Tina Turner renunció a la ciudadanía estadounidense

4485238-3x2-700x467

 

(EFE).- La leyenda de la música soul Tina Turner renunció a finales del mes de octubre a la ciudadanía estadounidense desde Suiza, informó hoy el diario Washington Post.

El diario cita un documento de la embajada de Estados Unidos en Suiza en el que la intérprete de éxitos como “Proud Mary”, “Ooh Poo Pah Doo” y “What’s love got to do with it”, firmó la declaración de renuncia voluntaria a la ciudadanía estadounidense el pasado 24 de octubre en Berna.

30 verdades que el pueblo de EE.UU. debe conocer

tv-martiLa incapacidad de los republicanos, mayoritarios en la cámara de Representantes, y los demócratas, que controlan el Senado y la Casa Blanca, para llegar a un acuerdo sobre una ley de presupuesto, ha provocado una paralización parcial del Estado Federal. Cientos de miles de funcionarios fueron obligados a tomar licencia sin sueldo, mientras el gobierno estadounidense mantiene intacto el financiamiento al proyecto anticubano de Radio y TV Martí. ¿Qué hace la excepción?.

Para explicarlo, a continuación exponemos 30 verdades que el pueblo de EE.UU. debe conocer:

1. Radio y Televisión Martí han costado más de 600 millones de dólares a los contribuyentes norteamericanos.

2. El presupuesto federal contempla más de 30 millones de dólares anuales para la Oficina de Transmisiones hacia Cuba, a cargo de Radio y TV Martí.

3. Sólo el funcionamiento de TV Martí, que no se ve en Cuba, les ha costado a los ciudadanos de Estados Unidos más de 20 millones de dólares por año en impuestos.

4. Ese dinero en realidad beneficia a elementos de la mafia anticubana, incluidos congresistas de origen cubano.

5. Congresistas y especialistas norteamericanos en la materia, reclaman la desconexión de la emisora y reconocen que el presupuesto federal para las transmisiones de Radio Y TV Martí es un despilfarro.

6. Un estudio realizado en el 2009 por la Oficina de Fiscalización del Gobierno (GAO), el brazo investigador del Congreso de EE.UU., indica que todavía no está claro si hay cubanos que escuchen o vean las transmisiones de Radio y Televisión Martí.

7. La mal llamada Radio Martí, aprobada como un servicio de la Voz de América (VOA), contraviene la propia ley norteamericana.

8. Por sus características, su sistema de corresponsales, su estructura interna, sus horas de transmisión, el contenido y desarrollo de su programación, se comporta no como un servicio adjunto a otra emisora, sino como una poderosa estación radial destinada a la desestabilización en Cuba.

9. A través de la Oficina de transmisiones a Cuba (Office of Cuba Broadcasting), – agencia Federal, subordinada a la Junta de Gobernadores sobre Transmisiones – y de otras agencias, se realizaron pagos ilegales a 44 periodistas de Miami durante los años 1998 a 2002, que escribieron, publicaron o reportaron en los medios de prensa miamense, artículos y reportajes hostiles y discriminatorios sobre Cuba y los Cinco antiterroristas cubanos prisioneros en cárceles de Estados Unidos.

10. La recepción en Cuba de Radio y TV Martí es prácticamente cero.

11. Agencias de prensa como la AP y el periódico The New York Times, que en nada simpatizan con la Revolución Cubana, se han hecho eco de declaraciones de congresistas y especialistas en la materia que reclaman la desconexión de las emisoras.

12. El 27 de marzo de 1990 comenzó la agresión televisiva al ponerse en servicio un transmisor de televisión a bordo de un aerostato cautivo a 3 000 metros de altura en uno de los cayos al sur del estado de la Florida, para cubrir el occidente del país, fundamentalmente la capital cubana.

13. Una nueva modalidad de las transmisiones de televisión se produce el 20 de mayo del 2003, y luego a partir del 21 de agosto del 2004, al emplearse una aeronave militar del tipo EC-130J, perteneciente al Comando Solo de una Unidad de Guerra Psicológica de las Fuerzas Armadas de ese país.

14. En el 2005 el huracán Dennis desapareció el globo cautivo ubicado a 10 mil pies de altura en Cudjoe Key, desde donde se transmitía Televisión Martí.

15. A partir de agosto del 2006, las transmisiones de televisión se realizaron utilizando un bimotor Gulfstream G-1 alquilado a una empresa aérea.

16. El pasado 4 de septiembre, The Washington Post, publicó una noticia que da a conocer que el avión utilizado en las transmisiones de la televisión anticubana, se encuentra estacionado en un campo de aviación en la zona rural de Georgia, y paga a un contratista 79 500 dólares al año para su custodia.

17. Son estrechos los vínculos de la emisora del gobierno de los Estados Unidos, Radio Martí, con los grupúsculos contrarrevolucionarios radicados en la isla.

18. En Radio Martí, los actos de corrupción, fraudes, nepotismo y amiguismo no han cesado en los últimos tiempos.

19. La programación de Radio y TV Martí es de mala calidad estética y ética, donde predomina la mentira, las groserías; con frecuencia es prejuiciada y no satisface las normas periodísticas.

20. La oficina del senador demócrata por Wisconsin, Russ Feingold, reconoció que “el presupuesto federal para las transmisiones de Radio y TV Martí es un despilfarro”.

21. El representante William Delahunt, demócrata por Massachussets, declaró hace unos años: “Los reto a encontrar a alguien que haya visto TV Martí. Es una estación de televisión sin audiencia”.

22. Desde territorio de Estados Unidos se transmite semanalmente hacia Cuba más de 2 mil horas de radio y televisión por 30 diferentes frecuencias.

23. Baste recordar que en el año 2009 se produjo una escalada en las transmisiones ilegales, que alcanzó una cifra de 2 087,5 horas, provocando interferencias a las estaciones cubanas.

24. La emisión de señales de televisión hacia Cuba desde territorio norteamericano, ha sido una verdadera guerra en los órdenes técnico, diplomático y de inteligencia.

25. Se ha neutralizado la señal de TV Martí en sus distintas variantes.

26. Durante casi 30 años el gobierno de Estados Unidos y la contrarrevolución han tratado de imponer al Estado cubano su doctrina de dominación utilizando Radio Martí.

27. La televisión Martí daña y viola los principios generales del derecho internacional y de los medios de difusión masiva, las regulaciones de la Unión Internacional de Telecomunicaciones y del Derecho Espacial.

28. Cuba está en la obligación y el derecho de denunciar estos actos ilegales en el marco de diversos escenarios multilaterales, defender la soberanía de su pueblo, que incluye el disfrute sin interferencias de las frecuencias radiales y televisivas que le corresponden, con sujeción a las normas y regulaciones del derecho internacional.

29. Cuba ha denunciado reiteradamente las interferencias que se producen al sistema de radiodifusión cubano como resultado de las transmisiones ilegales desde territorio norteamericano.

30. Durante la administración de Obama nada ha cambiado en la proyección y aplicación de una política exterior hegemónica que pretende destruir a la Revolución Cubana.

The Washington Post “Los Cinco Cubanos estaban combatiendo el terrorismo. ¿Por qué los encarcelamos?”

La imagen que publica The Washington Post. Foto: Orlando Sierra/AFP/Getty Images

La imagen que publica The Washington Post. Foto: Orlando Sierra/AFP/Getty Images

El diario norteamericano The Washington Post publicó este viernes en su página de opinión un artículo deStephen Kimber, titulado “Los Cinco Cubanos estaban combatiendo el terrorismo. ¿Por qué los encarcelamos?”, donde el investigador canadiense reconoce que “estos agentes serían héroes norteamericanos hoy”.

Kimber es el autor  Lo que hay del otro lado del mar- La verdadera historia de los Cinco Cubanos, resultado de un extenso trabajo de investigación que incluyó la revisión por parte del autor de más de 20 mil páginas de registros judiciales del caso más largo en la historia de Estados Unidos.

“Los Cinco Cubanos estaban combatiendo el terrorismo. ¿Por qué los encarcelamos?”

Por Stephen Kimber*

4 de octubre de 2013
The Washington Post/ Opinión

Considere por un momento lo que sucedería si agentes de la inteligencia norteamericana en el terreno, en un país extranjero, descubrieran un grave complot terrorista, con tiempo suficiente para prevenirlo. Luego considere cómo los norteamericanos reaccionarían si las autoridades de ese país, en vez de cooperar con nosotros, arrestaran y encarcelaran a los agentes estadounidenses por operar en su tierra.

Esos agentes serian héroes norteamericanos hoy. El gobierno de EE.UU movería cielo y tierra para traerlos de regreso.

Este tipo de escenario ha tenido lugar en la vida real y del hecho se cumplieron 15 años el mes pasado, solo que los norteamericanos juegan en el rol del gobierno extranjero y Cuba –sí, la Cuba de Fidel Castro- juega el papel de los agraviados EE.UU.

A principios de los años 90, cuando la desaparición de la Unión Soviética suponía que el  colapso del gobierno comunista de Cuba sería inevitable, grupos militantes del exilio cubano en Miami incrementaron sus esfuerzos para derribar a Castro por cualquier vía posible, incluyendo ataques terroristas. En 1994, por ejemplo, Rodolfo Frómeta, líder de un grupo del exilio, fue capturado en una redada del Buró Federal de Investigaciones (FBI) intentando comprar un misil Stinger, un lanzagranadas y cohetes antitanque que dijo planeaba usar para atacar a Cuba. En 1995, la policía cubana arrestó a dos cubanoamericanos luego de que intentaran poner una bomba en un hotel en Varadero.

Esas acciones claramente violaban las leyes de neutralidad de EE.UU, pero el sistema de Justicia norteamericano mayormente miró hacia el otro lado. Aunque Frómeta fue acusado, juzgado y sentenciado a casi cuatro años en la cárcel, las agencias de seguridad raramente investigaron acusaciones que involucraban a militantes exiliados, y si lo hicieron, los fiscales pocas veces aplicaron sanciones. Muy a menudo, políticos de la Florida sirvieron como defensores a elementos de línea dura del exilio.

Pero los cubanos tenían sus propios agentes en la Florida. Una red de inteligencia conocida como La Red Avispa fue despachada a principios de los ´90 para infiltrarse en los grupos del exilio. Tuvieron algunos éxitos. Los agentes frustraron en 1994  un plan para poner bombas en el icónico club nocturno Tropicana, un conocido sitio turístico en La Habana. También interrumpieron un plan para enviar una lancha con explosivos desde Miami River a la República Dominicana para iban a emplearse en un intento de asesinato contra Castro.

En la primavera de 1998, agentes cubanos develaron un complot para explotar un avión con turistas de Europa o América Latina (el complot tuvo resonancia: antes de 2001, el acto de terrorismo aéreo más letal en Latinoamérica había sido la explosión en pleno vuelo del vuelo 455 de Cubana de Aviación en 1976, que ocasionó la muerte de los 73 pasajeros a bordo y los miembros de la tripulación).

Castro envió a su amigo, el ganador del Premio Nobel y novelista Gabriel García Márquez, con un mensaje secreto sobre un complot contra el presidente Bill Clinton. La Casa Blanca tomó la amenaza lo suficientemente en serio como para que la Administración de la Aviación Federal advirtiera a las aerolíneas.

En junio de ese año, agentes del FBI volaron a La Habana para reunirse con sus contrapartes cubanas. Durante tres días en un lugar seguro, los cubanos proveyeron al FBI de evidencia que sus agentes habían reunido de varios complots, incluyendo el ataque planeado al avión y una campaña para poner bombas en hoteles de La Habana que tenía lugar en ese momento y que había causado la muerte de un empresario ítalo-canadiense.

Pero el FBI nunca arrestó a nadie en conexión con el complot del avión o los ataques a hoteles –incluso luego de que el militante exiliado Luis Posada Carriles se jactara al diario The New York Times, en julio de 1998, del papel que jugó en relación con las bombas puestas en La Habana. Al contrario, el 12 de septiembre de 1998, un equipo SWAT del FBI fuertemente armado arrestó a los miembros de la red de inteligencia cubana en Miami.

Los cinco agentes fueron juzgados en aquella ciudad hostil a todo lo cubano, condenados con cargos de “conspiración para cometer” todo desde espionaje hasta asesinato y sentenciados a condenas imposiblemente largas, incluyendo dos cadenas perpetuas más quince años.

Quince años más tarde, cuatro cubanos todavía languidecen en prisiones norteamericanas.

Ahora ustedes comienzan a entender por qué los Cinco Cubanos – como son conocidos- son héroes nacionales en su país, por qué retratos de ellos más jóvenes permanecen en carteles a lo largo del país, por qué cada estudiante cubano los conoce por sus nombres: Gerardo, René, Ramón, Fernando y Antonio.

La vocera del Departamento de Estado, Victoria Nuland, ha declarado que los Cinco Cubanos “fueron condenados en cortes estadounidenses por cometer crímenes contra los Estados Unidos, incluyendo espionaje y traición”.

Es cierto que tres de los cinco hombres – Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Fernando González- sí tuvieron, en parte, misiones militares que iban más allá de la simple infiltración y el reporte de las actividades de los grupos exiliados de Miami. Pero su propósito no era robar los secretos militares de EE.UU o comprometer la seguridad de ese país.

Durante los años ´90, las autoridades cubanas creyeron que su país podría ser el próximo del Caribe en sufrir una invasión militar norteamericana. No era una exageración cuando se considera a Granada (1983), Panamá (1989) y Haití (1994). Luego, también estaba la creciente influencia de activos grupos de presión anti-Castro como la Fundación Nacional Cubano Americana, que estaba presionando a Washington para derribar a Castro y a su hermano.

Basados en sus evaluaciones de esas invasiones previas, la inteligencia cubana había desarrollado una lista de comprobación de señales de que una invasión podría ser inminente: una afluencia repentina de aviación de combate y reconocimiento a una base militar en el sur, por ejemplo, o visitas inesperadas o sin explicación de altos mandos militares a las instalaciones de la sede del Comando Meridional de EE.UU en Miami.

Agentes como Antonio Guerrero –quien trabajó como conserje en la Estación Aeronaval de Boca Chica en Cayo Hueso desde 1993 hasta su arresto en 1998 y está cumpliendo 22 años en prisión- fueron los equivalentes de los satélites espía estadounidenses, contando los aviones en las pistas y reportando a La Habana.

Por supuesto, las autoridades cubanas estaban ansiosas por conocer todo lo que sus agentes pudieran averiguar y La Habana ocasionalmente presionó a Guerrero al máximo; él respondió enviando recortes de periódicos de la base. No es de extrañar. Guerrero hablaba poco inglés y  no tenía acceso de seguridad; los secretos militares estaban bien por encima de su nivel. Y los secretos militares de EE.UU nunca fueron prioridad real de Cuba –solo quería saber si los yanquis iban a invadirla.

Siete meses después de que el FBI acusara a los Cinco con cargos relativamente insignificantes –no declararse agentes extranjeros, uso de identidades falsas y más seriamente pero menos específico, conspiración para cometer espionaje- los fiscales impusieron un cargo que movilizaría a la comunidad cubana en el exilio.

Acusaron a Gerardo Hernández, el líder de la red, de conspiración para cometer asesinato en conexión con el derribo tres años antes de dos avionetas de Hermanos al Rescate.

Hermanos al Rescate, un grupo anticastrista que había rescatado balseros en el Estrecho de la Florida pero que había perdido su razón de ser tras un acuerdo migratorio de 1994 entre Washington y La Habana, había estado violando el espacio aéreo cubano durante más de un año, arrojando ocasionalmente panfletos contra el gobierno en La Habana. El gobierno estadounidense hizo lo que pudo para prevenir posteriores incursiones, pero las ruedas de la burocracia en la Administración de la Aviación Federal se movieron lentamente.

En los primeros meses de 1996, los cubanos enviaron mensajes a Washington a través de varios intermediarios, advirtiendo que si EE.UU no detenía otros vuelos de los Hermanos, ellos lo harían.

Washington no lo hizo.

Pero los cubanos sí. En la tarde del 24 de febrero de 1996, aviones caza cubanos derribaron dos avionetas pequeñas no armadas de Hermanos al Rescate, ocasionando la muerte de los cuatro hombres que iban a bordo.

Cuba reclama que las avionetas estaban dentro de su territorio. El gobierno estadounidense reclama – y la Organización de la Aviación Civil Internacional coincidió- que estaban en espacio aéreo internacional cuando fueron atacadas.

¿Pero sabía Hernández realmente con anterioridad que el gobierno de Cuba planeaba derribar las avionetas? ¿Estaba él implicado en la planificación?

Mi respuesta es que no. Durante mi investigación para el libro sobre los Cinco Cubanos, revisé las más de 20 000 páginas de la transcripción del juicio y revisé miles de comunicaciones decodificadas entre La Habana y sus agentes. No encontré evidencia de que Hernández tuviera conocimiento o influencia en los eventos de ese día.

Por el contrario, la evidencia ofrece la imagen de una burocracia de la inteligencia cubana obsesionada con la compartimentación y control de la información. Hernández, un oficial de inteligencia ilegal de nivel de campo, no tenía necesidad de conocer lo que planeaban las fuerzas cubanas. Los mensajes e instrucciones desde La Habana eran ambiguos, la evidencia no era contundente, particularmente para un cargo de conspiración para cometer asesinato.

En un mensaje, por ejemplo, los jefes de Hernández se refieren a un plan para “perfeccionar la confrontación” con Hermanos al Rescate, lo cual los fiscales insistieron que significaba derribar las avionetas.

Pero como la jueza Phyllis A. Kravitch señaló – en  su desacuerdo con una decisión de la Corte de Apelaciones de EE.UU por 11no Circuito sobre el cargo de asesinato contra Hernández- “Existen muchas vías en las que un país podría confrontar aviación extranjera. Aterrizajes forzados, disparos de advertencia y viajes con escolta fuera del espacio aéreo territorial de un país están entre ellos – como también están los derribos”. La jueza dijo que los fiscales “no presentaron evidencia” que vinculara a Hernández con el derribo. “No puedo decir que un jurado razonable – dada toda la evidencia- podría concluir más allá de la duda razonable, de que Hernández accediera a un derribo,” escribió Kravitch.

Un “jurado razonable.” Ahí está el problema.

A fines de los `90, los jurados de Miami se habían vuelto tan notorios en casos que involucraban a exiliados cubanos que los fiscales federales en un caso diferente se opusieron a una moción de la defensa para un cambio de sede de Puerto Rico a Miami para algunos exiliados cubanos acusados participar en un complot para asesinar a Castro.

Miami “es una sede muy difícil para asegurar una condena para los llamados luchadores por la libertad”, explicó el abogado Kendall Coffey al diario The Miami Herald en ese momento. “Tuve algunas condenas, pero algunas absoluciones que desafiaban toda lógica”.

Los militantes anticubanos, de hecho, eran considerados héroes. En 2008, más de 500 agitadores del exilio en Miami se reunieron en honor a la contribución de Posada a la causa – como se conoce en la comunidad el esfuerzo por sacar a Castro del gobierno – en la cena de gala.

¿Sus contribuciones? Además de los ataques a hoteles de La Habana (“Duermo como un bebé”, dijo al diario The New York Times, comentando sobre el turista que murió), Posada es el presunto autor intelectual del bombardeo del vuelo 455 de Cubana. Cuba y Venezuela han pedido su extradición. Estados Unidos se ha negado a la misma.

En el 2000, Posada fue arrestado en Panamá en conexión con un complot para asesinar a Castro; fue condenado y estuvo cuatro años en la cárcel antes de recibir un perdón aún controversial. Ese perdón fue revocado en 2008.

Lo más cerca que el gobierno de EE.UU ha estado de procesar a Posada fue en 2009, cuando la administración de Obama lo acusó – no por su papel en las bombas puestas en La Habana sino por mentir en un formulario de inmigración. Fue absuelto.

Hoy, Posada, de 85 años, camina por las calles de Miami, una contradicción viviente de la guerra norteamericana contra el terrorismo. ¿Cómo ajustar su libertad con la declaración del presidente George W. Bush tras el 11 de Septiembre de que “cualquier nación que continúe albergando o apoyando el terrorismo será considerada como un gobierno hostil por los EE.UU?” ¿Cómo ajustar la libertad de Posada con el sostenido encarcelamiento de los Cinco Cubanos, cuyo principal objetivo era prevenir ataques terroristas?

Es una contradicción que los norteamericanos deberían considerar.

* Stephen Kimber imparte clases de Periodismo en la Universidad de King’s College en Halifax, Canadá, y es el autor del libro Lo que hay del otro lado del Mar- La Verdadera Historia de los Cinco Cubanos.

Traducción: Danay Portal Vigoa/ Cubadebate

(VIDEO) Cuba es el cuarto país en el espionaje de EEUU

objetivofalsimedia268

6 de septiembre de 2013.- El ex-analista de inteligencia de EEUU Edward Snowden ha filtrado documentos que prueban que el presupuesto de las 16 agencias de inteligencia y espionaje de EEUU, con 107.000 personas empleadas, es de 52.600 millones de dólares al año.

La Agencia Central de Inteligencia (la CIA) es la principal beneficiaria de fondos, con 14.700 millones, seguida de la Agencia de Seguridad Nacional, con 10.500.

Los documentos demuestran también que Washington lanzó 231 ciberataques en un solo año, 2011, principalmente contra intereses de Irán, Rusia, China y Corea del Norte. Recordemos que el virus informático Stuxnet llegó a afectar gravemente el programa nuclear iraní.

Además, el proyecto denominado GENIE, con un presupuesto de 652 millones de dólares, ha conseguido la implantación de programas espía en decenas de miles de ordenadores de todo el mundo.

Y un detalle curioso. Los documentos prueban que Cuba es el cuarto país en importancia en el mapa del espionaje de EEUU, tras China, Rusia e Irán. Cuba, una pequeña isla del Caribe, sin recursos naturales valiosos… Y es que, como dice Noam Chomsky, el ejemplo de Cuba y su capacidad de contagio son un peligro para los intereses del Gobierno de EEUU –y para los grandes medios de comunicación a su servicio- mucho mayor que todos los programas nucleares del mundo.

Texto original

Mantener la vigilancia sobre Cuba entre los fines del “presupuesto negro” de EE.UU. según Snowden

Blog “Isla mía” (Cuba).- Edward Snowden ha filtrado nuevos documentos, y esta vez ha sido el The Washington Post el encargado de liberar dicha información confidencial. El ex-analista de la NSA detalla todo el llamado “presupuesto negro” que manejan las agencias de inteligencia y espionaje de los Estados Unidos, tales como la CIA y, por supuesto, la NSA.

El presupuesto es de nada menos que 52.6 mil millones de dólares, y en esta filtración a través de un documento de 178 páginas menciona todos los objetivos de estas agencias de inteligencia, los cuales incluyen tareas como investigación de tecnología especializada, reclutamiento de agentes y más.

Entre los fines de estos más de 50 mil millones de dólares se encuentra el financiar toda la investigación relacionada a los aviones de combate de China y el programa nuclear de Pakistán, además de siempre mantener vigilancia sobre Cuba, Irán, Israel e incluso Rusia.

Pero los detalles más alarmantes de estos documentos son aquellos relacionados a la tecnología de espionaje que utiliza la NSA para vigilar territorios “sensibles”. Por ejemplo, hablan de misiones para interceptar ondas de radio en territorios “hostiles” en Siria, fotos aéreas en Corea del Norte, y lo más curioso e interesante es cuando se mencionan drones con sensores biométricos.

 

http://www.aporrea.org/

Hacker descubre correos que responsabilizan a EEUU del ataque químico en Siria

8WdemGa

Tomado de SIBCI Sistema Bolivariano de Comunicación e Información.

En momentos que Estados Unidos y sus aliados responsabilizan al Gobierno sirio de un ataque químico contra su propio pueblo, nuevas informaciones filtradas por un hacker revelan que Washington está detrás de esa agresión letal acaecida el pasado 21 de agosto.
Las nuevas informaciones sobre la implicación de EE.UU. en el ataque con armas químicas contra la nación siria fueron dadas a conocer después de que un hacker norteamericano tuviera acceso al correo electrónico del coronel Anthony J.MacDonald, director de Personal, Operaciones y Planes de la Oficina del Jefe Adjunto del Estado Mayor de Inteligencia del Estado Mayor del Ejército estadounidense.
En un mensaje, enviado el 22 de agosto de 2013, Eugene Furst, uno de los colegas de J.MacDonald, le felicita por haber llevado a cabo la operación con éxito y hace referencia a una publicación del Washington Post sobre el ataque químico en Siria.
Asimismo, otra conversación entre la esposa de J.MacDonald y su amiga revela claramente la implicación de la Inteligencia estadounidense en el ataque químico acaecido cerca de la ciudad capitalina de Damasco; lo que pone en duda la versión de la Casa Blanca que acusa al Gobierno sirio de ser autor de tal agresión.
“Lo vi y también me causó mucho miedo. Pero Tony [Anthony J.MacDonald] me consoló. Dijo que los niños no estaban heridos, que se ha realizado para las cámaras. Así que no te preocupes, querida mía”, afirmó la esposa del militar estadounidense a su amiga.
Mientras tanto, Estados Unidos indiferente a varias evidencias que descartan el uso de armas químicas por Gobierno sirio, insiste en llevar a cabo una acción militar contra la nación siria.
Durante los últimos días, varios Gobiernos, activistas y organizaciones en todo el mundo han condenado cualquier injerencia militar en Siria y afirman que una medida de esa índole agravará la crisis que atraviesa el país árabe desde marzo de 2011.

SiBCI/Hispatv

pMTd3SA-1024x533

 

rTIrPSn-1024x530

 

tCpnsOa-1024x489

Revelan detalles sobre fuerza de seguridad secreta de la CIA

atentado-stevensWashington, 27 dic (PL) Las investigaciones en torno al ataque contra el consulado estadounidense en Bengasi, Libia, que ocasionó la muerte al embajador en Trípoli y otros tres funcionarios, sacó a la luz un brazo secreto armado de la CIA.
La fuerza de seguridad de la agencia de espionaje había sido creada tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington y constituían hasta ahora un arsenal defensivo casi desconocido.

Dos de los estadounidenses que murieron en Bengasi eran miembros de este Grupo de Respuesta Global (GRS, por sus siglas en inglés), organización para la cual han sido reclutados centenares de exmiembros de las Fuerzas Especiales o Boinas Verdes como guardaespaldas armados de los espías.

El GRS está diseñado para actuar de forma clandestina, entrenar grupos encubiertos y brindar seguridad a los oficiales de la CIA que cumplen misiones en lugares de alto riesgo en ultramar, informó hoy el diario The Washington Post.

Este papel creciente del GRS es parte de una expansión más amplia de las capacidades paramilitares de la agencia de espionaje en los últimos 10 años, que incluye atentados mortales contra miles de supuestos militantes islámicos y civiles inocentes con el uso de su flota de drones armados.

Los integrantes de este aparato paralelo de seguridad reciben salarios superiores a 140 mil dólares al año, tienen horarios de trabajo flexibles y otros beneficios, pero enfrentan serias amenazas en el desempeño de sus funciones, concluye el rotativo capitalino.

A mediados del presente mes el Comité de Inteligencia del Senado aprobó un informe que detalla las técnicas de torturas físicas y psicológicas empleadas por la CIA en la llamada guerra contra el terrorismo, en las que también participaron algunos contratistas civiles.

El documento de seis mil páginas constituye el examen independiente más detallado hasta la fecha sobre los esfuerzos de la agencia de espionaje por obtener información de los detenidos a través de esos tormentos, acciones que provocaron fuertes críticas en Estados Unidos y otros países.

Periódicos de los EEUU critican posición del gobierno sobre Cuba en Cartagena

Tras no lograrse ningún acuerdo sobre la inclusión de Cuba en la Cumbre de las Américas que se realizó la semana pasada en Cartagena, Colombia, la prensa estadounidense arremetió con duras críticas contra el gobierno de Barack Obama, informa PL.

El tema de la inclusión de la Isla caribeña en estos foros, a la cual se oponen Washington y Ottawa, determinó que la cita concluyera sin una declaración final y dejó abierta la interrogante sobre si habrá una séptima reunión, indicó el diario The Washington Post.

Por su parte, el rotativo The New York Times observó la contradicción en la postura de la actual administración demócrata, y advirtió que mientras Obama prometió una nueva relación con sus vecinos del sur, hoy exhibe pocos éxitos en la reducción de diferencias significativas en las políticas que han dividido a la región durante décadas.

La crítica abierta hacia el enfoque de la Casa Blanca sobre disímiles cuestiones también demostró la confianza y emergencia de nuevos líderes regionales en América Latina.

Refiere el Times que pese a haberlo negado, al mantener su postura sobre la Isla, Obama evitó antagonizar con los votantes del sector anticubano en Florida, un estado crucial en las elecciones presidenciales de este año.

Por su parte, Los Ángeles Times afirmó que la política de prohibir la asistencia de Cuba a la reunión diplomática resultó contraproducente y sugirió que esta debe terminar, cita Notimex.

Con el título de “Es tiempo de incluir a Cuba” en uno de sus editoriales del día, el más importante diario en el oeste de Estados Unidos abordó la polémica que causó el tema de Cuba en la recientemente concluida cumbre.

“La prohibición que por cerca de 18 años se ha mantenido en contra de la participación de la Isla debe terminar y es hora de incluirla”, recomendó.

Cualquiera que sea la razón, esa posición no está jugando bien en el entorno con los líderes de la región, que ven en los embargos (bloqueo) y el aislamiento políticas anacrónicas de la época de la Guerra fría, concluyó.

Washington Post advierte que la USAID pierde credibilidad por actuar como la CIA

En los casos de Cuba, Venezuela y otros muchos países, la USAID acumula un largo historial de financiamiento a grupos subversivos y actividades abiertamente conspirativas. Hace pocos meses la célebre agencia cumplió 50 años, pero tal vez es demasiado tiempo como para seguir escondiendo sus verdaderos propósitos tras un velo de “cooperación internacional”.

Según AP, otros críticos de la agencia han cuestionado por lo claro su credibilidad, por “ir más allá de hacer las cosas de manera transparente”.

“Puedo ser un tradicionalista -añadió Fisher, pero creo que no debe haber lugar para este trabajo secreto en la USAID”.

Según William Fisher, quien ha trabajado para el Departamento de Estado y la propia USAID por más de 30 años, los métodos de esa organización “ponen en riesgo a los trabajadores, consultores y equipo de la USAID. Si ellos actúan como la CIA en lugar de ser una agencia de ayuda al desarrollo, esto amenazará la función básica de la agencia”.

Los críticos de la USAID no han perdido tiempo para dejar entrever sus posiciones: “se han inmiscuido demasiado en operaciones clandestinas de todo el mundo”.

La propia agencia AP, en una investigación publicada en las últimas horas, reconoce que Gross pretendía introducir un “chip” informático para teléfonos móviles, utilizado por la CIA y el Pentágono en acciones subversivas.

El tema se ha puesto nuevamente sobre el tapete a partir de la detención en Cuba del subcontratista Alan Gross, acusado de espionaje y de introducir clandestinamente en la Isla equipamiento de telecomunicaciones, destinado a conspirar contra el gobierno cubano.

Un cable de la agencia Associated Press, reproducido por el Washington Post, reconoce lo que para todo el mundo es una suerte de secreto a voces: la llamada Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID) va mucho más allá de sus funciones públicas y se compromete, en realidad, en acciones de desestabilización contra países considerados por la Casa Blanca como sus enemigos.

http://www.cmkc.cu/

Carta no publicada de la Sección de Intereses de Cuba al Washington Post

CUBA, 16  de enero de 2012. Se anexa carta (versión íntegra) enviada al Washington Post en respuesta al editorial del 31 de diciembre. La carta, firmada por nuestro Segundo Jefe de Misión y enviada en versión sumarizada, nunca fue publicada por este diario.

Versión íntegra de la Carta no publicada de la Sección de Intereses de Cuba en Washington

En conexión con el editorial del Washington Post publicado este sábado, 31 de diciembre, a  la Sección de Intereses de Cuba le gustaría aclarar que Alan Gross no fue juzgado y sentenciado en Cuba por  realizar “trabajo humanitario”associado a la ayuda a la comunidad judía  para conectarse a Internet. Las sinagogas cubanas tenían acceso a Internet desde mucho antes de la llegada de Gross a Cuba.

El señor Gross violó las leyes cubanas y se involucró en actividades encubiertas para desestabilizar a Cuba. El gobierno de los Estados Unidos había contratado al señor Gross para implementar programas federales que atentaban contra el orden constitucional de Cuba. Esto es considerado illegal tanto en Cuba como en muchos otros países, incluidos los Estados Unidos.

Durante sus múltiples visitas a Cuba, el señor Gross nunca le comunicó a las personas que contactó que estaba trabajando bajo un contrato del gobierno estadounidense.

Es justo aclarar que el gobierno cubano le ha participado al gobierno estadounidemnse su volunta de encontrar una solución humanitaria al caso del señor Ala Gross bajo una base humanitaria recíproca.

La Sección de Intereses de Cuba nota que a los lectores se les desinforma cuando a los Cinco cubanos encarcelados en los Estados Unidos  por tratar de evitar ataques terroristas contra Cuba se les describen como “espías (…) que infiltraban instalaciones militares en el sur de la Florida”.

Los Cinco cubanos ya han soportado 13 dolorosos años en la cárcel, alejados de sus esposas, hijos y familiars. Ellos no infiltraron instalaciones militares estadounidenses. Ellos monitoreaban la actividad terrorista de los grupos extremistas radicados en Nueva Jersey y Florida, tratando anticipar sus futuras acciones terroristas y reunir evidencia sobre estos que pudieran ser utilizados para arrestar a aquellos terroristas que operaban desde territorio estadounidense.

Gracias al trabajo de los Cinco, Cuba fue capaz de compartir con el FBI, con el debido conocimiento y aprobación del entonces Presidente Bill Clinton, decenas de grabaciones, videos y detalles sobre la campaña de terror que estos individuos  planeaban y ejectuban. Esa evidencia aunque no fue utilizada para arrestar a los terroristas, fue empleada contra los Cinco, en un proceso legal corrompido por motivos políticos.

Entre otras violaciones, el Gobierno de los Estados Unidos pagó de forma secreta a periodistas para que escribieran artículos acusadores durante el period en que transcurrió el juicio, afectando de esta manera el derecho de los acusados a un juicio justo.

Su liberación ha sido demandada por, entre otros, once Premios Nobel. En su reporte  del 2011, Amnistía Internacional incluyó el caso de los Cinco en un segment de Juicios Injustos  en los Estados Unidos. La misma decisión fue adoptada por el Grupo de Trabajo de Detenciones Arbitrarias de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en el 2005 y por el 11no Circuito de la Corte de Apelaciones de Atlanta.

Insto al Washington Post a tener en consideración los argumentos aquí planteados cada vez que se pronuncie sobre estos temas

 

Juan Lamigueiro León
Segundo Jefe de Misión
Sección de Intereses de Cuba
2630 16TH Street NW
Washington DC 20009
(Cubaminrex)

 

EEUU: El 84% de los ciudadanos rechaza la gestión del Congreso

El 84 por ciento de los estadounidenses desaprueba la gestión del Congreso, lo que representa un alto nivel de descontento popular con los legisladores, un año después de que fueran elegidos para el cargo, según la encuesta de opinión publicada este lunes por el diario ‘Washington Post’ y la cadena ABC News.

Del total de personas que rechaza la gestión de los legisladores estadounidenses, casi el 66 por ciento la desaprueba “fuertemente“, frente al 13 por ciento que considera que el Congreso está haciendo bien su trabajo.

A %d blogueros les gusta esto: