Cuba: Ministerio de Salud Pública informa sobre lamentable suceso asociado a vacunación

A continuación transmitimos una información del Ministerio de Salud Pública

Información del Ministerio de Salud Pública

Entre el 7 y el 8 de octubre del presente año, se diagnosticaron tres niños de un año de edad, con un evento adverso asociado a la vacunación con PRS, la que protege contra la Parotiditis, Rubéola y Sarampión, ésta se aplica según esquema oficial a los niños de uno y seis años de edad.

Todos habían sido vacunados el 7 de octubre en el Policlínico “Betancourt Neninger” del municipio Habana del Este, provincia La Habana, e inmediatamente después de aparecer los síntomas, fueron ingresados y recibieron atención médica por profesionales de alto nivel científico en los Hospitales Pediátricos “Borrás Marfán” y Centro Habana.

Mediante la pesquisa activa realizada a todos los niños vacunados en esa Área de Salud, se detectaron dos niños más con sintomatología, lo que motivó su ingreso.

Dolorosamente el 9 de octubre en horas de la noche, fallece la niña Paloma Domínguez Caballero, de un año de edad, ingresada en el Hospital “Borrás Marfán” como consecuencia de las complicaciones. Los restantes cuatro niños se mantienen ingresados: una con atención intensiva, la cual se encuentra estable y los otros evolucionan favorablemente.

El sistema de vigilancia activa de los eventos asociados a la vacunación que se realiza en el país, no ha identificado ningún otro niño con síntomas.

La vacuna PRS se ha usado durante años en Cuba, se importa desde la India, está avalada por la Organización Mundial de la Salud y certificada por el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (CECMED).

Una Comisión del Ministerio de Salud Pública investiga las causas que ocasionaron este lamentable suceso.
Ministerio de Salud Pública

Nuevos detalles de la investigación que se realiza tras el accidente aéreo del pasado 18 de mayo en la La Habana

investigacion-avion-boeing-Cuba-La-Habana

Especialistas cubanos recolectan evidencias en el lugar donde ocurriera el accidente aéreo del vuelo de Cubana de Aviación. Foto: ACN.

Autoridades del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba (IACC), dieron a conocer nuevos detalles del proceso investigativo que se realiza tras el accidente aéreo del pasado 18 de mayo en las cercanías del Aeropuerto Internacional de La Habana.

Adys Sánchez Agüero, jefa del Departamento de Asesoría Legal del IACC reiteró que se trata de un proceso complejo en el que se evalúan todos los registros técnicos, incluyendo las cajas negras.

“El descifraje de estos dispositivos se realiza de común acuerdo entre todas las partes que participan en la investigación de accidentes. Esta comisión está compuesta por el estado donde ocurre el siniestro (Cuba), el estado de matrícula y explotador (México) y el estado de fabricación y diseño del aeronave que es Estados Unidos”.

Explicó además que por consenso la investigación de las cajas negras se realizará en los EEUU ya que en Cuba no existe el equipamiento técnico acorde con el modelo de esta aeronave.

“Tenemos que tener en cuenta que Estados Unidos es el país de construcción y diseño del avión, por lo tanto, cuenta con los laboratorios, la técnica y el equipamiento para llevar a cabo estos estudios”, agregó.

iacc-investigacion-580x456

Mercedes Vázquez (I), directora de Transporte Aéreo y Relaciones Internacionales del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba (IACC), y Adis Sánchez (D), jefa del departamento de Asesoría Legal del IACC, durante su intervención en la conferencia de prensa . Foto: Abel Padrón/ ACN.

La jefa del Departamento de Asesoría Legal del IACC manifestó que ya fueron identificados los parámetros en el tiempo de las cajas negras y que ahora se procede a modelar los mismos.

“Se construye sobre la base de estos registros y a partir del empleo de modelos matemáticos las acciones realizadas en el vuelo. Luego se comparan con los resultados obtenidos del resto de las investigaciones ejecutadas sobre el las partes del aeronave recuperadas”.

Por su parte, Mercedes Vázquez González, Directora de Transporte Aéreo y Relaciones Internacionales del IACC añadió que se recopiló la información proporcionada por la torre de control y el aeropuerto.

“Se analiza también los testimonios de los testigos del accidente y el personal de la aerolínea que se encontraba en Cuba. Las partes de la aeronave que han sido recuperadas fueron trasladadas a un hangar para su protección y examen”.

Vázquez González  advirtió que hasta que no se culminen todas las investigaciones no se podrá conocer las causas del accidente, “pues no solo con la información preliminar de las cajas negras se puede dar una conclusión”.

Excepto los trabajos de recuperación de los registros de voz y datos del Boeing-737, que como ya se informó se realizan en los Estados Unidos, el resto de los trabajos se están ejecutando en Cuba sin inconvenientes, aseguró Adys Sánchez Agüero, jefa del Departamento de Asesoría Legal del IACC. También aclaró que el lugar del siniestro se preserva.

“La investigación es un proceso complejo que puede durar varios meses, se trabaja de manera ininterrumpida para poder llegar a la conclusión en el menor tiempo posible”.

La comisión encargada de esclarecer el siniestro del pasado 18 de mayo está compuesta por expertos de todas las especialidades aeronáuticas. También son miembros de esta comisión peritos de diferentes campos del Ministerio del Interior.

“Forman parte además dos funcionarios de la Aeronáutica Civil de México y dos investigadores de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte de los Estados Unidos”, dijo Sánchez Agüero.

Por su parte Vázquez González, directora de Transporte Aéreo y Relaciones Internacionales del IACC aclaró que la imputación de responsabilidades en materia laboral, administrativa o penal, se llevará a cabo en correspondencia con lo establecido por las legislaciones vigentes y los resultados de la investigación.

Los directivos de del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba reafirmaron que el avión contratado a la aerolínea Damojh SA contaba con las certificaciones establecidas por la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI), emitidas por la Autoridad Aeronáutica de México, la cual al igual que Cuba es miembro de la OACI.

  • Proceso complejo en el que se evalúan todos los registros técnicos, incluyendo las cajas negras
  • Por consenso la investigación de las cajas negras se realizará en los EEUU ya que en Cuba no existe el equipamiento técnico acorde con el modelo de esta aeronave
  • Ya fueron identificados los parámetros en el tiempo de las cajas negras y ahora se procede a modelar los mismos.
  • Se analiza también los testimonios de los testigos del accidente y el personal de la aerolínea que se encontraba en Cuba
  • Las partes de la aeronave que han sido recuperadas fueron trasladadas a un hangar para su protección y examen
  • Excepto los trabajos de recuperación de los registros de voz y datos del Boeing-737, el resto de los trabajos se están ejecutando en Cuba sin inconvenientes
  • La comisión encargada de esclarecer el siniestro del pasado 18 de mayo está compuesta por expertos de todas las especialidades aeronáuticas
  • El avión contratado a la aerolínea Damojh SA contaba con las certificaciones establecidas por la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI)

En vídeo, fragmento de las declaraciones sobre el proceso de investigación

Tomado de Cubadebate

Cubanos se han visto imposibilitados de asistir a eventos culturales, deportivos, científicos y académicos en EE.UU.

Cuba Estados Unidos

Agradezco otra vez al Centro de Investigaciones de Política Internacional (CIPI), a su Equipo de EE.UU. y a la Dra. Soraya Castro Mariño, por la organización de este magnífico evento anual sobre las relaciones Cuba-EE.UU., el más importante que se realiza en nuestro país acerca de este tema, y por la invitación que me extendieron para clausurarlo, lo cual me honra hacer ante tan selecta audiencia de los más destacados expertos estadounidenses y cubanos en la materia.

Durante las cuatro semanas que siguieron a la realización de este mismo Taller, en diciembre de 2016, nos vimos envueltos en un intenso trabajo con el anterior Gobierno de EE.UU., que nos permitió suscribir, tan solo en ese breve período, 10 nuevos acuerdos en áreas de interés común, algunos de particular relevancia para las relaciones bilaterales, como la Declaración Conjunta sobre temas migratorios y el Memorando de Entendimiento para la cooperación en materia de aplicación y cumplimiento de la ley.

Como cuando nos reunimos aquí el año pasado no había concluido el gobierno del presidente Obama, me permito ahora hacer un resumen sintético de los resultados alcanzados en las relaciones bilaterales en los dos últimos años de su mandato:

•    Se solucionaron importantes asuntos para Cuba: la liberación y el regreso de tres de los Cinco cubanos encarcelados; la exclusión de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo; la eliminación de la política de pies secos-pies mojados y del Programa de Parole para Profesionales Médicos Cubanos, y la renovación del registro de la marca de ron Havana Club en EE.UU., entre otros.

•    Hubo avances importantes en la esfera diplomática: el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y la reapertura de las embajadas; 3 encuentros entre los presidentes de los dos países; 25 visitas de alto nivel en ambas direcciones; y la creación de la Comisión Bilateral Cuba-EE.UU.

•    Se registraron progresos significativos en la esfera de la cooperación: 22 instrumentos bilaterales suscritos, 54 encuentros técnicos y acciones de cooperación en temas de interés mutuo; y 25 reuniones en el marco de diversos diálogos sobre asuntos bilaterales y multilaterales.

•    Crecieron exponencialmente los viajes de los estadounidenses a Cuba (76% en 2015 y 74% en 2016), así como los intercambios entre ambos países (más de 1200 acciones en 2016) y se concretaron los primeros acuerdos económico-comerciales en más de 50 años.

Quedaron cuestiones muy importantes para Cuba pendientes de solución, algunas de las cuales estaban en manos del Ejecutivo, como el desmantelamiento de una buena parte del bloqueo mediante un uso más amplio de las prerrogativas del Presidente y la suspensión de los programas de cambio de régimen; mientras que otras dependen de decisiones del Congreso, como el levantamiento total del bloqueo, la eliminación de las transmisiones radiales y televisivas, el fin del financiamiento a los proyectos subversivos y la devolución del territorio ocupado por la Base Naval de EE.UU. en Guantánamo.

En esos dos años quedó demostrado que Cuba y EE.UU. pueden intentar construir una relación de nuevo tipo, basada en el respeto y la igualdad, que a la vez que reconozca las diferencias existentes, no haga de ellas el centro de nuestros vínculos, sino que estos descansen esencialmente en los beneficios que puedan reportar a los dos países y pueblos.

Durante el presente año, se ha consumado un retroceso significativo en las relaciones entre Cuba y EE.UU., con respecto al nivel en que estas se encontraban en el mes de enero de 2017, y se ha deteriorado el clima bilateral en su conjunto, como resultado de las decisiones adoptadas por el gobierno del presidente Donald Trump.

Los primeros indicios de este retroceso se pusieron de manifiesto en la recta final de la campaña a las elecciones presidenciales de 2016, cuando el entonces candidato republicano, que anteriormente había apoyado el acercamiento a Cuba, amenazó con revertir totalmente la política de Obama.

Este proceso se puso en marcha poco después de asumir la presidencia, cuando el mandatario estadounidense ordenó, el 3 de febrero de 2017, una revisión de la política de EE.UU. hacia Cuba y, entretanto, la paralización de la inmensa mayoría de los intercambios oficiales y de los mecanismos de cooperación bilateral establecidos. Como resultado, varios encuentros técnicos inicialmente previstos en el área de aplicación de la ley (enfrentamiento al narcotráfico y al terrorismo, y asistencia judicial en materia penal) fueron cancelados y solo se mantuvieron los intercambios referidos a la migración, la seguridad de la aviación, y búsqueda y salvamento. Un poco antes, durante el período de transición del gobierno, la parte estadounidense había declinado la propuesta de Cuba de sostener en La Habana las reuniones planificadas de dos de los grupos de trabajo del Diálogo Económico (propiedad intelectual, y comercio, inversiones y cooperación económica).
El retroceso tuvo su primera expresión formal en el “Memorando Presidencial de Seguridad Nacional sobre el Fortalecimiento de la Política de los Estados Unidos hacia Cuba”, firmado y dado a conocer por el presidente Trump el 16 de junio de 2017, en Miami. Mediante este documento, que derogó la directiva de Obama del 14 de octubre de 2016, titulada “Normalización de las Relaciones entre los Estados Unidos y Cuba”, quedó claramente evidenciado que la política del gobierno de EE.UU. en lo adelante no sería normalizar los vínculos bilaterales, sino retornar a la vieja política fracasada de recrudecimiento del bloqueo y la subversión contra Cuba.

El estado de las relaciones bilaterales se agravó sensiblemente, a partir de las decisiones adoptadas en septiembre y octubre por el Gobierno de EE.UU., de reducir de forma sustancial el personal de su Embajada en La Habana y de expulsar, de manera unilateral, infundada y arbitraria, a 17 funcionarios de la Embajada de Cuba en Washington, con el pretexto de los alegados incidentes que habrían afectado la salud de algunos de sus diplomáticos y familiares, y de que el gobierno cubano no había adoptado todas las medidas adecuadas para garantizar su protección y seguridad.

Pero esto no fue suficiente y el Gobierno de EE.UU. escaló en su reacción: emitió una advertencia a los viajeros para disuadirlos de visitar Cuba y publicó un aviso sobre restricción de alojamiento en algunos hoteles de La Habana. Previamente, había suspendido todos los viajes de delegaciones oficiales y de funcionarios gubernamentales a Cuba.

Estas medidas son injustificadas y políticamente motivadas, pues no se basan en evidencias ni en resultados investigativos concluyentes.

Reitero hoy que el gobierno cubano no tiene responsabilidad alguna en los incidentes reportados. Cuba, que ha sido víctima en el pasado de atentados contra miembros de su personal diplomático, que fueron asesinados, desaparecidos, secuestrados o agredidos en el ejercicio de sus funciones, cumple con todo rigor sus obligaciones, muestra un historial impecable en la protección de los agentes diplomáticos y jamás permitiría la realización de acciones contra su integridad física y moral.

La investigación que llevan a cabo las autoridades cubanas, que hasta ahora han recibido una cooperación muy limitada y poco efectiva de EE.UU., ha arrojado que no existe evidencia alguna sobre la ocurrencia de los alegados incidentes, ni de las causas de las afecciones de salud notificadas, ni de que estas hayan sido causadas por un ataque de cualquier naturaleza. Vale señalar que las agencias especializadas estadounidenses tampoco tienen pruebas que permitan confirmar la ocurrencia de “ataques”, ni hipótesis sobre el origen de los problemas de salud de sus diplomáticos.

Las decisiones del Gobierno de EE.UU. han repercutido negativamente en el funcionamiento de la Embajada de Cuba en Washington, en particular del Consulado, y han causado serias afectaciones en nuestros servicios a los cubanos residentes en EE.UU. que desean visitar a sus familiares en Cuba y a los ciudadanos estadounidenses interesados en viajar a nuestro país. También, al desmantelar la Oficina Económico-Comercial, han dejado sin interlocutor al empresariado de EE.UU. que mantiene interés en explorar e identificar oportunidades de negocios.

A su vez, la reducción drástica del personal diplomático estadounidense y la suspensión del otorgamiento de visas en el Consulado, hecho sin precedentes desde la apertura de una oficina en La Habana en 1977, ha paralizado los trámites de los ciudadanos cubanos para emigrar o visitar EE.UU., los cuales han sido transferidos a terceros países, haciéndolos totalmente inviables.

Estas medidas han tenido también un impacto negativo en la cooperación bilateral en temas de interés mutuo, los intercambios y los viajes entre los dos países, los vínculos familiares y las relaciones migratorias.

Los primeros efectos adversos ya se hacen sentir: no se autorizaron por el Departamento de Estado los viajes de funcionarios del Servicio Geológico de EE.UU. y del Centro de Control de las Enfermedades para participar en eventos científicos y de expertos en Cuba; se postergó un encuentro técnico sobre agricultura acordado inicialmente para septiembre; se ha paralizado la cooperación en materia de salud; no se han concretado las acciones de cooperación sobre medioambiente, con excepción de algunas expediciones científicas; y se pospusieron y reprogramaron para Washington las reuniones originalmente previstas en La Habana, de la Comisión Bilateral, la ronda migratoria y varios grupos de trabajo del Diálogo de Aplicación y Cumplimiento de la Ley.

Muchos cubanos se han visto imposibilitados de asistir a eventos culturales, deportivos, científicos y académicos en EE.UU., al no poder recibir sus visas en La Habana, y se han cancelado las visitas de decenas de grupos estadounidenses, incluyendo de estudiantes universitarios.

En cifras globales, por los efectos acumulativos de los primeros meses del año, los viajes de EE.UU. a Cuba aún muestran un incremento significativo entre enero y noviembre de 2017, en comparación con igual período de 2016 (579 288 viajes de estadounidenses para el 248,7% de crecimiento; y 386 388 viajes de cubanos residentes en EE.UU. para el 140% de crecimiento; en total, en los once primeros meses de 2017, hemos recibido a 965 676 visitantes de EE.UU., para un 189,7% de crecimiento). Sin embargo, en las últimas semanas se aprecia una disminución notable del ritmo de crecimiento, por el impacto combinado de la insólita advertencia del Departamento de Estado y las medidas del gobierno contra los viajes.

En este contexto, entraron en vigor el 9 de noviembre, las regulaciones para implementar las medidas anunciadas por el presidente Trump en junio, que endurecen el bloqueo, generan confusión en cuanto a lo que es permitido o no y tienen, por ende, un efecto intimidatorio y disuasivo. Estas no han hecho más que confirmar el serio retroceso que ha tenido lugar en los vínculos entre ambos países.

La emisión de una lista arbitraria de “entidades cubanas restringidas”, supuestamente vinculadas, de manera infundada, al sector de defensa y seguridad nacional, con las que en lo adelante quedan prohibidas las transacciones de EE.UU., y de prohibir los viajes individuales de los estadounidenses en la categoría de intercambios “pueblo a pueblo”, no solo dañan a la economía cubana y a sus sectores estatal y privado, sino también a los ciudadanos estadounidenses, cuyo derecho a viajar a Cuba se restringe aún más, y a sus empresarios, que se ven privados de interesantes oportunidades de negocios frente a su competencia.

Todos estos pasos han sido acompañados de reiterados pronunciamientos irrespetuosos y ofensivos hacia Cuba del presidente Trump y otros altos funcionarios de su gobierno, que retoman la retórica hostil de los períodos de mayor confrontación, añadiendo un componente negativo adicional que enrarece el clima bilateral.

Si el retroceso en las relaciones no ha sido mayor, como se ha dicho era el deseo de elementos de extrema derecha de origen cubano y algunos aliados dentro del gobierno, se ha debido a la fuerte oposición de miembros del Congreso de ambos partidos y de numerosos sectores, incluyendo empresarios, académicos, militares retirados, entidades científicas y educacionales, agencias de viajes, organizaciones diversas, cubanos residentes e, incluso, agencias gubernamentales, que durante dos años constataron y recibieron los beneficios de una relación diferente con Cuba.

Según se ha publicado, esto fue lo que hizo posible que la directiva de política anunciada por el presidente Trump, preservara en su texto la cooperación con Cuba en temas de interés mutuo y mantuviera sin cambios otras de las regulaciones promulgadas en época del presidente Obama para modificar la aplicación de algunos aspectos del bloqueo.

En esta compleja coyuntura, el gobierno cubano ha reiterado varias veces su voluntad de continuar el diálogo respetuoso y la cooperación en temas de interés mutuo, así como la negociación de los asuntos bilaterales pendientes con el Gobierno de EE.UU., sin imposiciones ni condicionamientos.

Pero, ello no ha quedado en el plano declarativo, sino que en correspondencia con esta posición, Cuba ha dado pasos concretos para mantener una relación civilizada y mutuamente beneficiosa con EE.UU.

Entre otras acciones, en los últimos meses, hemos presentado al Departamento de Estado 7 planes para la implementación de los memorandos de entendimiento suscritos sobre cooperación en materia de hidrografía y geodesia, áreas terrestres protegidas, sismología, meteorología, control del cáncer, sanidad animal y vegetal, y hermanamientos de parques nacionales.

Hemos reiterado las propuestas de bases para la cooperación bilateral en el enfrentamiento a la trata de personas, el terrorismo, el tráfico de personas y el fraude migratorio, y el lavado de activos, así como ayudas a la navegación y mapificación topográfica.

Estamos a la espera de las respuestas de las autoridades estadounidenses.

Al mismo tiempo, en medio de los retos que nos impone el marco restrictivo de las regulaciones y las leyes del bloqueo, que es el obstáculo principal para las relaciones económicas, comerciales y financieras entre los dos países, el interés y la persistencia de empresas cubanas y estadounidenses han hecho posible concretar algunos nuevos negocios en sectores de prioridad, como el transporte, equipos para infraestructura y agricultura, y el turismo. A su vez, se avanza en las negociaciones de nuevos acuerdos en otros importantes sectores como la salud, la energía y la biotecnología.
Pero, no basta con la voluntad de una de las partes.

En diciembre del año pasado, al clausurar este mismo Taller, me referí a la entonces posibilidad de que se revirtiera parte o todo el proceso iniciado hacia la mejoría de las relaciones y afirmé: “El futuro Gobierno de EE.UU. tiene la palabra. Veremos si triunfa el sentido común o si prevalecen los viejos hábitos que por tantos años no nos llevaron a ninguna parte”.

En lo que nos compete, seguiremos trabajando con todas las personas de buena voluntad en EE.UU., conscientes de que existe un consenso generalizado en las sociedades cubana y estadounidense a favor de mejores relaciones entre nuestros dos países y pueblos.

Muchas gracias.

(Tomado de http://www.minrex.gob.cu/)

Cuba: Transformers se filmará en La Habana

Este rodaje será realizado en La Habana por un pequeño equipo de filmación y no requerirá cierre de calles, por lo que no debe provocar interrupciones en la vida normal de la ciudad

f0059911

El próximo fin de semana, la productora Audiovisuales ICAIC ofrecerá un nuevo servicio cinematográfico a la producción extranjera, en este caso, para el filme norteamericano Transformers 5, dirigido por Michael Bay para Paramount Pictures.

Este rodaje será realizado en La Habana por un pequeño equipo de filmación y no requerirá cierre de calles, por lo que no debe provocar interrupciones en la vida normal de la ciudad.

Las escenas rodadas en la capital, específicamente en la zona del Malecón y la Habana Vieja, formarán parte de un montaje de tomas en grandes ciudades del mundo, a las que en postproducción se agregarán digitalmente los robots para mostrar cómo se han integrado a la vida en la Tierra.

Como se ha explicado, los servicios a la producción extranjera forman parte del trabajo habitual de la institución y tienen como objetivo ingresar divisas para el cine nacional e incrementar las oportunidades de empleo para los técnicos y artistas cubanos.

(Tomado de Granma)

Zarpó primer crucero de EE.UU con destino a Cuba en cinco décadas (+Infografía)

Cuba-Maps-v04-500x325-2303

El crucero Adonia, primero que en más de medio siglo recorrerá la ruta marítima entre Estados Unidos y Cuba, zarpó con unos 700 pasajeros a bordo poco después de las cuatro de la tarde, desde la sureña ciudad de Miami.

En el crucero viajan varios centenares de norteamericanos que aunque lo hacen en una motonave utilizada usualmente con fines turísticos, en Cuba no podrán realizar actividades de ocio o siquiera bañarse en una playa, por las restricciones que imponen las leyes del bloqueo a la Isla.

Mike Clare, corresponsal del diario norteamericano Sun Sentinel, quien viaja en el crucero, describió lo festivo del ambiente en la terminal de cruceros poco antes de salir.

Clare escribió en su cuenta de la red social  Twitter que los pasajeros realizaron el chequeo para abordar a ritmo de canciones de salsa que interpretó un conjunto musical.

Tras el tradicional bautizo con chorros de agua expelidos por dos remolcadores, el Adonia, un crucero de lujo con capacidad para 704 pasajeros, comenzó su primer viaje a la mayor de las Antillas que se repetirá cada dos semanas, e incluye visitas al puerto de La Habana, Cienfuegos y Santiago de Cuba.

Adonia es uno de las naves de la compañía Fathom, filial de Carnival, la corporación más grande del mundo en su tipo.

Carnival suscribió el pasado 21 de marzo acuerdos con la agencia de viajes de la Isla, Havanatur Celimar, lo que permitió se iniciara una nueva era en las comunicaciones marítimas entre los dos países, separados apenas por 144 kilómetros de mar.

El barco tiene previsto atracar en la Terminal de Cruceros Sierra Maestra de la capital cubana a las 10:00 am de este lunes.

Media docena de cubanoamericanos viajan también en el buque, entre ellos Adonis Orta, de 47 años, quien salió de Cuba con sus padres rumbo a España cuando tenía tres años.
Sin embargo, el primer cubanoamericano que bajará del buque es Arnoldo Pérez, consejero general de Carnival, según anunció esta mañana en una rueda de prensa el presidente de la firma de cruceros, Arnold Donald.

El viaje presenta restricciones para los pasajeros, pues Estados Unidos solo autoriza embarcar a los ciudadanos estadunidenses que se acojan a alguna de las 12 categorías permitidas para viajar a Cuba.

Entre los motivos que permite el gobierno norteamericano están la realización de actividades religiosas, familiares, periodísticas o culturales, pero en ningún caso turístico, pues esta área sigue vetada por la Ley de Reforma de las Sanciones Comerciales y Ampliación de las Exportaciones aprobada por el Congreso estadounidense en el año 2000.

Durante el recorrido del Adonia los viajeros tendrán actividades como visitas guiadas, encuentros con artistas y clases de baile.

“Por ejemplo, el lunes las personas van a estar involucradas en actividades durante cinco horas y después van a estar libres para que puedan hacer lo que quieran y a donde quieran ir”, dijo Tara Russell, presidente de Fathom.

La inauguración de esta ruta tiene lugar en el contexto del proceso hacia la normalización de vínculos que comenzó con el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, la reapertura de las respectivas embajadas en Washington y La Habana en julio y agosto de 2015 y la vista del presidente Barack Obama a la capital cubana en marzo pasado.

(Tomado de la ACN)

El líder cubano Fidel Castro asistió a un acto de homenaje a Vilma Espín

Fidel-Castro

Foto de Archivo (AP Photo/Javier Galeano)

El líder cubano Fidel Castro asistió a un acto de homenaje a Vilma Espín,   heroína de la Revolución, según informó el Noticiero de la Televisión Cubana.

Fidel visitó el complejo educacional Vilma Espín de La Habana donde, junto a alumnos y maestros de círculo infantil y enseñanza primaria, participó en un homenaje a la fundadora de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) en la jornada en que se celebra el 86 aniversario de su nacimiento.

“Yo estoy seguro que un día como hoy Vilma estaría muy contenta”, dijo el líder histórico de la Revolución cubana. “Estaría viendo por qué sacrificó su vida. Todo el que muere luchando por la Revolución va dejando energías en el camino”, añadió.

En la emisión televisiva se pudo ver a Fidel, quien en agosto cumple 90 años, conversando animadamente y saludando a los niños y maestros de la escuela sobre temas relacionados con la educación, la salud y la alimentación.

“Para los que estamos acá consideramos un privilegio estar en esta escuela hoy, porque este tipo de escuela se va acercando a una especie de sueño. Trataba de recordar si conocía algún lugar donde existiera una escuela como esta. No aparece ese lugar”, dijo Fidel.

Boris Fuentes, periodista de la Televisión cubana, que reportó el encuentro, aseguró que Fidel destacó la experiencia de esta escuela y su utilidad para las zonas rurales.

En la Escuela Vilma Espín se cursa el círculo infantil y la enseñanza primaria, y a partir del próximo septiembre se iniciará la enseñanza secundaria.

El Complejo Educacional fue inaugurado el 9 de abril de 2013 y cuenta con bloques docentes, que incluyen biblioteca y laboratorios de computación, y es atendido por 43 trabajadores, entre maestros, auxiliares y personal de servicios.

 

Obama escribe sus impresiones de Cuba

Por Arthur González.

obama-4El 25.03.2016 la Casa Blanca dio a conocer el informe confeccionado por el presidente Barack Obama, de sus impresiones sobre su breve visita a La Habana.

En un sucinto memorando, Obama expresa los resultados en los que destacó el significado histórico del viaje, después de casi 90 años de la efectuada en 1928 por otro presidente de Estados Unidos.

Solo le interesó señalar aquellos aspectos en que se proyectó su viaje, como el contacto con los “disidentes” y trabajadores no estatales.

En ese sentido expuso:

“Me hablaron de sus esperanzas y sus luchas, hablamos sobre lo que podemos hacer juntos para ayudar a los cubanos a mejorar sus vidas”.

“Tuvimos una maravillosa cena en uno de los paladares de La Habana, los restaurantes familiares donde los estadounidenses y los cubanos podrían reunirse y hablar sobre plátanos tostones”.

“Voy a recordar el espíritu innovador de los empresarios de Cuba, especialmente a los cuentapropistas que ejecutan sus propios pequeños negocios, como el alquiler de habitaciones, salones de belleza, peluquerías y servicios de taxi”.
Desde que Obama anunció el 17.12.2014 el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre los dos países, su interés básico ha sido fomentar el trabajo privado como ideal de lo que debe ser la economía cubana.

Tal parece que la educación, salud, cultura, deporte, el desarrollo industrial, científico y biotecnológico, alcanzado por Cuba gracias al empeño del Estado, no existieran.

En su informe subrayó que estuvo orgulloso de anunciar nuevas asociaciones para ayudar a hombres y mujeres, muchos de ellos jóvenes, a iniciar y hacer crecer sus negocios, las que incluyen el apoyo a más cubanos para conectarse a Internet y a la economía mundial, por ser, a su parecer, la cara del pequeño pero creciente sector privado de Cuba.

Respecto a los contrarrevolucionarios financiados por él con la envoltura de “disidentes”, les dedicó unos párrafos donde expuso;

“Voy a recordar el valor de los defensores de derechos humanos cubanos que conocí, muchos de los cuales han sido acosados, detenidos o encarcelados simplemente por defender la igualdad de derechos y la dignidad de cada cubano”.

“Me hablaron de su trabajo para promover la libertad de expresión, de reunión, de prensa y religión, y les prometí que Estados Unidos seguirá defendiendo los derechos humanos universales en Cuba como lo hacemos en todo el mundo”.

Pero Obama no mencionó que ese escaso grupo no representa al pueblo cubano y como escribiera uno de sus diplomáticos estadounidenses al frente de la Misión diplomática en La Habana:

“Pese a sus afirmaciones de que representan a miles de cubanos, nosotros vemos muy pocas evidencias de ese apoyo… están más preocupados por tener mayores oportunidades para viajar libremente y vivir de manera confortable”.

El Presidente fue escueto en los demás aspectos.

De las conversaciones con el Presidente Raúl Castro ni una letra, y menos aún de las cosas pendientes como el Bloqueo, la Ley de Ajuste Cubano, el financiamiento a la subversión, ni de la Base Naval en Guantánamo.

Algo que le interesó dejar para la historia fue el trato respetuoso y amigable del pueblo a su paso por las calles, donde no encontró protestas ni manifestaciones en su contra, como en otras partes del mundo.

Obama finalizó su memorando con los deseos de cambiar el sistema socialista, algo no alcanzará a ver ni en su mandato ni en los sucesivos, al afirmar:

“No va a ser fácil. El largo camino por delante tendrá avances y retrocesos, pero los cubanos que conocí esta semana reafirmaron mi esperanza de que juntos podemos tener éxito. Creo en el pueblo cubano”.

Sin dudas, el socialismo cubano en unos años será diferente, a partir del nuevo modelo económico que se implementa para hacerlo más productivo y eficiente, a pesar del Bloqueo económico que debe desmoronarse por ser condenado por el mundo, pero el desmontaje para el cual trabaja Estados Unidos es algo irrealizable.

Los cubanos no quieren regresar al pasado que los marginaba, explotaba y discriminaba; para eso la Revolución los alfabetizó, les dio cultura y conocimientos políticos suficientes para discernir las diferencias entre el sistema capitalista que tenían hasta 1959 y el socialismo escogido desde 1961, porque tienen un pensamiento claro y sensato de lo que desean y necesitan.

No en balde José Martí escribió:

“El pensamiento enérgico, como la luz que brilla en la oscuridad, ilumina el espíritu de los tiempos y dota al futuro con una reproducción valiosa y duradera del presente”.

(Tomado de https://heraldocubano.wordpress.com/)

Cuba: The Rolling Stones ya están en La Habana

the-rolling-stones

The Rolling Stones aterrizaron hoy en La Habana, donde todo está listo para el concierto gratuito y multitudinario que ofrecerán mañana en la capital cubana, que pasará a la historia como uno de los grandes acontecimientos en la isla y que podrá banda sonora a la Cuba del deshielo.

Mick Jagger, Keith Richards, Ronnie Wood y Charlie Watts llegaron al aeropuerto de La Habana y a pie de pista, el líder y vocalista de la banda, declaró que es “un placer” estar en Cuba para ofrecer un “concierto que será muy especial” en este momento “histórico” que se vive en la isla.

La cita de los cubanos con “Sus Satánicas Majestades” será mañana a las 20.30 hora local (00.30 GMT del sábado) en los aledaños de la Ciudad Deportiva, lugar en el que hoy reinaba la calma, trabajaban aún equipos de producción y se supervisaba la seguridad; aunque algunos curiosos ya se acercaron a presenciar las pruebas de sonido.

No se han visto por las calles de la capital cubana carteles que anuncien el espectáculo, pero todo el mundo sabe que una interesante página de la historia de Cuba, de The Rolling Stones y del rock se escribirá mañana en ese espacio, donde se congregarán, según las cifras más modestas, al menos medio millón de asistentes.

En un reciente encuentro con la prensa, el productor de la banda desde hace más de 20 años, Dale Skjerseth, confió en que el show en La Habana rompa el récord del millón y medio de fans que se reunieron en la playa de Copacabana de Río de Janeiro en 2006, en el que fue el último gran concierto gratuito que ofreció la banda.

Cifras récord son también las de la capacidad de sonido del concierto, 1.300 kilos de audio que nunca antes se habían escuchado en Cuba, a donde la banda desplazó hasta 65 contenedores para el montaje de toda la infraestructura y del escenario, diseñado exclusivamente para este “Concierto de la Amistad”.

No solo cubanos acudirán al concierto de mañana; hasta La Habana se han desplazado amantes del rock de otros países de la región, a los que resultaba más barato costearse un viaje a Cuba, que pagar los precios estratosféricos de las entradas de la gira “Ole Tour”.

Es el caso de Héctor, un mexicano de 28 años, que viajó desde su país para este “evento histórico” y para corear las canciones de “Sus Satánicas Majestades”, a quienes prefirió ver en la isla porque las entradas para el concierto de la banda en Mexico DF “costaban lo mismo o más que un pasaje a La Habana”.

Los Stones por primera vez en Cuba

Los cubanos tendrán la oportunidad de ver mañana por primera vez a la banda más longeva de la historia del rock en su patria, como es el caso de Adela, una habanera de 43 años, “fanática de Jagger”, que hoy se acercó al lugar del concierto “para reconocer el terreno y estar preparados”.

Con la esperanza de asegurar un buen lugar desde el que disfrutar del espectáculo, algunos han intentado instalarse en las cercanías, pero está prohibido acampar o ingresar al terreno hasta mañana a partir de las 14.00 hora local (18.00 GMT).

“Estoy aquí desde la mañana de ayer, pero no dejan acampar, así que he estado cerca. Es una cosa grande poder observar todo el montaje y, como es algo único, no me quiero perder ni una parte”, contó a Efe un rockero de 22 años que se hace llamar “Rocky”.

Aunque La Habana no figuró inicialmente como parte de la gira por América Latina, a principios de este mes la banda anunció que el colofón de ese tour -que como tantos otros antes se rumorea que puede ser el último- sería en Cuba, donde también van a rodar un documental del show, cuyos derechos cederán gratuitamente a la televisión cubana.

Pero ahora, en la Cuba del deshielo y las reformas a la que el mundo entero mira ahora; “Sus Satánicas Majestades” contaron con un telonero de lujo, ya que hace solo tres días que el presidente de EE.UU., Barack Obama, culminó otra visita histórica a la isla, la del primer mandatario estadounidense que pisaba territorio cubano en 88 años y el primero que lo hizo en la Cuba revolucionaria.

(Tomado de Cubadebate)

Cuba: Fue un éxito el flashmob que convocamos desde las redes sociales

Fue un éxito el flashmob que convocamos desde las redes sociales en defensa de la paz de nuestra comunidad. Cuando las autodenominadas Damas de blanco bajaron por la calle 26, las esperaban muchos de quienes compartieron nuestros mensajes en Facebook y Twitter y, por supuesto, nuestros vecinos, colegas de trabajo y los amigos de otras zonas de La Habana.

Uno de los chicos del barrio, informático y conocedor de las páginas que trabajan las estadísticas en la web, nos ha dicho que más de 900 personas usaron la etiqueta #TodosMarchamos para difundir nuestro deseo de paz en el parque de Santa Rita, aquí en Miramar, donde todos los domingos se reúne un grupo de “disidentes” que por unos 30 dólares al mes disfrazan sus pataletas por dinero como protestas legítimas.

En twitter, se emitieron más de 7000 mensajes en dos horas y la etiqueta que usamos fue tendencia en algunas ciudades de Estados Unidos y Venezuela.

La gente que nos acompañó recibió a las Damas de Blanco cantando el Himno Nacional frente a sus narices, en franca alusión a su servilismo… el mismo servilismo que defienden quienes no apuestan por la Cuba independiente, soberana y libre de injerencia que queremos preservar los revolucionarios.

Después se unió a nosotros la Conga de la FEU que nos condujo a todos hasta el parque de Santa Rita, donde tuvo lugar un acto pequeño y simbólico en recuerdo del 13 de marzo de 1957, día en que los estudiantes revolucionarios protagonizaron el Asalto al Palacio Presidencial y a la Emisora Radio Reloj en protesta al gobierno dictatorial de Fulgencio Batista.  Allí cantó, hermoso como siempre, el joven artista Adrián Berazaín.

Por hoy, ya todo terminó. Esperemos que esas mujeres, con sus mentiras a cuestas, no vuelvan a aparecer por esta zona.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

(Tomado del Blog santaritaenblog.wordpress.com )

John Kerry y Barack Obama viajarán en La Habana

niEl canciller cubano Bruno Rodríguez y el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, dialogaron telefónicamente hoy sobre la próxima visita oficial del presidente Barack Obama a la Isla, los venideros 21 y 22 de marzo.

John Kirby, portavoz del Departamento de Estado, dijo en conferencia de prensa en Washington que ambos ministros reiteraron su compromiso para hacer que el viaje de Obama a la mayor de las Antillas sea un éxito.

Kerry y Rodríguez aseguraron que el camino hacia la normalización de vínculos entre las dos naciones continúa en la dirección positiva que ya ha tomado.

Según Kirby, el Secretario le comentó al Canciller que el Presidente está a la espera del viaje a La Habana, al que también se sumará el propio Kerry.

El Secretario había dicho que viajaría a Cuba antes que Obama, pero cuestiones de agenda se lo impidieron, aseguró el portavoz.

Kerry espera acompañar al presidente Obama en esta histórica ocasión, subrayó el vocero.

Este sería el segundo viaje a la Isla de Kerry en apenas siete meses, luego de que el pasado 14 de agosto presidiera la ceremonia de reapertura de la Embajada de su país en la capital cubana.

Barack Obama realizará una visita de dos días al país antillano, como parte del proceso hacia la normalización de relaciones que comenzó el 17 de diciembre de 2014, después de más de medio siglo aislamiento y desconfianza.

Cuba y Estados Unidos restablecieron relaciones diplomáticas el 20 de julio de 2015 luego de intensos meses de negociaciones.

(Tomado de Prensa Latina)

A %d blogueros les gusta esto: