Cuba: ETECSA y su estrategia

Por Carlos Ernesto Escalona Martí 

5skl_5527_resize

Instalaron la internet, pero no el alumbrado público –protesta un joven-. Con tantas computadoras y teléfonos no entiendo cómo a nadie le han robado aún.

Hay quien llega en bicicleta o en moto. Familias enteras han venido en autos, en cuyo interior disfrutan de un status de privacidad adicional. Octavio ha traído su laptop en un coche de bebé y aguarda a su esposa e hija para establecer una videoconferencia con su hermano. Mientras, Octavio socorre a unos muchachos que pretenden abrirse perfiles en Facebook, pero descubren que previamente necesitan  tener una cuenta de correo electrónico. Tres cuentas de correo y tres perfiles de FB. Para ello disponen de una hora de crédito y un teléfono celular. Yanpier ya tiene perfil e interactúa con soltura, pero Luis el Flaco observa la pantalla entre el deslumbramiento y el asombro: nunca antes había visto internet.

A 2 kilómetros de La Lisa, el Anfiteatro de Marianao no está ni menos concurrido, ni los internautas más cómodos. A una modesta cafetería le tocó en suerte estar en el rango de la red inalámbrica y su dueño colocó orgulloso el cartel “Zona WiFi” sobre una tablilla que oferta pizzas, espaguetis y emparedados.

Una chiquilla recostada sobre un scooter, más que hablarle, grita a un rostro en la pantalla de su tablet.

 -¡Mira a quién tengo aquí!- vocea, halando toscamente hacia sí a otra muchacha que trae en su regazo a una niña de meses.

2skl_5700_resize

La apertura de nuevos puntos WiFi en Cuba ha convertido Internet en una suerte de atracción de circo. La Rampa, los últimos 500 metros de la céntrica Avenida 23 desde la calle L hasta el Malecón. El downtown de La Habana.

-¡Tarjetas de internet! –ofrece un revendedor discretamente, como para ser escuchado por los internautas sin llamar en exceso la atención.

-¿Tarjetas de qué tiempo?

-Una hora, men.

-¿Cuánto valen?

-Son a tres, men.

3skl_5595_resize

El precio oficial establecido por la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA), es 2 CUC, pero no hay un vendedor “oficial” en toda La Rampa. En lugar de crear facilidades -un punto de venta abierto 24 horas, por ejemplo- ETECSA ha dado pie a la especulación de vendedores/acaparadores que obtienen 1 CUC por cada tarjeta vendida. Win-win.

3 CUC. 69 CUP por una hora de internet, lo que significa un 13 % del salario promedio en Cuba y ETECSA lo sabe. Recientemente circuló un documento oficial que daba luz verde a una iniciativa gubernamental que prevé masificar el acceso a tecnología punta a precios asequibles para 2025. Como si en diez años la tecnología actual 4G y la WiFi “N” no se quedara tan obsoleta como la 2.5G que se utiliza en la mensajería internacional brindada por ETECSA a través de la red celular. Este sistema cuenta desde marzo del año pasado con más de 800 000 usuarios.

4skl_5710_resize_0

La conectividad pública no es una novedad en la Isla. Llegó a mediados del 2013 a las salas de navegación por 4.50 CUC/hora. Un terminal ubicado en el Centro de Comunicaciones, “La Copa”, admitía descargar un archivo 90 MB en 30 minutos. Semejante tasa de transferencia provocó sonrisas en los internautas cubanos con un “umbral del dolor” adaptado los 56Kb/s de un acceso conmutado, o 256Kb/s distribuidos penosamente entre 500 usuarios en una universidad. Las wifi´s aparecieron en algunos hoteles de La Habana en enero de 2014, pero con un precio de hasta de 6 CUC la hora.

El revendedor vuelve a la carga.

6skl_5685_resize

-Si quieren conectar varios equipos–dice- buscan una laptop y yo les copio el “Connectify”. Es gratis, men.

La tarjeta a 3 CUC y el software gratis. Solidario el Men.

“Connectify” sería finalista de “Software del Año 2015” en Cuba si solo existiera esa competencia. ¿El truco?, un grupo de amigos reúne fondos y contrata una cuenta. Una computadora con “Connectify” se convierte a su vez en hotspot y comparte su conexión vía WiFi a equipos cercanos.

Siete adolescentes se apiñan entre los escalones del “Pabellón Cuba”. Facebook parece ser la atracción principal.

“¿Cómo se publica una foto en el muro?”

“Mira, tu papá te mandó una solicitud amistad.”

“Quiero chatear. ¿Qué hay que hacer?”

Laik es “me gusta”, esa manito azul con el pulgar arriba.”

Ante la pregunta de si utilizan “Connectify”, lo niegan nerviosos. En Cuba el límite entre legal, ilegal, y  alegal es tan subjetivo a veces, que hay quien prefiere evadir ciertas respuestas.

-¡“Nauta”!- Anuncia una señora.

-A tres, ¿verdad?

-Yo digo a tres mijo, -susurra- pero realmente la dejo en dos cincuenta. Si los otros vendedores se enteran me busco un problema…

5skl_5679_resize

Incluso a altas horas de la madrugada aún quedan rostros iluminados por las pantallas  de los dispositivos móviles en la céntrica y ahora desierta avenida. Son los usuarios pioneros de la red de internet pública en Cuba.

(Tomado del blog Chiringa de Cuba)

Cuba: Se libera la venta minorista de motos, autos, paneles, camionetas y microbuses, nuevos y de segunda mano

toyota-yaris-580x390

Por Leticia Martínez Hernández

Luego de dos años de vigencia del Decreto 292, que autoriza la transmisión de la propiedad de los vehículos a través de la compra, venta o donación entre los ciudadanos residentes en el país, serán publicadas durante los próximos días en la Gaceta Oficial nuevas normas jurídicas que pondrán en vigor la política para la importación y comercialización de vehículos de motor, según se aprobó este miércoles en la reunión del Consejo de Ministros.

Cuando en octubre del 2011 se aprobaron las primeras regulaciones, se introdujeron ajustes en la venta de autos de segunda mano, tanto para entidades estatales y extranjeras como para particulares. Sin embargo, se mantuvieron las limitaciones fundamentales de ese procedimiento.

El VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, realizado en abril de ese mismo año, acordó priorizar el desarrollo del transporte público de pasajeros, destinando a dicho propósito todo el financiamiento disponible. El deterioro acumulado en el transporte público y los beneficios que este significa para la mayoría de la población, constituyeron fundamentos esenciales en los cuales se sustentó la decisión adoptada. Igualmente, se tuvo en cuenta la limitada infraestructura vial con que cuenta el país y los elevados costos del combustible automotor, así como la necesidad de evitar el incremento de la contaminación del medio ambiente, mediante la utilización del transporte colectivo que resulta más eficiente al trasladar de una sola vez a un mayor número de personas.

Específicamente en el Lineamiento 286 se precisó: “establecer la compraventa de medios automotores entre particulares”; sin embargo, no se previeron entonces cambios en la política de venta por el Estado a las personas naturales.

Luego de transcurrir este periodo quedó demostrado que, mientras la transmisión de la propiedad de vehículos entre personas naturales se ha desarrollado con fluidez, la venta a los particulares por medio del mecanismo de las “cartas de autorización” ha resultado inadecuada y obsoleta.

La baja disponibilidad de autos, la restricción de esta facilidad a un reducido grupo de categorías ocupacionales seleccionadas y la existencia de otro mercado que vende a precios varias veces mayores que los de la empresa comercializadora establecida, generaron inconformidad, insatisfacción y, en no pocos casos, condujeron a que este mecanismo, además de burocrático, se convirtiera en una fuente de especulación y enriquecimiento.

Según datos aportados por el Registro Nacional de Vehículos, alrededor del 30 % de las ventas realizadas en el año 2012 a través de las comercializadoras cambió de propietario poco tiempo después de haberse inscrito el auto en dicho Registro, lo cual indica que ese procedimiento administrativo motivó que algunas personas se sirvieran de él para obtener ingresos adicionales. Se ha podido comprobar, además, que a través de Internet se realizaban ventas de las referidas cartas incluso antes de comprar el vehículo.

Ante estos problemas, y después de varios meses de estudio, se decidió eliminar los mecanismos existentes de aprobación para la compra de vehículos de motor al Estado. De este modo quedan sin efecto las cartas de autorización emitidas por el Ministerio del Transporte.

En consecuencia, se libera la venta minorista de motos, autos, paneles, camionetas y microbuses, nuevos y de segunda mano, para las personas naturales cubanas y extranjeras residentes en el país, así como para las personas jurídicas extranjeras y el cuerpo diplomático, estableciendo precios minoristas semejantes a los que reconoce el mercado entre particulares. Esta venta liberada se irá implementando de manera gradual y paulatina, y en ella tendrán prioridad quienes actualmente posean cartas de autorización.

Con el ingreso recaudado se creará un fondo destinado especialmente al desarrollo del transporte público en todo el país.

Se mantiene además la autorización de importación directa de vehículos de motor nuevos y de segunda mano a las empresas importadoras autorizadas, así como al cuerpo diplomático.

Con las nuevas regulaciones continúa igualmente la transmisión de propiedad entre todos los propietarios particulares, tanto nacionales como extranjeros, y se preserva la limitación de que las personas jurídicas cubanas y extranjeras no pueden vender vehículos a las personas naturales.

Se autoriza la compraventa de motores de combustión interna (gasolina y diésel) y carrocerías entre particulares. Además, se permite la venta de carrocerías resultantes del desarme de vehículos a personas jurídicas y naturales por reposición.

Al propio tiempo, la política aprobada por el Consejo de Ministros prioriza la venta de bicicletas en el mercado minorista, incluyendo las eléctricas, para las cuales se establecerán precios sin fines recaudatorios, con el objetivo de favorecer su uso. Se precisa que deberá garantizarse la disponibilidad de baterías, neumáticos, accesorios y piezas de repuesto, también con precios sin carácter recaudatorio.

Igualmente, se extiende el plazo de un año establecido a partir del primero de octubre de 2011, para realizar la transmisión de la propiedad de los vehículos que pertenecían a quienes salieron definitivamente del país antes de la puesta en vigor del Decreto 292. Ello permitirá concluir los trámites de este tipo que aún están en proceso.

Con estas normas jurídicas se dan pasos adicionales para eliminar restricciones que con el tiempo perdieron su razón de ser; con ellas desaparecen trabas administrativas que dejaban espacio a la ilegalidad; y se fomenta una nueva fuente de ingreso para el desarrollo del transporte público, lo cual es una prioridad del Estado cubano.

(Tomado de Granma)

Reportan incremento de compra-venta de viviendas en Cuba

La Habana, 26 abr (PL) La compra-venta de viviendas y de automóviles autorizada el pasado año en Cuba en el contexto de la actualización del modelo económico experimentó un incremento en el primer trimestre de 2012.

De noviembre a diciembre de 2011 se efectuaron cerca de mil 123 compra-ventas de viviendas, cerca de cuatro mil 38 donaciones y unas 934 permutas.

Fueron autorizadas de enero a marzo de 2012 unas dos mil 738 compra-ventas de viviendas, alrededor de 10 mil 663 donaciones y aproximadamente mil 585 permutas.

En el caso de los vehículos, desde el 1 de octubre, que entró en vigor el decreto 292, a diciembre de 2011 se efectuaron cerca de nueve mil 156 operaciones de traspaso y unas tres mil 779 donaciones, mientras que entre enero y marzo las primeras subieron a ocho mil 392, y las segundas aumentaron a seis mil 783 donaciones.

Luego de la puesta en marcha del decreto 292, que permite la transmisión por compra -venta y donación de los vehículos y el decreto -ley 288, el cual modificó algunos artículos de la Ley General de la Vivienda, todo se ejecuta de manera satisfactoria, declaró a Prensa Latina la directora de Notaría y Registro Civil, Olga Lidia Pérez.

Las acciones de control que llevamos a cabo nos llevaron a evaluar de aceptable la calidad de la redacción y la autorización de estos contratos que se formalizan en escritura pública, señaló Pérez.

Los mismos -en referencia a los contratos- se ajustan a lo dispuesto en estas normas y además se autorizan dentro del término legal establecido para ellos, indicó la especialista.

“Hemos aplicado encuestas a la población y hemos advertido que se logra una satisfacción de la demanda”, aseveró la notaria.

En materia de capacitación, puntualizó que se desarrollan varias líneas de trabajo dirigidas no solo a los notarios del país, sino también a los registradores de la propiedad, abogados adscriptos a la Asociación Nacional de Bufetes Colectivos y asesores jurídicos.

Se incluye asimismo a la Sociedad Científica del Notariado Cubano, pues todos trabajamos de conjunto, afirmó.

Desde el punto de vista de la divulgación, dijo, se mantiene el programa televisivo Al Derecho, un espacio en el que nuestros especialistas abordan de manera detallada aspectos sobre ambas normas, entre otras disposiciones.

También se le lleva información a la población a través de pancartas de orientación y los expertos van hasta las comunidades para intercambiar con los vecinos y de este modo pueden ser esclarecidas las dudas de la ciudadanía, y se fomenta una cultura jurídica, concluyó.

Cuba: Autorizan venta directa de los productores agrícolas a las entidades turísticas

El próximo primero de diciembre entrarán en vigor las disposiciones legales correspondientes

Con el propósito de autorizar que las diferentes formas productivas del país —Cooperativas de Producción Agropecuaria (CPA), Cooperativas de Crédito y Servicios (CCS), Unidades Básicas de Producción Cooperativa (UBPC) y empresas estatales que tienen en su patrimonio organopónicos— puedan vender productos agrícolas no industrializados, arroz consumo y carbón vegetal directamente a las entidades turísticas sin necesidad de comercializarlos a través de una empresa estatal, el próximo primero de diciembre entrarán en vigor las disposiciones legales correspondientes.

Tales resoluciones —del Banco Central de Cuba y de los ministerios de Finanzas y Precios, la Agricultura y el Turismo—, se publican en la Gaceta Oficial Extraordinaria número 38, del 15 de noviembre del 2011, y permiten avanzar en el cumplimiento de los Lineamientos 183 y 263 aprobados por el VI Congreso del Partido.

Las nuevas normativas están encaminadas, entre otros elementos, a transformar el sistema de acopio y comercialización de las producciones agropecuarias mediante mecanismos de gestión que contribuyan a reducir las pérdidas al simplificar los vínculos entre la producción primaria y el consumidor final, incluyendo la posibilidad de que el productor concurra al mercado con sus propios medios; así como a desarrollar mecanismos de abastecimiento a las entidades turísticas que permitan aprovechar mejor las potencialidades de todas las formas productivas a escala local.

De acuerdo con lo regulado en las nuevas disposiciones, el mecanismo de ventas directas no sustituye el ya existente, si no que es una opción adicional con el fin de alcanzar mayor dinamismo, variedad y calidad en el suministro de estos productos al turismo, reducir los gastos de transportación y las mermas.

Los precios se establecerán por acuerdo entre las partes y siempre en pesos cubanos (CUP). Igualmente, al pactar los horarios de abastecimiento, debe tenerse en cuenta que estos no afecten el desempeño de las instalaciones turísticas.

 

Cuba: Venden y compran más de 2 000 vehículos

En Cuba se compraron y vendieron 2.003 vehículos desde el 1 de octubre pasado, cuando las autoridades autorizaron ese comercio, dijo hoy un reportaje de la televisión nacional.

De acuerdo con la información, las donaciones, otra forma de traspaso de propiedad de automóviles que ahora permiten las autoridades, fueron 600 en ese lapso.

El telediario matutino dijo que la medida oficial de levantar las prohibiciones de comprar, vender y donar vehículos con fecha de fabricación después de 1959, “se desarrolla de manera positiva” en su fin de “flexibilizar trámites importantes de la ciudadanía”.

(Con información de ANSA)

Entra en vigor hoy en Cuba autorización de compra-venta de vehículos

A raíz de la amplia discusión popular del Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, en la que se recogieron más de tres millones de intervenciones, 36 nuevos lineamientos fueron incorporados al documento, -cuya versión última aprobó el VI Congreso partidista.
El actual Lineamiento 286, que establece la compraventa de medios automotores entre particulares, fue una de las proposiciones nacidas al calor de aquel intercambio abierto e inclusivo, que abarcó no solo a los militantes, sino a toda la población (aproximadamente 13 800 opiniones versaron sobre este tema).

Menos de seis meses han transcurrido desde que el magno cónclave tomara sus acuerdos, y en torno a este aspecto debieron ser revisadas más de 40 prohibiciones y limitaciones. La decisión, no obstante, ya tomó cuerpo jurídico, y hoy entra en vigor.

Vías libres

La política diseñada para flexibilizar y simplificar lo relacionado con la transmisión de la propiedad de vehículos de motor entre personas naturales, recogida en el Decreto 292 y varias resoluciones ministeriales, contempla la donación y compraventa de estos, en igualdad de derechos, para cubanos con domicilio en el país y extranjeros residentes permanentes en la Isla.

A partir de ahora, el año de fabricación deja de determinar: queda nula la obligatoriedad de que solo puedan venderse y comprarse los vehículos anteriores a 1959.

Tampoco se limita la cantidad de medios automotores a adquirir por una misma persona: quien siendo propietario de un vehículo compre otro, no tiene que entregar ninguno, ni darle de baja.

Los vehículos de quienes abandonen el país sin haber dispuesto de ellos, podrán ser transmitidos a sus cónyuges, hijos o demás familiares hasta el cuarto grado de consanguinidad, los cuales no tendrán que abonar el valor del medio de transporte (aunque sí el Impuesto sobre Transmisión de Bienes y Herencias).

Para los extranjeros con residencia temporal en el territorio -a quienes sí se les fija un máximo de adquisición de dos vehículos durante su permanencia en el país-, existe la opción de ceder la propiedad a cónyuges e hijos, incluso a otro extranjero con residencia temporal cuando el bien sea importado; reexportar este, o traspasarlo al Estado mediante donación o compraventa.

La ruta de los trámites

Las notarías se convierten en la vía fundamental de estos procesos; pues a sus oficinas deben recurrir los interesados en formalizar el acuerdo de transferencia de propiedad, sin necesidad de ninguna otra autorización. Apenas se demanda presentar a esta instancia la titularidad del bien, y su certificado de inscripción en el Registro de Vehículos.

En la fijación del precio se elimina el matiz subjetivo del proceso de tasación anteriormente realizado; el monto se acuerda entre las partes y se declara, siempre en pesos cubanos (CUP) ante el notario. Ofrecer verazmente esta información es una garantía para quien se deshace del bien y quien lo adquiere: el primero, porque justifica de forma legal un ingreso que usará en el futuro; el segundo, porque deja constancia del valor de su inversión ante posibles reclamos judiciales.

No obstante, el notario cuenta con una tabla de valores referenciales mínimos por clases y edades de los vehículos -incluida en el Decreto 292-, los cuales se tomarán como base para el cálculo de los tributos cuando el precio alegado por los concurrentes sea inferior a estos.
Ahora, es importante aclarar que estos valores referenciales no son los precios de venta. Las personas acuerdan el precio, no importa el año de fabricación del vehículo.

El comprador también debe hacer constar, mediante declaración jurada, que su dinero es lícito, y si ya posee otros medios de transporte.

En cuanto a trámites, solo será necesario un paso adicional y previo en el caso de los vehículos cuyos propietarios salgan del país sin haber donado o vendido su vehículo.

Quienes se consideren beneficiarios (copropietarios, cónyuges e hijos, demás familiares hasta el cuarto grado de consanguinidad), deberán presentar al Ministerio de Transporte los documentos que certifiquen el vínculo matrimonial o el parentesco, la titularidad sobre el medio, la constancia oficial de salida del país del propietario, así como la inscripción correspondiente en el Registro de Vehículos.

Las personas con derecho a presentar la solicitud de transmisión de la propiedad podrán iniciar los trámites en el período de un año a partir de la fecha en que el titular haga su salida del país. Según el artículo 12 del mencionado Decreto: “En el caso de las personas naturales cubanas, este término es aplicable a partir de la fecha en que son consideradas emigradas por el órgano de inmigración y extranjería.”

Una vez realizada la solicitud con todos los documentos necesarios, el bien se declara en depósito, y a partir de esta fecha el Ministro de Transporte cuenta con 60 días hábiles para dictar resolución sobre la transmisión de la propiedad.

Pago de tributos

Al concluir el proceso notarial, los participantes en la compraventa o los beneficiarios de la donación pagarán sus correspondientes tributos, en un lapso de 30 días.

El nuevo propietario del vehículo, ya sea por la vía de la compra o de la donación, abonará el Impuesto sobre Transmisión de Bienes y Herencias: el 4 % del valor declarado, o del referencial mínimo, según se aplique. En el caso de un comprador que ya tuviera otro medio automotor, la base del impuesto a pagar será el valor pactado, o el mínimo referencial asumido, incrementado en un 50 % por cada vehículo en posesión.

El que vende, por otra parte, tendrá que tributar el 4 % de la cuantía recibida a cambio del bien, por concepto de Impuesto sobre Ingresos Personales.

Por ejemplo: si para un auto de más de 15 años el vendedor y el comprador acuerdan un precio de 20 000 CUP, esa será la base para el cálculo de los tributos, pues la cifra es mayor al valor referencial mínimo dispuesto para este tipo de vehículo (el cual es de 10 200 CUP, según la tabla anexa al Decreto 292).

En este caso, tanto el impuesto a pagar por concepto de Transmisión de Bienes y Herencias como por Ingresos Personales, es de 800 pesos cubanos (el 4 % de 20 000). Ahora, si el comprador ya posee otro medio de transporte, para calcular su impuesto se incrementa la base en un 50 %; o sea, en lugar de ser el 4 % de 20 000, sería de 30 000.

Tras cumplir con su deber tributario, en un tercer paso, el comprador o beneficiario de la donación deberá inscribir el medio de transporte en el Registro de Vehículos correspondiente a su domicilio, también en un plazo de 30 días siguientes al acto de transmisión.

Parada necesaria

Como ya se mencionó, la política aprobada por el VI Congreso del Partido Comunista estableció la compraventa de medios automotores entre particulares; por tanto, lo referente a la adquisición de vehículos a través de entidades comercializadoras mantiene las mismas especificidades. Solo que ahora el control de este proceder -llevado por el Ministerio de Finanzas y Precios- pasa al Ministerio de Transporte (MITRANS), como organismo rector de la actividad del transporte.

La entrada en vigor de estas normas evidencia otro avance en el largo y empinado camino de materializar la política económica y social aprobada por el VI Congreso del Partido para nuestra nación; proceso en el que las decisiones se toman sin la prisa que da lugar a errores, pero sin pausa. El conocimiento a fondo de lo regulado, su implementación correcta y ordenada, devienen, ahora, pasos decisivos.

VALORES REFERENCIALES EN PESOS CUBANOS (CUP) DE LOS MEDIOS DE TRANSPORTE POR CLASES Y EDADES

CLASE

Hasta 5 años

Más de 5 años hasta 15 años

Más de 15 años

Moto

10 600

5 300

2 650

Auto

40 800

20 400

10 200

Jeep

53 600

26 800

13 400

Panel

70 100

35 050

17 525

Microbús

85 300

42 650

21 325

Camioneta

58 600

29 300

14 650

Camión

161 100

80 550

40 275

Cuña

199 200

99 600

49 800

Arrastre

35 800

17 900

8 950

Ómnibus

162 700

81 350

40 675

(Tomado de Granma).

Cuba autoriza compra-venta de autos (+ Gaceta)

Las autoridades cubanas autorizaron la compra y venta de autos, una de las medidas más esperadas de la actualización del modelo económico del país, según Gaceta oficial publicada este miércoles. El Decreto 292 del Consejo de Ministros establece una serie de regulaciones para poner en marcha “la transmisión de la propiedad de vehículos por compra-venta o donación” entre cubanos que viven en la isla y extranjeros residentes permanentes o temporales. Se podrá comprar carros nuevos en entidades comercializadoras a los cubanos que obtengan ingresos en divisas o pesos convertibles -equivalente al dólar- por “su trabajo en funciones asignadas por el Estado o en interés de éste”, para lo cual deben tener permiso del Ministerio de Transporte. Según el texto, la autorización se entregará “una vez cada cinco años” a partir de la entrada en vigor del decreto este miércoles. En el caso de los extranjeros residente permanentes o temporales podrán comprar los autos en Cuba o importarlos, con un límite de hasta dos durante su estancia en la isla. Hasta ahora los cubanos solo podían comprar y vender los modelos de antes del Triunfo de la Revolución de 1959, casi todos de fabricación estadounidense, conocidos popularmente como “almendrones”. Decenas de miles de profesionales, que pudieron comprar autos soviéticos otorgados por su trabajo antes de 1990, podrán venderlos a cualquier cubano o extranjero residente, que podrá tener más de un vehículo. También estarán incluidos autos modernos, que durante los últimos años, han podido importar o comprar de segunda mano artistas y deportistas, así como médicos que han cumplido misiones en otros países, como Venezuela. Los cubanos que emigren podrán vender sus autos antes de marcharse o transferirlos a sus familiares en la isla. La medida entra en vigor a partir de este miércoles y está incluida en más de 300 medidas derivadas de los Lineamientos del VI Congreso del Partido Comunista, aprobados en mayo de este año. (Con información de AFP)

Descargue la Gaceta Oficial No.31: Decreto 292 del Consejo de Ministros

Reanudarán ventas en Cuba de electrodomésticos de alto consumo (+ Documento)

El gobierno cubano levantó este sábado la prohibición de venta de electrodomésticos de alto consumo, vigente desde 2003, con el fin de completar la oferta a la población y a los trabajadores por cuenta propia, señaló la Gaceta Oficial.

“Teniendo en cuenta la necesidad de adoptar medidas encaminadas a completar la oferta de productos con destino a la población y a los trabajadores por cuenta propia, se hace necesario reanudar la venta minorista de los referidos equipos”, señaló una resolución publicada en la edición digital de la Gaceta.

La Resolución, firmada por la ministra de Comercio Interior Mary Ortega, señala que “estos equipos se incorporan a la venta de forma gradual, según se adquieran por las entidades encargadas de su comercialización“.

Los elementos autorizados para su venta son acondicionadores de aire, cocinas eléctricas, hornos eléctricos, duchas eléctricas, freidoras eléctricas, calentadores eléctricos, cafeteras eléctricas, hornillas eléctricas, parrilla y plancha de grillar, asador, sandwichera, sartén eléctrico, máquinas para hacer cotufas y otros equipos eléctricos y electrodomésticos.

Los equipos electrodomésticos que se pondrán a la venta, fundamentalmente de fabricación china, ya están en exhibición en algunas tiendas, constató la AFP.

El gobierno cubano, que amplió el trabajo por cuenta propia, destinó 300 millones de dólares para la importación de artículos, herramientas y medios para los nuevos trabajadores privados, ante la imposibilidad, por el momento, de abrir un mercado mayorista.

Cuba ofrece rebajas en insumos para compras de alto volumen

FOTO: Roberto Suárez

Estrategia para potenciar las ventas a los trabajadores por cuenta propia. Precios más bajos en tiendas de recaudación de divisas y mercados en moneda nacional para productos envasados en cantidades superiores al estándar de consumo doméstico

Aquel elaborador-vendedor de alimentos, acostumbrado a adquirir recipientes de cinco litros de aceite para brindar la oferta en su cafetería, se sorprendió con el nuevo precio fijado en la tienda Panamericana, de la corporación CIMEX. ¿Antes a 11,50 pesos convertibles y ahora a 9,80?, se preguntó, y el razonamiento derivó en la posibilidad de una rebaja de ocasión.

Quizás pensó igual otra trabajadora no estatal que oferta pizzas, quien algunas veces compra en TRD Caribe latas de puré de tomate marca Taoro, de tres kilogramos, que hasta hace poco se vendían a 8,70 CUC y ahora bajaron a 7. En una de las unidades de esa cadena también reparó en termos dispensadores para sus refrescos, antes con un precio de 37,35 CUC y ahora a 30.

En todos los casos se trata de lo que en el argot comercial se conoce como “grandes formatos”, entendido en envases cuya dimensión, capacidad o volumen superan la magnitud estándar concebida para el consumo doméstico en el mercado cubano.

Para estos, desde finales de mayo último rige la Resolución 163-2011, del Ministerio de Finanzas y Precios (MFP),  que establece un descuento de su precio de venta con relación al similar de formato doméstico, en unidades equivalentes. La determinación del gran formato es de acuerdo al criterio comercial, según el valor de uso y el consumo del producto.

La mencionada regulación también incluye las herramientas y los equipos neumáticos y eléctricos, todo con el objetivo de potenciar las ventas de productos a los trabajadores por cuenta propia en las tiendas de recaudación de divisas.

Según explicó Sara del Pilar Vidal Pita, directora de ventas minoristas del Ministerio del Comercio Interior, organismo rector de esta actividad en el país, hasta hace poco los productos en grandes formatos tenían un lento movimiento, situación que comenzó a dinamizarse desde marzo último, y más aún a partir de la aplicación del descuento.

Según la mencionada resolución del MFP, no se consideran productos en grandes formatos los cigarros, tabacos, bebidas alcohólicas y aguas embotelladas.

Ni estático ni inflexible

Es un proceso que transcurre ágilmente. Las cadenas de tiendas de recaudación de divisas avanzan en la codificación de los nuevos precios, que por lo general ahora abarcan surtidos de alimentos, aseo y limpieza, y los utilizados en peluquerías, tales como tintes y peróxidos.

Sin embargo, no es nada estático ni inflexible, y tiende a incrementarse. En TRD Caribe consideraron, por ejemplo, estuches de 80 y 100 discos compactos. “Los de 80 antes los comercializábamos a 37,20 CUC y ahora a 30”, explicó María Eloísa Cabrera García, directora de mercadotecnia de la mencionada entidad, quien añadió que para la venta de productos en grandes formatos han priorizado 120 tiendas en todo el país, fundamentalmente grandes mercados —Galerías Paseo y 3era. y 70, en La Habana, por ejemplo—, donde ahora trabajan en la señalización de espacios y artículos, para que sean de fácil identificación por parte de los clientes.

Igual sucede en el caso de CIMEX. En los grandes formatos se incluyen tanto productos de importación como los fabricados por la industria nacional, y se trata de que estos últimos tengan la mayor preponderancia.

“Todas las cadenas de tiendas de recaudación de divisas trabajamos de conjunto en la implementación de la Resolución 163-2011 del MFP, pero ello no significa que en todos los lugares, aplicado el descuento, el precio de un mismo producto sea exactamente igual, pues ello se hace a partir del comportamiento de los costos en cada entidad”, valoró María Cristina  Juara Rosell, especialista de la dirección de comercio de CIMEX.

También en moneda nacional

Queda claro que la aplicación del descuento para los productos en grandes formatos no es exclusivo para quienes ejercen su labor en el sector no estatal, sino para cualquier cliente que desee adquirirlo.

Aunque no tiene el mismo mecanismo que en las tiendas de recaudación de divisas, en el comercio minorista en moneda nacional se aplica igual estrategia.

Esta red tiene habilitados 310 mercados para la comercialización de alimentos de forma liberada, lo que incluye los grandes formatos.

La empresa de establecimientos especiales del Ministerio del Comercio Interior, financia una buena parte de estos alimentos tales como refrescos, cervezas, lácteos y conservas, entre otros.

Mercedes Fontanella Lara, directora de dicha entidad, explicó que han identificado más de 30 productos en nuevos formatos, que al tener costos de producción más eficientes, posibilitan reducir sus precios a la población. Ejemplificó con la lata de mermelada de mango de tres kilogramos, que se vendía a 200 pesos y actualmente es a 120, como también con la pasta de tomate, cuyo precio hoy es de alrededor de 60 pesos menos.

Teniendo en cuenta que todos estos renglones son producidos en Cuba, ponderó la preparación de la industria nacional para dar respuesta a los nuevos retos. “También se incrementan los productos en volúmenes de más de tres kilogramos, que era lo habitual, como es el caso de las mayonesas y mermeladas de frutas”, precisó, al comentar que todavía no logran estabilidad en esos nuevos formatos, lo que debe mejorar en los próximos meses.

Según informó Maylin Prado Farray, compradora de la empresa importadora del MINCIN, en el presente año comienzan a adquirir en el exterior renglones como tejidos, mercería (botones, hilos, cintas, etcétera), y materiales para la reparación de calzado, que serán vendidos en la red de comercio minorista en moneda nacional, mecanismo similar a lo que hacen con los implementos agrícolas desde el 2010. “Anteriormente también importábamos todos esos renglones, pero iban destinados exclusivamente a los atelieres y reparadoras de calzado, por ejemplo, lo que ahora se amplía para venderlos a la población”, precisó.

El asunto no está concluido. Es objeto de atención permanente por parte de los organismos de la administración central del Estado que exista cada vez mayor presencia de productos en la red minorista nacional, para beneficio de los trabajadores no estatales.

Ante la imposibilidad económica de una venta mayorista a precios diferenciados para quienes laboran por cuenta propia, fórmulas como la de los grandes formatos son bien recibidas en las tiendas de comercio minorista.

( Tomado del periodico Trabajadores )

Cuba: Nueva política para la compra venta de automóviles

Por: Yaima Puig Meneses

Tal y como recogen los Lineamientos aprobados en el VI Congreso del Partido, se ha trabajado para restablecer la compraventa de medios automotores entre particulares. Dando cumplimiento a esta orientación, en la pasada reunión del Consejo de Ministros se informó sobre la política que seguirá el país para la transmisión de la propiedad de los vehículos de motor entre personas naturales.

El rediseño prevé, que tanto personas naturales cubanas con domicilio en el país como los extranjeros residentes permanentes en Cuba, tendrán igual tratamiento. En ambos casos -y siempre que sea de otra persona natural-, podrán adquirir más de un vehículo sin importar su año de fabricación. De esta forma, se elimina la prohibición existente de que solo podían ser objeto de compraventa o donación de la propiedad los equipos anteriores a 1959.

Asimismo, se suprime la restricción de que las personas naturales que recibieran autorización para comprar un vehículo y fueran propietarias de otro debían traspasar este último al Estado o darle baja.

Bajo los nuevos preceptos, los vehículos que sean propiedad de personas que abandonen definitivamente el país sin antes haber dispuesto de ellos, podrán ser transmitidos a su cónyuge o a los familiares hasta el cuarto grado de consanguinidad -hijos, nietos, padres, hermanos, tíos, sobrinos y primos-, los cuales pagarán un Impuesto sobre la Transmisión de Bienes sin tener que abonar el valor del equipo; solo excepcionalmente estos vehículos pasarán al patrimonio estatal.

Por otra parte, los extranjeros que tengan residencia temporal en el país podrán transmitir la propiedad de sus vehículos a su cónyuge e hijos, aunque si lo desean, se mantiene la posibilidad de venta o donación al Estado, así como la reexportación.

En el Consejo de Ministros se conoció además, que se mantiene el pago del Impuesto sobre la Transmisión de Bienes y Herencias, cualquiera que sea la variante por la cual las personas adquieran estos equipos. Para el cálculo de este impuesto se establecerán valores referenciales por clase y año de fabricación, aplicables cuando el importe no es declarado por las partes o es menor que este.

De igual forma se precisa que, a partir de la implementación de la política, los trámites de transmisión de la propiedad se realizarán ante un notario. Con ella se procura que disminuyan las prohibiciones administrativas y que durante años propiciaron la ocurrencia de innumerables violaciones.

(Tomado de Granma)

A %d blogueros les gusta esto: