sobre el procesamiento de la información y resultados de los talleres creativos. Ya se han realizado 23 en medios nacionales y 64 en provincias.  Esos talleres se han revelado como un núcleo activo del sector que sigue apostando por un enfoque multidisciplinario de los problemas de la comunicación mediante el empleo de la ciencia. En muchos de ellos se expuso la necesidad de la preparación de los cuadros directivos de la prensa, y también se pusieron ejemplos de la persistencia de algunas mentes al secretismo.

Entre los participantes en el encuentro  estuvieron Rolando Alfonso Borges, jefe del Departamento Ideológico, Antonio Moltó, presidente de la UPEC, Aixa Hevia, primera vicepresidenta, Bárbara Doval y Belkis Pérez Cruz, vicepresidentas, y Rosa Miriam Elizalde, miembro de la Presidencia.

Moltó entregó a Díaz-Canel un documento organizativo denominado “Tabla de concertación”,  en la cual se han agrupado dentro de 8 prioridades las 26  proyecciones de trabajo de la UPEC desde el 2013 al 2018. Esa tabla, de modo sintético, también lleva los planteamientos públicos de la dirección del Partido sobre tales prioridades, y en sus dos columnas siguientes las acciones que ya se han cumplimentado por la dirección de la UPEC desde el congreso y las que faltan por ejecutar. “Es una buena idea”, dijo Díaz-Canel. “¿Quien la llevó a cabo?”. Moltó le respondió: “Es resultado del trabajo colectivo de la Presidencia. Todos los miembros de la Presidencia aportaron a esta tabla”.

La referida tabla de concertación será llevada al Pleno Extraordinario del Comité Nacional de la UPEC para su aprobación.

El Pleno Extraordinario, que dará inicio a las 8:30 a.m., contempla cuatro puntos: Tareas realizadas desde el Congreso de la UPEC, Talleres Creativos, Trabajo de la UPEC en la formación de periodistas y Cooptación de nuevos miembros para el Comité Nacional.

En respuesta a una pregunta de Díaz-Canel, Belkis Pérez Cruz informó sobre algunas de las cosas que se han hecho después del IX Congreso en el tema de la formación y la superación. Planteó que se trabaja en coordinación con la Universidad y el Instituto Internacional de Periodismo en un programa para la preparación de cuadros de los medios y en establecer la especialidad de Periodismo para reorientados, y habló de la creación del  banco de los trabajos de investigación hechos por estudiantes como tesis de su graduación, a fin de lograr su socialización y aplicación.

Más adelante, Díaz-Canel, al mencionar la necesidad de que avancemos en el estudio de  esquemas de financiamiento de los medios, diferentes al presupuestado que tenemos hoy, señaló la necesidad de preparar cuadros para la gerencia de medios. Tal vez podríamos resolverlo con posgrados, dijo.

Moltó habló de proyectos en estudio para constituir una organización empresarial con la Editorial, el Instituto y la Residencia estudiantil para poder garantizar ingresos que ayuden al financiamiento de las múltiples actividades de la UPEC, de superación,  sociales, recreativas,  entre otras.

En el encuentro, Bárbara Doval explicó los preparativos del torneo nacional de softbol de la prensa, que se realizará en Villa Clara del 25 al 30 de noviembre con la participación de 200 periodistas de todo el país,  y sobre las próximas entregas de la Moneda Conmemorativa 50 años de la UPEC, en particular la que se realizará para reconocer a destacados escritores, artistas y periodistas cubanos, el 17 de octubre, en ocasión del aniversario 145 de la fundación por Carlos Manuel de Céspedes del primer periódico mambí: “El Cubano Libre”, en Bayamo.

A esa última actividad y al Coloquio sobre políticas públicas y de comunicación, del 14 al 16 de octubre, en ocasión del aniversario 30 del Instituto Internacional de Periodismo José Martí, la Presidencia de la UPEC invitó a Díaz-Canel y a Alfonso. Todo este programa se inserta en la Jornada de la UPEC por el Día de la Cultura Cubana.

El presidente Moltó expuso, en el fraternal encuentro efectuado en la mañana del 3 de octubre, una preocupación sobre notables figuras del periodismo que se jubilan y lo hacen con serias afectaciones de ingresos y, además, decisiones que se adoptan en los medios en que trabajaban relacionadas con la conectividad y la cuota de gasolina que recibían.

Al respecto, Díaz-Canel dijo: “Debemos prestar atención a esos casos excepcionales, de gente notable. La fórmula no puede ser el igualitarismo. Todo esto debe ser calculado en cifras dada la limitación de recursos del país”.

(Cubaperiodistas.cu)

Cuba: Asume Herminia Rodríguez la dirección del Instituto Internacional de Periodismo José Martí

Herminia Rodríguez

Herminia Rodríguez

Herminia Rodríguez Pacheco, periodista de larga ejecutoria y con amplia experiencia docente, asumió el cargo de Directora del Instituto Internacional de Periodismo José Martí en ceremonia de presentación ante el Consejo de Dirección efectuada en ese centro de estudios de la UPEC. 

Anteriormente, ese cargo lo había desempeñado Antonio Moltó Martorell, electo presidente nacional de la UPEC por el IX Congreso. 

Trabajó desde 1994 hasta el 2000 como redactora – reportera en la revista Bohemia, y desde el 2000 al 2007 en la revista Mujeres. Colaboró con otros medios de prensa del país, incluyendo los digitales. Obtuvo premios y menciones en varias concursos periodísticos, entre ellos el 26 de Julio. En los últimos años trabajo en la Federación de Mujeres Cubanas en la esfera de Promoción y Medios de Comunicación, así como en el Centro de Estudio de la Mujer, de la propia organización de masas.

Herminia Rodríguez, nacida en Pinar del Río, se licenció en Filosofía en la Universidad de Rostov del Don (1983), concluyó la especialidad de Periodismo en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana (1994) y se ha desempeñado como profesora asistente de ese alto centro de estudios. También ha formado parte del claustro de profesores del Instituto Internacional de Periodismo José Martí. Ha impartido docencia en varios países latinoamericanos. 

El Consejo de Dirección del Instituto aprobó por unanimidad su designación.

(Cubaperiodistas.cu)

 

Cuba: Se abre debate en septiembre en las bases de la UPEC sobre acuerdos del IX Congreso

logo_upecUn amplio debate sobre qué y cómo hacer para cumplimentar los acuerdos del IX Congreso se desarrollará en el mes de septiembre en todas las delegaciones de base de la UPEC, según acuerdo de la Presidencia de la organización.

La discusión dará inicio en los medios nacionales y provinciales presididos por miembros de la dirección nacional de la UPEC. Después, se trasladará a los medios municipales.

Será un festival de ideas, mirándonos por dentro, para buscar las mejores soluciones a los problemas que se plantearon en los dos días de deliberaciones en el Palacio de Convenciones, expresó a Cubaperiodistas el presidente Antonio Moltó Martorell. “En septiembre también debatiremos el discurso de clausura de Díaz-Canel en el Congreso y el llamado de Raúl a dar la batalla contra las indisciplinas sociales, las ilegalidades y la corrupción, para saber que hace cada medio y cada periodista en su denuncia”. Y agregó Moltó: “Tenemos el propósito de convocar un Pleno Extraordinario del Comité Nacional en octubre que evaluaría como tema central las ideas que se expongan sobre esas cuestiones”.

Como expresión de la voluntad de la dirección del país de mantener un diálogo permanente con la UPEC, Moltó y Aixa Hevia, vicepresidenta primera de la UPEC, sostuvieron una reunión de trabajo con el compañero Miguel Díaz-Canel, primer vicepresidente de los consejos de Estado y Ministros y miembro del Buró Político, en la cual evaluaron lo acordado por el Congreso y las tareas inmediatas que deben emprenderse, organizativas y prácticas, para comenzar a cumplir sus acuerdos.

Temas como el papel de los medios y los periodistas ante las manifestaciones de secretismo, la conectividad, el trabajo en las redes sociales, el mejoramiento del plan de estudio de las escuelas de periodismo, la aplicación de las tesis y trabajos de investigación que se realizan en nuestras universidades y la capacitación de los periodistas y de aquellos que desde los organismos de la administración central del Estado atienden la comunicación son algunos de los que merecen profundas reflexiones en los debates de septiembre.

De igual manera, algunos que tienen que ver directamente con la UPEC como la economía de la organización, la protección de la Liga de Softbol, la recuperación de la Editorial Pablo y la vida social de nuestras sedes.

Una de las tareas que se acometerán de inmediato será la presentación y venta en los colectivos periodísticos del libro “Revolución, socialismo, periodismo. La prensa y los periodistas cubanos ante el siglo XXI”, del fallecido periodista y Premio Nacional de Periodismo José Martí, Julio García Luis. Esta obra debe ser de estudio para todos los periodistas y cuadros de la prensa y del Partido por las soluciones que ofrece a lo debatido por el IX Congreso.

La Presidencia ya trabaja en la integración de distintas comisiones de trabajo con integrantes del Comité Nacional para dar respuesta a acuerdos del Congreso, entre ellas la que se refiere a la cuestión electoral.

Como estilo de trabajo, la nueva Presidencia se pronuncia por establecer una permanente comunicación con las bases dándole a conocer cada una de sus decisiones y acciones para la solución de los problemas.

Entre las tareas que se enfrentarán de inmediato está también impartir un seminario a los nuevos presidentes de la UPEC en varias provincias sobre el trabajo de la organización.

En un discurso que pronunció en la tarde del martes, en la actividad de entrega de los premios de periodismo 26 de Julio, Antonio Moltó recordó las palabras de Díaz-Canel, en la clausura del IX Congreso, de que todos tenemos que adaptarnos a las exigencias de una “prensa en tiempo real” y analizar los problemas con un enfoque científico, de modo que podamos encontrar e implementar las mejores soluciones.

Y advirtió Moltó: Nadie debe esperar las “orientaciones de arriba” para hacer lo que haya que hacer en cada uno de nuestros campos de batalla cotidianos. Es en cada colectivo periodístico, y no desde la sede central de la organización de los periodistas, donde se gana la pelea.

Con tal espíritu y estilo de trabajo se ha iniciado por la UPEC una nueva etapa que deberá chequear sistemáticamente resultados, discutir con profundidad las razones objetivas y subjetivas que nos impidan avanzar, establecer indicadores concretos para medir y evaluar los avances.

“Es nuestra responsabilidad –decía también Moltó– que la agenda del X Congreso no repita el diagnóstico de los problemas discutidos en el noveno. Si queremos tener una prensa a la altura de nuestras expectativas y las del pueblo, no debiéramos aplazar ninguna solución para mañana. Asumamos como gremio, en el trabajo de todos los días, que el futuro es ahora”.

(Cubaperiodistas.cu)

Congreso de la UPEC: No podemos tenerle miedo a los problemas

14eg-tubal

Por: Fidel Rendón Matienzo

(AIN) El IX Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) acordó hoy promover en los medios de comunicación del país el análisis de las mejores ideas que contribuyan, desde la prensa, a combatir las indisciplinas sociales e ilegalidades.

En opinión de Tubal Páez, presidente saliente de la organización, ello sería una manera de cumplir el reciente llamado hecho por el General de Ejército Raúl Castro, cuando reclamó del pueblo y las instituciones hurgar en las causas y condiciones que han propiciado ese fenómeno, que ocasiona daños morales y materiales nada despreciables.

Subrayó el papel de los medios en la batalla por detener el deterioro de los valores, y sugirió que cada órgano, de acuerdo con las características de su entorno o territorio, tenga en cuenta hacia qué hechos debe principalmente dirigir su combate, en alianza con las organizaciones de masas, la policía, escritores, artistas y comunicadores, entre otros.

En una anterior intervención, en presencia de Miguel Díaz-Canel Bermúdez, miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, el propio Tubal, al aludir al discurso de Raúl ante el Parlamento, señaló que el primer valor que debemos defender es el de hacer un buen periodismo.

Jesús Arencibia, de Juventud Rebelde, recordó que en 1987 en la revista Somos Jóvenes, dirigida entonces por Guillermo Cabrera, un amplio reportaje develó las formas sutiles o no de hacer fraude, no solo académico, en alusión a las tantas ilegalidades y violaciones de la ley que desde entonces son combatidas por la prensa.

La jornada matutina propició debates sobre los círculos de periodistas especializados de la UPEC y la pertinencia de reevaluar sus contenidos y funciones, la superación de sus miembros y la relación con las fuentes u organismos afines.

También se escucharon propuestas para mejorar la atención a periodistas en activo y jubilados, como la posibilidad de crear fórmulas y mecanismos de retribución a los últimos, la creación de una estructura en función del desarrollo material de la prensa, y establecer alianzas con otros sectores en aras de mejorar la calidad de vida y recreación de la membresía.

El IX Congreso de la UPEC sesiona desde el sábado en el Palacio de Convenciones de La Habana, y otros temas de su agenda han sido la calidad de los contenidos, el impacto de las limitaciones materiales en la eficacia informativa, y la formación y superación de los profesionales del sector.

NOTA: El titulo no es el original

Díaz-Canel: un debate sobre la prensa, desde la Revolución

14eg-congreso-upec

 

 Por: Fidel Rendón y Miriam Prieto

(AIN) Miguel Díaz-Canel Bermúdez, miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba, afirmó hoy que el debate realizado en el IX Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) ha sido dentro de la Revolución, para perfeccionar la prensa que se necesita en estos tiempos.

Una breve intervención hizo el Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros a raíz de los análisis sobre la superación y formación de los profesionales del ramo, la atención a los jóvenes recién graduados en las redacciones o su ubicación laboral, acorde con las necesidades territoriales.

Díaz-Canel subrayó que ha aprendido mucho de los debates ocurridos no solo en estos dos días de sesiones de la cita, con sede en el Palacio de Convenciones, sino de los que hubo desde la base, donde pese a las limitaciones materiales y de salario hay muy buenos periodistas, consagrados al ejercicio del periodismo.

Elogió también lo que hacen los recién salidos de las universidades, a quienes la existencia de diversos problemas no los ha llevado a abandonar las redacciones, y los que aún estudian la carrera, con sus aportes al mejoramiento de los medios, expresión de que sí hay muchos atraídos por esta profesión, muy digna y comprometida.

Al conocer por una joven reportera de Camagüey de la ubicación de nuevos jóvenes periodistas en instituciones no vinculadas al sector, cuando en emisoras como Radio Cubitas hay déficit de periodistas, el Primer Vicepresidente cubano criticó esa decisión pues rompe con lo establecido para el servicio social.

Sobre el tema de la superación, Roger Ricardo, subdirector del Instituto Internacional de Periodismo José Martí (IIPJM), resumió la labor realizada por la UPEC en la formación del personal periodístico, pero insistió en la autosuperación como llave maestra para el desarrollo profesional de los afiliados.

Consideró indispensable que cada medio de prensa haga un diagnóstico de las necesidades de superación de sus colectivos, el cual derive en un plan de capacitación que deberá ser chequeado y evaluado sistemáticamente por las delegaciones de base de la organización y todos los involucrados en este asunto.

Significó que esta tarea no puede verse como un gasto que grave el presupuesto, sino como una inversión estratégica a favor de un mejor periodismo.

Llamó a poner énfasis en la capacitación de los cuadros, responsables de conducir las políticas editoriales de sus medios, y en la atención a los reorientados de otros perfiles profesionales y cuya preparación inicial fue emergente ante la carencia de fuerza de trabajo en los órganos de prensa.

Destacó el trabajo realizado con colegas de otras partes del mundo, en especial de América Latina y el Caribe, región de la cual han transitado por diversos cursos más de 770 en el IIPJM.

De Las Tunas, provincia destacada en este acápite, el delegado José Armando Fernández, narró las experiencias en la concepción y puesta en práctica de talleres, seminarios y otras acciones que terminan con la publicación de los productos comunicativos salidos de ellos.

Sugirió que la UPEC propicie espacios de diálogos entre las nuevas y viejas generaciones, favorezca la capacitación de los cuadros y elabore una base de datos con los trabajos de tesis de alumnos, por lo que aportan a la realización de un periodismo acorde con las exigencias de hoy.

En la jornada de hoy, jóvenes delegados reclamaron mayor protagonismo y espacio en las redacciones, las cuales deben constituirse en la mejor escuela, sin trabas, frenos ni barreras para quienes llegan con el sentimiento y deseo de hacer un periodismo diferente y mejor.

Somos creativos y osados, pero queremos trabajar, afirmó Amelia Duarte de la Rosa, del periódico Granma, un reclamo que también hizo Yamilé Fernández, de Camagüey, al defender el deseo de los jóvenes en etapa de adiestramiento de tejer con los viejos colegas su historia de periodistas.

Se habló también sobre la necesidad de perfeccionamiento de las prácticas pre profesionales, lastrada en ocasiones por la mala organización, la poca disposición de los profesionales de experiencia a compartir con sus futuros colegas, o desestimación de los temas y los modos de hacer periodismo de los jóvenes.

José Alejandro Rodríguez, del periódico Juventud Rebelde, consideró como “cátedra invisible” esa que se conforma con el ejemplo, los consejos y sabiduría de los viejos periodistas para aquellos que, con inmensos deseos de hacer, se estrenan en las redacciones y esperan la amorosa y necesaria confabulación entre bisoños y experimentados.

Un homenaje a José Martí, en el aniversario 160 de su natalicio, abrió la sesión matutina, en la que Roberto Albellar Hernández, actor de la provincia de Mayabeque, protagonizó el monólogo Café con el Maestro.

Cuba: Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba, debates sobre el papel de la prensa en los momentos actuales de transformación del país

Por: Margarita Barrios y Amaury E. del Valle

La necesidad de una prensa que ponga por delante en su trabajo siempre la pasión por la verdad, como dice el lema del noveno Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), fue uno de los reclamos más acentuados de los miembros del sector, reunidos sábado y domingo en el capitalino Palacio de Convenciones.

Intervenciones especiales como las de Rosa Miriam Elizalde o Raúl Garcés, dieron paso a un debate que tuvo como eje central a la prensa como sistema, y las aspiraciones y escenarios en los cuales se desenvuelve actualmente. En ese sentido, la periodista Rosa Miriam Elizalde, explicó cómo factores entre los cuales se encuentran las complejidades materiales en las que se desenvuelve la labor periodística, así como las excesivas regulaciones externas a los medios influyen en la desprofesionalización del sector, así como en el no abordaje de temas sustanciales y críticos para la sociedad cubana.

Existen problemas muy complejos acumulados por mucho tiempo, y entre todos debemos encontrar las respuestas, señaló el colega Raúl Garcés, quien ratificó la importancia de trabajar a la vez en el ámbito de la realidad y las percepciones sobre la sociedad cubana actual y los cambios que en ella están ocurriendo.

Muchas veces somos capaces de mirar a lo lejos y no a lo cerca, explicó, y por ello en algunas ocasiones hacemos un eufemismo de lo foráneo mientras hablamos de un paraíso doméstico, acotó. En una sociedad que tiene cada vez una mirada más aguda, más culta e instruida, las regulaciones externas a la prensa que impiden cumplir con su rol de situar temas al debate público y buscar consensos entre todos, nos hace ser como periodistas cada día menos creíbles, y esa situación no solo complica el accionar de la prensa, sino también la credibilidad del Estado, del Gobierno, de las autoridades, de la propia Revolución, reafirmó.

Por su parte, el periodista radial de Villa Clara, Abel Falcón, expresó su convicción de que solo será fértil una resolución sobre el carácter de la prensa, si cambia el pensamiento y la actuación de todos los decisores en los procesos de comunicación, pues por momentos parece que hay más secreto que nunca después de un Congreso del Partido y de una Conferencia Nacional del Partido que se pronunció en contra de ello.

Es importante, añadió, que la prensa logre jerarquizar los temas de la sociedad cubana porque lo que no hacemos nosotros otros lo harán y no con buenas intenciones. «Una prensa transparente refuerza la transparencia del Estado», añadió.

Igualmente, Yosvany Albelo, de la televisión matancera, llamó a crear ambientes creativos de trabajo, a que las direcciones de los medios se organicen adecuadamente, así como a cambios en las políticas editoriales, la demasiada verticalidad y el esperar por las orientaciones de arriba para abordar un tema o definir una cobertura.

Ana Teresa Badía, reportera radial, señaló que el contexto en el que se desenvuelve la prensa cubana es muy diferente, ya que el mundo ha cambiado mucho desde que en 1996 Gabriel García Márquez dijera que el periodismo es el mejor oficio del mundo. A contraposición, citó un estudio que afirma que el oficio periodístico está considerado mundialmente como uno de los «peores» incluso por debajo de labores como las del leñador, militar, los trabajadores de una plataforma de petróleo.

Las razones a nivel mundial para ello, explicó, son la retribución salarial, el stress, la amplia jornada laboral sin horarios fijos, por lo cual lo que estamos discutiendo actualmente en Cuba sobre la labor periodística no se aleja de la problemática mundial, expresó.

Hay que transformar el sistema de prensa en Cuba como garantía de lealtad al ciudadano común que cada día necesita más explicaciones, dijo, y añadió que el periodismo cubano tiene que denunciar y exigir responsabilidades, ponderar la crítica, la que lleva al mejoramiento del entorno, y seguir corrigiendo el rumbo para perfeccionar el papel de los medios como productos y reproductores de ideología.

La definición de nuestra agenda no es una fiesta colectiva, sino que muchas veces está hecha por actores extramediáticos, por unos cuantos jefes encerrados en una oficina, y por ello en no pocas ocasiones las buenas noticias se quedan en notas oficiales que opacan la posibilidad de la prensa, del reportero, en el lugar de los hechos.

La credibilidad, continuó, solo la lograremos si la prensa se parece cada vez más a la gente, con multiplicidad de fuentes periodísticas y de géneros. Y no solo precisamos una ley de prensa, sino cambiar manuales de redacción que pertenecen a épocas pasadas, pues la inmovilidad comunicacional provoca la exclusión por parte de las audiencias.

Nuestro periodismo tiene que contar historias, se hace necesaria la participación ciudadana, no solo en cartas y correos a los medios, sino ubicar a la ciudadanía como centro de la gestión mediática a la altura de los nuevos tiempos, puntualizó.

A su vez, Omar George, llamó a facilitar que la prensa cubana acompañe de manera más eficiente la lucha contra la corrupción, y a su vez a divulgar los hechos que pueden coadyuvar a la prevención de estos fenómenos.

No solo se precisan medidas judiciales o administrativas, hay que apelar más a la participación popular, a reflejarlos públicamente, y no esperar a enterarse de los casos de corrupción porque pasan de memoria en memoria, lo cual irrita y ofende.

En ese sentido, Enrique Ojito, del periódico Escambray, fue medular cuando llamó a que los periodistas cubanos se desprendan definitivamente de la condición de divulgadores, de repetidores de los intereses comunicativos de instituciones y organismos, y ubiquen los intereses informativos que precisa el pueblo como la brújula fundamental que guíe su trabajo.

http://www.juventudrebelde.cu/

Cuba: Otorgan Premio Nacional de Periodismo “José Martí”

Cinco profesionales de reconocido prestigio merecieron hoy aquí el Premio Nacional de Periodismo José Martí por la Obra de la Vida, principal galardón otorgado por la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC). En una conferencia en la capitalina sede de la UPEC, el jurado -integrado por 16 prestigiosos trabajadores del sector- anunció el otorgamiento de cinco lauros en esta ocasión, considerando que este año la organización arriba al medio siglo y celebrará su IX Congreso.

El fotorreportero Perfecto Romero (I), Gladis Egüez (C), de la Editorial de la Mujer, y José Alejandro Rodríguez (D), del diario Juventud Rebelde. Foto: AIN.

El fotorreportero Perfecto Romero (I), Gladis Egüez (C), de la Editorial de la Mujer, y José Alejandro Rodríguez (D), del diario Juventud Rebelde. Foto: AIN.

El fotorreportero Perfecto Romero, quien captó imágenes de combatientes revolucionarios como Camilo Cienfuegos y Ernesto Guevara, así como el actual primer corresponsal de Prensa Latina en México, Jacinto Granda, figuran entre los reconocidos.

Asimismo, fueron distinguidos Gladys Egües, de la revista Mujeres, por “su defensa de la educación de género y la formación de los más altos valores humanos” a través de diversos formatos; y José González, aplaudido, entre otros méritos, por “sus aportes a la superación técnica y profesional”.

La UPEC confirió el Premio igualmente a José Alejandro Rodríguez, del diario Juventud Rebelde, a cuyo “carisma personal de ser natural” se une “un sólido ejercicio de la profesión desde la maestría ética y la hermosura de las palabras”.

De acuerdo con la presidenta del jurado, Juana Carrasco, los integrantes del mismo, “personas de prestigio, autoridad profesional y solvencia moral”, laboraron con un espíritu de justicia y honestidad en los juicios “realmente encomiable”.

El Premio, instituido por acuerdo del Comité Nacional de la Unión de Periodistas de Cuba en 1987, reconoce cada año a un profesional de prestigio con aportes a la profesión en la isla caribeña.

Además, el jurado anunció los nombres de los acreedores, por su labor durante 2012, del Premio Nacional Anual de Periodismo Juan Gualberto Gómez en las categorías de Prensa Escrita, Radial, Televisivo, Gráfico y Digital.

El periodista Ricardo Ronquillo, de Juventud Rebelde; Miozotis Fabelo, de Radio Rebelde; Ismary Barcia, del Telecentro Perlavisión, en Cienfuegos; Ricardo López, fotorreportero del periódico Granma, y Roberto Suárez, de Juventud Rebelde, fueron los elegidos, respectivamente.

Por Cubadebate

En el 2013… ¿Continuarán los errores geográficos en la prensa cubana?

El noveno Congreso de la UPEC, que se celebrará el año próximo, podría estudiar este extendido problema, con la finalidad de eliminarlo…

f65c253bf2993e72a831601b414690f8bbe2831d

Basta leer cualquier día de la semana periódicos y revistas tanto nacionales como provinciales, escuchar la programación radial y televisiva de cualquier provincia o leer estos trabajos en sus correspondientes páginas de Internet y, sin dificultad alguna, podrá encontrarse errores geográficos a manos llenas.

Por ejemplo, al referirse a la nación cubana, no pocos colegas se refieren a todo el país como una Isla. Así, leemos o escuchamos a diario mencionar, por citar sólo algunas muestras, a los estudiantes de secundaria de toda Cuba como “alumnos de la Isla”, o a representantes comerciales y políticos de nuestro país como “delegados de nuestra Isla”.

¿Y qué es realmente el Estado cubano, a quiénes representan las delegaciones deportivas cubanas que van a las Olimpiadas, o los funcionarios de nuestro país que firman convenios económicos o políticos del más alto nivel con otras naciones? ¿Representan a una Isla caribeña llamada Cuba… o a unarchipiélago del Caribe?

Por supuesto, no están obligados los lectores de este comentario a creer lo que dice su autor. Pero… ¿acaso alguien puede darse el lujo de pasar por alto el artículo 11 de nuestra Constitución, donde se detalla muy claramente que nuestro Estado, el país llamado Cuba, no lo forma sólo una Isla?. ¿Puede alguien negar el calificativo de archipiélago con que caracteriza al territorio nacional el Diccionario Geográfico de Cuba, hecho por la Comisión Nacional de Nombres Geográficos, entidad oficial encabezada por el MINFAR?

Vamos…intente encontrar una sola enciclopedia que califique de “Isla” al país o Estado llamado Cuba. No la hallará.

Más aún: cada día, en sus partes por radio y TV, el Instituto de Meteorología, al referirse a las condiciones ambientales de todo el país, califica geográficamente a Cuba como archipiélago, nunca Isla.

Numerosos colegas por desgracia olvidan la existencia de la Isla de la Juventud cuando se refieren al país, al territorio nacional. Esta tiene más de 2,400 km2 de área y alrededor de 86 mil habitantes Sin embargo, para los periodistas que pasan por alto la realidad geográfica- y para nosotros también- cada oriundo de esa región antes llamada Isla de Pinos forma parte de Cuba. Sus ciudadanos son cubanos.

Entonces, ¿continuarán en el cercano 2013 nuestras publicaciones calificando de Isla lo que es un archipiélago?

Y no es el único error geográfico de nuestro sector. En cada juego deportivo donde participen representantes del país caracterizado por los molinos de viento aparece automáticamente el calificativo de holandés. ¿Y Holanda no es un país reconocido incluso en la ONU?, planteará más de uno de ustedes. Respuesta totalmente negativa. Holanda no es un Estado reconocido por la ONU. Pero sí existe el país llamado Reino de los Países Bajos en la zona europea del continente euroasiático o euroafroasiático. Y entre sus provincias hay dos que se llaman Holanda (Meridional y Septentrional). Ambas regiones tuvieron un peso muy grande en la historia de ese país cuyo idioma no es el holandés sino el neerlandés. Oficialmente, en sus pasaportes los supuestos holandeses a que hace referencia no pocas veces nuestra prensa deportiva son- según sus pasaportes oficiales- neerlandeses.

En la ONU está representado el Reino de los Países Bajos y, por si fuera poco esto, la radio internacional de esa nación no se llama Radio Holanda sino Radio Nederland. ¿No es cierto?

Entonces cuando nuestros periodistas se refieren a conjuntos deportivos holandeses, escriben o leen ante los micrófonos una barbaridad geográfica similar a si a los conjuntos nacionales que representan a Cuba los llamaran Orientales en el extranjero. ¿Por qué no hablar correctamente y calificar a los deportistas que van o vienen de los Países Bajos como neerlandeses?

¿Y qué decir de los llamados indios que aparecen en las referencias cinematográficas de filmes rodados en los Estados Unidos de América? Los indios han sido, son y serán habitantes de la India. Nunca hubo una invasión india al norte de América.

Busquen ustedes una sola tribu de los aborígenes que habitaban el norte de América que se reconocieran como indios. Se autodenominaron tribus siux, comanche, cheyene, etc. Nunca se autocalificaron de indios.

Esto de llamar indios a quienes no nacieron ni tuvieron jamás contacto con la cultura india no fue solo un error geográfico sino una muestra del desprecio que sintieron los colonizadores británicos blancos por los hombres, las mujeres y los niños que poblaban originalmente el territorio invadido en el norte de América.

Los consideraban seres humanos de menor categoría, o sea, similares a los indios conquistados en la lejana tierra asiática. Cuando un medio de comunicación cubano se refiera a un filme estadounidense de esa época, ¿qué impide llamar aborígenes, indígenas o nativos a los supuestos indios?

La lista de errores completa haría muy extenso este comentario. Sólo añado, para finalizar, un simple ejemplo, muy sencillo, sobre un enorme error geográfico del cual hacen uso no pocos colegas cando se refieren a Australia, que tiene alrededor de 7 millones y medio de km2 de área. Llaman a ese país “la isla-continente”.

Eso resulta tan chocante, contradictorio y absurdo como referirse a la existencia de un niño que, al mismo tiempo, sea adulto viejo.

Espero en el 2013 un paulatino conocimiento de la realidad geográfica de nuestro mundo en el periodismo cubano. Y para esto mucho ayudaría un debate en el congreso de la UPEC.

http://www.cubahora.cu/

 

A %d blogueros les gusta esto: