Cuba: Carta abierta a Fernando Ravsberg

Ser o no ser, esa es la cuestión

Por: Justo Cruz

Vamos a ver cómo te lo explico, Fernando Ravsberg.

Quién aquí te escribe es ese cubano residente en Alemania al que tú acusas de haber acusado a  jóvenes periodistas cubanos de haber sido financiados por el “enemigo”.

Según tu opinión, yo soy un cubano “aparentemente revolucionario” que vive hace más de 20 años en Alemania, que “abandonó Cuba en medio de la peor crisis económica que vivió la revolución cubana, cuando muchos creían que naufragaría”.

Tú, Fernando, al parecer eres un uruguayo que en el momento más difícil de la revolución cubana decidió vivir en Cuba para documentar el “naufragio”. Por eso llevas tanto tiempo mandándonos “Carticas desde Cuba”

Como te gusta tanto mi país, decidiste utilizar tus “ahorros” para seguir “des-informándonos”, después que la BBC se dio cuenta de que ya no le servías.

¡Cómo has cambiado Fernando!

Ya se te olvidó el tiempo en el que estabas al servicio de la BBC cuando tenías la tarea de dar cobertura a los “disidentes” cubanos escribiendo notas de prensa y artículos rimbombantes que solo tenían como objetivo darle publicidad a una turba de vividores en las que ni tú, ni tus jefes creían.

Pero esa era la orden. Así funcionan y eso tú también lo sabes. Tú sabes bien cómo funciona, tú fuiste (o eres, ¿quién sabe?) parte del sistema.

Me ofende que un periodista como tú, que en su carrera profesional ha cambiado tantas veces de color, se otorgue el derecho, no solo de acusarme de haber acusado a los míos, sino también de haberlos abandonado cuando el barco parecía naufragar.

Me ofendes, Fernando, y es en este punto donde está el problema. Si tú y tus pagadores de Londres alguna vez creyeron que el barco iba a naufragar, yo no, yo nunca creí en naufragios.

Tú al parecer sí, decidiste vivir en Cuba, en la “primera línea del combate” como corresponsal, al servicio de los mismos medios leguleyos de siempre, para hacer lo que hacen la mayoría de los periodistas acreditados en La Habana, tergiversar la realidad cubana dándole cobertura a huelgas de hambre y disidentes inventados, aún a sabiendas de que todo es un montaje propagandístico para desacreditar a mi país.

En el caso tuyo hay que reconocer que lo hacías con un poco más de inteligencia que los otros, des-informándonos a tu forma. Tu mezcla fue siempre “una de cal y cuatro de arena”, una mezcla disonante que algunas veces confunde, pero no engaña.

A diferencia de los otros, eras un poco más cuidadoso, por eso desayunabas con Dios y comías con el diablo.

A decir de Enrique Ubieta, tú juegas a “estar y a no estar”. Pero la cuestión Fernando “es ser o no ser”.

Fernando, yo no abandoné a los míos, yo salí de Cuba porque decidí vivir con mi esposa alemana a la que había conocido tres años antes durante mis estudios en la universidad. La misma esposa con la que hoy tengo dos hijos maravillosos. Una familia cubana-alemana de la que me siento orgulloso en extremo.

Esto demuestra que la decisión que tomamos hace más de 20 años fue bien tomada. Así que nada de barco, ni de naufragio y mucho menos de abandono de los míos.

Yo no sé cuánto tiempo tú llevas de casado pero yo ya llevo 26 años, así que lo mío no fue solo amor verdadero, sino también amor del bueno.

Mientras te escribo estas líneas, mi esposa y nuestra hija se encuentran en Cuba trabajando en los campos cubanos, formando parte de una brigada de trabajo solidario en los proyectos de la organización de solidaridad con Cuba “Cuba Sí”, de la cual soy coordinador en Alemania.

Aunque tú no lo creas hay alemanes que sacrifican sus vacaciones y se compran un pasaje de avión para ir a Cuba a guataquear con los cubanos en sus campos, entre ellos mi familia.

De eso también me siento orgulloso.

Me siento también orgulloso de formar parte de una organización que el próximo año tendrá el gusto de celebrar sus 25 años de fundada.

Una organización compuesta por compañeros que han hecho de la solidaridad con Cuba el sentido de sus vidas. Más de cuarenta grupos regionales diseminados por toda Alemania, compuestos por personas que no reciben un centavo por lo que hacen, todo lo contrario, dedican su tiempo libre a ser de sueños realidades.

No tienes ni una la más remota idea de las cosas que “Cuba Sí” ha logrado en Cuba, Fernando.

Si no me crees date una vuelta por Yateras en Guantánamo, Managuaco en Sancti Spiritus, Baró en Pinar del Rio o en San José de las Lajas en Mayabeque. Anda, date una vuelta por allá, pregunta por los proyectos de “Cuba Sí”.

Como ves, como cubano residente en el exterior tengo muchísimas razones para sentirme orgulloso de ayudar a mi país desde el primer día que puse un pie fuera de él.

Yo no estoy en la bobería, ni perdiendo mi tiempo disfrutando las “virtudes” del capitalismo alemán, yo estoy trabajando para que las cosas en mi país mejoren porque creo que un mundo mejor es posible.

Si me conocieras no estuvieras hablando las sandeces que has hablado.

Así fui, así soy y así seré y no le permito a nadie que me diga lo que puedo o no decir cuando se trata de mi país, mucho menos a quien como tú cambias de color según la mano de la que comes.

Yo jamás he acusado a nadie de ser financiado por el “enemigo”, eso es una calumnia, tampoco fue mi intención poner en entredicho las cualidades de revolucionarios de esos jóvenes cubanos que estuvieron en Berlín.

Solo quise llamar la atención de algo que nos toca como cubanos, porque tú y yo sabemos Fernando, que los mismos de siempre no han desistido de la idea de convertir a Cuba en su traspatio.

Te hablo de aquellos, a los que durante mucho tiempo, desde tu escritorio, serviste como un siervo.

Yo estuve en la actividad pública donde esos jóvenes participaron y como soy un hombre libre, que puede estar o no de acuerdo con una situación determinada, decidí dar mi opinión al respecto. Es mi derecho y personalmente lo consideré una obligación.

Si esa noche no hubiera dado mi opinión me hubiera reventado de pena.

La forma en la que en esa actividad se enfocó la realidad en Cuba la consideré contraproducente porque pienso que no se puede hablar en un escenario hostil sobre la situación del periodismo en Cuba, hablar sobre falta de libertad de expresión y de prensa, de sequías, de huracanes, de desahucios, y no mencionar ni tan siquiera una vez el injusto e inhumano Bloqueo, la Posición Común de la Unión Europea y las campañas mediáticas que tanto daño le hacen a nuestro pueblo.

Por eso pedí la palabra y di mi opinión al respecto y tú no tienes por ello derecho a ofenderme, ni mucho menos acusarme de inquisidor.

Lo dije allí mismo y nadie se paró a refutarme.

Pero hay una razón mucho más grande por la que decidí dar mi punto de vista al respecto.

Ahora te vas a enterar quién soy y quién me paga Fernando, te lo voy a contar:

Te voy a decir por qué no me canso de hablar de Bloqueos y de Posiciones Comunes.

Soy coordinador de “Cuba Sí”, una organización que desde hace más de 20 años financia proyectos de ayuda al desarrollo para contribuir a que la producción de leche en Cuba aumente, a que se proteja el medio ambiente y a que mejoren las condiciones de vida y de trabajo en los campos cubanos, entre otras cosas.

Somos una organización que desde hace décadas invierte grandes sumas de dinero en proyectos culturales y sociales.

Nos financiamos en un 100 % de donaciones de los contribuyentes alemanes. Yo soy uno de sus coordinadores y además de ser mi trabajo profesional, soy empleado del departamento de relaciones internacionales del Partido La Izquierda (Die Linke), al que “Cuba Sí” pertenece como Grupo de Trabajo. El Partido es el que me paga, no en Cuba, sino en Alemania.

Son incontables las veces que las administraciones estadounidenses nos han confiscado (robado) el dinero que hemos enviado a nuestras contrapartes a través de transacciones bancarias. Hace algunos años nos robaron una parte del dinero destinado a la compra de un bulldócer cuyo destino sería combatir el Marabú en los campos de Mayabeque. A la empresa que nos vendió el equipo le hicieron la vida tan imposible que tuvieron que cambiarle hasta el nombre.

Y ahora, casi al mismo tiempo en el que transcurría el Kuba Workshop en Berlín, la administración de Obama volvió a robarnos una parte del dinero que estaba destinado para la compra de alambre de púas y otros aditamentos que debían ser destinado al acuartonamiento de las áreas que habían sido limpiadas de Marabú por el buldócer que enviamos a Cuba.

Son estas las razones por la cuales se me ponen los pelos de punta cuando veo a un cubano paseándose por La Habana con la bandera de Estados Unidos de América en el pecho, o alabando las aparentes buenas intenciones de un gobierno que no persigue otro objetivo que destruir lo que le pueblo cubano con tanto sacrificio ha construido.

Se me ponen los pelos de punta también cuando veo a un quinta columnista como tú encendiendo hogueras y alimentando la discordia entre los cubanos y dando lecciones de moral y altruismo.

Así que no me hables de sacrificio, pudor o moral que ese discurso a ti no te pega.

Tú no me conoces Fernando, así que déjame tranquilo, a otra parte con tus lecciones.

Ya casi nadie cree en ti, ni aquellos a lo que una vez serviste, ni mucho menos esos a los que hoy pretendes azuzar contra mí.

No sé si me entendiste. Si te place puedo profundizar un poco más para que me entiendas mejor, la Internet está llena de tus artículos.

Coincido con los jóvenes que han manifestado en este debate “Replegarse, esconderse, atrincherarse no puede ser la solución”.

Pero no me pongo ese camisón porque a mí, ni me pega, ni me sirve. Yo fui a ese espacio a debatir y continuaré yendo a cuantos pueda.

No concuerdo con la idea de que “Si mañana la CIA, la NSA o la mismísima FNCA nos invitara a un evento donde pudiéramos hablarle a un grupo de personas sobre la realidad cubana, no dudaríamos un momento en asistir” que tú, Fernando, intentaste utilizar para dividirnos y sus propios autores se han encargado de esclarecer, dejándote colgado de la brocha.

Para nuestros jóvenes revolucionarios que se han expresado con honestidad, mi respeto.

Para ti y tus malas intenciones, Fernando Ravsberg, calabazas.

Justo Cruz.

Un cubano orgulloso de serlo y que aunque reside en Alemania, sigue estando ahí, entre los suyos.

(Tomado del blog L Pupula Insomne)

John Kerry prepara su histórica visita a Cuba

Encuentro entre el canciller cubano Bruno Rodríguez y John Kerry en Panamá

Encuentro entre el canciller cubano Bruno Rodríguez y John Kerry en Panamá

Washington. El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, se prepara para emprender el próximo viernes una histórica visita a Cuba en la que deberá afinar para mantener el buen tono diplomático.

Cuando llegue a La Habana, el próximo 14 de agosto, Kerry se convertirá en el primer jefe de la diplomacia estadounidense en viajar a Cuba en 70 años, desde 1945.

Su breve visita, de ida y vuelta en el mismo día, marcará un paso importante en las relaciones diplomáticas, retomadas el pasado 20 de julio después de 54 años rotas y que deben avanzar ahora hacia la normalización completa, con muchos asuntos pendientes.

La embajada estadounidense en La Habana comenzó a funcionar como tal el 20 de julio, pero ha aplazado cualquier celebración hasta la llegada de Kerry, que encabezará una ceremonia donde se izará la bandera de EEUU ante la misión por primera vez en 56 años.   “El acto del 14 de agosto no significa el fin de las diferencias que separan a los dos gobiernos, pero sí refleja la realidad de que la Guerra Fría acabó hace mucho y de que el diálogo es mejor que el distanciamiento”, dijo a Efe el portavoz adjunto del Departamento de Estado, Mark Toner.   Por ahora, el Departamento de Estado no ha proporcionado la agenda de Kerry en Cuba, pero los expertos consultados por Efe dan por hecho que se reunirá con el ministro cubano de Exteriores, Bruno Rodríguez.

Cuando Rodríguez visitó Washington para abrir la embajada de Cuba, el pasado 20 de julio, Kerry mantuvo una larga reunión con él en el Departamento de Estado, y el ministro cubano le aseguró entonces que le “esperaría” en La Habana el 14 de agosto.

 ( Con información de EFE )

DECLARACIÓN DE LOS REPRESENTANTES DE CUBA EN LOS FOROS PARALELOS DE LA CUMBRE DE LAS AMÉRICAS

Martinez_Island70

Los representantes de Cuba asistentes a los Foros Paralelos de la Cumbrede las Américas denunciamos la presencia en este espacio de mercenarios pagados por los enemigos históricos de nuestra nación.

Integran una exigua “oposición” fabricada desde el extranjero, carente de toda legitimidad y decoro. Varios de sus miembros, incluso, se vinculan públicamente a reconocidos terroristas que han ocasionado dolor infinito al pueblo cubano.

Resulta ofensivo que  participen en estos Foros aquellos que han hecho de la traición a la Patria un oficio bien retribuido y usurpan de manera vergonzosa el nombre del país que calumnian y ofenden cada día.

Para la Cuba digna y soberana que ha resistido más de cinco décadas de bloqueo y hostigamiento, para la abrumadora mayoría de los cubanos, para nosotros, que hemos venido a traer a Panamá con modestia y espíritu de cooperación las experiencias de nuestro desarrollo social, es inadmisible que estén aquí personajes de tan baja calaña moral.

Representantes de Cuba en los Foros Paralelos de la Cumbre de las Américas

La sociedad civil en Cuba somos tú, él, ella, aquel y yo

La sociedad civil en Cuba somos tú, él, ella, aquel y yo, somos todos

La sociedad civil en Cuba somos tú, él, ella, aquel y yo, somos todos

Ahora resulta que el tema –y concepto- de sociedad civil en Cuba, se está convirtiendo en la nueva caja de Pandora que pretenden abrir los que desde Estados Unidos, se oponen furiosamente a un eventual restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos.

Después de más de 53 años de imponer un brutal bloqueo económico, comercial y financiero contra la isla caribeña, Washington cambia de ropajes y pretende, como nueva estrategia, “acercarse” en gesto “amigable”, con la intención –nada sorprendente-, de “empoderar” a una supuesta sociedad civil cubana, rediseñada por ellos, y que no incluye a la mayoría de los cubanos.

Según las reglas de juego que trata de imponer el gobierno de Estados Unidos como preámbulo a una futura normalización de vínculos diplomáticos con Cuba, está el manido tema de los derechos humanos, la democratización –a imagen y semejanza de sus dictámenes- y el “empoderamiento del pueblo”, que sin mucho esfuerzo, significa para los estrategas del Norte, tomar distancia de la Revolución cubana y seguir las nuevas pautas redefinidas por los negociadores del Departamento de Estado.

Roberta Jacobson, la subsecretaria de Estado para Asuntos Hemisféricos de Estados Unidos, designada por la Casa Blanca al frente del equipo negociador estadounidense que visitó recientemente La Habana, dejó claro, con hechos y palabras, quiénes son para Washington, los que supuestamente representan la sociedad civil cubana, que para nada es el pueblo que habita y construye en la isla.

Aun sin enfriarse las conversaciones entre ambas delegaciones, las que transcurrieron en un ambiente respetuoso, la Jacobson corrió a reunirse con un grupo de personajillos, sedientos de publicidad y protagonismo, y que apenas son conocidos por sus magros seguidores, pero se toman el derecho de autodefinirse como representantes del pueblo cubano.

Ahora resulta que la sociedad civil cubana no la integran nuestros profesionales, agrupados en Colegios Médicos, de Ingenieros, Arquitectos o intelectuales; ni siquiera nuestros campesinos y cooperativistas que por años mantienen unidad entre sí; ni las mujeres,  ni los jubilados.

Tampoco, según criterio de Estados Unidos, nuestros estudiantes –en todos los niveles-, forman parte de la sociedad civil, como tampoco la forman los artistas, los artesanos o los educadores.

No son parte de la sociedad civil cubana nuestros veteranos, nuestros sindicatos, nuestras organizaciones de masas –integradas por vecinos en cada barrio-, ni siquiera nuestros niños.

Para el gobierno de Estados Unidos, los únicos que merecen ser calificados como sociedad civil son los que por años han hecho el juego sucio a la subversión y la Guerra Fría, los que se visten de “opositores y disidentes”, y se convierten en marionetas de los grupos anticubanos asentados en Miami, los asalariados del Imperio que por medio siglo han vivido como parásitos de los contribuyentes norteamericanos.

Solo quien siente poco respeto por un pueblo, puede sugerir tamaña locura. Solo quien no mira de frente la dignidad de un pueblo que ha resistido estoico los intentos de estrangulamiento de una potencia extranjera, puede pensar que estos personajes de opereta, muchos de ellos manchados por el estigma del mercenarismo más asqueroso, puedan representar a nadie en Cuba.

La sociedad civil en Cuba somos tú, él, ella, aquel y yo, somos todos los que estemos dispuestos a buscar un mejor futuro para el país, vivamos o no en Cuba, pero que tengamos deseos de construir y edificar una sociedad más justa.

Lo demás, lo barrerá, como siempre, la historia.

(Tomado de CubaSi)

Los mafiosos que atacan a Obama

El gobierno estadounidense ya puede apreciar con claridad, cómo fue manipulado durante años por una pequeña parte de la emigración cubana, bajo la etiqueta del “exilio”.

El gobierno estadounidense ya puede apreciar con claridad, cómo fue manipulado durante años por una pequeña parte de la emigración cubana, bajo la etiqueta del “exilio”.

Por: Arthur González

Desde el que presidente Barack Obama sorprendiera al mundo el 17.12.2014, con su anunció del restablecimiento de relaciones con Cuba, debido a que la política mantenida por más de medio siglo no había dado los resultados esperados, los integrantes de la mafia anticubana radicada en Miami iniciaron sus ataques contra la posición adoptada por el Presidente.Encabeza la lista la congresista Ileana Ros-Lehtinen, hija de uno de los testaferros del dictador Fulgencio Batista, asesino de no menos de 20 mil cubanos durante su mandato presidencial de 1952-58, como resultado de un golpe de estado.

Otro fue el representante Mario Díaz-Balart, hijo del ex Ministro del Interior del tirano Batista, a los que se sumaron los senadores Marco Rubio y Bob Menéndez, ambos hijos de cubanos pero que salieron del país antes de 1958 huyéndole a los crímenes que cometía el tirano contra el pueblo.

Al parecer estos han presionado a la prensa de Miami para amplificar su rechazo, cuando realmente la mayoría de los cubanos emigrados y los norteamericanos apoyan la nueva política hacia Cuba.

Empleando la misma retórica arcaica y cavernícola, Ros-Lehtinen repite las mismas mentiras que no le dieron resultado en más de medio siglo de tensiones entre los dos países, y que ahora la Casa Blanca deja a un lado al comprender el costo político que pagó, por dejarse llevar por las pasiones de los hijos de esos esbirros, que hicieron de su odio personal una proyección gubernamental nefasta para las relaciones internaciones de Estados Unidos.

Con su habitual lenguaje agresivo Ileana Ros, presidenta de la subcomisión del Medio Oriente y África del Norte en el Congreso, emitió un comunicado donde refleja su enajenación, al afirmar: “Levantar el embargo traicionaría a más de 11 millones de cubanos que viven bajo la tiranía de un régimen comunista”,calificando como “irresponsable” a la política exterior del Presidente.

Obama, tomando en cuenta las posiciones irracionales de la mafia anticubana, trabajó con Cuba secretamente, seguramente bajo las recomendaciones del Consejo de Seguridad y del Directorado de Inteligencia.

Actitudes opuestas asumen los que razonan con mente fresca sin odio enfermizo, como el representante Bobby Rush, responsable de introducir la semana pasada un proyecto de Ley para levantar el Bloqueo económico, comercial y financiero, acogiendo positivamente el paso dado por su Presidente.

Algunos miembros de la mafia terrorista anticubana radicada en Miami, se sumaron a los aullidos de Ros, Rubio y Menéndez, pues todos viven del dinero que por medio siglo les entregó la Casa Blanca, en su errática política anticubana y que ahora ven en peligro.

El gobierno estadounidense ya puede apreciar con claridad, cómo fue manipulado durante años por una pequeña parte de la emigración cubana, bajo la etiqueta del “exilio”.

Durante el reciente discurso del Presidente ante el Congreso sobre el estado de la Unión, se evidenciaron las posiciones de quienes lo apoyan en su nueva estrategia hacia Cuba y quienes lo atacan.

En este sentido, la primera dama Michelle Obama, invitó a Alan Gross, liberado por Cuba y quien abogó desde su prisión por un cambio de política hacia la Isla y su esperanza de que los dos países logren superar las políticas beligerantes.

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, llevó como invitado a Jorge Luis García Pérez, Antúnez, y su esposa, Yris Tamara Pérez Aguilera, evidentemente sin conocer los antecedentes penales de ambos, incluso antes de ser convertidos en “disidentes”.

Marco Rubio, invitó a Rosa María Payá, la hija de Oswaldo Payá, la cual negoció su visado como refugiada política en Estados Unidos a cambio de hacer campañas contra Cuba, las cuales no han tenido resultados.

Y Ros-Lehtinen se presentó con la hija de unos de los pilotos que fueron enviados por ella a Cuba para violar el espacio aéreo y provocar incidentes que frenaran las posiciones que estaba asumiendo el presidente Bill Clinton hacia la Isla, lo que consiguió obligándolo a firmar la Ley Helms-Burton, donde entregó al Congreso sus prerrogativas presidenciales para eliminar el Bloqueo.

Pero para que existan dudas del respaldo mayoritario a la decisión presidencial, 78 políticos, ex altos funcionarios de gobierno, demócratas y republicanos, empresarios norteamericanos de origen cubano y expertos en las relaciones bilaterales, publicaron el lunes 19.01.2015 una “carta abierta” a Obama, apoyándolo y felicitándolo por su nueva política hacia Cuba, la cual consideran de audaz.

La suerte está echada y la mafia anticubana tiene los días contados, al menos su influencia política; y como dice el viejo tango:

“Se acabó tu cuarto de hora, adiós y que te vaya bien”.

Roberta Jacobson se reunió con mercenarios en Cuba

Roberta Jacobson, se reunió el viernes en La Habana, durante una hora y cuarenta minutos, con sectores de la llamada “disidencia” interna.

Roberta Jacobson, se reunió el viernes en La Habana, durante una hora y cuarenta minutos, con sectores de la llamada “disidencia” interna.

Por M. H. Lagarde

Sitios contrarrevolucionarios en internet informaron que la subsecretaria de Estado de Estados Unidos para América Latina, Roberta Jacobson, se reunió el viernes en La Habana, durante una hora y cuarenta minutos, con sectores de la llamada “disidencia” interna.

Entre los asistentes a la reunión con Jacobson – quien viajo a La Habana el pasado miércoles para la reanudación de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba-, estuvieron los disidentes José Daniel Ferrer, Elizardo Sánchez, Héctor Maseda, Guillermo Fariñas, Marta Beatriz Roque y Antonio González-Rodiles.

Según las fuentes los participantes en dicho en encuentro al parecer quedaron muy complacidos con el “desayuno” que tuvo lugar en la casa del jefe de la todavía Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana.

De acuerdo con las declaraciones de Antonio Rodiles el encuentro “estuvo muy bien, en general” y según Marta Beatriz Roque la conversación tuvo tiene mucho más valor que la sostenida hace unos días con los senadores, “porque Jacobson tiene un gran conocimiento sobre Cuba”.

Elizardo Sánchez por su parte dijo que “Lo más relevante es que ellos quieren dejar claro un mensaje de apoyo a la sociedad civil en su conjunto”, aseguró el presidente de la llamada Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional.

“Tienen plena conciencia de que queda un largo camino para la mejoría de la situación de los derechos humanos en Cuba”, señaló Sánchez, conocido también como El Camaján.

Y para la propia Jacobson: “Fue muy importante para mí escuchar sus perspectivas y cómo podemos apoyar a la sociedad civil en el futuro”.

Llama la atención la limitada visión que mantiene el gobierno de Estados Unidos sobre lo que es la sociedad civil cubana. Cabría preguntarse si en algún momento  de su estancia en La Habana la subsecretaria de Estado de Estados Unidos para América Latina detuvo el van de la SINA en que viaja para preguntarle a cualquier cubano en la calle si pertenece a las Fuerzas Armadas Revolucionarias o al Ministerio del Interior.

La sociedad civil cubana, como bien dijo hoy en el canal estadounidense de noticias MSNBC,  la directora de Estados Unidos de la Cancillería cubana y contraparte de Jacobson en las conversaciones, Josefina Vidal: “son más de 5.000 organizaciones, asociaciones de mujeres, de jóvenes, estudiantes, campesinos, profesionales”
Si embargo Washington se empeña en reducirla a los grupúsculos amamantados de su mano durante décadas con el dinero salido del bolsillo de los contribuyentes norteamericanos. Como bien expresó hoy en un despacho sobre el desayuno ofrecido por Jacobson la agencia AFP: “los disidentes cubanos no han ocultado su desazón por el cambio de política de Estados Unidos, que había sido su principal aliado y fuente de financiamiento durante medio siglo”.

Igualmente sorprendente resulta que el medidor de EEUU sobre el respeto a los derechos humanos en la Isla se limite a que el gobierno cubano permanezca impasible ante el accionar subversivo de mercenarios camuflados de “sociedad civil” que Washington paga para defender sus intereses en Cuba.

Como para que a nadie le quede dudas, unas horas después del desayuno con los llamados disidentes, y en la propia casa del Jefe de la SINA durante una conferencia de prensa, la señora Jacobson reconoció que el objetivo del gobierno norteamericano hacia Cuba sigue siendo el mismo: transformar la nación caribeña, empoderar la sociedad civil y lograr que el gobierno cubano tome medidas más acordes con los intereses de Washington en el tema de los derechos humanos.

Tomado de Cambios en Cuba

Cuba: Error de la “disidencia” cubana desmantela su show por el Día de los Reyes Magos

8E5D4919-159Volker Hermsdorf – Cubainformación.- La llamada “disidencia“ cubana había proyectado una nueva campaña de desprestigio contra el gobierno de la Isla para este lunes 6 de enero, Día de los Reyes Magos. Pero un error periodístico de sus medios afines ha desmantelado la campaña.

Martí Noticias, portal de Internet financiado por el Gobierno de EEUU,  publicaba este fin de semana, por equivocación, un trabajo, fechado el día 6 de enero, en el que relataba los sucesos que iban a ocurrir ese lunes próximo, entre ellos varios arrestos de “disidentes” que trataban de repartir juguetes a niños y niñas de la Isla.

¿Cómo se produjo el error? Repasemos los hechos. Todo parece indicar que dicho portal  tenía en sus manos un texto, enviado desde los grupos de la “disidencia”, con el relato de lo que iba a ocurrir el próximo lunes. Recordemos que las Damas de Blanco y otros grupos “disidentes” sostenidos por Washington, iban a distribuir, ante las cámaras de la prensa internacional, 700 juguetes a menores de familias previamente seleccionadas, comprados con dinero –según reconoció el “disidente” Guillermo Fariñas- procedente de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), organización terrorista de Miami que financió durante los años 90 varios atentados contra hoteles de la Isla perpetrados por el criminal Luis Posada Carriles (1). La policía cubana se adelantó y el jueves 2 confiscó el material de procedencia ilegal, entre ordenadores, teléfonos móviles y una suma de dinero en efectivo. Igualmente, detuvo a José Daniel Ferrer, líder de la llamada Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), grupo “disidente” financiado por el Gobierno de EEUU y con vínculos directos con la FNCA, quien fue puesto en libertad posteriormente (2).

Al informar de este operativo, Martí Noticias, el viernes 3 de enero, publicaba, sin cambiar la fecha prevista del lunes 6 de enero, la noticia que ya tenía redactada previamente, con un titular elocuente: “Cuba: Operación militar contra la inocencia infantil” (3). Posteriormente la web rectificó la fecha, tratando de ocultar su error (4).

Este es una muestra más del modus operandi de la “disidencia” cubana que apadrina Washington y los medios y organizaciones que le sirven de pantalla de propaganda en todo el mundo.

Por cierto, en Cuba se celebran con total normalidad actos y fiestas infantiles relacionados con la festividad de los Reyes Magos, como se puede comprobar en blogs como El Heraldo Cubano (5).

(1) http://islamiacu.blogspot.com.es/2014/01/confirma-farinas-operacion-de-la.html#more

(2) http://www.infobae.com/2014/01/04/1534974-fue-liberado-jose-daniel-ferrer-lider-disidente-cuba

(3) http://www.cubainformacion.tv/images/revistas/Operacionmilitar-infantil.pdf

(4) http://www.martinoticias.com/content/cuba-dia-reyes-magos-juguetes-decomisados-pnr-opositores-/30720.html

(5) http://heraldocubano.wordpress.com/2014/01/03/cuba-fiesta-infantil-en-el-parque-trillo-por-el-dia-de-los-reyesmagos/

  • Periodista de Junge Welt (Alemania)

http://www.cubainformacion.tv/

Cuba: Los viajes de los “disidentes” tienen fines politiqueros ¿Quién los costea?

Reynaldo Escobar y Yoani Sánchez paseando por el aereopuerto cubano

Reynaldo Escobar y Yoani Sánchez paseando por el aereopuerto cubano

Los difamadores y enemigos de Cuba están metidos en un mal “báun” (bound) con la reforma migratoria cubana. No saben qué hacer y les siguen anotando carreras.

Los difamadores y enemigos de Cuba están metidos en un mal “báun” (bound) con la reforma migratoria cubana. No saben qué hacer y les siguen anotando carreras. Primero dijeron que la reforma migratoria iba a ser selectiva políticamente y no ha sido así: todos los llamados opositores y disidentes que cumplen los requisitos generales establecidos en la ley, que es sumamente amplia, pueden viajar. Después pretextaron que aunque les dejaran salir los iban a presionar para que no hicieran críticas a la revolución y no ha sucedido nada de eso. Eliecer Ávila se ha despachado a su gusto contra su país y desde Suecia ha posado como especialista en internet cubana para Radio Martí, una emisora del gobierno norteamericano en Miami, haciendo supuestas “revelaciones” y descaracterizando blogs como los de Manuel Lagarde, Yohandry Fontana y Percy Alvarado. Anoche salió con una gran sonrisa por el aeropuerto de La Habana Rosa María Payá, hija del fallecido Oswaldo Payá, hacia Suiza y España donde ha anunciado que hablará sobre los “derechos humanos” en Cuba. Ya podemos imaginar lo que va a decir, ya se ven venir sus calumnias y sin embargo nadie le impidió que viajara. Bertha Soler, coronela jefa de las Damas de Blanco encargada de reportarle a la SINA quienes van o no van a sus marchas para recibir lo que todos saben, también viajará a Panamá a hablar de “derechos humanos” y recoger premios, que no son motivos personales sino claramente políticos, y tampoco nadie le ha puesto trabas en su tramitación. Casualmente andan circulando en la red unas declaraciones de Bertha Soler donde dice que si su sangre tiene que correr pues sin dudas correrá; en verdad, lo único que se ha visto correr por su lado son rollos de dólares norteamericanos que ella misma reparte. Y ni hablemos del caso de Yoani Sánchez, a quien le han preparado un tour propio de un canciller o un jefe de estado que incluye más de una decena de países; sin que se aclare quién paga todo esto, aunque cualquiera lo imagina. Tampoco se le han puesto trabas a Yoani, así que nadie puede hablar de discriminación política en la aplicación de la reforma migratoria. En el caso de Yoani, ella que habla tanto de “deberes y derechos ciudadanos”, cabe esperar que a su regreso pague voluntariamente los impuestos que debe sobre el medio millón de euros recibidos por premios y otras actividades, como se haría en cualquier país del mundo.

Luego aseguraron que no les iban a dejar regresar y la verdad que ninguno de los potenciales viajeros se ha quejado al respecto. La mayoría de ellos regresará sin dudas porque saben que fuera de Cuba serían desechados en el primer mes como les sucedió a la madre y familiares de Orlando Zapata Tamayo. Fuera de Cuba el dinero está muy bien repartido, así que tienen que regresar para luchar lo que llega. También auguraron que una vez puesta en vigor la reforma se iba a producir una avalancha de cubanos en las embajadas, oficinas migratorias y agencias de viaje para escaparse de Cuba. También les salió el tiro por la culata. Ha sido un proceso normal que depende ahora de los recursos del viajero, de la carta de invitación cuando sea necesaria y de la visa del país receptor. Como dice un colega de Cuba Información, ya en Cuba es más fácil sacar un pasaporte para montarse a un avión que una licencia para manejar un carro.

La reforma migratoria cubana ha producido un reajuste del comportamiento de estos llamados disidentes ante las sedes diplomáticas que les patrocinan y del que no se ha hablado mucho. Ya no se trata solamente de jabas de fin de año, elecciones imaginarias o el logro de una visa de refugiado político para salir y radicarse en el extranjero. Con las nuevas disposiciones migratorias cubanas y la crisis que existe en los países receptores como Estados Unidos, España y el resto de la Comunidad Europea ya no se busca tanto la salida definitiva como el ofrecimiento de la participación en congresos, conferencias en universidades, asignación de premios, etc., como parte de una programación de salidas temporales que les permita la doble ganancia de la seguridad que ofrece una sociedad como Cuba y el acceso al consumo de las sociedades capitalistas. Para eso hay que seguir permaneciendo en el país y hacer huelgas de aguacate, inventar falsas noticias, fingir enfrentamientos con la policía y hacer declaraciones para Radio Martí desde un sillón. En ese dame para darte sí no ha habido un cambio y estos llamados opositores siguen comportándose como siempre; como les manda su amo. Si obedecen, tienen garantizada una visa expedita, sin chequeos ni molestias burocráticas; los demás tendrán que seguir haciendo sus colas y afrontando las negativas.

Tan desprevenidos les ha tomado la reforma migratoria que algunos “cubanólogos” han empezado a decir que tanto el gobierno cubano como los legisladores cubanoamericanos coinciden en que hay que eliminar la Ley de Ajuste Cubano. Pero aquí hay que llamar la atención y los convoco a que sean honestos. Primeramente, las motivaciones no son las mismas y están muy pero muy distantes unas de otras. Y segundo, porque históricamente esta aparente coincidencia es una falsedad. Desde su firma el 2 de noviembre de 1966 la llamada Ley de Ajuste Cubano ha sido un instrumento de agresión contra la revolución, denunciada como “Ley Asesina” por el Comandante en Jefe Fidel Castro, el Presidente Raúl Castro y el resto de las autoridades cubanas. La parte cubana siempre ha sido crítica de esa legislación; quienes vienen a coincidir ahora con Cuba son los mismos que la instrumentaron para su beneficio político y quieren eliminarla una vez que se les ha revertido en su contra. Quién lo iba a decir: personajes como Ileana Ros-Lehtinen, Mario Díaz-Balart y Marco Rubio consideran hoy la eliminación o adaptación de la Ley de Ajuste Cubano como una necesidad. ¿Lo hacen para que no mueran más cubanos en el mar como ha dicho Cuba? ¿Lo hacen para que otros cubanos no se enrolen en viajes furtivos y tratos con delincuentes que les quitan sus vidas, los torturan, los prostituyen y chantajean a sus familiares por dinero? No, lo hacen por cobardes y oportunistas, porque se han dado cuenta que la llamada Ley de Ajuste Cubano está dando al traste con sus intereses y consolidando un cambio demográfico en la comunidad cubana residente en los Estados Unidos. Cambio en el sentido de más juventud y cambio en el sentido de más cubanos formados por la revolución y sus valores; cubanos con un patrón cultural diferente, que conservan el amor por la música, los equipos deportivos, el cine y la literatura que conocieron en todos estos años.

Cubanos que respetan, aunque no lo digan públicamente en Miami, el legado de Fidel. Cubanos que cuando tengan derecho a votar no lo harán por políticos empeñados en impedir una libre relación con sus familiares y con sus antiguos vecinos de barrio. Porque como decía el amigo Eddy Levy, colaborador regular de La Tarde se Mueve (Miami 14.50 AM), no se trata de suplicar a esos legisladores cubanoamericanos que mantengan el permiso de viajar tantos días al año o en varios años para ir a Cuba cuando un familiar se enferma. No, de lo que se trata es de defender el derecho de los cubanos a viajar a su país cuando lo deseen en ejercicio pleno de su libertad; no por misericordia, cuando enfermen, sino estando sanos ellos y sus familiares para que se encuentren juntos en la casa de familia o si les da la gana en un restaurante, un hotel o una playa. En resumen, estos legisladores quieren seguir buscando pretextos para obstruir los intercambios y viajes a Cuba para mantener el discurso demagógico de sus campañas electorales domésticas.

Ahora le llaman comunista al pelotero José Ariel Contreras y lo condenan por haber ido a Pinar del Río a reencontrarse con sus raíces familiares, vecinos y compañeros de equipo. Algunos perdonavidas lo justifican diciendo que fue solo a ver a su madre que estaba enferma. Nadie tiene que justificar a José Ariel Contreras, nadie tiene que esperar a que su madre u otro familiar enfermen para justificar ante una horda de fiscales insaciables un viaje a Cuba. Contreras y cualquier cubano residente en los Estados Unidos viajan a Cuba porque pueden y porque quieren; no cuando lo consideren esos candidatos a guardias fronterizos que aparecen por las cafeterías y los canales de televisión de Miami.

Ahora les molesta la ley de ajuste cubano. Ahora les preocupa su maléfico engendro y dicen que hay que ser más selectivos para recibir cubanos; que ese cubano que ha crecido en la revolución no vale tanto como el cubano que vino al principio con sueños de rescatar la “república”. Ya no pueden esconder el racismo y el clasismo; ya no tienen ni siquiera el pudor de guardar las normas mínimas de cualquier sociedad civilizada.

http://www.cubasi.cu/

Cuba: Mercenarios cubanos sin salario en España

El diario español Público destaca hoy un amplio reportaje del periodista Eduardo Muriel, titulado “Pongamos que sobrevivo en Madrid”. El texto está dedicado a la pobreza y los recortes en la capital española, gobernada por el derechista Partido Popular. Les ponemos acá el fragmento dedicado a los “disidentes” cubanos que permanecen allí luego de haber llegado a esa ciudad hace más de un año.

El reportaje reúne mucha información interesante y a comentarla dedicaremos un próximo post.

Los cubanos acampados frente al Ministerio de Exteriores, que llevan casi tres meses instalados con sus pertenencias en la plaza para reclamar al Gobierno español que cumpla con sus compromisos, también están indignados con la manera de proceder de la policía. Carlos Rodríguez, que se presenta como ex teniente del ejército, explica que llegaron hace algo más de un año a raíz de un acuerdo adoptado por el gobierno del PSOE, en calidad de refugiados políticos, en el que se les aseguraba una ayuda de 2.000 euros por persona al mes durante dos años. Al poco tiempo, denuncia, el ejecutivo cortó esa asistencia. “Nunca vimos más de 1.500 euros por familia, y ahora estamos en la calle”, asegura. Estos cubanos también culpan al PP por mantenerlos desamparados. “El señor Margallo ha declarado que no tendría relaciones con Cuba hasta que no pudiera hablar con la disidencia de la Isla. Pues bien, aquí tiene a la flor y nata de esa disidencia y no se ha dignado a salir por la puerta si quiera para saludarnos”, ironiza.

Rodríguez cuenta que los primeros días de acampada fueron los peores. “Llegó mucha policía y nos bloquearon, no dejaban ni si quiera que se acercara la prensa”, explica. “De vez en cuando vuelven para decirnos que no podemos estar aquí y, en una ocasión en la que algunos compañeros se ataron para que no nos pudieran desalojar, la Policía los maltrató y les llegó a causar heridas”, denuncia. Sin embargo, estos cubanos pronto sacan su lado optimista y aseguran que, aunque el Gobierno no esté haciendo nada bueno por ellos, la gente sí se acerca para ofrecerles ayuda. Ahora, dos del grupo se encuentran en huelga de hambre para intentar llamar la atención sobre la situación que atraviesan, y, aunque creen que será difícil, no abandonan la esperanza.

En el centro de la plaza se amontonan los sacos con ropa y, entre ellos, más de una decena de cubanos de todas las edades se encuentran sentados en grupos y charlando, resignados. Aunque Rodríguez y su compañero Javier Fernández se encuentran en huelga de hambre, ellos no son los únicos del grupo que están atravesando dificultades. “Dormimos todos en los soportales que hay aquí al lado, en los que ponemos colchones. Es una situación dura, sobre todo para algunos de nosotros. Hay una señora con 70 años que sufre además de reuma y tiene problemas de hipertensión”, comenta Rodríguez.

Leer el reportaje completo en Público

Tomado del blog http://lapupilainsomne.wordpress.com/

Disidentes cubanos presos tras chocar con la policía… española

Protesta de “disidente” cubana frente al Ministerio de Asuntos Exteriores de España

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) –   El secretario del Movimiento Popular Cubano, Francisco Bacallao, ha denunciado la detención este miércoles de cuatro opositores cubanos que desde el pasado 10 de abril acampan frente al Ministerio de Asuntos Exteriores, en Madrid, para exigir “una solución” al fin de las ayudas económicas que reciben del Gobierno español.

Bacallao ha informado a Europa Press de que alrededor de las 7:00 de la mañana de este miércoles, unos 18 efectivos de la Policía Municipal, incluyendo cinco vestidos de paisano, han golpeado y detenido a cuatro de los manifestantes, aunque no han logrado levantar el campamento, conformado por al menos 20 personas.

Ha afirmado que los afectados presentan lesiones en el cuello, muñeca y frente, y que han sido trasladados a la comisaría de la calle Leganitos, donde les han indicado que les imputarán cargos judiciales y les han impedido comunicarse con sus familiares, según Bacallao.

Uno de los manifestantes, Dawuimis Santana, ha señalado que los detenidos forman parte de los seis que iniciaron una huelga de hambre hace 41 días como parte de la protesta. “Los arrastraron en el suelo, les golpearon la cara, el brazo, uno tiene la nariz partida y un pie”, ha asegurado en declaraciones telefónicas y ha añadido que la acción policial fue “premeditada” pues se ha producido a una hora en la que no suelen circular muchas personas.

A los manifestantes les han retirado los colchones, ha indicado Bacallao, quien ha afirmado también que uno de los presuntos policías vestidos de civil ha roto con un cuchillo la soga que tenían los manifestantes atada al cuello como medida de protesta. “Estoy preocupado por esta situación; yo nunca había visto esto en España”, ha sostenido.

Asimismo, Santana ha comentado que desde el inicio de la manifestación han sido “hostigados” por la Policía y ha resaltado que sólo levantarán la protesta cuando obtengan respuesta a sus demandas. “Queremos que el Gobierno español cumpla con el tratado o que medie con otros países de la Unión Europea o con Estados Unidos para que nos acojan”, ha indicado.

Un total de 606 cubanos, incluyendo ex presos políticos y sus familiares, están en España desde el verano de 2010 en virtud de un acuerdo suscrito entre ambos gobiernos, que contemplaba un programa de ayudas por un año y medio. Como regla general, la asistencia mínima que percibía cada una de estas familias gira en torno a los 1.390 euros mesuales.

El mes pasado, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, recalcó que las ayudas que venían recibiendo los disidentes cubanos caducaron pero que les ayudarían a encontrar trabajo en España.

A %d blogueros les gusta esto: